Grupo de Almas

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Para estos tiempos de definiciones en los que todo estará permitido, será concedida una Gracia extraordinaria para la liberación de todos los errores pasados que un alma o un grupo de almas hayan generado a través de los tiempos.

Esa Gracia de liberación se refiere a todo lo que ata o aprisiona a las consciencias con hábitos y costumbres pasadas, las que mantienen a las almas imposibilitadas de dar un salto en la evolución.

A través de los Centros Sagrados, unidos a los Centros Marianos, esa liberación se podrá realizar, así como también mediante la unión de un grupo de almas servidoras que apoyen la liberación de una consciencia sufrida.

Por esa razón, es importante saber que de suceder esa liberación espiritual e interior, eso permitirá que se abran las puertas de la cura y de la rehabilitación para el alma que haya estado presa de sí misma por mucho tiempo.

La fusión de los Centros Sagrados con los Centros Marianos genera un potentísimo vórtice de liberación, que actúa cada vez que una agrupación de consciencias clama por esa liberación.

Los efectos de ese pedido, o de esa súplica, llegan hasta los niveles más profundos de la esencia que necesita ser liberada.

En este ciclo de rescate, la Jerarquía Espiritual le concederá a las almas prisioneras la Gracia extraordinaria de la liberación con la finalidad de que alcancen la redención y la unión íntima con Dios y, así, vuelvan a ser libres de espíritu.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN EL NÚCLEO SAGRADO CIELO, BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA, SEÑORA DE KIBEHO, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Nuevamente vengo a vuestro encuentro como Madre y Señora de Kibeho, Señora del Verbo Divino, para que sepan que en este tiempo aspiro ardientemente concretar Mis Planes de Paz en el mundo. Planes que la humanidad no fue capaz de seguir, pero que ya llegó la hora de la madurez espiritual donde podrán reconocer verdades que antes no comprendían.

Mis queridos, Mi presencia en el mundo no es solo un milagro que les trae paz y alivio en las necesidades diarias. Quiero construir en este mundo el espejo del Reino de Dios y en vuestras almas las imitaciones perfectas del Alma Gloriosa de Cristo, de Su Sacratísimo Amor y Unidad.

Mis amados, Mi Corazón viene al mundo, con un motivo mayor de lo que pueden imaginar con vuestras pequeñísimas mentes. Hay un Propósito que manifestar, una inspiración divina, que proviene de la mente de Dios, para este planeta, con la finalidad de volverlo sagrado.

Ya muchas veces y en diferentes partes del mundo, Mi voz se hizo escuchar y Mi Inmaculado Corazón se mostró a distintos hijos Míos, que tenían un compromiso Conmigo: entregar sus vidas, para llevar al mundo Mi mensaje y, más que las palabras, llevar el despertar del Espíritu Crístico, presente en cada una de ellas.

Estuve en Guadalupe, en Japón, en Egipto, en Portugal, en Ruanda, en España, en Francia, en Bosnia; de todas formas intenté que las almas despertaran a Mi Llamado.

Estuve entre los Incas, entre los pueblos originarios, entre los cristianos, entre los ateos, para que no hubiese quien quedara sin escuchar Mi Llamado.

Ahora, Mis Amados, estoy aquí intentando otra vez que las consciencias del mundo puedan abrir los ojos y despertar definitivamente.

A través de este grupo de almas que convoqué para difundir Mi Llamado, reúno todas Mis manifestaciones en el mundo, para depositar por última vez, todos los códigos que el Creador Me permitió traer al mundo y a cada una de vuestras vidas.

Por un pedido Mío, este grupo tiene como religión la Esencia Crística presente en todas las cosas, para que no exista ningún alma que, por credo o religión, no pueda escuchar Mi Llamado.

Estos son tiempos de emergencia; por ese motivo, tamaña es la Gracia que desciende desde el Cielo.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Apreciados hijos:

Hoy agradezco en especial a todos los servidores donados a Mi Inmaculado Corazón. Mi tarea por la paz se difunde por la espontánea y abnegada colaboración de muchos de Mis servidores marianos en el mundo.

El mensaje de hoy lo dedico, con amor y agradecimiento, al grupo de almas donadas a la misión de la Madre de la Divina Concepción de la Trinidad. Sin la dedicación total de vuestras vidas, muchas almas no hubieran podido salvarse. Sepan, Mis queridos hijos, que Mi Corazón no elogia, pero sí irradia amor y agradecimiento celestial por la tarea que vosotros, como hijos, hacéis posible en esta parte del mundo, en esta parte de América del Sur.

Queridos hijos, por tal motivo, a todo este dedicado grupo de almas les extiendo Mis brazos para que a todos, tomados de Mis Manos Maternales, Yo pueda elevarlos hasta el Reino de Dios.

Hijos Míos, recuerden que vuestra morada debe reposar todos los días porque Dios necesita que vuestro templo esté firme y fuerte para que puedan continuar con la tarea que Yo les he confiado.

Como soy Madre de todas las almas, hoy pido a todos Mis hijos que oren, que oren por todo este grupo mariano de almas para que la Luz del Espíritu Santo los colme, los guíe y les entregue sabiduría espiritual para cada uno de los pasos que realizarán Conmigo, en esta tarea de paz, en esta Mi Misión Maternal.

Agradecida por entero a todo este grupo dedicado a llevar el Mensaje de Mi Inmaculado Corazón les pido, hijitos Míos, que colaboren sinceramente para que esta tarea pueda continuar por mucho tiempo más. Dios Me encomendó venir a vosotros, y Jesús Me ha pedido que Yo sea una Gran Protectora de vuestros corazones.

Queridos hijos, continúen por este camino, Dios hoy está alegre por la donación de todos.

¡Bienvenidos a Mi Reino, misioneros de María!

Les agradezco desde el Corazón de Dios.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

¡Persistan! ¡Persistan! ¡Persistan en responder a Mi llamado! Así Yo los ampararé en todo. Sigan el camino de fe que Mi Hijo les está revelando. El mundo necesita de instrumentos que puedan donar Mi Inmaculada Paz.

No teman por las pruebas de la vida; que vuestros corazones sean fuertes en la oración para que puedan ver la Luz de Dios.

Con absoluta confianza aproxímense a Mi Hijo para que Él les pueda transmitir la compasión de Su Corazón.

Queridos hijos, como ya les he dicho, los invito a persistir en la fe, en estos tiempos de cambios, a través de la oración del corazón.

Todo podrá ser aliviado en sus corazones y en el mundo cuando grupos mayores de almas vivan la oración en devoción, reverencia y fe.

Hijos Míos, vengan hoy a Mis brazos porque quiero socorrerlos y resguardarlos de todo. Por eso, oren Conmigo para que Dios los pueda escuchar y, como criaturas de Su Reino, la humanidad pueda alcanzar más paz y más perdón.

Sean amorosos y valientes en esta vida, porque un verdadero discípulo de Mi Hijo camina por los que no caminan hacia Dios y sirve por los que no sirven a sus semejantes.

Que vuestros corazones sean semillas para lo nuevo, que en ustedes resplandezca Mi Amor Maternal.

Ahora, hijos Míos, es hora de crecer y de madurar para estar delante del nuevo tiempo de Redención, Redención que Mi Hijo dará a todos aquellos que aspiren a ser Su nuevo rebaño en el mundo.

¡Les agradezco!

Gracias por contestar a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Abracen Mi Inmaculado Corazón. Yo no les haré mal. Soy la Señora que desciende desde los Cielos para anunciar a sus corazones la Paz Divina del Señor. No teman, Yo les traigo Mi Eterna Luz desde el Corazón de Dios.

Yo soy la Madre y Reina del Amor Divino. Soy el Ave Mensajera de la Paz que salva en el mundo a los hijos que están sin luz y sin paz. Yo aparezco frente a sus ojos, frente a sus corazones para que reconozcan Mi mensaje y Mi llamado a la oración.

Hoy les digo, Mis pequeños, que el Señor envía a la Tierra, desde el Cielo y desde el Universo, a grandes grupos de almas que cumplen con Su Voluntad en una misión de oración y de paz.

Por eso, Mis pequeños, el primer paso de las almas es unirse en fraternidad y en amor; eso podrá acontecer en la donación y en el servicio. Vean así, Mis pequeños, que el Señor los reúne para que todas las almas cumplan, en honor a Su Voluntad, con las obras de amor y de paz que Él propone para cada corazón.

Cuando las almas están en grupo existe una misión de Amor y de Redención que se gesta a través del servicio y de la oración a Dios. Por eso, Mis hijos, ustedes no deben entristecer sus corazones si aún no han encontrado al grupo de almas para la misión.

El Señor, que es bondadoso, coloca a los corazones frente a Sus Obras de Paz, Paz que Su Corazón irradia para la vida de las almas. Todos los Propósitos de Dios son permeados por la donación y por la acción abnegada de todos los grupos de almas. La fortaleza para estos grupos que sirven a las obras de Dios es el espíritu constante de la oración.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FÁTIMA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Para esta nueva novena que comenzará el próximo 14 de junio, quisiera que dediques cada día de la misma a un determinado grupo de almas, a fin de que Mi Divina e Insondable Misericordia pueda penetrar en los abismos de esas consciencias y, así, concederles la Gracia máxima de la expiación de sus pecados y de los del mundo entero, por medio de los méritos alcanzados por la Preciosa Sangre derramada por el Cordero de Dios en la Cruz.

Es así que en el primer día de la novena sumergirás en el gran Océano de Mi Misericordia a las almas que viven el pecado mortal o la falta moral en sus vidas, para que la Fuente de Mi Misericordia alivie su sufrimiento espiritual e interior.

En el segundo día, sumergirás en el Océano de Mi Misericordia a las almas adúlteras, especialmente a todas aquellas que se vengan y ultrajan Mi Corazón con el odio, la mentira y la impunidad. A todas ellas las colocarás en los lagos internos de Mi Insondable Misericordia para que sean purificadas y reparadas.

En el tercer día de la novena sumergirás en la gran Fuente de Mi Misericordia a todas las almas solitarias, especialmente a las almas que son maltratadas en los asilos, hospitales, orfanatos e institutos de menores, para que la Gracia de la Divina Misericordia les conceda la paz y la esperanza de ser amados.

En el cuarto día, sumergirás en el universo de Mi Misericordia a todos los opresores, refugiados y personas que trafican seres humanos en el mundo entero, para que el estado mayor de Mi Justicia y de Mi Misericordia sea testigo y suprema justificación de sus pecados ante el Padre Celestial, a fin de que esas almas, condenadas al fuego del Infierno, sean rescatadas por el potentísimo Amor de Mi Corazón manso.

En el quinto día, sumergirás en el Océano de Mi Misericordia a todas las madres del mundo, especialmente a aquellas madres que sufren por la muerte o por la prisión de sus hijos. Harás entrar en Mi Infinita Piedad y Misericordia a las madres que son esclavas del aborto e instrumentos del mal en el mundo para promover inseminaciones genéticas y proyectos de maternidad pervertidos. A todas ellas las llevarás hacia Mi Misericordia para que Yo pueda interceder y conceder el Perdón.

MENSAJE SEMANAL DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO EXTRAORDINARIAMENTE EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SC, BRASIL AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Que hoy vengan a Mí los que se sienten cansados.

Que hoy vengan a Mí los que se sienten agobiados.

Que hoy vengan a Mí los que están sin consuelo.

Que hoy vengan a Mí los simples de corazón.

Que hoy recuesten el rostro sobre Mi pecho los que han errado.

Que hoy sientan el latir de Mi Corazón los que han pecado.

Que hoy vengan todos Mis amados hacia Mí. Yo Soy el que Soy, Yo vengo del Gran Sol y del Sol Universal proviene la Fuente de Vida y de Reparación.

Que vuestros seres no se preocupen, sino que vuestros corazones se alegren, porque el Rey de la Humildad hoy los ha colocado bien cerca de Su pobre trono de Luz, para que sientan Mi Infinita y Perpetua Misericordia.

Abran los brazos para recibir Mi Consuelo; de manera especial a este grupo de almas Yo lo he acompañado amorosamente como Buen Guardián de los corazones.

Querido siervo Mío: Deja tus perturbaciones en Mi Corazón, tú sabes que Yo lo puedo todo ahora y siempre, camina a Mi lado, aunque Me hayas fallado. Yo vengo en este tiempo para resucitar el espíritu de tu corazón y la unión predilecta que debes tener Conmigo.

En Mis Pasos sencillos se encuentra tu senda; en Mi Caminar, se encuentra tu liberación; en Mi Sencilla Mirada se encuentra tu unión con Dios. No temas nunca mirarme a los ojos, Yo Soy el que Soy, Soy el que proviene del Sagrado Templo Creador, Soy la Estrella Guía que desciende del universo mayor para guiar tus pasos.

Aún aguardo que te abandones a Mi Corazón; aún espero abrazar tu pequeña alma y llevarte en espíritu al corazón de Mi Reino; aún aguardo que Me abras las puertas de tu corazón para que Yo pueda entrar.

En esta semana medita respecto del tiempo que hace que estás unido a Mí; quiero ser Vida en tus células, quiero ser el Fuego de la devoción para tu corazón. No Me abandones, Yo Soy todo tuyo, recuérdalo bien.

Yo Soy el que Soy, Yo Soy el Amor de Dios manifestado, quiero estar en tu camino para siempre.

¿Me aceptas como Tu Maestro y Rey? Te espero en el Sagrario para que conversemos. Te espero en el silencio del corazón.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

¡Agradezco a las almas presentes por haber confiado en Mi convocación!

Los bendice,

Cristo Jesús de la Misericordia

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridísimos peregrinos Míos:

Por primera vez en la historia de Mis encuentros internos con ustedes, Mi Corazón se complace en abrir nuevas puertas de luz y de paz para más almas1. Por eso, en alegría y gratitud, el Hijo de Dios estará presente, orando con ustedes, por ustedes y por el mundo entero para que la mayoría alcance el estado de Mi Divina Misericordia.

El Señor del Universo Me envió especialmente a Londrina para que los primeros grupos de oración, los que nacieron en la Comunidad-Luz Figueira hace ya muchos años, puedan renovarse e ingresar en el camino del corazón; porque en estos tiempos todo lo que hagan deberán hacerlo por medio del amor verdadero del corazón servidor.

Quiero que contemplen la expresión sincera de este amor a través del fiel ejemplo de trabajo, de dedicación y de entrega absoluta al Plan de Dios que sucedió por intermedio de los grupos de oración de San José do Río Preto y de la región de San Pablo. Allí ustedes podrán ver cómo las almas pueden ser ayudadas y también recibir las Gracias del Cielo cuando los servidores de la Jerarquía abren las puertas de manera correcta. Esto, en los tiempos actuales, determinará el cumplimiento del Plan de Rescate.

El Cielo, por medio de Mi Corazón, quiere mostrarles que existe un solo camino para recorrer, camino que se llama amor a la donación y al esmero. Amor que muchos de ustedes alguna vez irradiaron hacia Mi Corazón, por más que en otros tiempos Yo no haya estado tan presente en sus vidas como lo estoy ahora.

Todo lo aprendido con la instrucción espiritual del pasado ha generado la posibilidad de que ahora el Cielo les entregue los frutos de la fe y de la paz por sus esfuerzos sinceros. Ustedes saben que el mundo entero está lleno de emergencias y de necesidades para resolver; por eso el Universo, en su infinita ciencia e inteligencia, convocó a los diferentes grupos de almas para que por afinidad y sintonía sirvan al Plan Mayor.

Ahora, a cada servidor y orante le corresponde cumplir con una parte de la misión, para que al fin de toda esta trayectoria se cumpla el importante Propósito de Dios.

Londrina fue una ciudad escogida por Dios para que los grupos de oración en esta región se puedan retirar a meditar y orar, dos ejercicios importantes para fortalecer el servicio.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mensaje recibido durante el 6.° Encuentro de Oración en el Centro Mariano de Aurora

Así como Yo estuve tres días en el Infierno, de la misma forma retornaré otros tres días para rescatar a aquellos que están caídos sobre la superficie de la Tierra.

Contemplen Mi Presencia Solar. Yo no Soy el que viene a su encuentro, es el Universo que viene para hablarles, porque Yo Soy el Universo y todos miran a través de Mi Sistema para cumplir Mi Voluntad que es la Voluntad de Dios.

Hoy les traigo un Rayo desconocido para sus consciencias, Rayo que se llama Inmaterial, porque es momento de que lo conozcan antes de Mi Retorno.

El Universo y Aurora están unidos en este momento como un único Sol.

Es momento de reverenciar para poder salvar al mundo, momento de determinaciones.

Yo vengo todos los días al mundo para ayudarlo, pero ¿quién viene todos los días hacia Mí?

Les envío a Mi Madre como rescate y salvación; Ella será quien abrirá la puerta para Mi Regreso, por ese motivo, deben reverenciarla como su verdadera Madre. Recuerden que Yo, en la Cruz, se las entregué despojándome de Su maternidad por amor a ustedes.

Hoy, Mi Presencia es solar porque es infinita, es perfecta ante sus ojos y sentidos internos. No Me materializo como energía porque les daría miedo conocer Mi Nueva Faz, la Faz de Mi Infinita Misericordia, aquella que Yo alcancé en la Cruz ante la oscuridad y la tribulación.

¿Por qué Yo he instituido las tres de la tarde como una hora importante? Porque el mundo está desconectado de sí mismo en espíritu y en verdad. Por eso intento, día a día, que se unan a Mí y que fortalezcan esa unión Conmigo antes de que el mundo se purifique por completo. Estas no son palabras filosóficas son Mis Verdades, la Verdad del Supremo, por eso desciendo desde el Universo para ir al encuentro de ustedes.

Este es hoy Mi mensaje para ustedes, un mensaje que Yo estoy permitiendo que escuchen porque todo tiene su lugar, su tiempo y su ritmo.

Quiero que vivan en Mi Sacerdocio, aquel que Yo instituí en la Cruz.

Mi Corazón Me pesa por el dolor del mundo, pero existen buenos corazones que lo alivian.

El poder de Mi Amor por ustedes en estos tiempos transfigura; él podrá quebrar las capas más profundas de sus consciencias y liberarlos profundamente.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mi Corazón Sagrado se regocija cuando las ovejas retornan a Mi rebaño.

Mi Corazón se engrandece con paz y júbilo cuando hermanos del mismo camino se reconocen por amor a Dios.

Mi Corazón Sagrado se alegra al ver que retornan a Mí aquellos a los que Yo les he pertenecido.

Cada alma tiene diseñado su camino por la Voluntad de Dios. Por eso, con valentía se debe sostener la antorcha del fuego que transmuta y que Mi Corazón les está entregando. Mis Pies marcan el nuevo camino para los que retornarán a tiempo.

Ante cualquier prueba no se permitan caer en el abismo, y mediante la oración alumbren sus pasos hacia el Bien y la Luz.

Estoy entre ustedes para dejarles Mi Legado, el cual debe ser considerado por todos los grupos que oran Conmigo. Este Legado habla de la trayectoria sublime que Mi Corazón Cristificado vivió en la Tierra. Sigan las señales y los signos que les voy revelando.

¿Cómo podrán vivir la Vida Eterna si no es a través de la Fe de Mi Corazón? Espero en silencio a aquellas almas que caminarán, en menos de seis meses, hacia Mi rebaño. La señal que ha dado Mi Madre muestra el tiempo de la gran purificación, de los cambios en la consciencia, y en ese período se puede cambiar la vida cotidiana.

Lleven en sus corazones la señal visible de Mi Cruz Redentora.

Estoy con ustedes en el interior del corazón.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE LOS COCOS, CÓRDOBA, ARGENTINA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

¡Digno de gloria y de loor es el Altísimo Señor, que envió al mundo a Su Hijo, para redimir a la humanidad! ¡Que todas las criaturas vivan en el Señor ahora y siempre!

Queridos compañeros de Mi Casto Corazón, hoy abro sus ojos hacia una realidad espiritual y planetaria que hirió mucho el Corazón de Dios en los últimos siglos de la existencia de la humanidad.

Con la misión hacia el Chaco, el Universo de Dios se vio delante de la oportunidad de redención para muchas situaciones en lo que se refiere a la consciencia indígena, a los pueblos originarios del planeta. Sin embargo, para que esta liberación no sobrecargue a unos pocos, son necesarias la oración y colaboración consciente de todos.

Sus hermanos de la consciencia indígena padecieron, a lo largo de los últimos siglos, las astucias del enemigo de Dios, que se manifestó en la vida planetaria y material con lo que ustedes llaman injusticias sociales. Esas injusticias, en verdad, son incentivos de aquel que lucha contra la expresión del Proyecto Divino en la Tierra y que no solamente busca disipar la consciencia indígena por las carencias y miserias en que vive, sino también haciendo nacer el rencor en su corazón. Muchas veces, ese rencor fue pasando de una generación a otra, hasta que muy pocos permanecieron en su pureza y pacificación original. Fue de esa forma que los conflictos y las luchas por posesiones y recursos materiales llevaron a los infiernos y purgatorios de este mundo, a muchas almas que deberían ser guardianes de realidades sublimes del planeta.

Con esta misión humanitaria hacia el Chaco, muchas de esas puertas infernales se abrieron para el rescate y la rehabilitación de estas almas, no solo de Argentina, sino de toda América. Este hecho, hijos, los compromete como humanidad, ya que la pérdida de esas almas fue causada también por las acciones humanas.

Es por este motivo que les pediré una mayor consciencia y espíritu orante, porque por más que los actos realizados en el Chaco sean sencillos, con la unión y adhesión de todos, muchos males podrán ser equilibrados.

La urgencia planetaria los llama a actuar y multiplicar sus esfuerzos. Aún hay mucho que liberar en el planeta, y con estas dos misiones actuales, la consciencia de su grupo está comenzando a comprender la verdadera acción del servicio, juntamente con la oración.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​

Muchas veces, los ojos humanos no pueden contemplar la realidad planetaria y no encuentran un motivo real para su propia transformación o algo que los impacte de forma que genere un cambio inmediato y completo en su ser. Es por eso que, en estos tiempos, vengo al mundo para instruirlos, para que puedan conocer realidades sublimes de existencia que los conduzcan a una búsqueda superior, a la entrega de la vida a un Propósito Mayor, que es el Propósito de Dios. Vengo para intentar abrir, en los hombres, no los ojos del cuerpo sino los del corazón.

No vengo para traer a las mentes, hechos concretos y enseñanzas científicas que comprueben la veracidad de la existencia de una vida superior a la vida de este mundo. Vengo para que el corazón sienta, en la simplicidad de Mis palabras, lo que Dios los llama a recordar. Y que sus propias consciencias, tocadas por la Presencia de los Mensajeros Divinos, puedan encontrar el camino perdido hacia su origen.

Como les dice Nuestro señor, Cristo Jesús1, los Reinos de la Naturaleza padecen por la ignorancia de los hombres, que en todo buscan el poder y el usufructo. Y esa ignorancia es la misma que no les permite encontrar la verdad sobre el corazón humano.

Dicho de otra forma, aquellos que saben oír y que meditan en las palabras de los Mensajeros de Dios comprenderán que todas ellas conforman un mismo hilo de luz, que está intentando conducir a la humanidad a un único despertar.

Al escuchar las palabras de Cristo no piensen que son para los otros, sino intenten saber en sus vidas en qué punto están faltando con los Reinos de la Naturaleza; hasta dónde buscan usufruir física, emocional y mentalmente de los Reinos; y a partir de dónde están intentando colaborar con su evolución conscientemente.

Su grupo de trabajo debe ser uno solo unido al Propósito de Dios. Mientras que unos están con Cristo más directamente, liberando y transmutando las raíces de un mal milenario, los otros deben estar buscando esas raíces dentro de su propia consciencia, para extirparlas con el poder de la Misericordia de Cristo. Así, todos juntos, podrán conducir la humanidad hacia la transformación y dar la oportunidad, a toda la consciencia humana, de vivir algo superior y buscar la vida del espíritu.

Los amo, y por eso, les enseño a comprender y vivir la Voluntad de Dios, expresada en las palabras de Sus Mensajeros.

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​

Queridos compañeros de Mi Casto Corazón:

Hoy los llamo al despertar de la verdadera fe, aquella que nace de la unión del espíritu con Dios y que no se alimenta de milagros o recompensas de ningún tipo.

La fe para la cual los invito es la fe en lo invisible, para que puedan confiar y así, vivir las instrucciones de los Mensajeros Divinos.

Sé que para muchos es difícil despertar la fe en el corazón, cuando ella es puramente espiritual. Muchos creen en la Presencia de Dios entre los hombres, por medio de las Apariciones actuales de los Sagrados Corazones, pero la creencia proviene de la aceptación de la mente y la fe es la adhesión del espíritu a la Voluntad de Dios.

Una fe que nace como consecuencia de fenómenos y milagros es una fe que puede ser tan pasajera, como tales fenómenos; pero la fe que nace en el corazón de aquel que cree sin ver, es una fe que jamás se extinguirá y que lo conducirá a encontrar la verdadera vida del espíritu.

Aquel que mantiene su fe, incluso en lo invisible del corazón, podrá encontrar a Dios, que no es visible a los ojos humanos y superará los límites de la materia y de los sentidos, para ingresar en una realidad que trasciende la existencia material. Es para eso que los Mensajeros Divinos vienen al mundo en este tiempo, por medio de este grupo de almas.

A lo largo de la existencia humana, Dios intentó despertar a los hombres de muchas formas, pero siempre que fueron despertados por medio de los sentidos, jamás pudieron salir de los límites del propio sentido material, concreto.

Los devotos y fieles de Dios en el mundo entero casi siempre están aspirando simplemente a las cosas que se refieren a la vida material y en ningún instante vislumbran la verdadera existencia, que comienza después que trasciendan las ilusiones de esta vida.

Muchos creen en Dios, oran y buscan vivir en paz, pero casi siempre esto enfoca solamente el bien personal y el éxito de la propia vida material.

¿Comprenden que el Plan de Dios no comienza y no termina en esta pequeña Tierra?

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​

Para que consigan transitar en un período de caos planetario y ser una fuente de paz para los seres y no colaboradores de la gran red de disociación del planeta, deben comenzar a fortalecer el espíritu con el conocimiento de una vida superior. Como también con la propia vivencia y experiencia de que esa vida existe y que las dimensiones materiales de consciencia son solo un reflejo de todo lo que se manifiesta en el Universo.

Las diferencias entre un grupo consciente de la realidad planetaria y otros grupos orantes que existen en el mundo y que se sustentan solo en lo invisible de su fe, son las herramientas que cada uno tendrá al final de los tiempos y lo que podrán aportar como soporte para la humanidad, cuando las verdades que siempre estuvieron ocultas comiencen a emerger.

Por mucho tiempo, Nuestro Espíritu Divino fue sumamente silencioso y entregó a la humanidad pequeños impulsos y señales que demostraban Nuestra Divinidad, pero no se revelaban a los ojos humanos lo que existe entre la materia y el Espíritu de Dios, que es la vida manifestada en las diferentes dimensiones existentes entre la 3.ª y la 12.ª dimensión.

Hoy, Nuestra Voz comienza a entregar nuevas señales y a develar nuevos secretos para toda la humanidad. En este tiempo, el adversario de Dios intentará confundir muchos espíritus que están buscando la verdadera Luz, y así, muchos seres tendrán visiones que no son verdaderas o recibirán instrucciones que, más que aclarar, confunden más el corazón. Es por esta razón que comenzamos a revelar lo que la humanidad deberá reconocer para dar su salto evolutivo.

Quiero que sepan que una instrucción que proviene de Dios es aquella que los conduce hacia el espíritu de la humildad y de la fe; es aquella que trae, en su interior, la pureza que el corazón puede sentir, al tomar contacto con ella.

Por eso les pido que no escuchen todo lo que dicen en el mundo, tanto fuera, como dentro de sí mismos; no se dejen perder por las confusiones o por la propia necesidad de cumplir determinadas funciones dentro del Plan de Dios, porque para cada uno el Creador tiene una idea perfecta y un plan único. Además de eso, muchos de los que están en el mundo queriendo ser alguna cosa, vinieron para aprender a ser nada.

Tengan confianza en que los Mensajeros de Dios les dirán todo lo que necesitan escuchar, y sigan con atención Nuestras palabras.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​

Queridos compañeros:

Es muy importante, para la manifestación de la Misión en Turquía y en Hungría, y para que dicha Misión tenga la correcta repercusión en la consciencia planetaria, que todos ustedes, siervos de Dios, se adhieran a la Campaña1 de Mi Casto Corazón. No olviden que esta es una obra que está siendo guiada para que se cumpla un Plan Mayor, y para eso, necesitamos de la acción verdadera de todos.

En los últimos días, la consciencia planetaria recibió un gran impulso, gracias a la respuesta de todos al Llamado de Dios. Pero ese impulso necesita seguir creciendo y profundizándose dentro de cada uno de ustedes, expresando así la transformación de sus vidas y en consecuencia, de toda la humanidad.

Deben confiar en esto: que cada uno de sus actos son valiosos delante del Universo y que, con uno de sus pasos en dirección a la luz, podemos cambiar el destino de la humanidad.

La Victoria de Dios en un grupo de consciencias, dictará el rumbo de la evolución de toda la Creación Divina. Es por eso que, entre tantos mundos y tan vasto Universo manifestado, la Consciencia de Dios está tan próxima de sus vidas con todos Sus Aspectos.

El Creador espera enviar crecientes impulsos para la consciencia planetaria y entregar todo lo más precioso que existe en el Cosmos, como manera de llevarlos a expresar su potencial como Creación Divina.

En estos tiempos definitivos, el Creador entregará todo para la humanidad, para que ustedes también entreguen todo a Dios y sean como lo que Él pensó para cada uno.

Mis amados, hablo todos los días a los que, despiertos en el corazón y en el espíritu, seguirán Mis pasos, y en la simplicidad de Mis instrucciones, encontrarán la grandeza y la perfección de Dios.

Para saber y comprender lo que les digo, es necesario que experimenten por sí mismos. Es por eso que les pido esa Campaña, que es tan sencilla y sin embargo, tan grandiosa a los ojos de Dios. Si verdaderamente la siguen y ofrecen sus acciones a Dios, ellas tendrán repercusiones planetarias incalculables.

Los amo y los guío hacia una transformación mayor.

San José Castísimo
 

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​

Cuando un grupo de almas ofrece su vida para equilibrar el sufrimiento de una parte de la humanidad, el Corazón de Dios se vuelve a encender y la fe del Universo recibe un impulso de luz.

Mis queridos compañeros: para la próxima Misión a Turquía y a Hungría, les pido que no se muevan con base en las emociones, sino que se dispongan a ir solo los que verdaderamente aspiran a que el principio del Amor se manifieste en el mundo, más allá de sus propias vidas.

Todos aquellos que acompañen esta misión con el corazón, formarán parte de esta obra, que tiene como finalidad renovar el espíritu del Amor y de la Fraternidad en la consciencia humana y no permitir que el odio y el dolor sean los males que se apoderen de todos los corazones del mundo.

Tanto los que vayan en misión, como también los que los acompañarán con el corazón, no pueden fijar sus miradas en las injusticias, en el sufrimiento y en el rencor de los seres. Solo deben ser portadores de un amor que se extingue en el mundo y que la Divinidad depositó en sus corazones.

Para ir en esa misión, Mi Casto Corazón los guiará en una purificación profunda de su propia incapacidad de perdonar y de amar. Esto lo hará con todos aquellos que quieran ser misioneros, no solo físicamente, sino también en espíritu.

Yo los conduciré para que transformen aspectos profundos de su consciencia, enraizados en la competitividad y en el ansia por el poder; para que puedan ir purificados de todo el mal que genera las guerras y los conflictos en el mundo.

Más que un entrenamiento cualquiera, deben orar mucho, para que Yo los auxilie y los coloque en el punto al que necesitan llegar, para que sean verdaderos instrumentos de Dios para toda la humanidad y no solo para el Medio Oriente.

Sepan que estamos invitando a todos los grupos de oración para que den un nuevo paso y vivan la transformación necesaria para entregar la vida por amor a Dios y a Su Plan.

Nuestra protección y amparo siempre estarán con los que responden a los Designios de Dios. No necesitan temer cosa alguna, solo amar con la esencia del corazón.

Los guío y los fortalezco.

San José Castísimo, Padre de todos los misioneros

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​

Ingresa en la plenitud de Dios, que existe en tu corazón y jamás pierdas la esperanza de alcanzar Su Propósito.

Cuando estuve sobre la Tierra como José de Nazaret, el caos de Mi época y la ignorancia de los que Me rodeaban Me llevaron a buscar con mayor asiduidad el Espíritu Divino. En Mi búsqueda comprendí que debería ser el motor para la elevación y transformación de todos los que vivían Conmigo.

Era la propia fe que habitaba en Mi interior la que, por sí sola, tocaba los corazones de los hombres y los llevaba a preguntarse internamente cuál era el misterio que se vivía en aquella familia y si no era el mismo Dios en persona, que estaba entre Ellos.

Sepan que ese mismo Dios se encuentra entre ustedes, y deben anunciar esta gracia, en el silencio de su transformación y en la vivencia de los sagrados atributos que el Señor infundió en sus consciencias.

Que todas las almas que se aproximen a sus seres sean impulsadas a buscar lo Divino, y aunque aún no conozcan muy bien el foco de su búsqueda, sientan que ella los conduce hacia lo Alto, hacia el Universo, hacia el Infinito.

Como grupo, viven hoy una de las mayores gracias que ya se entregaron a la humanidad.

El espíritu del amor debe hacerse carne en cada uno de los que acompañan a los Mensajeros Divinos. De esta forma, ese amor se expandirá por toda la humanidad.

Cada paso que dan, día a día, deben ofrecerlo a Dios, conscientes de que muchas esencias dependen de este despertar y del camino evolutivo que ustedes están recorriendo.

Beban de la Fuente de las Palabras Divinas de Cristo y colmen sus seres de la certeza de que Él es quien las pronuncia. Déjense moldear y madurar por los impulsos espirituales de María y consagren, poco a poco, toda la consciencia al Divino. Profundicen en la simplicidad de Mis palabras y hagan de ellas un manual para la vida sobre la Tierra.

Sean más simpes de corazón y nunca se cansen de buscar el espíritu de simplicidad. Solamente de esa forma es que cruzarán los Portales Celestiales con la humildad de un niño.

No pierdan la fe y confíen en la imprevisibilidad del corazón humano. Busquen el potencial que desconocen de sí mismos y, en oración y reflexión, develen los misterios del propio mundo interior.

Les dejo Mi Paz.

San José, su Padre y Guardián para estos tiempos

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Queridos compañeros y siervos de Dios:

Hoy los invito a meditar, con la esencia del corazón, en todas las Gracias que recibieron y que siguen recibiendo incluso en los días de hoy. Los invito a meditar en la verdadera razón por la cual fueron congregados por los Mensajeros Divinos; en cuál es el potencial que está oculto en el interior de cada uno y que, en este tiempo, Dios aspira revelarles.

Sepan, Mis amados, que no vengo al mundo sólo para instruir una parte de la humanidad, para que se vuelvan más sabios y tengan una vida un poco más pacífica para disfrutar. Mi Casto Corazón tiene una misión clara, que Me fue entregada desde el principio de Mi llegada a este mundo. A pedido del Altísimo Señor, vengo a abrir la consciencia humana y a proporcionarle una posibilidad de vivir, según la Voluntad del Creador.

Vengo para que poco a poco, gota a gota, la humanidad deje de ser una llaga en el Corazón del Padre y sea la materialización de Su esperado Proyecto, predilecto en el Reino de los Cielos.

La responsabilidad de los que Me escuchan es inmensa, y no cabría en sus mentes, ni tampoco en sus pequeños corazones. Es por eso que, día a día, los Mensajeros Divinos los invitan a confiar en las Palabras de Dios, pronunciadas por los Sagrados Corazones. Porque la verdadera esencia y razón por la cual llegamos aquí todos los días, a este mundo, difícilmente podrán comprender.

Sepan que el Creador cuenta con pocos soldados dispuestos a seguirlo incondicionalmente; dispuestos a dejar atrás lo que fueron, para renacer en un nuevo hombre, completamente opuesto a lo que hoy se expresa en el mundo.

En medio de una humanidad ignorante y ciega, los pocos que intentan mantener su fe están siendo sofocados por los ejércitos de la oscuridad, y ustedes están delante de la Voz de Dios, que los instruye día a día, para ser sencillos de corazón y humildes. Porque esa es la única manera de equilibrar todo lo que sucede hoy en el mundo.

Por más que les parezca increíble y a veces absurdo, Yo les digo compañeros, que el Creador cuenta con cada uno de los que son capaces de escuchar Su Voz y seguirla. Y sus esfuerzos diarios para transformarse, aunque sean mínimos, son colocados en la balanza del Juez Celestial.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos