MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Escoger a Cristo y renunciar al mundo es una elección de todos los días y, hasta diría, de todos los instantes de tu vida, hijo Mío.

El corazón humano constantemente se pierde en las ondas de los estímulos del mundo y, por más que tu corazón pertenezca a Cristo, una parte de tu mente y de tus emociones aún pertenecen al mundo, y depende de qué te alimentes espiritual, mental y emocionalmente para que así direcciones las energías de tu alma hacia el lugar correcto.

Coloca tu atención en Cristo, en el cumplimiento de Su Propósito, en la manifestación de Su Obra, en la concreción de Su Voluntad. Direcciona tu mente, tus sentimientos, tus actos y tu corazón hacia ese camino que siempre tiene como meta la imitación de tu Señor.

Este es un camino con muchas piedras, tropiezos y caídas que van rompiendo, en tu condición humana, algo que te separa de Dios, estructuras construidas a lo largo del caminar y que van quedando atrás a medida que caminas.

Que tu mirada nunca se retire de la meta, que es el Sagrado Corazón de tu Señor. Que tu vida sea un reflejo del esfuerzo constante para permanecer en Cristo, y así ella hablará más que todos los libros sagrados, y serás un lápiz en las Manos de Dios, a través del cual Él diseña Su Plan en este mundo.

No será fácil, hijo Mío, pero con el amor de tu corazón, la persistencia y la perpetua confianza en la Gracia de Dios, tu corazón siempre escogerá a Cristo.

Tienes Mi bendición para esto.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Recoge tu corazón, con Cristo, en lo profundo del Corazón de Dios.

Recoge tu consciencia, tu vida, tu mente, tu alma y tus emociones más profundas en el Corazón de Dios.

Recoge tus planes, tus aspiraciones, tus metas, tus comprensiones más internas, tus victorias más altas, tus caídas más bajas, todo lo que eres, recógelo en el Corazón de Dios.

Recoge en el Corazón de Dios tu humanidad, los registros internos de vidas y vidas llevadas adelante en busca del Amor de Dios y del cumplimiento de Su Plan y de Su Voluntad.

Recoge también tu espíritu, misterioso y silencioso, tu parte más próxima a la Verdad y al Tiempo de Dios. Deja que todo esté en el Corazón del Padre, que retorne a Él y allí tome su tiempo para recrearse, transformarse, curarse, restaurarse y ser nuevo.

Permite, hijo, que todo se haga nuevo en el Corazón de Dios. Suelta las riendas del aparente control de tu vida. Deja que tu alma traspase las piedras del sepulcro profundo y oscuro de la condición humana, de sus certezas e ilusiones, de sus medias e imperfectas verdades y que, elevada en alto vuelo, tu alma llegue al Corazón de Dios y aprenda dentro de Él lo que es resurgir.

Experimenta, en tu interior, esa ciencia espiritual y divina del vacío, de la muerte para la vida eterna, de la resurrección.

Tienes Mi bendición para esto.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Cuando el Conocimiento que proviene de Dios toca tu consciencia, deja que él alcance tu corazón y se transforme en sabiduría.

Cuando el Conocimiento que proviene de Dios toca tu consciencia, permite que él despierte en ti lo que estaba adormecido y olvidado de la Verdad Superior, de su origen, no solo celestial, sino también cósmico, olvidado del propósito de su vida y de la verdadera meta de su alma.

Este es el ciclo de la revelación del Conocimiento Divino porque, para que el Tiempo de Dios llegue al mundo y revele Su Reino oculto en la Tierra, al menos una parte de la humanidad debe ser conocedora de ese Reino espiritual y sutil, planetario y divino, así como es la consciencia humana.

Entonces, permite que el Conocimiento que proviene de Dios te transforme, te despierte y te prepare para los ciclos que vendrán, en los que tu fortaleza interior deberá estar fundamentada en la fe y también en la sabiduría.

Y cuando todo se cumpla, tu consciencia estará pronta para profundizar en realidades mayores, en el Reino que trasciende este mundo y te une a Dios.

Tienes Mi bendición para esto.

San José Castísimo

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Qué es representar a la Jerarquía Espiritual sobre la Tierra

Queridos hijos:

A lo largo de toda la evolución de la Creación, como la de los seres humanos, siempre existió la Ley de la Jerarquía.

El Creador, al multiplicarse, se manifestó en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo que, a pesar de ser Uno solo y de nunca haber perdido esa unidad espiritual y divina, representan el primer grado de la Jerarquía en la Creación de Dios.

Cada uno de los Aspectos de Dios fue responsable de emanar diferentes aspectos de la vida: las dimensiones, los arcángeles, los planetas, los espacios en donde la vida se expresa. Y, así, desde la Consciencia Divina hasta la manifestación material de la vida, de la cual forman parte los seres humanos, todo se crea, se manifiesta, se expresa y se vive según la Ley de la Jerarquía.

Esta Ley se diseña en el Universo, como en la Tierra, no por grados de superioridad como la conocen por sus definiciones humanas; tampoco es por sus destrezas que los seres están en niveles más elevados de la consciencia jerárquica. Es por los grados de amor, hijos, de entrega y de donación de sí que un ser es conducido a representar y a guiar a muchos más.

En el Cielo, como en los niveles invisibles de la Tierra, adonde solo sus corazones pueden llegar, existen lo que llamamos Jerarquías, que son aquellas consciencias que, a lo largo de su evolución, siguieron las directrices de la Voluntad y del Plan de Dios, y que, en la escala evolutiva de la Creación, están recorriendo el camino para retornar al Corazón del Padre; seres que rindieron su voluntad a la Voluntad de Dios y que viven más allá de las dimensiones materiales para representar la Voluntad Divina.

Su pensamiento es uno con el Pensamiento del Padre, su espíritu es uno con el Espíritu de Dios, su amor es una prolongación del Amor mayor del Hijo de Dios y así son dignos de representar al Creador en las diferentes escalas de la vida.

La Tierra fue pensada y creada por Dios para renovar Su Amor, para renovar Su Creación y así elevar la vida a un grado de Amor mayor.

Para que esto suceda, aquí debe haber consciencias que amen la Ley de la Jerarquía y que, por sus grados de amor y de entrega, puedan ser dignas de ser llamadas de Tercer Orden de la Hermandad de Dios.

Esto significa, hijos Míos, que no solo en los niveles invisibles debe haber consciencias que respondan a la Voluntad Divina y la representen.

También en la Tierra, las consciencias se deben adherir a la Voluntad del Creador, deben abrazar el propósito de vivir Su Amor y de ser prolongaciones vivas y conscientes de Su Presencia.

De esta forma, podrán participar de la Jerarquía que conduce a las criaturas al retorno a su origen. Y con grados de amor y de entrega es como eso se construye, con la rendición de sus vidas a un propósito mayor es que comienzan a construir lo que les digo.

Hoy llamo a todos Mis hijos de la Red-Luz Planetaria y a todos los que aspiran a retornar a Dios para que den un paso más en su entrega, elevando sus metas y aspiraciones, elevando el propósito de sus vidas para que aspiren a ser parte de la Jerarquía, prolongaciones de la Voluntad Divina sobre la Tierra y que así auxilien aún más conscientemente en el cumplimiento de los Planes de Dios.

Mediten en Mis palabras, hijos Míos, y aspiren ardientemente a vivir el amor cada día más, con transparencia y sinceridad, para que sean dignos de formar parte del Tercer Orden de la Hermandad de Dios, de Su Jerarquía sobre la Tierra.

Yo los amo y los bendigo hoy y siempre.

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Cuando los espíritus antiguos se congregan para asumir sus compromisos y finalmente vivir el despertar, todo el Universo contempla a la Tierra.

El despertar de la consciencia se da por etapas y en cada una de ellas, algunos velos se rasgan y, el ser se aproxima a la verdad sobre sí mismo, sobre la Tierra y sobre el propósito de la existencia de toda la vida, del que la humanidad se apartó hace mucho tiempo.

En cada ciclo que pasa y cuando ustedes se aproximan más, como proyecto evolutivo a su meta final, más intensos son los grados del despertar, más intensos son los impulsos recibidos y más intensa también es la necesidad, que pulsa dentro de los seres, de responder a Dios.

Esa necesidad proviene de sus almas, que se agitan al aproximarse al camino de retorno al Corazón del Padre y al de su origen universal. Porque las almas si conocen el Propósito Divino, y están bien despiertas, aspiran profundamente a él.

Por eso, hoy les vengo a decir que estén atentos a los impulsos de este tiempo, abiertos para vivirlos y dispuestos a dejar que sus almas expresen su respuesta, viviendo una trasformación profunda y absoluta.

Déjense guiar por los impulsos determinantes de estos tiempos, a través del corazón que se eleva a la consciencia y, con la consciencia en Dios, manifestarán Su Voluntad.

Les dejo Mi bendición para eso.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Silénciate y respira para buscar dentro de ti el camino de la elevación. Deja que se muestren a tu corazón todas las capas de la ilusión y de la condición humana que debes cruzar, transmutar y trascender antes de llegar a Dios.

Que tus limitaciones te hagan humilde, pero que no retiren de ti tu fe y esperanza. Ve más allá y descubre en tu interior la puerta que te une al Infinito, a la Consciencia Divina y a tu origen celestial. Deja que tu esencia se revele como un puente hacia el Corazón de Dios y, aunque no puedas cruzar ese puente de una sola vez, permite que él sea siempre un símbolo de tu perseverancia, el motivo de tu fe.

Cada día aspira más al Infinito, a lo eterno, pero no solo para abandonar lo que te incomoda de la vida sobre la Tierra. Ama la oportunidad que Dios te entregó y aprende a comprender la vida en su sentido evolutivo y espiritual. Que tus ojos contemplen en el planeta la oportunidad de amar más y mejor, y en cada uno de tus hermanos, el potencial de la renovación del Amor de Dios en el surgimiento de un Nuevo Cristo.

Aspira al Infinito, al universo, como una forma de saber que tu meta es retornar a Dios; pero retornarás, hijo, con tu corazón pleno de un amor desconocido, con tu espíritu pleno del Espíritu Divino, con tu consciencia expresando plenamente la esencia del Pensamiento Divino para la humanidad. Y con ese legado en tu corazón, lo ofrecerás a Dios para que un nuevo comienzo sea escrito en el Cielo como en la Tierra.

Para eso aspira a la vida superior; para eso aspira a retornar a Dios. Que no haya en ti aspiraciones humanas y conceptos humanos sobre la vida suprema. Que la verdad pulse en tu corazón y sea el motor que te lleve a vivir la transformación todos los días.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Para Mí no es importante que te equivoques muchas veces, lo verdaderamente importante es que intentes superarte todos los días, que intentes, una y otra vez, salir del punto en el cual ingresaste, aunque muchas veces no sepas ni cómo comenzar a cambiar.

Solo la actitud y el esfuerzo interior valen mucho más que cientos de palabras. Por eso, persevera con fe. Con fe, clama y nunca bajes los brazos.

Dios, tu Señor, conoce profundamente tu ser, y Él, que es infinito en Piedad y en Misericordia, te ayudará.

Deja, entonces, que ese cambio interior comience a realizarse en ti, no importando los resultados o las demoras. Solo coloca en tu corazón la aspiración de que, algún día, puedas vivir Mis Divinos Atributos.

Mantente firme en la oración y fuerte en la fe. Así, día a día, conquistarás nuevos resultados; porque, en verdad, todo comienza en lo pequeño, en lo que es invisible, en lo simple y verdadero.

Arriésgate, cada día, a darte más y más a Dios, porque así tu consciencia estará dentro de las revelaciones de Su Misterio.

Al fin, todo termina en el amor, porque será el amor el que, algún día, conseguirá liberarte y conducirte hasta la meta.

Confía en Mí.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

En este ciclo que comienza, profundiza, hijo, tu visión de la vida para que así puedas salir de las superficialidades humanas y dar un paso rumbo a la Verdad de Dios.

Contempla el mundo a tu alrededor, las ciudades, las familias, los campos, los Reinos de la Naturaleza y busca en lo profundo de cada cosa la esencia de la vida.

Sabe que las naciones existen por un propósito, las culturas existen por un propósito, los seres, los Reinos de la Naturaleza, nada fue creado por casualidad. Todo fue manifestado a través de un pensamiento divino que trajo consigo una meta, que colabora en la evolución de todos los seres.

Cada expresión de la vida en la Tierra, como son los grupos de consciencias de una determinada nación, su espacio geográfico, su cultura, partió del Pensamiento de Dios y llevó consigo el Propósito divino.

A lo largo de los siglos, el desvío de los seres de su evolución hizo también que las naciones, las culturas y hasta los mismos Reinos de la Naturaleza se desviaran de su propósito evolutivo. 

En este nuevo ciclo comienza a atraer con tu pensamiento, con tus oraciones y con el respeto por la vida, este principio perfecto manifestado por Dios que quedó oculto tanto en los seres como en la vida.

A pesar de que esto aún sea un misterio para ti y que no sepas qué es lo que cada ser, nación o cultura debe manifestar; solo ora, hijo, y pide al Padre que Su Pensamiento se exprese en la vida a través de sus criaturas.

Respeta a cada ser y a cada nación como portadores de la presencia divina, portadores del Pensamiento de Dios. Después de respetar, aprende a amar, y el amor será la llave que abrirá los mundos internos y revelará a los seres la verdad sobre sí mismos, la verdad sobre la vida.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Sumérgete sin miedo en la noche oscura del alma, noche que te presenta el vacío, la soledad, la sequedad interior, la nada. 

Sumérgete sin miedo en esta noche de renuncias, en la que no encontrarás gratificación en tu mundo interno, pero que sin saber, fortalecerás tu fe y tu espíritu para el tiempo que llegará. 

No distraigas tu mente y tu corazón con las cosas del mundo para no reconocer dentro de ti una oscuridad profunda, un vacío de renuncias y de soledad. Esto es lo que el Creador quiere que vivas ahora, que te sumerjas en este estado interno de ausencia de todo, aunque no lo comprendas.

Ahí, en esta oscuridad, sigue buscando a tu Señor y persevera más allá de ti mismo para encontrarlo, aunque tu búsqueda parezca eterna y sin esperanza de llegar a su finalidad, a su meta. 

Dios te coloca dentro de un espacio de oscuridad interior, pero Sus Ojos continúan sobre ti, Su Amor continúa sobre ti y Su Gracia y Misericordia continúan sobre ti. Cuando hubieras pasado por este momento y esta prueba de fortalecimiento de tu fe y de tu unión con Dios, más allá de tus sentidos internos y externos, entonces, hijo, serás capaz de encontrarlo en todas las cosas.

Cuando la noche oscura llegue al planeta, tus pies no temerán pisar en falso y caminarán sin miedo de perderse porque sabrán que detrás de esta oscuridad están los Ojos del Padre contemplando la Tierra y que, en algún momento, toda la vida humana vivirá el aprendizaje que esta noche trae y todos los seres, fortalecidos en su fe, aprenderán a encontrar a Dios en todas las cosas.

Vive hoy la soledad, la renuncia, el vacío y la oscuridad como un servicio y una oferta que haces a tu Señor y confía que Él jamás te abandonará.

Tú ves el camino y él está oscuro, pero debajo de tus pies, ocultas para tus ojos, las Manos de Dios están sustentando tus pasos.

Ábrete para comenzar este nuevo ciclo que se aproxima, consciente de lo que Dios espera de ti en este tiempo. Vive esta noche oscura como tu nueva misión interior y planetaria.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

 

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Escucha, en el silencio de tu corazón, la respuesta del Señor e intenta sentir la inmensidad de Su Amor por Sus compañeros.

Escucha, en tu interior, Su Sagrada Palabra resonando más allá de las formas y de los movimientos.

Aprende, humildemente, a escuchar a tu Señor y a verlo reflejado en tus hermanos. Entra dentro de tu corazón, con consciencia, a través de la oración y del camino de la fe.

Escucha la respuesta en tu interior y siente, más allá de todo, como el amor te abrirá las puertas a grandes oportunidades. Vacíate y déjate guiar.

Escucha la voz de tu alma en cada momento y siente como ella sigue los pasos hacia el Propósito del Señor.

Quédate en paz y escucha la respuesta más allá de la palabra, de los sentidos o de las formas.

Escucha en lo más íntimo de tu ser todo lo que tu mundo interno te quiere decir y, abriendo tus sentidos internos, recibe la tan esperada respuesta. Pero, primero, aprende a escuchar para no justificarte nunca más.

Escucha y todo lo sabrás; y en esa sabiduría te conducirás por el impulso de Mi Amor hasta la meta.

Escucha.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

En el Universo Celestial, en lo más íntimo del Pensamiento Divino, existe un arquetipo sublime de una vida superior, en el que las criaturas viven el amor y el respeto, a pesar de las diferencias, y caminan hacia la meta de la unidad con Dios, teniendo como su mayor aspiración que el prójimo pueda llegar a unirse al Padre.

En esa vida superior la paz habita en los corazones de los hombres, porque no hay entre ellos ninguna necesidad de competencia, de vanidad o de arrogancia. No hay entre ellos ninguna necesidad de control, de poder o de maldad. La paz que proviene de la aspiración para que todos alcancen el amor, nace en el Corazón del Padre y se manifiesta en los corazones de los seres.

El Padre tiene este arquetipo de vida guardado en Su interior y, de vez en cuando, lo coloca en Sus Manos y se lo ofrece a la humanidad, porque esa es la Voluntad de Dios para los hombres.

El Señor no le ofrece, este, Su Propósito, a seres evolucionados y a sabios en el amor y en la gracia; se lo ofrece a los que más erraron, a los que más pecaron y a los que más se distanciaron de Su Corazón. Seres que, reunidos en la Tierra, reciben todos los días una oportunidad de redimirse y de vivir ese arquetipo perfecto que Dios tiene para ellos.

Por eso, hijos, hoy vengo para mostrarles esta aspiración divina, para que la amen y se unan a ella, aspirando también ustedes, profundamente, a expresar la Voluntad y el Amor de Dios.

Coloquen delante de sus corazones esta meta y todos los días pídanle al Padre la gracia de poder vivir y expresar ese arquetipo divino para la humanidad. Pidan que Dios despierte dentro de ustedes ese potencial de amar, único y perfecto, que habita en sus corazones y que los hace semejantes a Él. Y crean que, mediante el esfuerzo diario por amar, es posible trascender la actual condición humana y abrazar el arquetipo divino de la vida sobre la Tierra.

Tienen Mi bendición para eso.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

A los que una vez despertaron a Dios

Mírate y con fe observa lo que ha sucedido en tu vida después de estos últimos y largos años.

Mira con amor y fervor todo lo que de a poco ha cambiado, cuántas cosas ya se disolvieron y cuánto hay aún por sublimar y entregar.

Reconoce que eres un milagro de Dios y que tu consciencia fue bendecida por el Padre Celestial.

Después de tantos esfuerzos, pruebas y desafíos, mira con gratitud dónde te encuentras hoy y quiénes te rodean. Ellos son tus amigos, tus compañeros y tus apóstoles, los apóstoles del camino.

No pierdas la esperanza y vislumbra con alegría las maravillas que el Señor ha hecho en tu vida.

Mira el pasado transformado y convertido, y contempla el presente consagrado a la Voluntad de Dios.

Todo en la vida tiene un porqué. Todo en la vida tiene un sentido y una meta. Todo lo que sucede tiene un motivo y es parte de un principio infinito y eterno.

Alégrate y vuelve a confirmarte en el camino del amor, de la constancia, de la perseverancia, de la fe.

El mundo necesita un alma valiosa como la tuya, que pueda ser receptáculo de todas las Gracias y aliento para los que más sufren.

Escucha, escucha de nuevo el llamado del Señor y deja que sea Él el que guíe tu vida hacia la próxima etapa.

Ha llegado la hora de que reconozcas la divinidad en ti, siendo un alma pobre, despojada y libre a los Pies del Redentor.

Recuerda, día y noche, cuántas cosas ha hecho el Señor de la Vida en tu vida. Penetra, finalmente, el Gran Misterio y sé parte de la Creación, estando en comunión interna con el Cielo y la Tierra.

Solo agradece, una y otra vez; agradece para que el espíritu de la gratitud reconstruya el planeta y, sobre todo, a la humanidad; que la gratitud te lleve a comprenderlo todo y a amarlo todo sin condiciones y sin expectativas.

Y ahora, después de tantos años de bendiciones y de instrucciones, celebra con el Cielo la victoria del Rey en tu pequeñísima vida.

Comparte con el mundo el sentimiento profundo del Amor de Jesús, para que hasta la más pequeña partícula de vida sea renovada. Celebra el Sacramento de la fe y de la esperanza.

Deja que el Santo Espíritu impulse tu vida hacia los nuevos cambios y que, por muchos años más, seas el ejemplo de una conversión alcanzada, de un milagro sucedido, de una obra realizada en lo más íntimo de tu corazón.

Todo es parte de la Gracia y del Amor de Dios.

Todo es parte de una Voluntad Suprema, inalterable e irrefutable.

Todo es parte de la Obra de la redención y de la paz.

Sigue siendo el ejemplo de la persistencia; sigue siendo el ejemplo de la fe y del servicio por la humanidad.

Que toda tu consciencia, alma y vida hoy sean bendecidas, a fin de que se cumpla lo que está escrito.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Dentro de los Universos Mayores de Dios se encuentra la explicación espiritual sobre nuestra existencia, para qué nacimos y lo que verdaderamente vinimos a hacer, lo que podríamos comprender como Propósito Divino de cada ser. 

Por medio de las experiencias de la vida, a través de las acciones, sentimientos y pensamientos, vamos alterando esa existencia dentro de nosotros. Significa que la distanciamos de la realidad de la vida o de nuestro alrededor cuando nos resistimos por diferentes circunstancias.

En este sentido, la existencia de nuestro ser permite llevar adelante el propósito que nos fue encomendado desde el origen.

Cuando algo opuesto sucede, el camino de la realización espiritual se ve alterado por varios factores y el alma demora en poder dar los pasos hacia la meta final.

La respuesta que buscamos para comprender si estamos o no llevando adelante el propósito de nuestra existencia, primero se encuentra dentro de nosotros, reconociendo si estamos o no en sintonía con lo Alto y con todo lo positivo que debe suceder alrededor de nosotros.

Así sabremos, en una primera instancia, si estamos dentro del espíritu de la realización de nuestra existencia. De lo contrario, estaríamos perdiendo pasos en la evolución de la consciencia.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que el Soplo del Espíritu de Dios los invada completamente para que él guíe sus pasos hacia la meta de la concreción del Plan.

Que el Soplo del Espíritu de Dios los colme para que en los nuevos tiempos que llegan se abran las puertas a la Misericordia redentora de Dios.

Que el Soplo de Dios entre en sus vidas y haga de cada ser el modelo espiritual que el Padre ha pensado.

Que, en cada etapa que llegue, todo sea transformado hasta que finalmente se cumpla el Plan en la humanidad.

Que despierten los soles que duermen y que con el despertar de los soldados de Cristo se establezca la gran y única Hermandad.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Amar la Voluntad de Dios y seguirla es solamente para los corazones decididos a seguir Sus divinos Preceptos, aunque no los comprendan.

Amar la Voluntad de Dios significa dar los pasos hacia Él, por más que en algún momento no exista una luz clara en el camino.

Dejen, hijos Míos, que la Divina Voluntad les enseñe, todos los días, a cuidar y a proteger el Plan de Dios, a fin de que más consciencias despierten a esta convocatoria de responder a una Voluntad que nunca aplicaron en sus vidas.

Por eso, les pido nuevamente, que amen la Voluntad desconocida de Dios para que, en cada nueva fase, exista en sus vidas el sostén que les permitirá continuar adelante.

Es en el vacío de sí que el corazón valiente conocerá el misterio de esa Divina Voluntad que lo hará comprender por dónde lo querrá llevar hasta alcanzar la meta prometida.

La Divina Voluntad hará que cada ser cumpla lo que en verdad vino a cumplir a este mundo.

Seguir la Voluntad de Dios, tal vez no comprendida, no los dejará caer en el mismo estado estático de las cosas; al contrario, siguiendo la Luz que indica la Voluntad Mayor, estarán siendo guiados por el sendero de la verdad y de la transparencia.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Silencia un poco más el corazón y la consciencia para que te conviertas en observador de ti mismo y que, así, puedas profundizar en tu evolución.

No cabrán las superficialidades en este nuevo ciclo. No podrás más dar ciertos permisos a tu mundo interior, siendo ora espiritual, ora mundano.

Silencia, no para observar y corregir a los demás; deja que cada uno responda por sí mismo. Ayudarás al prójimo de una manera mucho más verdadera si fueres para él un ejemplo, no un juez. 

Sé lo que debes ser solo para cumplir con tu parte, y no para demostrar nada a nadie, porque las intenciones se imprimen en las obras y determinan el grado de irradiación que ellas tendrán. No harás evolucionar al mundo con obras llenas de vanidad. Sé porque tienes que ser y nada más.

Este ciclo planetario te ofrecerá impulsos claros, precisos y ordenados, para que así sea tu respuesta.

Sé preciso y objetivo en lo que haces. Sé verdadero y simpleen tu interior. Sé manso, amoroso y pacífico, pero también sé recto y dedicado en tus acciones.

Deja que emerja aquello que guardas dentro de ti, porque llegó la hora de la correspondencia entre el mundo interno y el externo.

Los códigos recibidos a lo largo de los años ya hicieron de ti, internamente, un ser espiritual. Tienes metas claras y propósitos verdaderos; ahora, vívelos como lo más importante para
hacer.

Fuera de ti, en tu entorno, las nuevas vibraciones construirán el camino. Coloca en esta senda los dos pies y camina sin mirar atrás.

Tienes la bendición de los Cielos.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Queridos compañeros y siervos de Cristo:

Hoy les pido que reflexionen sobre todo lo que les dije en los últimos tiempos y que traten, dentro de ustedes, de percibir si están intentando vivir las instrucciones transmitidas por los Sagrados Corazones.

Con la simplicidad propia de la Consciencia de Dios, los Sagrados Corazones de Jesús, José y María están conduciendo a la humanidad hacia un grandioso despertar; sin embargo, dependerá de cada uno que ese despertar pueda salir de las hojas de papel y del verbo que los videntes pronuncian parael mundo al repetir Nuestras palabras, y que se vuelvan vida y fuente del despertar de otros seres de este mundo.

En este momento del planeta, intentamos despertar no solamente seres orantes, sino soldados de la oración: consciencias que sean capaces de obedecer las indicaciones de Dios inmediatamente y que comprendan que el amor, el perdón, la unidad y la fraternidad, que se alcanzan cuando el corazón ora, son las armas más poderosas de los tiempos actuales.

Que, provistos con el Poder de Dios, Sus Ejércitos puedan hacer triunfar la Luz por medio del descenso de la Luz Divina en el corazón que ora.

Los ejércitos del adversario no se cansan, no se detienen y no se distraen ni por un solo minuto; pero la Victoria de Dios debe ser la única certeza de los corazones que responden al llamado celestial. Con esta convicción interior, animarán a otras almas para que transformen sus vidas y se conviertan en pacificadores de este tiempo de caos y de perdición planetaria.

Mis queridos, despierten a la transformación inmediata y nunca piensen que ya están en un buen punto, que alcanzaron la meta y que ahora pueden descansar, pues el descanso del soldado de Dios no será en esta vida.

Ustedes están aquí, ahora, para que se transformen permanentemente, todos los días un poco más, hasta que puedan fundirse con Cristo en corazón, alma y espíritu. Hagan esto por los que ignoran la existencia de Dios y de Su Plan y que están entregando sus almas al abismo de este mundo, creyendo que viven lo mejor que la Tierra les puede ofrecer.

Yo los amo y los aguardo en oración.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

La esencia del silencio es, en verdad, el acto de silenciar las propias aspiraciones. Aquí se encuentra la clave para la ascensión tanto del espíritu como de la materia.

Mientras cada uno de los diferentes aspectos del ser busque la propia satisfacción y conquista, ustedes jamás conseguirán cumplir con perfección la meta espiritual de sus almas y de sus espíritus.

En estos tiempos de purificación, dispónganse interna y conscientemente a purificar las intenciones más profundas de todos los aspectos que componen su ser.

Construyan con la oración una fortaleza que soporte, con amor, serenidad y paciencia, el encontrar las mil resistencias que surgirán del inconsciente.  Dispónganse a conocer la raíz de todos los movimientos que no consiguen transformar y, con mucha calma, iluminen, con el poder del verbo que se eleva a Dios, esos espacios de la consciencia.

La oración es la llave de muchas puertas, no solamente para la salvación de las almas, sino también para prepararlos para todo lo que deberán vivir dentro y fuera de sí, en un futuro próximo.

Si oran de corazón y se disponen a la transformación, todo les será posible. No les digo que sea algo fácil de vivir, porque la peor batalla es la que se vive consigo mismo; sin embargo, no será imposible y, con un poco de valentía y persistencia, estarán aptos para vivir batallas mayores y ayudar a otros que aún no comenzaron a recorrer el camino del espíritu.

En tanto no purifiquen las intenciones, todas las virtudes que viven son pasajeras, como el silencio, la humildad, la caridad y aun la fraternidad, porque en el fondo de todo esto habrá siempre una intención propia que debe ser purificada.

Cuando descubran las raíces de las propias imperfecciones, podrán actuar, sentir y respirar siempre para Dios y en función de Su Plan. Es a partir de ahí que todo lo que hagan se tornará verdadero y las semillas de una Nueva Raza, que obedecen plenamente a Dios, comenzarán a germinar en el mundo.

Por esta razón, Yo los animo a no alarmarse con lo que encuentren en sí mismos. Al contrario, den gracias al descubrir un aspecto imperfecto, porque irán un paso adelante en la manifestación de la Nueva Raza.

Aprendan a vivir la propia transformación con mucha simplicidad y sin grandes angustias, como quien cura una gran herida, limpiándola todos los días. Y aunque sientan dolor o, a veces, exhale un mal olor o pase por una inflamación, en algún momento la herida cicatrizará. Cuanto más paz y cuidado hubiere, más rápido el propio cuerpo, fortalecido por el poder de la oración, la cicatrizará.

Yo los bendigo y los conduzco al descubrimiento de sí mismos y a la pacificación interior ante cualquier circunstancia de la vida.

San José Castísimo, siervo paciente y humilde de Dios

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Existen misterios que sólo son revelados al alma simple, aquella que, en su simplicidad, deja de aspirar a las cosas del mundo y coloca el foco de su evolución en vivir lo que es real y que desconoce por completo.

Sepan que incluso el alma que está aparentemente recorriendo un camino espiritual, cuando tiene alguna meta o aspiración material para sí, jamás comprenderá los caminos de Dios y no será capaz de ingresar verdaderamente en Su Corazón.

El alma que se coloca en el camino correcto es aquella que no aspira absolutamente a ningún mérito en este mundo. Todo lo que construye en su vida material, inclusive la propia transformación, es con la única intención de obedecer lo que a Dios le pide, sabiendo que Él algo hará con todo eso. Su verdadera aspiración es disolverse en Dios, encontrarlo y no ser nada dentro de Su Grandeza.

Esa era la esencia de la Sagrada Familia, que fue el ejemplo para toda la humanidad.

En la vida material, ofrezcan todo con empeño, esfuerzo y perfección, para que aquello que Dios pide, se concrete; no para que ustedes sean los realizadores de la Obra de Dios, sino solo para obedecerle, sin importar la finalidad que Él le dará a todo lo que viven.

Si hacen suyas las Metas de Dios, corren el riesgo de colocar la propia voluntad dentro de los designios celestiales; intentarán descubrir cuál es la Meta de Dios, y al creer conocerla, cuando esta no se concrete, sentirán que fracasaron.

Mis queridos compañeros, ¿comprenden entonces la esencia de ser un obrero del Señor? El obrero de Dios no sabe cómo será el final de la obra, no sabe lo que está construyendo. Sólo coloca, cada día, el ladrillo en donde se le pide. Y lo hace con mucha libertad y con mucho amor, porque la obra no es suya, es de Dios.

La verdadera meta del obrero no está en concretizar la obra, sino en obedecer, cada día, al Gran Constructor Celestial.

Coloquen entonces sus aspiraciones en el lugar correcto y abandonen las metas propias, aunque les parezcan espirituales. Diariamente, déjense construir por Dios y no quieran saber en qué resultará Su Obra. Solo amen ser siervos del Creador. Confíen en Su Perfección y, con simplicidad, encontrarán la unión absoluta con Él.

De esa forma, no importará si fracasan ante los ojos humanos, porque en su interior sabrán que solo Dios, que es Perfecto, conoce el resultado de Sus Obras.

El corazón humilde y simple descubrirá muchos misterios.

Les dejo Mi bendición y Mi paz,

San José, obrero y servidor eterno de Dios

 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Yo soy ese portal que los llevará siempre a la Paz. Yo soy ese portal que los conducirá al Corazón amado de Mi Hijo. Yo soy ese portal que les enseñará sobre la humildad.

La vida de las almas debe ser simple y dichosa, debe estar colmada del Amor de Dios. Cada uno de ustedes guarda ese potencial para amar, perdonar y reconciliarse. Cada uno lleva estampada la unión interna con Mi amado Hijo.

Por eso, búsquenlo todo el tiempo, Él les dará la fuerza que necesitan. Él los ayudará para que puedan trascenderse todos los días.

Yo soy ese portal que los guiará para que cumplan la misión interior que Dios les encomendó desde el principio. Yo soy ese Corazón luminoso que los confortará durante el tiempo de la noche oscura y quien esté unido a Mí no se perderá, sabrá caminar Conmigo y estar a Mi lado.

Yo soy ese portal que los curará y los librará de todo mal. Quien confía en Mis pasos, podrá alcanzar la meta. Yo soy ese portal hacia la Nueva Humanidad, hacia la sagrada familia que debe despertar en el próximo tiempo.

Yo soy lo que ustedes Me permiten ser.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los unifica,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos