MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES RECIBIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

A Mi amada África

Queridos hijos:

Hoy dedicaremos este trabajo de oración a las almas inocentes y más pobres de África, para que después de que cada una de ellas haya pasado por el aprendizaje de la miseria, del sufrimiento y del dolor, reciba la gracia de poder estar ante la gloria celestial.

Ahora, con Mi primer e inicial monasterio de consagradas en Angola, toda la Obra es llamada por la Madre de Dios para colaborar, de alguna forma, en esta misión de caridad y de servicio que recién comienza.

Así como Mi amado Hijo le pidió a la Madre Teresa de Calcuta servir y estar entre los pobres más pobres, hoy Yo como la Señora de los Pobres y de los Santos Inocentes le pido a cada hijo Mío, que Me escucha, que pueda estar en África con los más pobres entre pobres, especialmente con los más inocentes, con Mis pequeños hijos, con los niños huérfanos y abandonados por sus propias familias.

Deseo que la Obra entera, así como todos los que están despertando a través de ella, hoy tenga en sus oraciones a Mi amada África para que los bienes celestiales, que se convertirán en ayuda y en servicio humanitario, puedan descender del Cielo para ser ofrecidos en África.

Con todo este pedido, hijos Míos, el deseo ardiente de su Madre Celeste es poder llevar amor a los que no lo tienen y alivio a los que sufren.

Este es el tiempo en el que la injusticia y la desigualdad golpean a los más inocentes y pobres, a los que nada tienen. Pero también, hijos Míos, este es el tiempo de los milagros, milagros que sus propias vidas pueden realizar a través de su donación, de su apoyo y de su servicio a Mis pequeños hijos de África.

Esta Obra, bendecida por el Padre Celestial, tiene la misión de llevar el amor para poder curar el dolor del mundo, no solo con un gesto de cariño para aquel que nunca lo recibió, sino también a través de un gesto de servicio y de amparo a los más pobres entre los pobres.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Mientras su Madre Celeste aún permanece en vigilia y oración sobre la ciudad de San Pablo, quería decirles que el trabajo interior e intenso que realizó Mi Amado Hijo en ustedes fue muy profundo y transformador.

Por otra parte, su Santa Madre espera pacientemente que algunas almas de esta nación se concienticen y se compadezcan de la Señora del Cielo, abriendo sus bolsillos y ayudando como buenos celadores a que la misión a Centroamérica se cumpla.

Mi intención no es quitarles nada, sino llevarlos a la consciencia de la fraternidad planetaria por el bien común de toda la humanidad y de todas las naciones.

Aquí, en esta ciudad de San Pablo, existen almas que podrían impulsar y concretar de tiempo en tiempo todos los proyectos divinos de su Madre Celeste.

Es así que en este día sábado, Yo les traigo esta revelación para que la mayoría sepa que en verdad todo pertenece al Creador y a Su Creación.

Por eso, hijos Míos, Mi aspiración de Madre es que el Brasil, así como otras naciones de América, se puedan solidarizar y unir buscando, más allá de todo, la armonía y la misericordia que todos los pueblos del mundo necesitan.

Vengo en este día para despertarlos a la fiel hermandad, a la castidad de las cosas materiales y a la austeridad en los bienes espirituales.

Vengo para enseñarles a compartir, así como la Sagrada Familia compartía todo lo que tenía.

Invito a cada uno de los brasileños a tejer Mi manto de luz en el mundo a través de la caridad y del compartir, así harán del planeta un lugar de igualdades y no de desequilibrio y de gran pobreza.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Cuando Me entregues todo, Yo te daré los bienes que se guardan en el Cielo.
Ahora te encuentras frente a las puertas de la donación y de la entrega, caminata que sin demora tu corazón deberá emprender.Pero sabes que Yo estoy allí para ayudarte a cruzar los puentes que estén rotos y para ayudarte a escalar las elevadas montañas hacia tu espíritu.

Esta es la hora de dar todo por el Todo. El Señor está construyendo en tu morada el camino de la ascensión y ninguna de tus expectativas se compara con tu verdadera posibilidad de servirme. 

No hay nada más importante que tu vida interior; que tu pensamiento ni sentimiento se aflijan. En toda esta trayectoria Dios te acompañará en el silencio interior. Quiero ser en tu vida aquello que nadie ha conseguido ser, nunca te decepcionaré. 

Mi Amor Interior no pertenece a este mundo; Mi Amor Crístico que viene del Universo, es una estrella resplandeciente que envía sus rayos de salvación durante todas las horas del día, para que puedas percibir que Mi Presencia está en todos los lugares.

A medida que el discípulo da pasos en el Plan de Dios, mayores serán los esfuerzos para vivir la transformación interior, pero tu fortaleza indestructible se encuentra en Mi Corazón, la gran muralla que soporta los embates de todos los fuegos.

Que ahora puedas mirarme a los Ojos y decirme: “Sí, Señor, aquí estoy a pesar de mis caídas y de mis dudas”.

Mi Corazón se regocija en las almas que solo Me confiesan la verdad, porque Mi Amor es infinito y cura cualquier herida interior.

Quédate en Mí y reconocerás en verdad quien eres para Dios.

Bajo el Bien del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por quedarse en Mi Corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo les doy un corazón paciente para que tengan un alma humilde.

Yo les doy una vida abnegada para que después tengan todas las riquezas en el Cielo.
No busquen otro amor tan puro, verdadero y simple como el Amor que Yo tengo por todos ustedes.

Los seres de la Tierra aún son humanos y todos pueden errar sin percibirlo. Por eso les pido que sus ojos encuentren el Amor Verdadero de Dios en Mi Sacratísimo Corazón de Amor; porque allí no derramarán sus lágrimas, sino que se engrandecerán de júbilo sus corazones por solo estar Conmigo.

Mi Corazón Misericordioso, todos los días a las tres de la tarde, tiene un infinito espacio esperando a cada esencia de esta Tierra.

A partir de Mi Muerte en la Cruz por amor a ustedes, y después de Mi Resurrección, Yo guardé para cada ser un especial espacio sagrado dentro de Mi Insondable Corazón de Amor, para que pudieran a través de Mí volver a amar la Voluntad de Dios y confiar en ella.

Solo les pido, a los que se han consagrado fielmente a Mi Consciencia Sacratísima, que sus ojos solo se dirijan en amor hacia Mi Corazón de Paz; así su sentimiento, carente de amor, solo será colmado por Mi Presencia Redentora.

Busquen el amor en cada acto de caridad y de bien, porque a partir de ahora Mis discípulos deberán ser los nuevos recipientes para que Yo pueda derramar Mi Amor por esta ciega humanidad.

Cultiven un amor grandioso por Mi Padre, para que el enemigo no los tiente con falsos amores humanos.

Mediante la oración misericordiosa, sacien su falta de amor interior y siéntanse completamente amados por Mi Gran Corazón de Esposo y Pastor.

Dejen que la esencia del Amor de Dios pueda sembrarse en ustedes a través de la simple, pero verdadera oración que día a día Me donen.

Por sobre todas las cosas, preparen sus corazones para los tiempos que vendrán; quien quiera saciar su sed de amor, que solo venga a Mí.

Yo Soy confianza. Yo Soy plenitud. Yo Soy paz. Yo les doy la fe que necesitan para todos los días de sus vidas.

Vivan en Mi Amor y no lo rechacen, como lo rechaza el mundo por vivir en la falsa modernidad del amor.

Siempre busquen refugio en Mí.

Bajo el Amor Puro del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo estoy aquí presente en Aurora todos los días a las tres de la tarde para confortar con Mi Espíritu a aquel que se siente solo como en un desierto.

Yo estoy aquí todos los días a las tres de la tarde para derramar Mi Gracia en los que aún no se han redimido.

Yo estoy aquí todos los días a las tres de la tarde para consagrar a los que aún no han vivido Mi Camino Redentor.

Por esos y otros motivos, Yo estoy aquí entre ustedes y los he escogido para que en estos tiempos difundan Mi Mensaje de piedad, esperanza y misericordia.

Una vez más, la humanidad podrá comprobar que Yo llamo realmente a los que solo Me escuchan a través del corazón, aunque sea por un momento.

Por eso entrego Mis Bienes Celestiales en las manos de los más simples y libres, para que los multipliquen en amor y hermandad. Esta es la verdadera esencia del fin de los tiempos: tener un corazón puro para poder tener una mente pura y, teniendo una mente pura, poder recibir misericordia y redención.

Sepan Mis amigos, Yo conozco todos los rincones de sus consciencias, y Mi Amor por ustedes es tan grande, que Yo Me dejé clavar en la Cruz por amor a la salvación del mundo. Por este motivo hoy Yo estoy con ustedes, para que con valentía y voluntad sigan Mis Pasos hacia la Eterna Luz del Padre.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Para que aquello que consideran necesario para sus vidas se manifieste, antes deben contemplar en sus propios corazones las necesidades del mundo, del prójimo y de los Reinos de la Naturaleza.

A aquel que cuida de sus hermanos, los semejantes y los menores, Dios que es perfecto, siempre le enviará Su amparo y Su cuidado. El Señor tiene predilección por manifestar las necesidades de aquellos que no piensan en sí y que en todo colocan a los demás en primer lugar.

Cuando algo no fluye y no se manifiesta en sus vidas, pregúntense por qué y para qué desean tal o cual cosa. Recuerden que deben olvidarse de sí mismos todos los días y permitir que el Señor opere en sus vidas Su maravilloso milagro y derrame sobre ellas Sus infinitas Gracias.

No limiten el Poder de Dios pidiéndole todo el tiempo aquello que necesitan; antes que eso, observen aquello que el prójimo más necesita y suplan esa necesidad. Unos necesitarán de su respeto; otros, de su obediencia; algunos, de su amor; otros, de su silencio; unos de sus palabras; otros, de sus oraciones más secretas. Algunos necesitarán que oren por ellos; otros, que oren con ellos. Algunos necesitarán cosas materiales; otros, de actos simbólicos colmados por el amor en el cual se guarda la verdadera intención de esa acción. Muchos necesitarán de su ejemplo; por eso, todo el tiempo observen las necesidades del prójimo.

Si viven en función de la caridad y de la fraternidad, no solamente en lo que se refiere a las cosas materiales, sino también en lo relativo a las espirituales, encontrarán un camino corto en dirección a Dios y alcanzarán todo lo que siempre pidieron y nunca consiguieron, porque buscaban por vías equivocadas. Las Gracias del espíritu se alcanzan por vías espirituales. Las virtudes se ganan cuando se donan virtudes. Las Gracias son recibidas por aquellos que se abren a vivir por la obra de la Gracia.

Aprendan, pequeños hijos de Dios, a observar la vida desde otro punto de vista. Cuando estén delante de una gran oportunidad, busquen a aquel más necesitado y verán cómo ella llegará a ustedes sin que se den cuenta.

Los humildes y los pobres de sí mismos son los más ricos en el Reino de Dios, porque por no querer nada para sí, Dios les entrega todo, pues en sus manos los Bienes Divinos llegarán al lugar correcto.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ CASTÍSIMO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​

Mis queridos compañeros en Cristo:

Mientras que la humanidad se preocupa con el crecimiento material y con la acumulación de bienes y riquezas que perecerán rápidamente ante de la imperiosa Luz del Redentor, Yo los invito a preparar el retorno de Cristo al mundo.

El Señor vendrá cuando los corazones del mundo hayan aprendido a valorar la verdadera riqueza y los verdaderos bienes, que son aquellos que ganan cuando pierden los bienes del mundo y se pierden a sí mismos, entregándose a Cristo.

El Señor vendrá cuando la humanidad comprenda que el único camino seguro es el que los lleva a Cristo. Este momento no está distante de sus vidas, porque los mismos acontecimientos del mundo harán desmoronarse todas las estructuras que traen el confort y la seguridad de los seres en la vida material.

El Señor vendrá, en fin, cuando las consciencias comprendan más ampliamente Su primera venida al mundo. Ellas lo descubrirán al ver el ejemplo de aquellos que siguieron Sus pasos y que, confiados en Su Presencia Espiritual, no titubearon con los temblores del mundo y no dejaron desmoronar sus fortalezas interiores, aun con todos los ataques del enemigo. Al contrario, los compañeros de Cristo ayudarán a construir la fortaleza en el interior del prójimo, aun en medio de grandes tempestades, porque mayor que el viento y que la lluvia, será el poder del amor infundido en ellos por Cristo.

El Señor vendrá, en fin, cuando la humanidad comience a conocer su verdadera historia, el origen de este mundo y de todo lo que ya sucedió aquí, desde que los primeros seres humanos comenzaron a desarrollarse. En ese momento, la humanidad buscará en Cristo la respuesta para todos los cuestionamientos que el alma hará para que la mente despierte y encontrará en Él, la confirmación de todo. Porque el Señor vendrá en Gloria y solo por verlo entre las nubes, los incrédulos se arrepentirán, los ignorantes comprenderán y los falsos temerán verse delante de sus propias mentiras. Pero todos sentirán el Poder del Rey y Su Majestuoso Perdón.

Él regresará para que en Su Presencia, la humanidad por fin comprenda el Plan de Dios, y aunque muchos no alcancen a cumplirlo, seguirán sus destinos en la evolución del Universo, con reverencia hacia la grandeza del Pensamiento Divino y confiados en la Voluntad de Dios. Caminarán del punto en que se encuentren, hasta que, un día, puedan ser de acuerdo con lo que Dios pensó.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos