MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Lo más grave no es salirse de la Ley durante la vida consagrada, sino no poder retornar a ella para estar amparado por la Divina Protección.

La Ley no solo protege, sino también ayuda a corregir las lecciones de la vida y los aprendizajes. 

Cuando la Ley no es amada ni respetada, sobrevienen las pruebas difíciles y las dificultades; y el alma, por más que intente, no consigue retornar a ella, ya que entregó su espíritu y corazón al mundo.

Por encima de todo, y de ustedes mismos, los invito a vivir y amar la Ley para que en estos tiempos en los que se verán cosas difíciles, nada los sorprenda.

La única tabla de salvación para poder volver a la Ley es pedir ayuda y reconocerla como tal; pues esto los salvaguardará de sí mismos y contarán con la ayuda de la Jerarquía Espiritual.

La Ley existe para acompañar la evolución de las almas y no para condenarlas.

La Ley infunde Misericordia en todos los aspectos de la vida; pero cuando repetidas veces decidimos abandonar la Ley, condenamos nuestra existencia, llevando nuestra consciencia a las corrientes superfluas del mundo.

En la Ley está la salvación de la humanidad actual.

¡Les agradezco por vivir la Ley de corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Bienaventurados los mansos y los silenciosos de corazón ante cualquier adversidad, negación o juicio que reciban, porque ellos serán llamados los transfigurados por Mi Misericordioso Corazón.

Cuando se haga uso de juicio o de palabra contra Mis servidores y que sea injusto ante los ojos del Universo, procuren tener un espíritu maleable, para que solo caminen bajo el rayo de Mi Amor y de Mi Paz.

Recuerden todos los días lo que sufrió Mi Ser durante la Pasión y la Muerte y, aun así, nunca dejé de amar a quienes Me castigaron injustamente.

Aquel que en estos tiempos no pueda servir a Dios con humildad, no podrá alcanzar con facilidad la fuente de Mi Amor, que todo lo cura y todo lo redime.

Por eso, cuando les digan todo lo que han hecho errado, guarden en sus corazones la lección y el momento, porque detrás de las injusticias que el mundo vive y que viven los seres humanos entre sí, existe una puerta segura para la liberación de ustedes mismos.
No tomen cada experiencia como algo destructivo, consideren todo lo que sucede como una oportunidad de vivir en un espíritu de humildad y de vacío de sí.

Y con aquellos que juzgan sin consciencia, aun cuando sea un hermano que está al lado de ustedes, solo sean un puente a la paz, a la compasión y a la armonía. Alivien la carga que ese hermano lleva en su corazón y no lo juzguen, porque ese momento será para que ustedes actúen con profunda misericordia.

Todo lo que reciben es proporcional a lo que Dios espera que ustedes alcancen en esta vida sobre la Tierra, así percibirán que ha llegado la hora de dejar el control de ustedes mismos y dar el paso a la gran transformación. Cuando sientan que los hieren, recuerden por un instante Mi Rostro Lastimado, así tomarán fuerzas internas suficientes para salir de ustedes mismos y dar la oportunidad de redención y de perdón a los que han sido injustos con ustedes.

Recuerden que cada experiencia vivida aquí en la Tierra es un precioso y posible tesoro en el Cielo.

¡Adelante! Sigan adelante, superándose sin mirar lo que ya es parte del pasado.

Sean buenos y sean santos.

Mi Corazón los bendice siempre.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por vivir Mis mensajes desde el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos Míos:

Recuerden que todos los días pueden venir hacia Mí y dejar que sus seres reposen en Mis Brazos de salvación.

Hoy los invito, como ha dicho Mi Madre, a la constancia, a lo que vendrá y a vivir en la santa esperanza del corazón. Con sus buenas obras de paz y de amor, también ustedes, Mis compañeros, transmitirán Mis Buenas Nuevas a todos.

Con este fin estoy formando a los guerreros de la Divina Misericordia para que, tanto en la oración como en la humildad que deberán alcanzar todos los días, puedan ser muestra y ejemplo vivo de Mi Mensaje Redentor hecho carne en ustedes. 

Hoy ya puedo llegar a lo profundo de sus corazones, pero aún Mi Alma tiene sed de aquellos que ni siquiera miran a lo más alto del Cielo, al Universo.

Mis queridos, acepten vivir las lecciones del amor y del perdón, porque a través de estas dos lecciones aprenderán a amar y a redimir el corazón. Los espero en oración, como también los espera Mi Madre del Universo, en todos los momentos del día. Solo permitan que Mi Amor se pueda irradiar en sus rostros, en sus ejemplos y en sus acciones cotidianas de la vida. Quiero y puedo estar presente por más tiempo en su templo interior, solo cuando se dispongan a decirme: “Ven Maestro, eres absolutamente en mí y yo en Ti”, así Me abrirán la puerta de sus casas, de sus familias y de sus seres más queridos.

Si Yo redimo sus vidas con la Fuente de Vida, en consecuencia, también serán redimidos sus hermanos más próximos. Antes de que todo suceda, quiero mostrarles el amor de Mi Misericordia y la fe de Mi Espíritu Divinizado por el Supremo Padre.

Quiero tenerlos cerca, por eso los espero en el silencio, en la contemplación de la Creación y de la Vida. Como Soy parte de Dios, Yo estoy en todas partes. Cuando se unan a Mí, los ayudaré, porque Mi Amor por ustedes aún es desconocido para muchos.

Confíen en Mi Espíritu porque al final de todo los resucitaré de la muerte y los llevaré a la Tierra Prometida: a la Tierra y al Paraíso bendecidos por Dios Creador.

Bajo el Espíritu Santo de Dios, sean siempre misericordiosos.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús, vuestro Pastor
 

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Amo a las almas que con predilección preparan internamente Mi segunda Venida Celestial y que persisten, incluso habiendo faltado a las Leyes del Señor. Por eso hijos queridos, Yo vengo como el Salvador, como el Pastor de todos los rebaños que en estos tiempos permiten ser redimidos por la fuerza imperiosa de Mi Amor.

Sus intenciones son buenas ante Mis Ojos y sé que día a día luchan sin cansancio para alcanzar la santidad y la humildad en el corazón. Delante de cada prueba hoy les pido, Mis queridos, que Me la entreguen para que Yo, con Mis Manos, pueda moldear sus aprendizajes y así llevarlos pronto hacia Mi Luz Eterna.

Yo les dije cuando estuve entre ustedes, que la vida sobre la Tierra merecía vivir la redención porque, como almas, vienen a este mundo para aprender las grandes lecciones; las que parecen fáciles de vivir pero para muchos muy difíciles de alcanzar. Ellas son las lecciones de la humildad, el amor y el perdón.

Compañeros, Mi Retorno ya está sucediendo. Estoy buscando corazones humildes, simples y verdaderos; corazones que puedan vivir sin teorizar Mis mensajes de redención, porque de ustedes puede nacer Mi Llama Crística, la que los animará a transformarse en buenas ovejas de Mi rebaño. Sé que ahora están bajo el Fuego Transformador del Universo.

Muchos hijos pensaron que Cristo permitiría que todo se perdiera o que la Santa Madre del Mundo abandonaría a los hijos que Yo le confié desde la Cruz. Estamos retornando como Sagrados y Renovados Corazones, los que fueron universalmente preparados para anunciar la próxima verdad al mundo.

Quien tenga oídos que oiga y quien abra su corazón que guarde Mis Preceptos, que anuncian el advenimiento de la Buena Nueva para toda la humanidad. Estoy llegando junto a Mi Santa Madre Celestial primero a los corazones que, dispuestos a vivir el Plan del Padre, están decididos a seguir Mi Mensaje Salvador y Redentor; y luego, a los que no Me esperan.

Estoy con ustedes tanto en las pruebas como en la alegría. Estoy con ustedes en el llanto como en las buenas nuevas. Estoy con ustedes siempre, sintiéndolos, buscándolos, acogiéndolos en Mi Corazón, dándoles Mi Bondadoso Auxilio. No tengan miedo de ustedes mismos, abandónense por entero a Mí porque nada les faltará.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​

Sé que las fuerzas que emergen de su interior, en purificación y transformación, a veces son tan fuertes que ciegan sus ojos para el amor y para el perdón.

Sé que después de eones de existencia alimentando orgullos y vanidades, poder y propiedad, es muy difícil para la consciencia en evolución decir “sí” a un aprendizaje de humildad, cuando él se precipita en sus vidas.

Muchos son los que dicen que quieren ser humildes como el Señor en Su pesebre de Belén, pero, delante de las pruebas que Dios envía, reaccionan y no solo no las aceptan con humildad, sino que también se ofenden profundamente y buscan una forma de atacar a aquellos que sirvieron, inconscientemente, de instrumentos para que Dios los probase, como siempre lo piden.

Comprendan, queridos compañeros en Cristo, que el Señor no puede permitir que todo se les entregue sin colocar en sus vidas las pruebas que consolidan el propósito crístico en su interior.

Después de recibir tantos impulsos del Cielo, cuando ustedes son menospreciados, humillados, calumniados o maltratados, según la comprensión de cada uno, simplemente reciban la oportunidad como dádiva celestial y sin miedo, dejen que las estructuras del orgullo caigan por tierra, frente a sus pies.

Sé que muchos perciben que no pasaron las pruebas que Dios les envió y que las resistentes estructuras del orgullo fueron mayores que su aspiración a la humildad, pero no importa, porque no les pedimos perfección sino persistencia.

Ahora, levántense del abismo de la ignorancia y reconozcan su propio aprendizaje; colóquense delante del Padre disponibles para nuevas enseñanzas y prosigan.

Quiero que comprendan algo de una vez y para siempre: la humanidad necesita de sus ejemplos de humildad, que son códigos que se extinguen de la consciencia humana, porque las reacciones y las contestaciones ya son muy conocidas por todos.

Cuando alguien los coloca delante de una situación de humillación, acéptenla con humildad, porque, independientemente de quién tenga la razón y si esa situación es justa o injusta, el Señor espera que Sus soldados bajen sus cabezas y venzan la batalla, derrumbando el orgullo y viviendo la humildad.

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos