Dic

31

Jueves, 31 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

¡Oh memorable día!, en el que el Cielo desciende a la Tierra para glorificar la Misericordia de Dios expresada en el Corazón de Su Santa Sierva, la Virgen María.

¡Oh día de Gracias, de júbilo y de loor celestial!, día en que los corazones reciben de la Fuente Divina la piedad para convertir sus vidas y para encontrar la salvación y la plenitud en Dios.

Día de Misericordia será éste, en el que el Señor sintetizará las Gracias derramadas por el Vientre de la Creación, para que las almas reciban una y otra vez los códigos que perdieron en el camino.

¡Oh día de salvación y de regocijo en el Espíritu Santo!, porque Aquella que concibe la Trinidad en Su Vientre Purísimo volverá Sus dulces ojos hacia el mundo, para que ahora ese Santo Espíritu fecunde los corazones y las consciencias de los puros de intención.

Hoy es el día de la Madre de la Divina Concepción de la Trinidad, día escogido por Dios para que, antes que se cierre un ciclo y se inicie otro en la vida planetaria, las criaturas puedan renovarse en Cristo y recibir de los Sagrados Corazones, las Gracias que necesitan para perseverar.

Dichosos serán aquellos que reconocerán la grandeza de este día y que la difundirán en el mundo, anunciando que la esperanza aún vive en el corazón humano.

Dichosos serán aquellos que creerán en las palabras de Dios y que recibirán de Sus Manos Divinas, los tesoros celestiales para el cumplimiento de Sus Planes.

Dichosos serán aquellos que consagrarán sus vidas y que renunciarán a las mezquindades y a las futilidades del mundo para vivir algo puro y verdaderamente espiritual.

Dichosos serán aquellos que tomarán los impulsos entregados en estos días de especial Gracia y que los vivirán en cada instante de sus vidas, porque ellos serán llamados los multiplicadores de la Gracia Divina.

Alégrense, regocíjense y únanse a Dios, en reparación de los pecados y de la perdición de las almas que se lanzan voluntariamente en los abismos del mundo.

Que esta Tierra sea liberada, y al fin, encuentre la paz y se funda al Espíritu de Dios, con la humanidad concibiendo los dones del Altísimo, porque hoy es el día de la Madre de la Divina Concepción de la Trinidad.

San José Castísimo, Siervo y Esposo fiel de la Santa Virgen María

Dic

30

Miércoles, 30 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Entra en el recinto de tu corazón para comprender que, en estos tiempos, la ley primera es el amor; amar por sobre todas las imperfecciones, defectos, desavenencias, orgullos y vanidades. La única herramienta que te protegerá del mal, hijo Mío, es el amor; amor al prójimo, amor a los Reinos de la Naturaleza, amor al Plan de Dios.

Si no abres tu corazón para aprender a amar las cosas como son y así llevarlas a que se transformen en lo que verdaderamente deben ser, te sumergirás en la incomprensión, en la arrogancia y en la permanente competencia.

Tienes delante de ti dos manos que se extienden para que escojas un camino que seguir. No hay otras opciones: una es la mano de Dios y la otra, la mano del caos.

Muchos ya escogieron la mano del caos y hoy se encuentran en medio de una batalla tenebrosa sin reglas; pero tú, hijo, tienes delante de ti la opción consciente de trascender las tinieblas en tu interior por el triunfo del amor en tu corazón. Es por eso que te llamo a pedir perdón, a vencer tu orgullo y a descubrir la Gracia de ser humilde y cumplir con los designios del Creador.

Yo te pido que te reconcilies con el prójimo, en ofrenda al Medio Oriente1, pero también con tu propio corazón, que en su inmadurez e ignorancia no aprendió a amar. Te pido estas cosas, hijo Mío, porque ya no tendrás tanto tiempo para plantar semillas en el cantero de tu existencia y de la vida humana como un todo. Pronto llegará el tiempo en que solo recogerás aquello que plantaste y comerás de los frutos de los árboles que crecieron en tu jardín.

Cuando te digo que pidas perdón y registres lo que hiciste, es para que profundices en tu ejercicio de humildad y reveles a todos tus imperfecciones, para que así, des un ejemplo a la humanidad de cuán simple es dar un paso en dirección al amor.

Hoy te digo, hijo, que no te pediré solo eso. También te pediré que no solo realices un acto de perdón, si es que todos los días vives lejos de la fraternidad, sino que ese acto tuyo de perdonar sea permanente, constante y eterno, porque cuanto más se aproxima el Armagedón del planeta, más tendrás que perdonar lo que sucede dentro y fuera de ti.

Por eso, necesito que sigas perdonando, que sigas dando ejemplos de amor y de perdón para la humanidad, para que esos ejemplos lleguen a todos aquellos de tus hermanos que necesitan una inspiración para dar sus pasos. Pero no seas solamente un ejemplo registrado en un video en las redes sociales: sé tú, hijo Mío, un ejemplo diario, permanente, que te permite humillarte a ti mismo y pedir perdón cada vez que tu corazón se separa del Dios que habita en tus hermanos.

No temas hacer lo que pido, porque cuando pase un tiempo y ya no puedas hacerlo, no bastará arrepentirse por no haberlo hecho.

Dejo en tu corazón, Mi bendición y Mi impulso para que sigas adelante.

San José Castísimo
 

1San José se refiere a la campaña “Sembrando el Amor en la Humanidad”.

Dic

29

Martes, 29 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Ama a tu prójimo sin límites, como si Dios mismo se multiplicase en cada uno de tus hermanos y te llamase a servirlo y a acompañarlo en Su desarrollo dentro de los seres.

Ama a tu prójimo sin límites, para que tu amor fecunde en los corazones de tus hermanos la semilla de la esperanza de un día vivir plenamente la fraternidad y la unidad entre todos.

Ama a tu prójimo sin límites, y aunque a veces tus obras no puedan llegar a todas las criaturas de la Tierra tan directamente, igual ama, y en tu espíritu deja que el amor permee todos los seres como lo hace el Señor tu Dios y Padre, que te llama a seguir Sus pasos.

Ama a tu prójimo sin límites, con un amor verdadero, espiritual, maduro, sencillo, servicial y fraterno, porque de esa forma Dios podrá amar por intermedio tuyo.

Ama a tu prójimo sin límites y dona todo de ti para la materialización del Propósito Divino en los demás y en el planeta en su totalidad.

Ama a tu prójimo sin límites. Ora por el mundo. Clama de rodillas por los que pierden la fe. Siente en tu pecho el dolor de los que viven sin esperanza y lleva a los pies del Creador tu súplica de forma tan verdadera, como si fuese tuya la desesperanza de tus hermanos.

Ama a tu prójimo sin límites y aprende a ayudarlos como Dios espera y no como tú quieres. Ama con el Corazón del Padre dentro de tu corazón y tú por entero dentro de Él. Así, sabrás amar más allá de las emociones y servir más allá de los impulsos del ego humano.

Tan solo amarás porque el amor vive en ti y no te gratificarás por vivir el amor, porque el amor es en ti, y de forma natural, te lleva a la donación de ti mismo.

¿De qué vale el amor si no es para ser donado?

Ama a tu prójimo sin límites, con oraciones, con silencio, con servicio, con comprensión, con acogimiento, con una sonrisa, con una corrección, con una advertencia, con un abrazo, con un cuidado o con un distanciamiento si él fuera necesario. Ama como cada uno necesita ser amado y no como tú necesitas amar.

Ama y entrega al otro tu amor, aunque para ti la forma de hacerlo cause dolor.

Aprende a donar, a ser y a vivir la Ley del Amor, que es la Ley de esta Tierra, es el principio y el fin de la existencia humana.

Te acompañaré y siempre te amaré, para que te sirvas de Mi ejemplo para amar aún más al prójimo, sin límites.

Tu Padre y Compañero, San José Castísimo

Dic

28

Lunes, 28 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​​

En tiempos de batalla para la mente, para el cuerpo y para el espíritu, mantén tu corazón en paz.

Aférrate al propósito para estos tiempos y no tanto a las tribulaciones que perturban tu ser, dentro y fuera de ti.

Si no consigues orar, simplemente une tu corazón a Dios y pide Su auxilio. Como soldado de Su ejército de amor, el Señor jamás te negará la debida ayuda.

Sin embargo, poco a poco conversa con tus cuerpos, con la vida que habita en tu consciencia y que se expresa de diferentes formas, porque los tiempos son otros y la propia densidad de la atmósfera planetaria buscará de ti el espíritu de la permanente trascendencia.

Tan solo no te rindas. Sé un poco más valiente y decidido a vencerte a ti mismo y a las energías que circundan tu consciencia, porque dentro y fuera de ti existirán resistencias para que no permitas que seas un triunfo de Cristo en el mundo.

No permitas que tu consciencia sea un instrumento de desunión. Siempre valora la unidad, la tuya con Dios y con tus hermanos y todos con el propósito del Creador.

Debes aprender a encontrar dentro de ti aires puros para respirar y nutrir tu alma y tu espíritu, porque existirán días en los cuales no encontrarás aliento alguno en lo que te rodea. Por eso, hoy construye el camino de unión con tu mundo interior. Allí se encuentran los códigos dejados por Dios, después de tantas veces en las que Él vino a tu encuentro. Ahí encontrarás la Paz.

Por la profundización interior de todos los seres.

San José Castísimo

Dic

27

Domingo, 27 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​

Sé que las fuerzas que emergen de su interior, en purificación y transformación, a veces son tan fuertes que ciegan sus ojos para el amor y para el perdón.

Sé que después de eones de existencia alimentando orgullos y vanidades, poder y propiedad, es muy difícil para la consciencia en evolución decir “sí” a un aprendizaje de humildad, cuando él se precipita en sus vidas.

Muchos son los que dicen que quieren ser humildes como el Señor en Su pesebre de Belén, pero, delante de las pruebas que Dios envía, reaccionan y no solo no las aceptan con humildad, sino que también se ofenden profundamente y buscan una forma de atacar a aquellos que sirvieron, inconscientemente, de instrumentos para que Dios los probase, como siempre lo piden.

Comprendan, queridos compañeros en Cristo, que el Señor no puede permitir que todo se les entregue sin colocar en sus vidas las pruebas que consolidan el propósito crístico en su interior.

Después de recibir tantos impulsos del Cielo, cuando ustedes son menospreciados, humillados, calumniados o maltratados, según la comprensión de cada uno, simplemente reciban la oportunidad como dádiva celestial y sin miedo, dejen que las estructuras del orgullo caigan por tierra, frente a sus pies.

Sé que muchos perciben que no pasaron las pruebas que Dios les envió y que las resistentes estructuras del orgullo fueron mayores que su aspiración a la humildad, pero no importa, porque no les pedimos perfección sino persistencia.

Ahora, levántense del abismo de la ignorancia y reconozcan su propio aprendizaje; colóquense delante del Padre disponibles para nuevas enseñanzas y prosigan.

Quiero que comprendan algo de una vez y para siempre: la humanidad necesita de sus ejemplos de humildad, que son códigos que se extinguen de la consciencia humana, porque las reacciones y las contestaciones ya son muy conocidas por todos.

Cuando alguien los coloca delante de una situación de humillación, acéptenla con humildad, porque, independientemente de quién tenga la razón y si esa situación es justa o injusta, el Señor espera que Sus soldados bajen sus cabezas y venzan la batalla, derrumbando el orgullo y viviendo la humildad.

Acuérdense de lo que hoy les dije y estén atentos a las situaciones de la vida, porque si dicen “sí” al camino crístico, no pueden esperar otra cosa que no sea imitar a Aquel que fue humillado, rechazado y puesto en una cruz, para que aprendan a perdonar a la humanidad y para abrir el caudal de Su Infinita Misericordia para el mundo.

Los bendigo y los espero dispuestos a recomenzar sin miedo de equivocarse, porque solo con la experiencia del error y reconociendo sus propias fallas es que podrán ayudar y advertir a otros.

Los amo y los acompaño siempre, día a día, paso a paso.

San José Castísimo

Dic

26

Sábado, 26 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​


Oración de unión a la Humildad de Dios

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
trasciende las barreras de mi ignorancia.

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
derrota mis resistencias.

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
abre mis ojos a la verdadera luz y retira mi consciencia
de los abismos del orgullo y de la vanidad.

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
disuelve mi pequeñez en tu grandeza y muéstrame
el verdadero propósito de la creación humana.

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
úneme al prójimo y a los Reinos de la Naturaleza
para la concreción del Plan Divino.

Permite que mi consciencia reconozca
la presencia del Creador en todas las cosas
y glorifique Su existencia en todo tipo de vida.

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
permíteme ahora y siempre vivirte con perfección,
así como lo hizo el Señor, que disminuyó Su grandeza
para estar entre los hombres y confirma
Su infinita Misericordia regresando al mundo.

Sagrada Humildad que proviene del Corazón de Dios,
que seas tú principio fecundo en el corazón humano.

Amén.


De rodillas, oren y pidan a Dios que los ayude a imitarlo, porque solo el corazón verdaderamente humilde superará las pruebas que vendrán y el rayo de la Justicia de Dios, que partirá y destruirá las estructuras del orgullo, la arrogancia, la soberbia y la vanidad del corazón humano.

Sean firmes en la humildad y ríndanse al amor. Sean valientes, para que se dejen vencer por Dios. Sean fuertes, para que se levanten con esperanza y disposición de renacer en Cristo, cuando el Señor derrumbe el viejo hombre dentro de sus consciencias.

Humildad y paz son las claves para estos y todos los tiempos.

San José Castísimo, Padre de la Sagrada Humildad

Dic

25

Viernes, 25 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​

Como Sagrada Familia, venimos a animar a la humanidad a responder al Llamado de Dios y a cumplir Su Santa Voluntad.

Como Sagrada Familia, invitamos al mundo a aprender con la pureza de los niños y dejar que ellos les enseñen cómo encontrar a Dios.

Como Sagrada Familia, los motivamos para que abran sus corazones para vivenciar los misterios que trascienden absolutamente la comprensión humana y transforman por completo todo lo que conocen sobre la vida en la Tierra e inclusive sobre sí mismos, abriendo sus ojos para lo que son en realidad.

Como Sagrada Familia, los animamos a que ofrezcan sus almas como instrumentos de Dios, para que venzan el miedo de perder las cosas del mundo e, incluso, a sí mismos, porque todo lo que guardan como tesoros, ya sea el modo de vivir, cosas materiales o relaciones afectivas de cualquier tipo, como también lo que conocen de su propia vida, todo pasará con un soplo de la Justicia Divina, mientras que la vivencia de la verdad fortalece el poder y la acción de la Misericordia.

Como Sagrada Familia, los llamamos para que vivan el verdadero amor que trasciende las posesiones, que no busca recompensas, que solo dona y nada recibe, a no ser de Dios, que cada vez que se abren para donar algo, les infunde una mayor voluntad de entregar todo.

Como Sagrada Familia, los colocamos ante la Gracia del retorno de Cristo, dádiva incomprensible para sus mentes y solo aceptable para los corazones que ya descubrieron en sí, la fe.

Como Sagrada Familia, los invitamos a que descubran la posibilidad de la vivencia de la paz en tiempos de caos y a que mantengan la confianza en Dios mismo delante del mayor sufrimiento, cuando el Señor nos pide inclusive nuestras propias vidas por amor a Su Plan, como fue en la Pasión de Cristo.

Reciban en sus oraciones los códigos de la Sagrada Familia y no los dejen guardados bajo siete llaves en su interior; permitan que ellos tomen vida, que se expandan y se multipliquen en aquellos que se aproximan a ustedes, así como fue con la Sagrada Familia de Nazaret.

Les dejo Mi Paz y la confianza absoluta en la presencia de Cristo en el interior de los hombres, porque el Señor renació.

San José Castísimo, en la sagrada presencia de María Santísima

Dic

24

Jueves, 24 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​

Que cada día que pase en sus vidas les traiga nuevas oportunidades de vivir la paz.

Que cada prueba traiga, en sí, el don de la superación y la dádiva de la trascendencia.

Como humanidad van caminando en dirección a Belén teniendo que hacer esfuerzos, sacrificios, superar límites y confiar en el Amparo de Dios. Están delante del misterio del Nuevo Hombre, que saben que es una realidad, porque Él ya está en gestación y a punto de nacer en el vientre de la Creación Divina que se expresa en el interior de todas las criaturas. Sin embargo, ustedes no saben lo que ese Nuevo Hombre traerá al mundo, cómo crecerá, cómo se desarrollará ni cómo cumplirá su misión.

Están en el camino hacia Belén buscando la cuna de la humildad para que Dios pueda retornar en vida a Su Creación. Como consciencias humanas, siempre quieren lo mejor para Dios y para Su Plan, pero el Creador los sorprenderá, trayendo Su Hijo al interior de los simples, de los pequeños, de los pobres de sí, de los humildes. Cristo renacerá en los corazones de aquellos que no temen entregar el reino de su propio interior para que el Soberano Rey Universal establezca Su Reinado. Él vendrá para vivir en los corazones de aquellos que no temen ser vencidos y que, por amor, se convertirán en siervos eternos de ese Amado Rey de las estrellas.

Van camino de Belén, ya no son lo que eran como raza y como consciencias humanas, porque Dios ya comenzó a descender a las esferas terrestres. Sin embargo, aún están delante del misterio que es el renacimiento de Cristo, la multiplicación de Su existencia, que se renovará en los corazones y en la carne de muchos.

Vengo al mundo como guardián de este Principio Divino, que es el Cristo en su interior, porque Yo ya caminé hacia Belén. Ya viví la angustia de no saber en qué se convertiría el mundo después del nacimiento de Cristo y el miedo de no ser digno de proteger tal Rey, escondido en tan pequeña criatura; el miedo de no ser un buen guardián para el Niño Dios y no conseguir dejarlo crecer y manifestarse como el Señor esperaba.

Pero ese miedo fue vencido por la fe y por el amor emanado por Cristo, que aun siendo tan pequeño y frágil, jamás escondió Su Gloria y Su Filiación con Dios Altísimo. El miedo se desvaneció cuando percibí que Dios es el verdadero operador de Su Voluntad y que basta fluir dentro de ella para que Su Plan se cumpla.

Les digo todo esto porque están camino de Belén, delante de un gran acontecimiento marcado por duras pruebas y severos aprendizajes que pierden su severidad frente a la grandeza del retorno de Cristo.

Dentro de algún tiempo, aquellos corazones que se abran comenzarán a comprender que la Voluntad de Dios es por sí sola; que Él no solamente “manda”, sino que también envía los medios y promueve el fin de Sus Obras. Solo es necesario confiar y dejar que el Señor haga de sus vidas, simples instrumentos para la materialización de Su Plan que ya es una verdad y una realidad que necesita manifestarse.

No paren de caminar en dirección a Belén. Ahora que ya saben en dónde quiere nacer Dios, no busquen la comodidad, el lujo ni procuren buenas moradas, según los conceptos humanos. Sigan el camino que los conduce a la simplicidad, a la paz y a la humildad verdadera, pues es ahí en donde Dios manifestará Su Gloria.

Alabado sea el Señor que retorna a los corazones de los hombres, para un día retornar no solo en Espíritu y en Divinidad, sino también en perfecta semejanza con Sus criaturas, en carne y humanidad santificada y resplandeciente, mostrando a los hombres el camino de su evolución.

San José Castísimo, el que prepara el nacimiento, el renacimiento y el retorno de Cristo, Nuestro Salvador

Dic

23

Miércoles, 23 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​

Cuando San José apareció, Él nos mostraba cómo las personas en el mundo, en su mayoría, estaban preparando sus fiestas de Navidad sólo por el placer y por la conmemoración material de este día. Nos dijo que, para Dios, es muy importante que seres humanos conscientes preparen la Navidad partiendo de un punto de vista espiritual y abran camino con el canto para la llegada del Espíritu de Cristo a los corazones del mundo.

San José dedicó este mensaje al encuentro de “Música para la Cura y Elevación de la Humanidad” porque quería difundir para todos, en este día, otra forma de vida, una búsqueda por la vida superior por medio del canto que se realiza en las Comunidades–Luz, para que aquellos hermanos que están en sus casas buscando una luz para seguir su propio camino, puedan inspirarse gracias a este momento de canto.


       En el día previo a la conmemoración de mayor acontecimiento universal, cuando Dios se hizo hombre y decidió vivir entre Sus criaturas, para ser Él mismo el ejemplo de cómo se materializa Su Suprema Voluntad, les pediré que alegren sus corazones y que anuncien al mundo la Gracia de vivir la consagración plena del alma al Corazón de Dios.

En esta noche1, mientras cantan, colmen sus corazones de humildad, la misma humildad que tuvo Dios al nacer en un pobre pesebre en Belén. Es esa humildad vivida por el corazón humano, la que prepara el camino para que una Luz Mayor pueda hacer de sus corazones, Su morada.

No solamente en este día, sino en todos los días de sus vidas, dejen que la paz y la alegría prevalezcan. Que sea una alegría verdadera, aquella que trasciende lo que conocen como felicidad. La humanidad está muy confundida y ya perdió el sentido de la búsqueda de una alegría interior y solo intenta tornar plena la existencia con el placer y la comodidad, y de esta forma, vive en la permanente insatisfacción porque lo que proviene de Dios sólo se vuelve pleno en Él.

Demuestren al mundo que es posible encontrar la verdadera alegría, la que proviene de la unión con el Padre y de la Gracia que es vivir para Él.

Con sus acciones, sus oraciones y sus cantos, colmen el vacío en el cual se encuentra el corazón humano. Traigan, por medio del verbo, el sentido espiritual para la vida en la Tierra y dejen que la luz que emana de sus corazones, cuando ellos son devotos y simples, alegres y plenos, pueda iluminar los ojos de aquellos que están ciegos y caminan en la oscuridad, buscando unas salida para las tinieblas de sus vidas.

Los bendigo y con alegría, les digo que cantaré a su lado para aliviar el mundo y el Corazón herido de Dios Altísimo.

Su Amigo y Compañero, San José Castísimo

 

1San José se refiere al encuentro de Música para la Cura y Elevación de la Humanidad.

Dic

22

Martes, 22 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Para que aquello que consideran necesario para sus vidas se manifieste, antes deben contemplar en sus propios corazones las necesidades del mundo, del prójimo y de los Reinos de la Naturaleza.

A aquel que cuida de sus hermanos, los semejantes y los menores, Dios que es perfecto, siempre le enviará Su amparo y Su cuidado. El Señor tiene predilección por manifestar las necesidades de aquellos que no piensan en sí y que en todo colocan a los demás en primer lugar.

Cuando algo no fluye y no se manifiesta en sus vidas, pregúntense por qué y para qué desean tal o cual cosa. Recuerden que deben olvidarse de sí mismos todos los días y permitir que el Señor opere en sus vidas Su maravilloso milagro y derrame sobre ellas Sus infinitas Gracias.

No limiten el Poder de Dios pidiéndole todo el tiempo aquello que necesitan; antes que eso, observen aquello que el prójimo más necesita y suplan esa necesidad. Unos necesitarán de su respeto; otros, de su obediencia; algunos, de su amor; otros, de su silencio; unos de sus palabras; otros, de sus oraciones más secretas. Algunos necesitarán que oren por ellos; otros, que oren con ellos. Algunos necesitarán cosas materiales; otros, de actos simbólicos colmados por el amor en el cual se guarda la verdadera intención de esa acción. Muchos necesitarán de su ejemplo; por eso, todo el tiempo observen las necesidades del prójimo.

Si viven en función de la caridad y de la fraternidad, no solamente en lo que se refiere a las cosas materiales, sino también en lo relativo a las espirituales, encontrarán un camino corto en dirección a Dios y alcanzarán todo lo que siempre pidieron y nunca consiguieron, porque buscaban por vías equivocadas. Las Gracias del espíritu se alcanzan por vías espirituales. Las virtudes se ganan cuando se donan virtudes. Las Gracias son recibidas por aquellos que se abren a vivir por la obra de la Gracia.

Aprendan, pequeños hijos de Dios, a observar la vida desde otro punto de vista. Cuando estén delante de una gran oportunidad, busquen a aquel más necesitado y verán cómo ella llegará a ustedes sin que se den cuenta.

Los humildes y los pobres de sí mismos son los más ricos en el Reino de Dios, porque por no querer nada para sí, Dios les entrega todo, pues en sus manos los Bienes Divinos llegarán al lugar correcto.

Nunca se olviden de lo que hoy les digo. Practiquen estas palabras todos los días. Piensen en el prójimo, oren por él, actúen por él, vivan para donarse y Dios hará, de sus consciencias, puentes para que Sus Gracias lleguen al mundo.

Les dejo Mi Paz y Mi ejemplo de donación perpetua, porque Mi Corazón Castísimo hoy bebe en Fuentes Celestiales, pero esta Agua siempre la busqué para saciar a los que tienen sed. Todo lo que recibo de Dios es para entregarlo a Sus criaturas, es para bendecir a Su creación, es para tornar perfecto aquello que proviene de la propia Perfección.

Su Padre y Compañero, el que vive en perpetua caridad,

San José Castísimo

Dic

21

Lunes, 21 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​

Quería hablarles de la unidad con Dios y de la absoluta fusión con Su Divino Espíritu; sin embargo, antes de esto, deben aprender sobre la unidad de los unos con los otros y con los Reinos de la Naturaleza.

La unidad es un Principio Divino primordial para la creación humana que deberá alcanzar el ápice de su evolución por medio de ella. Así como la máxima expresión del proyecto humano es la unidad perfecta con Dios, la mínima expresión debe también estar basada en la unidad. Para que alcancen mínimamente su expresión como Creación Divina, la unidad debe ser una meta y una realidad para sus consciencias.

Para que puedan vivir la unidad, deben desterrar de la consciencia humana lo que los lleva a la desunión, que es la competitividad. Cuando no hay competencia, los corazones pueden unirse en un único propósito y caminar como raza hacia un fin común. Pero cuando quieren ocupar lugares que no les corresponden, cuando quieren sobresalir entre los demás, cuando intentan llamar la atención sobre sí mismos, cuando quieren hacer de su propia presencia algo insustituible, cuando buscan los defectos ajenos y los afirman para que se eleven sus propias habilidades y destrezas, cuando realizan todos esos movimientos, tan conocidos ya por la conducta humana actual, se apartan completamente del propósito de Dios. Con aparentes buenas intenciones de vivir la santidad, cuando quieren ser más santos que algún otro, están alimentando el reinado de aquel que reina en los abismos del orgullo humano.

Deben comprender, sentir y vivir que cada pieza que compone la humanidad tiene un papel primordial, una misión única que debe cumplirse para que el Plan de Dios se manifieste.

Antes que juzguen o disminuyan a alguien e intenten sobresalir por encima de él, piensen que existen civilizaciones enteras en el Universo que dependen de la victoria de Cristo en el interior de la consciencia de ese alguien.

Antes que derriben al prójimo con críticas y juicios, ayúdenlo a dar sus pasos, porque el Plan de Dios, para el que supuestamente todos trabajan, depende del triunfo de Su Corazón en cada una de Sus criaturas.

En estos tiempos definitivos, deben batallar contra todo aquello que trabaja por la desunión, incluso que esto se encuentre dentro de ustedes, pues muchos soldados ya quedaron atrás porque el propio ejército de Cristo los derrumbó por la falta de Amor y de Unidad.

Caminen como un único corazón, y en vez de dejarse envolver por las fuerzas que reinan en el mundo, envuelvan al mundo con el Poder de Dios que habita dentro de ustedes.

Siempre ámense los unos a los otros. Ayúdense, levántense, caminen juntos. Vivan la fraternidad como una puerta hacia la unidad con Dios.

Si trabajan sobre este punto, muchos caminos internos se les abrirán para su propia transformación.

Su Padre e Instructor, San José Castísimo

Dic

20

Domingo, 20 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​

En todo, hijo Mío, intenta vencerte a ti mismo. Ejercita la renuncia, dejando que los demás expresen sus ideas y sus sentimientos y experimenta ser conducido por tus hermanos a nuevos caminos.

Si para ti es mucho más fácil y sencillo estar en silencio y dejarte conducir, entonces ejercita lo contrario y permite que aquellos que tanto se expresan aprendan contigo: coloca a disposición del Universo tus pensamientos y sentimientos y deja que el Creador te muestre un camino diferente que seguir, para que descubras espacios de tu consciencia que hasta ahora no conoces.

Como hablo para el mundo y para las diferentes criaturas de esta Tierra, necesito instruir a aquellos que se callan por la comodidad de no expresarse y a aquellos que se expresan todo el tiempo por la necesidad de imponer sus pensamientos.

La humanidad necesita encontrar el equilibrio y aprender a comulgar con lo que cada criatura aporta al mundo, incluyendo aquí a todos los Reinos de la Naturaleza.

Para que encuentres el equilibrio, necesitas ir por caminos que desconoces. Caminos opuestos a los que siempre recorriste, para que descubras dentro de ti otras formas de vivir y de manifestarte, hasta que encuentres el equilibrio perfecto con todo y no haya diferencia para ti entre hablar o estar en silencio, enseñar o aprender, porque las dos cosas son necesarias, cada una en su momento.

Ejercita esos pequeños ejemplos y encontrarás amplios caminos delante de ti.

Por el equilibrio del corazón humano,

San José Castísimo

Dic

18

Viernes, 18 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​

Hasta que no comprendan que la paz en el mundo nace del interior de cada ser, seguirán viviendo en tempos de caos y de indiferencia hacia Dios.

Para vivir en un mundo pacífico, tendrán que ser pacificadores, pero no solo en las grandes obras, sino también en cada instante de sus vidas.

Los orígenes del conflicto en el corazón humano son siempre los mismos: la imposibilidad de renunciar al parecer propio, la incapacidad de ser humillado, el ansia por manifestar las cosas en el mundo según su propia comprensión, la falta de fraternidad y la incapacidad de adherir a las ideas ajenas e intentar comprender la forma de pensar y de sentir de los demás, para que así les muestren lo que por sí mismos no pueden ver.

La falta de paz está siempre ligada a la falta de humildad, porque un corazón humilde, que no teme renunciar y aprender con los demás y con las situaciones de la vida, vive siempre en paz al menos consigo mismo. Si algo lo saca de la paz es la tristeza de percibir que pocos despertaron a la Verdad y están perdiendo la oportunidad de conocer la paz, porque prefieren afirmarse a sí mismos todo el tempo.

En el mundo, los hombres pecan por la ignorancia, por la influencia de las fuerzas de opresión y de la involución y por la propia incapacidad de darse a sí mismos una oportunidad de renacer en conversión a un propósito superior. Pero aquellos que Me escuchan, así como escuchan a los demás Mensajeros Divinos, pecan porque prefieren afirmarse a sí mismos antes que confiar en todo lo que aprendieron de Dios.

¿Quién tendrá mayor pecado?

La Paz no surgirá en el mundo por intermedio de los corazones de los ignorantes, porque estos están ciegos en su propia ignorancia y necesitarán del surgimiento de la Luz para encontrar su camino a la redención.

¿Quién abrirá las puertas y las ventanas del mundo para que ingrese el Sol?

Ustedes, compañeros Míos, siervos de Dios Altísimo, escuchan estas palabras no para volverse mejores personas en un mundo de absoluta indiferencia para con los Planes de Dios. Ustedes escuchan todo esto para que, en Palabras Divinas, el Señor despierte al menos unos pocos corazones humanos dispuestos a volverse nada y renunciar a todo, para hacer de sus propias consciencias fuentes de Paz para el mundo, a fin de que, gota a gota, esa Paz pueda saciar la sed de los que nunca la conocieron en vida.

La heroica obra de estos tempos no es martirizar el cuerpo, es santificar la consciencia, porque es mucho más difícil para el corazón humano renunciar a su parecer que renunciar a su propia vida. Incluso, hay quienes prefieren la muerte en lugar de la humildad. Por eso, encomiendo esta misión a aquellos valientes de espíritu, que batallarán en silencio y vencerán en el anonimato de su pública derrota, pues la victoria de los humildes sólo Dios la conoce.

En amor y paz, los despierta al espíritu de la humildad,

San José Castísimo

Dic

17

Jueves, 17 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​

El mundo a tu alrededor debe mantenerte en estado de vigilancia y de oración, pero nunca de temor.

Conviértete en un observador de tu propia vida y de la vida sobre la Tierra, y así, reconoce los movimientos de la naturaleza, los movimientos de tu mundo interior y de cómo reaccionan tus hermanos en las diferentes situaciones que se presentan en sus vidas.

No te convoco para que actúes en este momento. Sólo observa y en tus oraciones, medita sobre lo que observaste.

Todos los días conócete un poco más: la forma como pretendes conseguir aquello que quieres o como intentas ser comprendido por los demás. Observa qué imagen intentas transmitir a los otros sobre ti mismo, y en tus oraciones, medita sobre la verdadera intención de esos movimientos que surgen en tu ser profundo y se expresan en tu forma de ser.

Para desarrollar cualquier virtud, necesitas conocerte y saber de ti principalmente lo que te separa de un camino puro y verdadero.

Para ser humilde, deberás encontrar en ti lo que no te lleva a la humildad, y con la misma paz de quien separa la paja del trigo, para preparar aquella harina que un día se convertirá en pan, así trabajarás tú. Y no sufrirás, porque solo colocas la paja y el trigo, cada uno de ellos en su lugar, y los orientas para su transformación.

Lo que el trigo es, o sea, los principios de la virtud dentro de ti, aún deberán ser muy trabajados en varias etapas de transformación, para que un día llegue a ser un pan. El trigo será triturado y se convertirá en harina. La harina, por sí sola, no hace el pan, pues necesitará de otros elementos provenientes de Dios. El pan será amasado e irá para el fuego, hasta que quede listo. Y para que sea el Pan de Vida, necesitará ser consagrado en Altares Divinos, en donde el Hijo de Dios se hace Uno con este pan, y después de consagrarlo, lo reparte en donación y entrega, para que multiplique las Gracias que recibió entre muchos más.

Debes ser como ese trigo, que un día se volverá un pan. Ya creciste en tierra fecunda y diste los granos que Dios necesita. Ahora, tú mismo, con tu esfuerzo y tu dedicación, te observarás a ti mismo y separarás de ti, la paja del trigo, para que después Divinas Manos te transformen paso a paso, hasta que llegues a tu destino.

No tengas prisa, pero sé preciso. Si desde ahora trabajas sobre el trigo de tus virtudes, manifestarás el resultado de tu unión con Cristo y la pureza de los códigos consagrados por Él, que a través de ti repartirás para toda la Vida Universal.

Ama la transformación. Que cada paso sea para ti un motivo de gloria y no de resistencias. Déjate triturar, porque sólo así serás una harina adecuada para un buen pan en el Altar Celestial.

Cuanta más paz haya en tus transformaciones, más perfección habrá en tus pasos.

San José Castísimo, el que se dejó moldear y transformar hasta la unión con Dios Eterno.

Dic

16

Miércoles, 16 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​

Cuando el Sol despunte en el horizonte de este mundo, anunciando un nuevo día en una nueva raza, iluminará los abismos y elevará las almas que estén con las manos elevadas hacia lo Alto.

Ese Sol iluminará los ojos de los que están ciegos, tanto en el alma como en el espíritu. Encenderá los corazones que estaban fríos y a punto de desvanecerse.

Este Sol traerá aliento para los que perseveraron en su espera en días de mucha oscuridad y que nunca perdieron la esperanza de volver a encontrar la Luz.

Ese Sol no vendrá solo, pues traerá consigo galaxias enteras, estrellas que, de muchas proveniencias, iluminarán el mundo. Ese no será un día como todos los otros.

El Sol vendrá cuando ese día sea anhelado por todas las criaturas de la Tierra; cuando todos clamen por un poco de luz en sus vidas. En ese día, la Tierra se hará un clamor vivo y ninguna criatura dudará que el Sol que llega es la respuesta de Dios para su clamor.

Los que mantuvieron su fe se exaltarán. Los incrédulos se arrepentirán. Los que ya escogieron seguir los caminos de la oscuridad desearán no existir, porque no habrá un camino oscuro en el retorno del Sol, en el retorno de la Luz.

Guarden Mis palabras que son simples y, pronunciadas en pocas líneas, serán el prenuncio de los días de paz y las bases para que mantengan la fe, cuando la noche les parezca muy oscura y sin fin.

Por la Luz que vendrá al mundo,

San José Castísimo, anunciando el retorno del Sol

Dic

15

Martes, 15 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​

Queridos compañeros:

Dada la actual situación planetaria, nuevamente los invitaré a encontrar el espíritu de la paz y de la armonía, por la correcta quietud interior, a la que llamamos interiorización.

Presten atención a Mis Palabras, porque no les digo que estén ajenos a lo que sucede en el mundo, pero sí que creen espacios en sus vidas para permanecer en quietud y conocer sus propias consciencias, para que poco a poco, el lado más planetario de sus seres pueda adherirse al silencio y al recogimiento y para que sus vidas sepan encontrar espacios internos de paz en los momentos de mayor caos exterior.

Opten siempre por momentos de quietud cuando estén delante de situaciones que los llevan a desalinear sus cuerpos. Por más que sus mentes y sus emociones estén más orientadas hacia lo que sucede en el mundo exterior, deben ser educadas por la voluntad de sus propias almas, que poco a poco ganan su espacio.

Sin embargo, si esperan que sus mentes y sus emociones por sí solas opten por la vida espiritual, estarán siempre en el mismo punto, sin comprender por qué reciben tantos impulsos y no dan un mínimo paso. El camino de oración ya unió su parte planetaria a sus almas; ahora, deben abrirse para aprender con la energía de sus almas, pero para esto es necesario que les presten atención con el auxilio del silencio y de la quietud.

El alma es el vehículo que les permite salir de las leyes materiales. Es el puente para el espíritu y para la Vida Superior. Si no se educan para escuchar sus propias almas ahora, muy difícil les resultará intentar escucharlas cuando el ruido del caos se apodere del planeta como consciencia.

Que cada uno siga estas instrucciones y busque cada día, un poco más de contacto con su alma. Sentirán la paz de sus indicaciones, y cuando respondan a ellas, estarán más seguros para dar los pasos correctos.

Para que sepan si es el alma quien les habla, sientan su paz. En donde hay duda e inquietud, ahí no está la energía del alma. El alma, como puente para Dios, trae paz y los conduce siempre al cumplimiento de los Planes del Creador.

En instrucción y paternidad, San José Castísimo

Dic

14

Lunes, 14 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL ÓMNIBUS ÁGUILA DE LUZ, DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, HASTA EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Queridos compañeros en Cristo:

Con amor les digo que, mientras aún hay tiempo, aprendan el arte de la elevación y de la concentración, fruto de la consciencia que comprende los momentos que vive y la Gracia de todo lo que aprendió.

En poco tiempo, la disociación será una ley en la Tierra, y aquellos que no sepan vivir basados en leyes que trascienden la existencia material correrán el riesgo de perder su propio control mental, emocional y espiritual, cuando se encuentren inmersos en las leyes del caos.

Hoy les pediré que no escuchen Mis palabras como tantas otras que escucharon a lo largo de los años, porque cada frase pronunciada trae una instrucción precisa para el final de los tiempos. Por eso, el hecho de que hayan recibido determinada instrucción señalará, para el universo, que están aptos para soportar las pruebas que vendrán y que los harán colocar en práctica todo lo que Nosotros les enseñamos.

Les pido que observen, en sus vidas, cómo las energías retrogradas ganaron ya cierto grado de incentivo con las tecnologías y los estímulos astrales y mentales de una forma general. Ahora, piensen: si dentro de un aura grupal preparada por Dios para soportar embates negativos importantes, las fuerzas de la oscuridad consiguen aún penetrar e influir, aunque no sea con tanta intensidad como influye la Luz, ¿cómo estarán las mentes de los gobernantes y de las consciencias que manejan de forma descontrolada las energías del poder y de la propiedad?

El ansia por el poder está creciendo de forma desproporcionada y, a medida que esas consciencias adquieren más poder y posesión en relación a las cosas y a las personas, su ambición crece y la sensación de que son invencibles se apodera de sus mentes y de sus corazones.

Necesito hablarles de forma clara y directa porque así como las fuerzas de la oscuridad ya no se esconden entre los hombres, tampoco la Luz podrá esconderse, pues con la misma intensidad ella deberá llegar al mundo, para que las consciencias puedan encontrar el equilibrio delante de sí y puedan hacer sus elecciones entre la Luz y la oscuridad, que se presentan en la misma proporción.

No significa que la Luz y la oscuridad tengan la misma intensidad en la Creación, pues ellas aparecerán en el mundo en la misma proporción para que los seres se definan y para su aprendizaje. La Luz siempre prevalecerá, y aunque la noche parezca muy oscura e interminable, durará el tiempo necesario para que todos se definan y pronto despuntará un nuevo Sol, más luminoso que el que conocen, para ofuscar los ojos de los que solo ven en la oscuridad.

Esta será la hora del despertar, y todos tendrán consciencia de sus elecciones, aunque no haya más tiempo para volver atrás. Ese será el momento de recoger los frutos de las semillas que se plantaron y asumir las decisiones escogidas.

Les digo esto porque, antes que la noche se precipite en el mundo, deberán estar con los ojos bien abiertos y sus consciencias forjadas en el fuego de Cristo, para su elevación.

Ya no Me escuchen de manera simbólica. Hablo para los que saben oír, pues solo estos harán de sí mismos la expansión y la transmisión del Mensaje para los que estaban sordos cuando Dios emitió para el mundo Su santa Voz.

Crecimiento y Paz para todos.

San José Castísimo

Dic

13

Domingo, 13 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

Ser verdadero es un atributo espiritual de aquellos que aspiran a transformarse y que no temen ser nada; por eso, muéstrense tal como son. Así, Dios podrá moldearlos como Él necesita que ustedes sean.

Aunque todos los días se esmeren por ser otros, jamás fuercen algo que aún no alcanzaron. Cada paso que se da debe ser verdadero, aunque sea poco o lento. Toda transformación en sus vidas debe darse de una forma natural y sencilla, porque si se acostumbran a ser verdaderos, poco a poco podrán ir descubriendo lo que verdaderamente son y harán emerger aquello que existe originalmente en sus esencias.

Lo más importante en este momento es que sean sencillos, que no teman ser lo que son y que entreguen esto todos los días al Altar Celestial

A los que son verdaderos, Dios les entregará la Verdad sobre sí mismos, sobre la humanidad, sobre el planeta, sobre el universo y sobre Su Plan. Los que son verdaderos y simples encontrarán el camino para que puedan fundirse con Aquel que es la propia Verdad Universal, la Verdad de la Creación, en la que se guardan todos los arquetipos originales de todo lo que fue creado.

¿Perciben que quiero llevarlos a algo más amplio, que abarca no solamente sus pequeñas vidas ni tan solo este mundo?

Mis queridos, ustedes son criaturas que pueden unirse con Dios por su naturaleza, pues este es un atributo que guardan como civilización humana. Esa posibilidad de unión con Dios deben aportarla al universo, para que conformen la unidad con las demás civilizaciones del Cosmos y coloquen en la mesa de la Creación su parte, para que todos comulguen de lo mejor que cada criatura de este Universo puede aportar, para que la Perfección de Dios se manifieste.

Comiencen por las cosas simples siendo verdaderos en su día a día, sin temer expresarse tal como son, pero siempre sabiendo que el propósito de ser verdaderos es encontrar la Verdad, que en nada se asemeja a lo que ustedes son hoy. Tengan también siempre en el corazón la noción que toda la vida en la Tierra camina para una unidad con Dios.

Piensen ampliamente, sientan ampliamente, oren trascendiendo la vida planetaria, sirvan a un propósito universal, vivan para el cumplimiento de un plan cósmico.

Mis manos disuelven las fronteras delante de sus ojos y pueden cruzar el infinito.

San José Castísimo, por el despertar y por la madurez de la verdadera consciencia humana

Dic

12

Sábado, 12 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Para transformar el espíritu y la consciencia de una nación, se necesita que sus representantes generen en ella tal cantidad de luz que primero equilibre la oscuridad y luego la disipe.

La oración es la herramienta para transformar el propio espíritu y, en consecuencia, transformar todo lo que en el nivel del espíritu actúa y se mueve, todo lo que allí tiene vida. la acción existe para transformar la consciencia y así llegar a la consciencia de la nación.

Cuando oran, están atrayendo de los mundos superiores las Leyes Divinas que trascienden a las leyes de la Tierra, y así, generan méritos para la salvación y el despertar espiritual. Cuando actúan según los pasos dictados por Dios y viven en la materia los principios que sus almas ya conocen y ya comprenden, están irradiando ejemplos, esos que son la mejor fuente de conversión y de salvación para las almas. Porque un alma perdida, sin fe y sin perspectiva de vida, al encontrar delante de sí un ejemplo más que una doctrina, siente en el corazón la esperanza de que una vida superior puede existir en este mundo y encuentra sentido para la propia existencia.

El Uruguay como nación, tiene una misión primordial en el final de los tiempos; pero como consciencia, se acomodó en lo que es y no aspira a esforzarse para vivir un brusco cambio. Esto llevará a la mayor parte de la población a despertar por el dolor, porque las personas sufrirán al ver que nada de lo que vivieron tenía un sentido verdadero. Sufrirán también por no poder comprender la Voluntad de Dios y, por ser ella tan diferente de todo lo que sienten y viven, muchos preferirán negarla. Por eso, los Mensajeros Divinos, llegan a esta ciudad que corresponde al corazón material de la nación, el punto de donde debe partir una mayor transformación y un mayor esfuerzo.

Trabajen todos los aspectos que los llevan a la comodidad y dejen que sus consciencias se adhieran al servicio permanente, a la vida fraterna y al constante acto de vencerse a sí mismos para amar al prójimo.

Aquellos que están en esta nación de una forma general, y aún más aquellos que nacieron en ella, deben buscar la trascendencia de sus propios gustos y comodidades, por amor al prójimo. Esto los llevará al despertar de lo que Dios espera verdaderamente de todos.

Es tiempo de que cada nación cumpla su parte para preparar en sí el surgimiento de una nueva humanidad. Ese impulso no surgirá de sus gobernantes ni de los que tienen al lado, partirá de cada uno que, con su ejemplo propio, irradiará a todos.

Espero que después de este impulso de Dios, más que distribuir informaciones distribuyan amor, fraternidad, servicio y oración, comenzando con los que tienen al lado y luego expandiendo hacia aquellos que quieren mantener bien lejos.

Los amo y por eso les digo todas estas cosas.

Que cada nación busque su punto de transformación y se encamine al despertar.

San José Castísimo, por la consagración de América al Corazón de Dios Creador

Dic

11

Viernes, 11 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL ÓMNIBUS ÁGUILA DE LUZ, DURANTE EL VIAJE DEL CENTRO MARIANO DE AURORA, HASTA LA CIUDAD DE MONTEVIDEO, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Ya no te engañes con el miedo o la falta de fuerza interior para ser conforme eres en espíritu, porque tu corazón solo sufre mientras las energías del mundo siguen estableciendo su reinado en tu vida. Sufres porque no expresas lo que eres y pierdes la oportunidad de estar pleno en la verdad, únicamente por ceder a las fuerzas mentales de este mundo en decadencia.

¿Ves cuán poco sabio eres, que escoges sufrir a estar pleno en Dios?

¿Ya pensaste alguna vez, respecto a lo que te mueve a consagrar tu vida internamente y no expresar tal consagración en tus acciones, pensamientos y sentimientos?

Dices que temes perder la alegría, la vida, la simplicidad, pero tales atributos son del alma, esa alma que nunca se puede manifestar, porque constantemente la oprimes para vivir tu propia voluntad y seguir experimentando las energías del mundo.

Ha llegado un tiempo de total y absoluta renovación; por eso, hijo Mío, ya no te hablaré como un padre que le habla a un niño. Ya eres un instrumento potencial de Dios, llamado amigo y compañero de Cristo en todo el universo.

Busca en tus días, profundizar en la vida del espíritu y libérate de la ignorancia. Deja que tu consciencia encuentre nuevos horizontes dentro de sí misma y así, descubras los misterios que no sabes sobre ti.

Conócete, reconócete como hijo de Dios y actúa en el mundo como tal. Reconócete como parte de este hilo de luz que da continuidad a la vida crística en la Tierra y no permitas que este Principio Divino se borre del corazón humano.

Abandona, hijo querido, la ignorancia, las arrogancias y las mezquindades. Si te entregaste a Cristo, da todo de ti sin temor. No permanezcas aferrado a aquello que te agrada de ti mismo, porque el Señor te pide todo.

En tanto el mundo sufre y se desvanece por no conocer la Luz, los Cielos se abren delante de ti y un Mensajero de Dios sonríe y te ofrece perderte de ti mismo, para que estés pleno en el Creador. ¿Tomarás esta Mano Divina o permanecerás prisionero de tus propios gustos?

La humanidad aguarda tu respuesta verdadera, más que tu reflexión pasajera.

Este que te impulsa a la transformación,

San José Castísimo

Dic

10

Jueves, 10 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​

Vencerás la indiferencia delante de todo lo que sucede en el mundo cuando, en tus oraciones, tu corazón sea uno con el corazón de tus hermanos, en donde quiera que estén.

Cuando en tu interior sientas el Corazón de Dios y en él, el amor por la humanidad y por el planeta, entonces para ti, los dolores del mundo serán mayores que los tuyos. Por lo tanto, siente el Amor de Dios por este Plan Suyo. Siente la esperanza del Padre de multiplicar, en Sus hijos, el Espíritu de Cristo.

Al comulgar, no solo coloques un pedazo de pan en tu boca. Vive, en la Comunión, el mayor milagro de Cristo que, en unión a la Voluntad de Su Padre, se entregó en la cruz y sigue entregándose todos los días, varias veces por día, en todos los altares consagrados por Dios, para repartir Misericordia, por medio del Cuerpo de Cristo.

El Señor asume a diario los pecados de los que tienen fe y hacen del pan, el Cuerpo Sagrado de Cristo y del jugo de uva, Su Sangre Preciosa.

¿En dónde tú estás a la hora de la Comunión? ¿Qué comprendes del mayor misterio universal de la transubstanciación y de la misericordia? ¿Sabes que todas las criaturas de este vasto infinito te observan, y de rodillas, ruegan que este pan se haga carne y te conviertas en una unidad con Cristo?

Ve pequeña alma, profundiza más allá de tu ignorancia. No permitas que los ciclos pasen y tu mente permanezca enferma en las superficialidades de la vida, cuando tienes delante de ti, la mayor oportunidad de transformación de este Universo.

No ores sólo para calmar tu corazón y para encontrar un poco más de paz en el manicomio que es este mundo para ti. Profundiza en el universo de la oración; fúndete con Dios; descubre Su Amor y Sus Dolores; alivia Su Sacratísimo Corazón. Abre la puerta para el bálsamo que hasta hoy brota del Corazón de Cristo y permite que Su Misericordia se derrame sobre las almas y sobre los Reinos de la Naturaleza.

Haz de tu vida, la razón del Sacrificio de Cristo. Haz de tu permanente esfuerzo por fundirte en Él y ser uno con Cristo Vivo, el motivo por el cual aún Él coloca Sus Ojos en los seres de la Tierra y no deja de ofrecer Su Corazón en reparación de los pecados del mundo.

Transfórmate, vuela lejos.

Mantén los pies firmes en esta Tierra, para que en tu elevación, ella trascienda las dimensiones e ingrese contigo en el tiempo real, en el tiempo de Dios.

Te bendigo y te guardo en Mi Corazón, para que descubras allí los misterios que Yo descubrí en vida y también en la gloria de los Cielos.

Tu Padre y Compañero, San José Castísimo

Dic

09

Miércoles, 9 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​

Silencia un poco más tu corazón y tu consciencia, para que te conviertas en un observador de ti mismo y que así, puedas profundizar en tu evolución.

Ya no cabrán las superficialidades en este nuevo ciclo. Ya no podrás dar ciertos permisos a tu propio mundo interior, de ser espiritual algunas veces y otras, mundano.

Silencia, no para observar y corregir a los demás. Deja que cada uno responda por sí mismo. Ayudarás al prójimo de una manera mucho más verdadera si fueres para él un ejemplo, pero no un juez.

Sé lo que debes ser sólo para cumplir con tu parte y no para demostrar cosa alguna a quien quiera que sea. Las intenciones se imprimen en las obras y dictan el grado de irradiación que ellas tendrán. No harás evolucionar al mundo con obras llenas de vanidad. Sé porque tienes que ser y nada más.

Este ciclo planetario te traerá impulsos claros, precisos y ordenados, para que así sea tu respuesta.

Sé preciso y objetivo en lo que haces. Sé verdadero y simple en tu interior. Sé manso, amoroso y pacífico, pero también sé recto y dedicado en tus acciones.

Deja que emerja en tu exterior, aquello que guardas dentro de ti, porque llegó la hora de la correspondencia entre el mundo interno y el externo.

Los códigos recibidos a lo largo de los años ya hicieron de ti un ser espiritual internamente. Tienes metas claras y propósitos verdaderos; ahora vívelos como lo más importante para hacer.

Fuera de ti, en tu entorno, las nuevas vibraciones construirán el camino. Solo coloca en esta senda tus dos pies y camina sin mirar para atrás.

Tienes la bendición de los Cielos.

San José Castísimo

Dic

08

Martes, 8 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​

Buscar la Verdad debe ser la única aspiración existente en el corazón de aquellos que caminan hacia Dios.

Mira por un instante hacia dentro de tu interior y siente la presencia del Creador en ti, llamándote a reconocer la verdadera razón de la vida manifestada en el mundo.

Respira profundo y siente el principio de la unidad en el aire que llena tu cuerpo. Sé para el planeta así como el aire que te da la vida, y en perfecta unidad contigo, nutre cada espacio de tu ser, lo equilibra y lo lleva a la perfección.

Sé para el planeta como el aire que respiras en el campo. Deja que, en tu presencia, la consciencia de esta Tierra respire profundo, aliviada por encontrar algo puro y limpio.

Eres un puente entre el Cielo y la Tierra; para eso existes como ser humano, para generar equilibrio y atraer la unidad con Dios.

Sé como el viento fresco en un día de mucho sol y calor. Con tus oraciones y con tu unidad con Dios, trae no solamente la vida para la Tierra, sino también aliento, alivio y paz.

Dirígete a un campo y en silencio cierra los ojos y siente la naturaleza; respira profundo el aire que te rodea; deja que tu alma se alegre al escuchar el loor de un pájaro. Siéntete aliviado de la presión de la vida en la Tierra: ve cómo, delante de la naturaleza, tu alma encuentra sentido para existir en el mundo. Tú debes ser así para el planeta. Que en tus oraciones, él encuentre alivio; que en tu unidad con el prójimo, encuentre esperanza; que en tu comunión con los Reinos, encuentre la paz. Que en tu consciencia de la existencia de un espíritu mayor que te ampara, dando vida a tu planeta, ese espíritu encuentre la razón de su existencia y la fe de la materialización de su misión.

Percibe con el corazón que este mundo tiene un espíritu, un espíritu que sufre con las guerras y que encuentra aliento en la fraternidad. Un espíritu que es llagado por la depredación y restaurado por la hermandad entre los Reinos.

Siéntete a ti mismo como parte de esta consciencia. Puedes ser una célula enferma que genere un cáncer en el mundo o puedes ser una célula milagrosa que convierta otras más y traiga la cura para el cuerpo planetario.

Toma consciencia de la Vida. Sé parte de un Todo y disuelve la individualidad tan amada de la consciencia humana. Sé uno con el prójimo, con los Reinos, con Dios. Trae el Reino Celestial como principio vivo en tu interior.

Arroja fuera lo viejo y sé tú el principio fecundo del nuevo mundo, de la nueva Tierra redimida.

Que la paz y la esperanza sean una realidad en el corazón humano y que impulsen a la humanidad a la renovación de la vida y del espíritu.

San José Castísimo

Dic

07

Lunes, 7 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​

Cuando la Voluntad de Dios se expresa para el Universo, todas las estrellas y todas las consciencias evolutivas se unen a este Propósito Divino. Son las Leyes de la Obediencia y de la Unidad, que reinan entre los mundos confederados, que permiten la disolución de todos los obstáculos que son creados contra esa Voluntad Superior.

Para que la Voluntad de Dios se manifieste en la Tierra, así como es en el Universo, aquellas consciencias que responden al Plan y lo aman por encima de todas las cosas, inclusive más que a sí mismas, deben unirse a ese Propósito bajo el espíritu del amor y de la fraternidad. Esto sucede porque el triunfo de Dios es una Ley. Sin embargo, las criaturas que habitan en este mundo, así como en todos los otros, necesitan adherirse a este Propósito Divino y dar muestras de su adhesión, no solamente con su verbo, sino también con sus acciones y con su esfuerzo consciente para vivir su propia transformación.

Un nuevo ciclo se precipita sobre el mundo, esa es la Voluntad de Dios que se manifestará. El Señor ya dio el ultimátum sobre el Plan de la Tierra y pide definiciones claras a los espíritus en ella encarnados.

Los seres reconocen, internamente, la necesidad de un cambio inminente y completo; aunque reconocer esa necesidad no es suficiente, porque se necesitan manifestaciones concretas de espíritus en evolución, ejemplos que puedan servir de guía para los que despertarán en el último segundo, antes de perder completamente su evolución.

El ciclo que se iniciará en este mes de diciembre tendrá como finalidad dar un último gran impulso para las consciencias encarnadas, para las almas que se perdieron en los abismos planetarios, así como también a los Reinos de la Naturaleza.

El Creador hará descender Su Potencia Solar como una señal que Él dará a las consciencias de todas las criaturas del planeta, de que está entregando lo mejor que hay en el Universo como regencia y guía para todos, para que también ustedes sean impulsados a entregarlo todo.

Este movimiento universal generará, dentro y fuera de los seres, resistencias en su materialización. Si unos pocos afirman su entrega y adhesión al cumplimiento del Plan y a su inmediata autopurificación para que Él sea una realidad, esto será el permiso que el Creador necesita para actuar plenamente en toda la consciencia planetaria.

Ahora, más que nunca, necesitarán desarrollar el espíritu de la fe y colocar en práctica la fraternidad y la unidad entre los seres, algo que fueron aprendiendo en los últimos tiempos.

La oscuridad resistirá, pero de la persistencia nacerá el Amor, principio del triunfo del Creador en el corazón humano.

Más que contar con sus propias fortalezas interiores, afiancen la unidad entre los espíritus congregados para cumplir esta misión. Recuerden lo que les digo, porque la unidad es primordial en todo el universo para que se cumpla el Propósito de Dios. En donde haya unidad, ahí estará el Espíritu Divino.

Les dejo Mi Paz y Mi bendición paternal para los tiempos que llegarán al mundo.

Sus acciones de hoy, de ahora, les irán dictando los pasos del segundo siguiente de sus vidas. Es hora de despertar al presente y escribir con el corazón su propia historia, la historia de la humanidad, y en consecuencia, la historia de este Universo.

Su Compañero e Instructor de siempre,

San José Castísimo

Dic

06

Domingo, 6 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​

Clamar por paz y misericordia es el primer paso para la transformación de la consciencia.

Primero la mente ora, y poco a poco, comienza a escuchar el corazón. Entonces, el alma respira aliviada por encontrar, finalmente, un motivo para estar con su atención en el mundo.

Oración tras oración, la mente va aprendiendo a vivir en quietud y da espacio para que el corazón también comande el día a día. En ese momento, al ver cómo actúa el corazón, la mente ya no puede orar y pedir la paz si no fuere pacífica en sus acciones y en sus pensamientos. Aquí viene el segundo paso de la transformación consciente.

La mente y la personalidad toman gusto por la santidad y ellas mismas quieren conducir los pasos de la transformación para ser las mejores, las primeras en la santidad. El corazón observa y cuando puede, con paciencia, susurra a la personalidad y a la mente que, en verdad, el camino de la transformación es largo y el resultado de ella solo Dios lo conoce. Poco a poco y con amor, el corazón que vive también en la consciencia, explica cuestiones sobre las virtudes y los dones y le enseña a la mente qué es la humildad.

El tercer paso de la transformación sucede cuando el ser descubre que no es perfecto y que aún le falta caminar mucho para alcanzar al menos una virtud. Este paso es definitivo, porque aquí el ser se depara con la desesperanza y con la fuerte necesidad de dejar todo el esfuerzo de lado y rendirse de una vez al mundo, ya que el Cielo le es tan inalcanzable.

El cuarto paso es cuando el corazón da a conocer, a la mente y a la personalidad, la misericordia, aclarando cuestiones sobre la perseverancia y la persistencia en el camino, aunque él sea infinito. Dios, que es puro Amor y Misericordia, se valdrá de la perseverancia de Sus hijos para un día lanzarlos a la santidad.

El quinto paso de la transformación es cuando la mente comprende la esencia de las virtudes espirituales y las ama. Comienza entonces su rendición, juntamente con la personalidad, para fundirse al propósito del corazón que es la puerta del alma. Aquí, la mente y la personalidad sufren mucho, pero ya aceptan lo que viven, porque se abrieron a la superación de sí mismas.

El sexto paso es cuando la mente se vuelve una con el corazón y la personalidad se vuelve una con el vehículo del alma. Ya no hay conflictos entre la vida del espíritu y la vida en la materia, en lo que se refiere a las resistencias a la transformación. Aquí, el ser tiene que seguir esforzándose y perseverando, pero su consciencia ya recibe los impulsos de los mundos superiores y fluye con la Voluntad de Dios.

El séptimo paso es el primero de un nuevo ciclo, cuando la voluntad del ser se funde con la Voluntad de Dios, y ahora, el ser no luchará consigo mismo, pero sí con el mundo para hacer triunfar el Reino Celestial en la Tierra.

Cuando le hablo sobre estos pasos, no es simplemente para que se encuentren en uno de ellos. Es solo para que la consciencia tenga una esperanza que, a pesar de su imperfección, está en el camino de la transformación y dando los pasos uno por uno, con amor y paciencia, podrá hacer de su espíritu y de su esencia un triunfo de Dios, una conquista de Cristo.

Paz y fe en el corazón de todos los servidores y consagrados al Plan.

Les agradezco, siempre,

San José Castísimo

Dic

05

Sábado, 5 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

A partir de la Consciencia Suprema del Creador, nace el Rayo de la Voluntad. Este Rayo es un principio de creación utilizado por Dios, para manifestar Sus más amplias obras en el mundo, en el Universo y en el interior de todas las criaturas.

El Rayo de la Voluntad une las voluntades de las criaturas a la Suprema Voluntad de Dios. Él permite que los seres trasciendan la fuerza y actúen con base en el Poder, que por una cuestión de Creación Divina, existe latente en todas las esencias manifestadas por el Padre.

El rayo de la Voluntad de Dios es lo que abre la puerta para los demás Rayos, que unen la vida manifestada en la materia a la vida universal, como por ejemplo el Rayo de la Trascendencia, el Rayo de la Liberación y el Rayo de la Transmutación.

Es el Rayo de la Voluntad que permite que las criaturas traspasen las capas de la ilusión y encuentren lo verdadero.

¿Por qué les digo esto? Porque, en tiempos de inercia espiritual de la humanidad, para que no permanezcan estancados en la evolución, e inclusive para que no retrocedan, necesitan conocer el Rayo de la Voluntad, que en nada se asemeja a la voluntad propia.

El Rayo de la Voluntad es la posibilidad de vivir en el propio corazón la Voluntad de Dios, y así, ser conforme a lo que Él espera de Sus criaturas.

Recorrer el camino espiritual es como subir una gran escalera en espiral, y en cada vuelta que dan en esa subida, encuentran un obstáculo impuesto por sus propias consciencias.

La escalera es la representación del ser en evolución. Él mismo tiene, dentro de sí, la posibilidad de elevarse. Todos los escalones que él necesita subir se encuentran, como criatura de Dios, en su propia composición. Él solo necesita descubrir eso para salir de la ilusión y abrirse a su verdadero potencial interior.

Los seres de la Tierra se apegaron al modo de vivir humano, y en la confusión de todas las energías que conducen la tercera dimensión del planeta, se aferraron más al placer que al aprendizaje único del amor crístico, que solo en este mundo pueden vivir.

Cuando la consciencia despierta al verdadero propósito de su existencia, debe vencer todos los aspectos adquiridos por la vida en la Tierra que son parte de su composición humana, pero que no se adhirieron al propósito de sus consciencias. Entonces, constantemente, entran en redes de conflicto consigo mismos, porque quieren y no quieren vivir la vida espiritual.

A medida que el espíritu se fortalece y que el alma confirma sus aspiraciones, estos van ganando influencia sobre la materia, y poco a poco, comienzan a atraer de los Cielos Principios Divinos, como el Rayo de la Voluntad para convertir, transmutar o trascender esos aspectos.

El vehículo para que alcancen el Rayo de la Voluntad es el atributo material que lo antecede, aquello que se llama esfuerzo y también persistencia. Trabajando esas dos cosas, en lo que se refiere al control de los pensamientos, de los sentimientos y de las acciones encontrarán, casi sin percibir, el Rayo de la Voluntad.

No les digo que no piensen, no sientan y no actúen de determinada forma, porque eso sería conducirlos a la frustración y la desesperanza. Les pido que se esfuercen por cortar el flujo de los pensamientos y de las fantasías que los conducen al abismo, además de los sentimientos que los llevan a la perdición y a la separatividad y de las acciones que no construyen la reverencia dentro de sus células y de su consciencia material como un todo.

Levantándose después de cada caída y manteniéndose en el espíritu de la fe, encontrarán la Voluntad de Dios y se fundirán en ella, para que puedan vivir, su propia transformación en Cristo.

Paz, persistencia y Voluntad Divina para disipar el miedo, la desesperanza, el falso poder y la voluntad propia de la consciencia humana.

Su Amado Padre, Compañero e Instructor,

San José Castísimo

Dic

04

Viernes, 4 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​

La Paz es un don divino en el corazón de aquellos que confiaron sus vidas al Padre Altísimo.

La Paz, en la vida espiritual, proviene de la renuncia de todos los resultados de sus obras. Por más que el corazón se esfuerce para trascender sus propios límites, en pro del cumplimiento de la Voluntad de Dios, él no se apega a los resultados ni en sí, ni en los demás, ni en cosa alguna.

En estos tiempos, para no desgastar sus corazones ni su ánimo de seguir adelante, deberán mantenerse en paz y cruzar los días de conflicto interno y de purificación con cierta confianza en el porvenir y no tan involucrados con la transición que ustedes o los otros viven.

Dios les dio la oportunidad de purificarse bajo el don de Su Santa Paz, al amparo de Sus Centros Marianos y en una época en la cual el caos aún está comenzando su ciclo de expansión.

Dichosos los que se valen de las dádivas entregadas por Dios, porque Él espera que, en un tiempo próximo, ya no estén recorriendo los caminos básicos de su propia transformación, sino que ayuden a aquellos que tendrán que soportar el brusco despertar que vivirán y los cambios internos y externos que sucederán con violencia, por decirlo de algún modo,  en todo el planeta.

Sean más simples, no Me cansaré de decirlo, porque cuando descubran el don de la simplicidad, ya no enredarán sus propias consciencias en las cosas cotidianas de la vida y no perderán sus propias energías espirituales con conflictos que serán, de ahora en adelante, la vida común de la consciencia humana y que, inclusive, crecerán en intensidad.

Todo depende de aquel que pasa por la purificación y de los que están a su alrededor. Si aprenden a vivir todo con naturalidad y sin espanto, podrán ayudar para que el proceso de cada uno sea menos doloroso.

No les digo que sean indiferentes delante de las pruebas que ustedes o sus hermanos viven, sino que traten de traer el bálsamo de la simplicidad y de la paz para esas situaciones, reconociendo con madurez lo que debe ser transformado y encaminándose a la limpieza de su propio lodo interior.

Sé que existirán reacciones internas y externas que no podrán controlar y solo tendrán claridad sobre ellas cuando, en un momento de mayor lucidez, reflexionen sobre lo que les sucede. No piensen que no hay solución para lo que viven, sino que poco a poco intenten no envolverse tanto con sus propios procesos.

Sean más directos, e inclusive, más fríos consigo mismos. Perciban un error e intenten transformarlo. Al reconocer que cayeron y solo lo advirtieron cuando estaban en el piso, levántense y continúen caminando, pues más adelante podrán abrir los ojos a otros para que eviten tantas caídas.

Sirvan y sacrifíquense con paz y valentía, porque el servicio abnegado los ayudará a descubrir la verdad de la grandeza del Plan de Dios y que, en el mundo e incluso a su alrededor, existen mayores necesidades que las suyas y mayores problemas que los de su propia purificación.

Amen los tiempos que viven, con la certeza que el triunfo de Dios en sus vidas se gestará a partir de esas transformaciones, que a veces son incómodas, pero que siempre valdrán la pena.

En la simplicidad de Mis palabras les dejo Mi Paz, para que reciban de Mi Espíritu Divino todo aquello que necesitan para consagrar la materia.

Todo sea en beneficio de la manifestación de la Voluntad de Dios.

San José Castísimo, Pacificador y Simplificador de los corazones humanos

Dic

03

Jueves, 3 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​

Para que sus consciencias maduren, deben reconocer las realidades del planeta, manifestadas en las diferentes dimensiones. Deben ser conocedores de todo el bien y de toda la gracia que reciben como auxilio de los mundos celestiales y de la existencia superior; pero también deben ser conscientes de todo aquello que sucede en la superficie de la Tierra y en los planos inferiores de consciencia; estados que causan la preocupación de Dios y que hacen que sean tantas e infinitas las Gracias vertidas sobre la consciencia humana.

El conocimiento de esas realidades se complementa para forjar la fortaleza en el interior de los seres. Si solo fuesen conocedores de la realidad planetaria en el sentido inferior de la vida, podrían perder la confianza en los Planes de Dios e incluso la fe en la existencia de la Consciencia Única, del Creador. Y si solo fueran conocedores de los mundos sutiles e ignoraran lo que sucede con sus hermanos en la superficie del planeta, correrían el riesgo de mantenerse inmaduros y egoístas, viviendo solo para su propio beneficio, por su propia elevación.

Con el conocimiento de todas las realidades podrán llevar las emanaciones de la vida superior como un aliento para las almas que se encuentran en los abismos del planeta. Y aun delante de tanto sufrimiento que el hombre genera en el mundo, influido por el caos y por el mal, ustedes no perderán jamás la esperanza, porque sabrán que existe algo mayor y más poderoso que el mal y eso que se llama Dios Padre Creador siempre triunfará, porque Su Voluntad es lo que anima a toda la existencia. Como un soplo de Su Divino Espíritu, la vida se crea y se recrea constantemente.

Es por esta razón que algunas veces les permitimos que accedan a realidades sublimes, otras les mostramos lo que aún deben transformar en la vida de este mundo, porque así podrán aprender y crecer en consciencia. De esta forma, sus oraciones serán verdaderas y conducidas hacia el lugar correcto.

Los amo, y por eso sigo aquí impulsando incansablemente el corazón humano.

San José Castísimo

Dic

02

Miércoles, 2 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​

Calma tu corazón, entregándolo a Dios.

Aquieta tu mente, rindiéndote a los pies del Creador y lanzándote firmemente al cumplimiento de Su Voluntad y no de la tuya.

Serena tu espíritu, con la certeza del triunfo de Dios en la Tierra.

Fortalece tu interior con una simple oración y descubre qué fácil es vivir en paz y en armonía con toda la Creación.

Busca dentro de ti la unidad con el Todo y sé parte consciente del Plan de Dios.

Si quieres ser humilde de verdad para que eso se cumpla en ti, según el Pensamiento de Dios, resígnate a ser servidor de todos y deja que en todo, los demás sean mejores que tú.

Obedece entonces, con el corazón y con la rendición de la mente, porque si el corazón busca obedecer pero la mente no se rinde, podrás incluso aparentar ser obediente y bueno, pero nunca alcanzarás la paz. La mente podrá llevarte a aparentar muchas cosas; sin embargo, solo encontrará la paz el día de su rendición.

Dejar la mente rendida delante de Dios es entregarle las propias potencialidades y no hacer caso de ellas, a no ser que el mismo Dios disponga las situaciones de la vida, en las cuales ellas son necesarias.

Rendirse mentalmente es renunciar a las formas propias de pensar, de actuar y de ser. Renunciar a todo lo que se asimiló como aprendizaje, para estar vacío y dispuesto al cambio permanente, propio de estos tiempos.

Rendirse de corazón es sencillo, porque el corazón es la mente del alma y cuando el alma aspira ardientemente a encontrar a Dios, el corazón no teme lanzarse en esta aventura. Pero la mente, que es la reina de los sentidos y de la materia, jamás querrá perder su reinado y mucho le costará entregar el trono para ser sierva de un Rey tan incomprensible y poco alcanzable para ella y sus potenciales.

Comienza por el corazón, que ya conoce la verdad que el alma le imprimió, y poco a poco, anímate a dar pasos aún mayores, para alcanzar aquello para lo que viniste al mundo; aquello que necesita que seas lo que nunca fuiste en apariencia, pero que siempre fuiste como esencia que proviene de Dios.

Te amo y te dejo Mi bendición paternal.

San José Castísimo

Dic

01

Martes, 1 de diciembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​

Queridos compañeros en Cristo:

Se aproxima el fin de un ciclo y el inicio de otro, marcado por la necesidad de definiciones aún más profundas y verdaderas.

En este año que terminará ahora, pudieron percibir que, en muchas partes del mundo, la oscuridad tomó cuenta del corazón humano. Sin embargo, aquellos que permanecieron unidos al Propósito de Dios vieron crecer, en su propio interior, la certeza de su adhesión al Plan y la imperiosa necesidad de seguir profundizando en su entrega y en la comprensión verdadera de todo cuanto Dios les enseña por Sus Mensajeros.

Este nuevo ciclo dictará el momento de las materializaciones de todo aquello que permaneció solo en la intención y en la mente de los servidores. Todo aquello que, a lo largo de los últimos ciclos vividos, creció como aspiración espiritual sincera y verdadera dentro de cada servidor del Plan y que los fue llevando a consolidar su definición interior, además de haber construido las bases de su fortaleza interna, deberá ahora convertirse en conducta humana, en expresiones de vida y en comunión con la vida existente en todos los Reinos de la Naturaleza.

Lo que fue creciendo como aspiración, deberá tomar tal fuerza dentro de los corazones de los servidores, al punto de llevarlos a que lleguen a la vivencia de sus aspiraciones. También conducirlos a que no destruyan más todo aquello que creen que es verdadero ni con sus actitudes, ni con las formas de vida que no tuvieron la fuerza interior suficiente para no vivir.

Con los impulsos que descenderán sobre la consciencia humana a partir del 8 de diciembre de este año, todo aquello que existe dentro de la consciencia de cada ser como aspiración, intención y voluntad y que estaba necesitando de un estímulo para manifestarse, crecerá de tal forma que los seres ya no soportarán vivir las cosas que van en contra de lo que ellos creen.

Deberán, en este momento, aferrarse a la luz interior que habita en sus propias esencias, para soportar los cambios bruscos que manifestarán por propia necesidad.

Lo mismo sucederá con aquellas consciencias que están hoy tomadas por fuertes aspectos oscuros y contrarios a la Voluntad Superior. Ellas se entregarán sin límites a los deseos y aspiraciones mundanas y perderán todo tipo de conducta y ética que mantenían en cierto equilibrio delante de la sociedad humana.

Por eso les pedimos tanto que revisen, en su propio interior, sus aspiraciones más profundas porque ellas serán impulsadas al crecimiento de tal forma, que la mente no tendrá otra salida más que ceder. También por ese motivo, les advertimos que la purificación es necesaria, para que los impulsos que lleguen fecunden en sus consciencias, las semillas correctas.

Los amo y los invito a que profundicen y crezcan interiormente.

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos