Ago

31

Lunes, 31 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​

Sean gratos y tórnense dignos de escuchar las Palabras de Dios, por medio de Sus Mensajeros.

En la simplicidad del corazón, agradezcan por no estar sumergidos en la humanidad común, que ignora la existencia de Dios.

Mientras ustedes están hoy delante de Mi Corazón, existen muchos otros que deberían estar a su lado, y sin embargo, ignoran su compromiso con Dios y con Su Plan.

Mientras que la humanidad se purifica a través del sufrimiento y del caos, ustedes se purifican por la consciencia.

Mientras que el mundo se pierde en las tecnologías y en los supuestos avances materiales, sus espíritus intentan crecer y avanzar en el cumplimiento de un Plan Superior.

Los Ojos de Dios están fijos en la pequeña parcela de la humanidad que aún tendrá una oportunidad de manifestar Su Propósito. Pero para esto, ustedes deben asumir su propia transformación con madurez y sin remordimientos.

Ya no lloren, ni pidan perdón por los errores cometidos. Reconozcan la Gracia que recibieron para dar nuevos pasos y no pierdan la oportunidad de crecer.

La Voz de Dios siempre se pronuncia para que evolucionen. Escuchen con atención las correcciones de la vida y sigan por el camino señalado por el Creador, y no por sus propios caminos.

La cura para todos los males está en jamás perder la fe del corazón, y con esa fe inquebrantable, dar los pasos rumbo a la transformación, sin lamentarse; solo con profunda gratitud.

La gratitud es la llave para vivir la Voluntad de Dios y dejarse moldear por ella. Nunca la pierdan de vista.

Si tomaran con seriedad y madurez las metas propuestas por el Señor y caminaran decididos hacia ellas, todo lo que sucede a su alrededor se acomodaría, porque el Rayo de la Voluntad de Dios, vendrá en su auxilio.

Cada uno tome para sí todas las palabras pronunciadas hasta el día de hoy y camine sin miedo de perderse a sí mismo.

Por el crecimiento espiritual de la humanidad y por el despertar de todos los seres, Yo los bendigo.

San José Castísimo, Servidor del Dios Supremo

Ago

30

Domingo, 30 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​

En la esencia de los seres humanos se encuentran todos los potenciales que podrán desarrollar al despertar al amor y a la fraternidad. La esencia es el tabernáculo de uno de los misterios más grandes de la Creación Universal. En ella se encuentra lo más perfecto que Dios creó, para que se desarrollase y manifestase más allá de este mundo, a favor de la evolución de todas las criaturas.

Este tesoro que habita dentro de cada uno de ustedes es silencioso, humilde, y jamás se mostrará, si no salen en su búsqueda.

Todo lo que necesitan para expresar con perfección lo que verdaderamente son, se encuentra dentro de cada uno. Lo que sucede es que siempre están muy ocupados en mostrar para el mundo algo que no son, y colocan todo su empeño para no salir un poco de ese lugar, para no perder las apariencias ya alcanzadas, el respeto que consiguieron y el ejemplo en que sus vidas se convirtieron.

Cada vez que intentan aparentar algo para agradar a los demás, más se apartan de lo que son en esencia. En tanto más conquistan buenas apariencias, tanto más se despreocupan de buscar lo que deben ser y que se encuentra en lo opuesto a lo que el ser humano aprendió a manifestar.

No teman no ser reconocidos, porque cuanto menor es el reconocimiento y mayor el anonimato, tendrán más libertad para alejarse del viejo hombre y profundizar en el propio mundo interior, en búsqueda de las verdades esenciales de la existencia de la humanidad.

Los seres humanos están enredados en sus propias trampas y viajan leguas de distancia, buscando una verdad que se encuentra en el propio interior, sólo por el miedo de encontrarse solos consigo mismos.

Queridos compañeros: Dios Me permitió traer al mundo grandes verdades, con palabras sencillas, para llevarlos a la humildad, sin herir sus corazones. Solo necesitan penetrar a fondo en el amor que deposito en cada frase y dejarse impregnar con el descubrimiento de estos misterios del mundo interior que les estoy revelando.

Con amor y paciencia, tomen cada impulso e intenten vivir cada día algo diferente, aunque nunca lleguen a percibir los resultados de su propia transformación.

Los amo y les dejo Mi bendición, Mi paz y Mi serenidad, para que avancen en el descubrimiento de su propia verdad interior.

San José, Padre e Instructor de todas las almas que caminan para el Corazón de Cristo

Ago

29

Sábado, 29 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

La esencia del silencio es, en realidad, el acto de silenciar las propias aspiraciones. Aquí se encuentra la clave para la ascensión tanto del espíritu, como de la materia.

Mientras que cada uno de los diferentes aspectos del ser busque la propia satisfacción y conquista, jamás conseguirán cumplir con perfección la meta espiritual de sus almas y de sus espíritus.

En estos tiempos de purificación, dispónganse interna y conscientemente a purificar las intenciones más profundas de todos los aspectos que componen su ser.

Construyan con la oración una fortaleza que soporte, con amor, serenidad y paciencia, encontrar las mil resistencias que surgirán del inconsciente. Dispónganse a conocer la raíz de todos los movimientos que no consiguen transformar, y con mucha calma, iluminen, con el poder del verbo que se eleva a Dios, esos espacios de la consciencia.

La oración es la llave de muchas puertas, no solamente para la salvación de las almas, sino también para prepararlos para todo lo que tendrán que vivir dentro y fuera de sí, en un futuro próximo.

Si oran de corazón y se disponen a la transformación, todo les será posible. No les digo que sea algo fácil de vivir, porque la peor batalla es la que se vive consigo mismo. Sin embargo, no será imposible, y con un poco de valentía y persistencia, estarán aptos para vivir batallas mayores y ayudar a otros que aún no comenzaron a recorrer el camino del espíritu.

En tanto no purifiquen las intenciones, todas las virtudes que viven son pasajeras. Incluso el silencio, la humildad, la caridad y aún la fraternidad; porque en el fondo de todo esto, habrá siempre una intención propia que debe ser purificada.

Cuando descubran las raíces de sus propias imperfecciones, podrán actuar, sentir y respirar siempre para Dios y en función de Su Plan. A partir de ahí, es que todo lo que hacen se torna verdadero y las semillas de una nueva raza, que obedece plenamente a Dios, comienzan a germinar en el mundo.

Por esta razón, Yo los animo a no alarmarse con lo que encuentran dentro de sí mismos. Al contrario, den gracias al descubrir un aspecto imperfecto, porque irán un paso adelante en la manifestación de la nueva raza.

Aprendan a vivir la propia transformación con mucha simplicidad y sin grandes angustias, como quien cura una gran herida, limpiándola todos los días. Y, aunque sienta dolor, o a veces expida un mal olor o pase por una inflamación, en algún momento, la herida cicatrizará. Cuanto mayor paz y cuidado hubiere, más rápido el propio cuerpo, fortalecido por el poder de la oración, cicatrizará.

Los bendigo y los conduzco al descubrimiento de sí mismos y de la pacificación interior, frente a cualquier circunstancia de la vida.

San José Castísimo, Siervo Paciente y Humilde de Dios

Ago

28

Viernes, 28 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

Entra en comunión con los Reinos de la Naturaleza y aprende a amar la esencia de la Creación. Observa los Reinos y aprende cómo vivir permanentemente bajo las leyes sublimes de Dios, en perfecta armonía con el Creador.

En Su Plan Divino, el Creador concedió a cada expresión de Su Divina Faz, los Reinos del Planeta, un atributo para manifestar.

Comulga de la paz, de la armonía y de la belleza de las aguas. Comulga de la cura y liberación de los minerales.

Comulga de la elevación de los árboles y del constante espíritu de donación del Reino Vegetal, que en su humildad, entrega siempre lo mejor a Dios, sin importar cómo será tratado, cuidado o amado por los demás. El Reino Vegetal sabe de la Ley Divina de la donación de sí, a Dios, y a Su Plan Superior. Contempla ese Reino y descubre, por medio de él, el secreto del vacío de sí.

Contempla el Reino Animal y aprende del amor a la vida. Aprende a defender las Leyes de Dios, a cuidar del prójimo y a ser siempre fiel a aquel que amas plenamente. Aprende de la plenitud del Reino Animal, y con la misma naturalidad del corazón, sé guardián de la vida y de la Perfección de Dios.

Contempla en tu mundo interior a los ángeles y devas, que en lo invisible crean y recrean la belleza de este mundo manifestado. Aprende con ellos a manifestar la belleza en silencio, a obrar en secreto y a entregar lo mejor, sin necesidad que nadie sepa de su existencia.

Vive el sublime atributo de la humildad, que ángeles y devas expresan en el mundo.

Contempla los elementos y cómo se complementan entre sí. Descubre, entonces, cómo se comparte aquello que el otro necesita para expresarse. Sé como el viento, que permite la existencia del fuego y le da al prójimo todas las posibilidades de ser aquello, perfecto, que está latente en su interior.

Y aprendiendo de los Reinos de la Naturaleza, expresa lo que el ser humano tiene de más sublime: su posibilidad de aprender lo más bello de toda la Existencia y de vivirlo en sí, en la esencia del amor a la Creación.

Los amo y los aguardo, sencillos de corazón y mansos de espíritu, siempre dispuestos a observar la Creación y aprender. Siempre dispuestos a amar y a donar de sí lo que le falta al otro para alcanzar la perfección.

Su Amado Padre e Instructor, San José, Aprendiz y Siervo de los Reinos de la Creación

Ago

27

Jueves, 27 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

Existen misterios que sólo son revelados para el alma sencilla. Aquella que en su simplicidad, deja de aspirar a las cosas del mundo y coloca el foco de su evolución en vivir lo que es real y que desconoce por completo.

Sepan que aún aquella alma que está aparentemente recorriendo un camino espiritual, cuando tiene alguna meta o aspiración material para sí, jamás comprenderá los Caminos de Dios y no será capaz de ingresar verdaderamente en Su Corazón.

El alma que se coloca en el camino correcto es aquella que no aspira absolutamente a mérito alguno en este mundo. Todo lo que construye en su vida material, inclusive la propia transformación, es solo con la intención de obedecer a Dios en lo que le pide, sabiendo que Él algo hará con todo eso. Su verdadera aspiración es disolverse en Dios, encontrarlo y no ser nada dentro de Su Grandeza.

Esa era la esencia de la Sagrada Familia, que fue ejemplo para toda la humanidad.

En la vida material, ofrezcan todo con empeño, esfuerzo y perfección, para que aquello que Dios pide, se materialice; no para que ustedes sean los realizadores de la Obra de Dios, solo para obedecerle, sin importar la finalidad que Él le dará a todo lo que viven.

Si hacen suyas las Metas de Dios, corren el riesgo de colocar su propia voluntad dentro de los designios celestiales. Intentarán descubrir cuál es la Meta de Dios, y al creer conocerla, cuando esta no se materializa, sentirán que fracasaron.

Mis queridos compañeros, ¿comprenden entonces la esencia de ser un obrero del Señor? El obrero de Dios no sabe cómo será el final de la obra, no sabe lo que está construyendo. Sólo coloca, cada día, el ladrillo en donde se le pide. Y lo hace con mucha libertad y con mucho amor, porque la obra no es suya, es de Dios.

La verdadera meta del obrero no está en materializar la obra, sino en obedecer, a cada día, al Gran Constructor Celestial.

Coloquen entonces sus aspiraciones en el lugar correcto y abandonen las metas propias, aunque les parezcan espirituales. Diariamente, déjense construir por Dios y no quieran saber en qué terminará Su Obra. Sólo amen ser siervos del Creador, confíen en Su Perfección y con simplicidad, encontrarán la unión absoluta con Él.

De esta forma, no importará si fracasan ante los ojos humanos, porque en su interior sabrán que sólo Dios, que es Perfecto, conoce el resultado de Sus Obras.

El corazón humilde y sencillo descubrirá muchos misterios.

Les dejo Mi bendición y Mi paz,

San José, Obrero y Servidor Eterno de Dios

Ago

26

Miércoles, 26 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

DEVOCIONARIO DE SAN JOSÉ PARA ALCANZAR
       EL ESPÍRITU DIVINO DE LA UNIDAD

 

Cuenta de Unión:

Por el Poder que Dios Te concedió,
       San José Castísimo,
       enséñanos a vivir en el Espíritu Divino de la Unidad.

Amén
 

Primera decena:

Bajo la intercesión de San José,
       sean disueltos todos los atavismos, los egoísmos y las vanidades
       que nos separan del Corazón de Dios.

Amén
 

Segunda decena:

Por el Poder concedido a San José Purísimo,
       sean absueltas las manchas y los pecados
       que separan las almas de todos los Reinos de la Naturaleza.

Amén


Tercera decena:

Bajo la intercesión del Humilde Corazón de San José,
       sean expulsados y trascendidos todos los aspectos malignos
       que impiden la unidad entre los seres humanos.

Amén

 

Cuarta decena:

Por el poder de la caridad y del amor presentes en el Casto Corazón,
       sean disueltas todas las incomprensiones
       que nos separan del Sublime Universo de Dios.

Amén
 

Quinta decena:

Por todos los atributos alcanzados en la paternidad de San José,
       que las virtudes y los dones del Castísimo Corazón
       se plasmen en la humanidad,
       uniendo así el corazón humano a toda la Creación de Dios.

Amén

 

Este devocionario es para ser orado por todos aquellos que aspiran a alcanzar la unidad dentro de sí mismos, con el prójimo, con los Reinos de la Naturaleza, con el Universo Angélico del Creador y con la Divina y Purísima Consciencia de Dios.

Si lo orasen con el corazón, aspirando a trascender todos los aspectos humanos de separatividad, causados por el orgullo, la vanidad y el egoísmo, podrán alcanzar Mi santa Intercesión.

Clamando a Dios por las virtudes alcanzadas por San José, permitirán que Mi bendición los impregne y que Mi amor les abra las puertas para que, como humanidad, ingresen en un nuevo ciclo.

Los amo, los bendigo y les entrego nuevas llaves para la transformación de la vida.

San José, Siervo Orante de Dios

Ago

25

Martes, 25 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Quédate en paz y escucha en el silencio del corazón Mis palabras, que son las Palabras de Dios, expresadas por Sus Mensajeros.

Entra dentro de la Consciencia Divina en oración y encuentra ahí todo lo que necesitas para dar tus pasos rumbo a la transformación de la vida.

Queridos compañeros: para encontrar a Dios, es necesario que nunca pierdan la paz en sus corazones. No permitan que las tribulaciones del mundo los perturben y, siempre que sientan que están comenzando a apartarse de Dios, silénciense y entren en oración. Recuerden entonces la Presencia de los Sagrados Corazones en sus vidas, y permitan que todo lo que ya fue depositado en sus esencias, pueda surgir y venir en auxilio.

Para que permanezcan en el camino sin titubear y alcancen la meta colocada por Dios, jamás pierdan la paz en sus corazones mas luchen contra sí mismos, para que la paz se establezca en su interior.

En el espíritu de la paz encontrarán todas las respuestas que necesitan y servirán de instrumentos en las Manos de Dios, para llevar la paz a los que la perdieron o a los que nunca la encontraron.

Que este atributo de la paz, primordial para estos tiempos, sea el mayor tesoro en el corazón de los que siguen a Cristo.

Los amo, los guío y los bendigo siempre.

Su Padre e Instructor, San José Castísimo

Ago

24

Lunes, 24 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Queridos compañeros y siervos de Dios:

Hoy los invito a meditar, con la esencia del corazón, en todas las Gracias que recibieron y que siguen recibiendo incluso en los días de hoy. Los invito a meditar en la verdadera razón por la cual fueron congregados por los Mensajeros Divinos; en cuál es el potencial que está oculto en el interior de cada uno y que, en este tiempo, Dios aspira revelarles.

Sepan, Mis amados, que no vengo al mundo sólo para instruir una parte de la humanidad, para que se vuelvan más sabios y tengan una vida un poco más pacífica para disfrutar. Mi Casto Corazón tiene una misión clara, que Me fue entregada desde el principio de Mi llegada a este mundo. A pedido del Altísimo Señor, vengo a abrir la consciencia humana y a proporcionarle una posibilidad de vivir, según la Voluntad del Creador.

Vengo para que poco a poco, gota a gota, la humanidad deje de ser una llaga en el Corazón del Padre y sea la materialización de Su esperado Proyecto, predilecto en el Reino de los Cielos.

La responsabilidad de los que Me escuchan es inmensa, y no cabría en sus mentes, ni tampoco en sus pequeños corazones. Es por eso que, día a día, los Mensajeros Divinos los invitan a confiar en las Palabras de Dios, pronunciadas por los Sagrados Corazones. Porque la verdadera esencia y razón por la cual llegamos aquí todos los días, a este mundo, difícilmente podrán comprender.

Sepan que el Creador cuenta con pocos soldados dispuestos a seguirlo incondicionalmente; dispuestos a dejar atrás lo que fueron, para renacer en un nuevo hombre, completamente opuesto a lo que hoy se expresa en el mundo.

En medio de una humanidad ignorante y ciega, los pocos que intentan mantener su fe están siendo sofocados por los ejércitos de la oscuridad, y ustedes están delante de la Voz de Dios, que los instruye día a día, para ser sencillos de corazón y humildes. Porque esa es la única manera de equilibrar todo lo que sucede hoy en el mundo.

Por más que les parezca increíble y a veces absurdo, Yo les digo compañeros, que el Creador cuenta con cada uno de los que son capaces de escuchar Su Voz y seguirla. Y sus esfuerzos diarios para transformarse, aunque sean mínimos, son colocados en la balanza del Juez Celestial.

Todas las instrucciones que les traigo son a fin de aplacar la Justicia que descenderá sobre el mundo. Mas para eso, no sólo deben encontrar bellas las palabras de los Mensajeros de Dios, sino también vivirlas. Si no fuese así, ¿de qué valdrá que vengamos al mundo?

Yo los guiaré y entregaré Mis últimos impulsos para la humanidad, en la Divina Esperanza que, al menos un alma, escuche y viva lo que tengo que decir y enseñar.

Ruego al Padre todos los días por el despertar de los corazones; para que al menos unos pocos descubran cómo es de simple seguir los pasos de Dios y cuán verdadera es la libertad celestial que se encuentra al abandonar lo viejo y abrirse para ser una semilla de la nueva humanidad.

Yo los amo y los guiaré incansablemente.

San José, Fiel Pacificador de Dios

Ago

23

Domingo, 23 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

En esta tarde vengo a revelarles una verdad suprema de Mi Corazón: uno de los pilares para la consagración del espíritu es el amor a la soledad. Es en soledad que se encuentra el Corazón del Padre Eterno y dentro de Él, a toda la Creación.

La consagración de la vida requiere que los seres abandonen todas sus expectativas en relación con el prójimo y consigo mismos. Que no quieran conquistar cosa alguna, ni siquiera un atributo espiritual, para demostrar sus avances a nadie.

En tanto estén presos de la necesidad de mostrar resultados en sus transformaciones, siempre se estancarán en el mismo punto, y a cada momento, encontrarán las mismas miserias de siempre. Porque la transformación definitiva parte de la consagración verdadera a Dios y consagrarse a Dios, es entregar a Él todo lo que son. Aunque no obtengan ningún resultado o no alcancen ninguna meta, no importa a dónde llegarán, porque eso que son sólo pertenece a Dios y a nadie más.

Cuando hablo de soledad, hablo del desapego de las compañías en sus caminos. Con esto no quiero decir que, a partir de ahora, deban estar solos físicamente. Sólo quiero decirles que deberán dar sus propios pasos, aunque sean los únicos en el mundo entero, asumiendo un camino de transformación. Y aunque todos a su alrededor no reconozcan ese camino y no se esfuercen en nada para recorrerlo, aún así deben hacerlo.

La consagración debe ser entre la propia alma, el propio espíritu, y Dios. Ninguna interferencia de la vida sobre la Tierra deberá apartarlos de la posibilidad de lanzarse en el abismo de la entrega al Creador.

Uno de los motivos, Mis queridos, por los cuales la humanidad no alcanza los Principios Celestiales, es la imposibilidad que tienen la mayoría de los seres de desapegarse de todo lo que los otros esperan de ellos, o también, de caminar sin depender de los pasos ajenos, de incentivos externos de los que los acompañan.

Como ven, ese camino es duro y árido. No obstante, la fuente que se encuentra al cruzar este desierto es eterna, y si un ser es capaz de llegar hasta ella, podrá saciar la sed de toda la humanidad.

Sepan que, aunque ese camino sea permeado por el espíritu de la soledad y de la entrega, lo harán por todos aquellos que no se animaron a caminar. Los méritos generados por uno de ustedes, resultará en la salvación de muchas almas.

Por eso, nuevamente les digo: conságrense al Creador todos los días, vivan para Él y no para otros, ni tampoco para sí mismos. Así, abandonarán la necesidad de realizar hechos que no construyen el Proyecto de Dios, por la inseguridad y por el miedo de no ser aceptados por los demás.

El Señor espera que limpien el suelo que pisan, que retiren las hojas secas y vean en la tierra la marca de Sus Pies. Sigan Sus Pisadas. No hubo nadie más solitario y desapegado de sí y del mundo que el Hijo de Dios; Su ejemplo es Salvación Eterna.

Bajo el Amor de Cristo, los bendigo,

San José Castísimo

Ago

22

Sábado, 22 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

¿En dónde buscar la esencia de la humildad? En medio de la degeneración humana, ¿cómo encontrar la pureza y la simplicidad que Dios espera de Sus Criaturas?

Cuando decimos: “Sean humildes”, los corazones se preguntan: ¿Cómo?

La humildad nace del amor al prójimo y del amor a Dios; de la reverencia que surge a partir de este amor, porque el corazón que ama, reconoce lo sagrado y la esencia divina presente en cada cosa.

Los seres humanos perdieron la referencia de lo sagrado y vulgarizan la grandeza de la Creación, por la arrogancia y por la ignorancia que impregnó el corazón de los hombres.

Volver a lo sagrado es como incursionar en un universo que desconocen casi completamente y al intentar buscarlo y vivirlo, muchos sienten que están fantaseando o viviendo algo que no corresponde a su realidad en este mundo.

Sin embargo, hoy les digo, queridos compañeros, que sienten todo eso porque sus células están tan impregnadas de la oscuridad del mundo y esta humanidad está tan separada de Dios, que como ya les dije, este camino de transformación es para los valientes de espíritu.

Será necesario vencer al mundo y sobre todo, vencerse a sí mismos. Pidan a sus almas y a sus espíritus que les enseñen a vivir en lo sagrado y que los ayuden a encontrar el camino para vivir el atributo de la reverencia.

La humildad sólo se encuentra cuando la consciencia es capaz de reconocer la Presencia de Dios en cada ser y al sentir así, actuarán ofreciendo al prójimo siempre lo mejor. ¿Qué no merecerá Dios presente en el prójimo?

Como ejercicio de humildad, intenten encontrar al Creador en todas las cosas y en todo, descubran lo mejor: el mejor atributo que expresa un hermano, un reino de la naturaleza o cualquier expresión de la Creación.

No intenten buscar en el prójimo las miserias, para regocijarse de este modo de ser mejores que los demás. Busquen en el prójimo aquel atributo que aún no alcanzaron. Encuentren al Creador en Sus criaturas y ámenlas, como si tuviesen al mismo Dios delante de sus ojos. Sirvan a ese Dios, entréguenle lo mejor y haciendo esto, en la esencia de la simplicidad, encontrarán puertas abiertas para la humildad, para la reverencia y para el amor. Así, poco a poco, desterrarán del interior el viejo hombre, que sólo pretende que se establezca el propio reinado, la conquista de las ventajas y la seguridad de ser mejor que los demás.

Con claves sencillas para la consciencia humana, quienes venzan el orgullo e intenten seguir lo que les digo, florecerán en los jardines de la Creación, como una flor que expresa los Principios de Dios.

Que la paz y la humildad sean esencias vivas en el corazón humano.

San José, Siervo Incansable de Dios

Ago

21

Viernes, 21 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

En el espíritu de la simplicidad, entreguen su propia voluntad a Dios y no tengan miedo de seguir Sus Designios, pues muchas veces son incomprensibles para la mente humana, pero siempre estarán plenos de perfección.

La Voluntad de Dios siempre resonará en el interior del corazón que se silencia para escucharlo, y aquel que aspira seguir esa Voluntad, sabrá que este sentimiento profundo es real y verdadero.

Dios habla siempre en el interior de Sus criaturas, pero la mayoría de las veces, es muy grande el bullicio que existe en el interior de los seres, debido a la búsqueda constante de una satisfacción que no alcanzarán en este mundo. En otros casos, ocupan inclusive el alma en aspiraciones puramente materiales y no consiguen escuchar el propio corazón; o para no seguirlo, dudan que ese sentir y esa voz interior sean verdaderos.

Sin embargo, hoy les digo que para seguir la Voluntad de Dios, deben ser valientes y firmes tanto en el espíritu, como en el corazón, porque la humanidad está muy distante de lo que debería expresar y muchas veces, los corazones de buena voluntad, que intentan caminar hacia Dios, están dirigiendo sus esfuerzos en sentido contrario.

Con esto no quiero decirles que abandonen todo lo que hacen, pero sí que presten más atención a la Voz de Dios en el propio interior y estén más atentos para escucharlo, dispuestos a seguirlo, cuando les dé claras indicaciones.

Esa posibilidad de unirse a Dios nunca les será retirada. La Voz de Dios proyecta el espíritu y alegra el alma. No la confundan con la voz de la mente, que sacia las aspiraciones de los sentidos y de las vanidades.

Este es Mi mensaje para hoy: en el silencio del corazón escuchen a Dios y en la valentía del espíritu respondan a Su Llamado.

Yo los bendigo hoy y siempre.

San José Castísimo

Ago

20

Jueves, 20 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ CASTÍSIMO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Cuando San José apareció hoy, se presentó como nunca antes lo había visto. Estaba vestido con una túnica blanca, un manto marrón sujetado en su hombro izquierdo y que caía por encima de la túnica. Tenía en la mano derecha una vara de nardo, con tres flores pequeñas casi en la punta, dobladas ligeramente hacia un lado. Sus ojos color miel, bien claros, resplandecían como nunca. Parecía más joven, como de unos cuarenta años. Tenía los cabellos un poco encima de los hombros y estaba de píe en un campo verde, entre las nubes. Dijo que esta escena correspondía a la imagen que presentaba en el templo el día en que Él fue escogido para casarse con María. Y que correspondía al aspecto que quería que conociésemos en este tiempo, porque ella dará el impulso que necesitamos para comenzar un nuevo ciclo. Este momento representó, para San José, el inicio de un nuevo y definitivo ciclo, a partir del cual ingresó en el desarrollo del arquetipo de Dios para la humanidad.Hoy vengo a su encuentro con esta faz, porque es así como les hablaré desde hoy, trayendo para el mundo los impulsos de los primeros pasos que dio Mi Casto Corazón hacia la Santidad.

 

Con este símbolo, quiero demostrarles que el primer paso para el inicio de un nuevo ciclo, una nueva vida, pautada por la Voluntad de Dios Altísimo, es la transparencia en el corazón, en la mente y en los sentidos. Si son transparentes, no escondan de los hombres lo que verdaderamente son y nunca intenten esconderse de Dios. Cuando sean verdaderos y transparentes, delante de todo y de todos, es que podrán iniciar este camino.

No tengan miedo de proclamar la fe propia y trayectoria espiritual y no vivan según las tendencias del mundo, sólo por no parecer diferentes a los ojos de los hombres.

Si no buscan esconderse de Dios y todos los días le ofrecen sus propias miserias, como también sus virtudes, sabrán entonces lo que debe ser transformado y lo que tendrá que ser fortalecido, bajo el espíritu de la humildad y de la oración.

Que la simplicidad del corazón abra los caminos para que puedan ser verdaderos, sin temor. Si aspiran a esto, descubrirán en sí mismos potenciales que siempre estuvieron ocultos por las capas de los falsos aspectos de lo que les gustaría aparentar para el mundo, para sentirse parte común de esta humanidad degenerada.

Siéntanse ahora parte del Proyecto de Dios y ábranse para que poco a poco, consigan ir perdiendo lo que hoy aparentan ser, para descubrir entonces lo que verdaderamente son.

Yo los bendigo y los animo.

Su Instructor y Guía, San José Castísimo

 

Al final del mensaje, San José transmitió la siguiente oración:

Oración para iniciar el camino espiritual, rumbo al descubrimiento del Nuevo Hombre, que en realidad, es el principio de manifestación de la humanidad y que jamás encontró espacio para descender en las consciencias de este mundo.

Los que la realicen de corazón, abrirán nuevas puertas para la propia transformación.


       Oración de Inspiración de San José
       para manifestar la Nueva Humanidad

       San José,
       Que Tu humildad se refleje en nuestros corazones,
       como símbolo de simplicidad
       y del reconocimiento de la grandeza de Dios.

Que Tu sagrada faz inspire nuestros caminos
       y que, a través de Ti,
       descubramos la esencia de la Nueva Humanidad:
       expresión de la perfección de Dios,
       semejanza profunda con el Creador,
       manifestación viva del manantial de Su Divina Misericordia,

Que en Tu Casto Corazón,
       San José, Siervo de Dios,
       aprendamos a dejarnos guiar
       por la Soberana Voluntad del Creador.

Amén

Ago

19

Miércoles, 19 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE EXTRAORDINARIO DEL CASTÍSIMO SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A MADRE MARÍA SHIMANI DE MONTSERRAT

Mis amados compañeros de camino:

Hoy llego a este sagrado lugar, Reino de la Madre Universal y del Hijo Primogénito, para traer a todos la humildad y simplicidad que aprendí durante el tiempo que estuve aquen esta Tierra, como San José, y que Me han acompañado desde entonces.

Fue esa humildad y esa simplicidad las que Me permitieron vivir la santidad, pero, sobre todas las cosas, permitieron que Me dejara guiar por Dios, por Mi Hijo Jesús y por Mi amada esposa María. Ella, con Su amoroso silencio, guiaba Mis pasos internos, silencio que Yo amé y veneré en ese tiempo, como ejemplo de servicio a Dios.

Hoy vengo a decirles que para superar esta purificación que ustedes, Mis amados discípulos, están comenzando a vivir, solo el camino de la humildad y de la simplicidad y el amor al silencio los llevarán a superar todas las pruebas; pruebas que enfrentarán para dejar atrás al viejo hombre y a la vieja mujer,que no deberán existir más para que el odre que Mi Hijo debe llenar con Sus códigos nuevos de luz pueda estar vacío y listo para Él.

Les hablo a todos por igual, sin embargo, hoy quiero hacer un especial llamado a aquellos que están confusos. A estos hijos les pido que el silencio interior sea el que les permita escuchar la voz del corazón, y que la humildad les permita aceptar la guía de la instrucción dejada por Nosotros, los Mensajeros Divinos.

También, hoy, hablo especialmente para aquellos que siempre han estado seguros de sí mismos porque son fuertes y sienten claridad en su interior. Quiero que sepan que todos vivirán el derrumbe de aquellas estructuras que no los dejan dar pasos en dirección a la plena fraternidad y humildad que el Padre Altísimo diseñó para el destino de cada uno de ustedes.

Abran sus corazones y, así dispuestos, estudien Mis instrucciones, las que les doy desde que los visito; en ellas se guardan muchas claves que deberán ser las que los ayudarán en estos tiempos tan sublimes y esperados por sus almas.

Sean fuertes y perseverantes y no se dejen amedrentar por el adversario de este Plan de Dios, que siempre querrá utilizar las destrezas de ustedes en su favor, sin que lo puedan percibir.

Colóquense siempre por debajo de los demás; vivan para servir a sus hermanos sin protagonismo y, así, la virtud que está guardada en sus esencias, aquella que el Creador colocó en sus seres, se derramará dentro y fuera de ustedes para conducir este camino de esfuerzo que deben recorrer hacia la santidad.

Yo estaré allí para guiarlos, para ampararlos y para protegerlosde ustedes mismos. Solo Me deben aceptar como su compañero de camino.

Hoy bendigo esta casa, cuna de la Nueva Humanidad, y a todos ustedes, hijos del Altísimo.

Dios esté siempre en sus vidas.

Mi Casto Corazón los protege.

San José, obrero humilde de Dios

Ago

19

Miércoles, 19 de agosto de 2015

Mensajes mensuales
MENSAJE MENSUAL DE SAN JOSÉ CASTÍSIMO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Como grandísima Gracia traída del Reino de los Cielos, Mi Casto Corazón viene a anunciar al mundo el último año de Mensajes que entregaré a la humanidad. Y como bendición principal para todos los corazones, durante el período comprendido entre el 20 de agosto de 2015 y el 20 de agosto de 2016, haré llegar el primer ciclo de Mensajes Diarios de San José, para el género humano.

Es de esta forma que, en la urgencia de los días, Mi Casto Corazón comenzará a entregarles a todos el paso a paso del surgimiento de la Nueva Humanidad.

Cuando este ciclo de mensajes finalice, ya no vendré al mundo como antes, y esa señal marcará el inicio del tiempo de pruebas definitivas.

Debido a sus oraciones y pedidos, los Mensajeros Divinos alcanzaron la Gracia de entregar este último impulso para la humanidad, con el fin de que todo lo que necesiten para transitar en los tiempos que vendrán, esté disponible para sus almas y consciencias.

Jamás olviden que este impulso llegará como una última oportunidad para seguir los pasos de Dios y de esta forma, impulsados por Mi Sencillo y Humilde Corazón, puedan seguir los pasos que los conduzcan a la materialización de este Plano Superior de Existencia.

Por medio de Mis palabras, llevaré a la humanidad al descubrimiento de lo Sagrado y con ejemplos y revelaciones de Mi vida santa, intentaré conducirlos por última vez a la santidad del espíritu y del corazón.

Sepan que son espíritus agraciados, en medio de una humanidad que padece y que se degenera día a día, como consecuencia de sus acciones. Deben reflexionar y meditar sobre lo que es el espíritu de la eterna gratitud -porque están siendo merecedores de esta Gracia- y lo que Dios espera de las almas que Lo Escuchan por medio de Sus Mensajeros.

A medida que el sufrimiento y la ilusión se expanden por el mundo, Dios les concede la Gracia de despertar, y con Sus Mensajeros, aprender la verdadera esencia de la existencia de la humanidad que aún no se manifestó plenamente en este mundo, con excepción de Su Hijo y de la Sagrada Familia que lo acompañó y que con Él aprendió.

Que el espíritu de pacificación se vuelva vida en sus seres. Así descubrirán que es en las transformaciones más simples, que alcanzarán la manifestación de la Nueva Humanidad. Muchos buscan realizar grandes obras y se olvidan que, es en el espíritu de la humildad, que se encuentra la verdadera llave para abrir las puertas del Cielo y volver a unirse con la Consciencia de Dios.

Yo los amo y los espero despiertos y atentos a este nuevo y último ciclo de instrucciones de Mi Casto Corazón.

San José Castísimo, Siervo y Aprendiz de Dios

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos