MENSAJE SEMANAL DE LA VIRGEN MARÍA TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Alabado sea Jesús y el poder de Su Amor misericordioso en los corazones redimidos.

Hijos Míos, este es el gran tiempo del Santo Rosario, porque muchas son las necesidades en el mundo y esas necesidades crecen día a día.

Su unión predilecta con el Santo Rosario les hará percibir su realidad interna y externa con más sabiduría y discernimiento. 

Cuando ustedes aprendan a amar el Santo Rosario, conocerán otros misterios, misterios que son verdades que Su Madre Celeste también conoció cuando se ofreció en servicio eterno e incondicional por la humanidad.

Queridos hijos, que el Santo Rosario ahora sea su arma de defensa espiritual, sea el portal que se abre completamente para que descienda la Misericordia de Mi Hijo y así se alcance la redención.

Su compromiso de rezar el Santo Rosario tiene que nacer de sus corazones, no puede ser una obligación ni tampoco una pauta espiritual.

El Santo Rosario debe surgir de la más íntima comunión con Cristo, del más simple diálogo con el Padre Celestial.

Hijos, esta es la hora de reconocer los instrumentos que Dios les entregó para que vivan su conversión. 

Mediante el rezo verdadero del Santo Rosario, ustedes, Mis hijos, estarán esencialmente unidos a Mí, y Yo los defenderé de los posibles peligros, de las amenazas, de las epidemias y del sufrimiento.

Conozcan el Santo Rosario, más allá de una recitación espiritual. Penetren en su poder y verán los resultados.

Estemos unidos, más que nunca, en este actual campo de batalla.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado! 

Los bendice,

Vuestra Madre, la Virgen María, Rosa de la Paz