MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE SÃO JOÃO BATISTA, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Sagrados Océanos - Parte II

En las profundas aguas de los océanos toda la vida marina crea la condición para que en el lecho del mar, a través de los seres vivos, se establezca un equilibrio que es vital para el sostén del planeta y la purificación de las aguas.

De la misma forma sucede a nivel espiritual e inmaterial, ya que los Espejos y los Recintos Intraoceánicos cumplen una función vital para la sustentación físico-espiritual de la humanidad.

Esos Recintos Intraoceánicos están acoplados a toda la vida física presente en el fondo de los océanos y ciertas especies marinas, como los delfines, las ballenas, las tortugas y otros seres del Reino Animal, a nivel interno representan los guardianes de esos espacios intraoceánicos.

Lo mismo sucede con los corales oceánicos y con el llamado plancton, especies vegetales de altísima vibración espiritual que no solo actúan físicamente generando equilibrio, sino que también actúan a nivel espiritual generando armonía entre los diferentes océanos.

En este sentido, cada especie, elemento o Reino presente en las profundidades de los océanos forman parte de un gran ecosistema de vida espiritual cuya presencia es insustituible en este tipo de planetas con una forma específica, como es la Tierra.

Si, hoy, dentro de los océanos hay desequilibrios entre las especies, eso es parte de una degeneración que los primeros seres humanos ocasionaron en los orígenes de la Tierra; porque, dentro de la escala de la evolución, todos los Reinos manifestados fueron correctamente diseñados para vivir en armonía y no en conflicto.

Pero, a pesar de los desajustes que existen entre los Reinos de la Naturaleza dentro de los océanos y de los desequilibrios causados por la contaminación y la explotación de los mares, los Recintos Intraoceánicos, guiados por la Jerarquía Espiritual, favorecen el despertar esencial del equilibrio y de la armonía, perdidos después de muchas experiencias.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SÃO JOSÉ DO RÍO PRETO, SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Con toda la alegría y la maternidad de Mi Corazón Inmaculado hoy los vuelvo a encontrar en este hospital de almas enfermas para que, bajo la gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, todas esas consciencias, así como las consciencias enfermas de este mundo reciban la Gracia de la liberación.

Quise volver a este lugar de enfermos mentales para enseñarles, queridos hijos, que la humanidad sufre a lo largo de los tiempos esa dolencia a causa de que esas almas no reciben amor, compasión ni cariño de alma a alma.

Hoy día la mayor parte de la humanidad atraviesa graves problemas mentales debido a varios factores espirituales y humanos.

El primer factor que influye mucho en la sanidad mental de las almas es la falta de amor y de oración diaria.

El segundo factor que afecta a la humanidad de este planeta es la destrucción de los Reinos Vegetal y Animal principalmente; esto abre grandes puertas inciertas sobre la consciencia humana, la que día a día y sin detenimiento aniquila a millones de animales en el mundo, generando en esas pequeñas consciencias no solo sufrimiento, sino también un horror indescriptible.

El tercer factor que afecta a la mentalidad humana es la falta de consciencia o de atención en las actitudes diarias, en generar odio, enemistad, en el fracaso material y económico; estos factores abren más puertas, las que hacen de la humanidad una civilización primitiva, capaz de autodestruirse a través de sus acciones.

La cura para todo esto, hijos Míos, es la comunión con la Creación y en especial con la Naturaleza.

Su Madre Celeste llega al mundo para ayudarlo en la gran enfermedad espiritual y mental que atraviesa.

Es así, que Mi Corazón de Madre tiene mucha compasión por los que sufren estas dificultades. Esas almas se ofrecieron por muchas más para equilibrar las faltas de la humanidad, pero también las dificultades mentales son producto de la ceguera espiritual humana, de la falta de paz interior y de un profundo desconsuelo.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DEL NIÑO REY, RIO DE JANEIRO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Los verdaderos problemas mentales de la humanidad no solo surgen de una situación espiritual, álmica, intuitiva o física, sino también son el reflejo de una gran desarmonía en la vida encarnada y en la relación no equitativa con los Reinos de la Naturaleza.

Pero existen muchos más factores, además de los nombrados. Cada consciencia carga con una historia que es también cósmica y desconocida, una historia aún no revelada para la mayoría, una historia a la cual le fue colocado un velo para que el alma que aún vive su experiencia en la Tierra pudiera soportar su transformación y redención.

Pero existe un factor principal en la enfermedad mental, que es la falta de amor que la propia consciencia pudo haber sentido durante sus primeros años de vida o durante su gestación en el vientre materno.

La causa de los desajustes mentales, espiritualmente, tiene distintas procedencias y orígenes. Pero existen secuelas que la consciencia comienza a manifestar hasta lograr percibir, o no, la realidad que atraviesa.

Mientras el ser humano participe de la masacre de los animales, de la deforestación, de la extracción de los minerales y del petróleo, existirá un desajuste mental en aumento como común denominador en la humanidad.

El sufrimiento causado por la propia raza tendrá que ser compensado y equilibrado de alguna manera.

Los desajustes mentales, en la mayoría de los casos, abren puertas inciertas que pueden ser contenidas con la energía adicional de los medicamentos, y las consecuencias de los desajustes ocurren por la pérdida del sentido común, de la visión y de la misión del propósito y, especialmente, por la ausencia del contacto con el alma.

Estos son los tiempos en los que el amor podrá sostener lo que la mayoría de la humanidad desprecia y rechaza.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN GAROPABA, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

En los grandes océanos de la Tierra, lugares en donde la vida intraoceánica se manifiesta, los Reinos del mar mantienen el equilibrio primordial para la manifestación de la armonía dentro del planeta.

En este sentido, los seres marinos, como por ejemplo los delfines y las ballenas, atraen hacia la humanidad, y especialmente hacia el planeta, la posibilidad de mantener la armonía entre el Cielo y la Tierra, entre el mundo interno y el mundo externo de la consciencia humana.

Cuando esos Reinos son ferozmente agredidos este ciclo de armonía se rompe, la humanidad aumenta su deuda ante la Justicia Divina y la Creación, y eso tiene, como efecto, un incremento en el desequilibrio psíquico de los diferentes pueblos y razas; sin que sea posible encontrar una cura a todos esos desórdenes mentales.

Por esa razón, el amor y el respeto que el ser humano es capaz de expresarle a la Creación, puede colaborar con ese soporte físico-espiritual que, en este caso, las ballenas y los delfines brindan, como consciencias que evolucionaron más que el ser humano.

Cada aspecto de la Creación cumple una misión dentro del Universo Material, si esas misiones son interrumpidas se produce el caos en la humanidad.

Los seres humanos deben realizar una reflexión consciente para poder despertar su amor por la Creación.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

En los Reinos de la Naturaleza, Dios encuentra Su Morada.

En los Reinos de la Naturaleza, el Creador expresa Su Perfección.

En los Reinos de la Naturaleza se guardan los misterios del Universo y las llaves para ingresar en la nueva vida.

En el amor a los Reinos de la Naturaleza yace la expresión del Nuevo Hombre.

En el amor a los Reinos de la Naturaleza yace la cura de todos los males y de las enfermedades físicas y espirituales, porque el secreto de la vida es el auxilio mutuo entre todo lo que fue creado.

Si quieren vivir la cura, sirvan y curen a los Reinos de la Naturaleza. Si quieren elevarse hacia Dios, ayuden a un árbol a vivir su elevación. Si quieren aprender a vivir el amor, déjense amar por el Reino Animal y aprendan con ellos a expresar, sin miedo ni vergüenza, el amor que hay en su interior. Si quieren ser firmes y fieles, aprendan de la donación de los minerales. Si quieren ser transparentes y expresar la semejanza con Dios, contemplen, amen y reverencien los océanos.

El Creador les concedió la gracia de renovarse todos los días por medio de la renovación que viven constantemente los Reinos de la Naturaleza.

Renuévense en el amor contemplando los Reinos.

Supérense en el amor sirviendo a los Reinos.

Sean más amor, viviendo en comunión con los Reinos y, así, podrán ser llamados dignos hijos de Dios.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​

Queridos compañeros:

Se aproxima a la Tierra la llegada de un nuevo ciclo para la consciencia humana, y principalmente, para la consciencia del planeta, el espíritu de la Tierra que los ampara, los acoge y con tanto amor y donación los sustenta.

Ese ciclo que llegará, impulsará a los hombres a ofrecer al Proyecto Divino de la Tierra su verdadero potencial, y para eso, los ayudará a expurgar de su propio interior, del mundo consciente e inconsciente de cada ser, aquellos códigos que generaron como humanidad y que, poco a poco, fueron degenerando lo que deberían expresar como consciencia humana.

Este nuevo ciclo intentará ayudar a este proyecto de la Tierra, para que no sean solo los Reinos de la Naturaleza los que sustentan la consciencia del planeta, sino que existan seres humanos conscientes ofreciendo lo máximo de sí para que el planeta cumpla con su función dentro del Plan de Dios.

En el Proyecto del Señor, al crear este mundo repleto de manifestaciones de Su perfección por medio de los diferentes Reinos de la Naturaleza que cohabitan, Dios pensaba en una expresión viva de la fraternidad y de la unidad entre Sus criaturas, por más diversas que fuesen.

El Creador intentó hacer de la Tierra una escuela de amor y de cooperación evolutiva, para que cada Reino aportase al otro algo vital en su existencia. Es por eso que la Tierra necesita del equilibrio para existir, equilibrio que se genera entre sí en los diferentes Reinos, incluyendo el Reino Humano.

En especial el Reino Humano debería aportar una especial armonía y amor dentro del Reino que le corresponde, como humanidad, para inspirar así la evolución de los demás Reinos de la Naturaleza.

Todos los Reinos, de cierta forma cumplieron con su parte, menos el Reino Humano que es el gran pilar del proyecto terrestre. El Reino Vegetal es expresión de donación, elevación y belleza, como le correspondía. El Reino Mineral es expresión de purificación, transmutación y sustentación, como le correspondía. El Reino Animal es expresión de la fidelidad y del amor, es el guardián del espíritu de la cooperación y de la fraternidad evolutiva en cada especie, como le correspondía. El Reino Dévico sigue creando belleza y loor al Creador, y conjuntamente con el Reino Elemental, sustentan y animan los demás Reinos de la Naturaleza, como les correspondía.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL ÓMNIBUS ÁGUILA DE LUZ, DURANTE EL VIAJE DE SAN PABLO, HASTA FLORIANÓPOLIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Sean como la naturaleza que delante de un pequeño suspiro de amor enviado por Dios, resplandece y restaura su espíritu. La naturaleza vive del amor que recibe del Cielo. Sus elementos buscan, en el Principio fecundo de Dios, el poder para manifestarse.

Los Reinos solo seguirán existiendo si pueden cumplir con su función de aprender también a amar y a perdonar.

Observen los animales: con qué facilidad perdonan los errores de aquellos que aman, con qué alegría soportan sus males, solo por la fidelidad que viven en sus corazones con aquellos que los cuidan.

Los seres humanos comparten su existencia con los Reinos de la Naturaleza para que se eleven los unos a los otros, por medio de la comunión con la vida en sus diferentes formas.

Para que se establezca la Paz y para que el Reino de Dios sea uno con el reino de este mundo, ustedes deben descubrir lo que cada Reino y cada elemento traen como vivencia para aportar al aprendizaje del Reino humano. Porque si no aprenden a amar a los Reinos de la Naturaleza que constantemente se donan a los seres humanos y de todas formas intentan auxiliarle en su aprendizaje del amor, difícilmente podrán amar de verdad a su prójimo así como él es.

Si sienten que no saben amar o que no pueden hacerlo, busquen cuidar de los Reinos de la Naturaleza, principalmente del Reino Animal, que vierte su amor sobre los seres humanos, aun siendo tan ultrajados por ellos.

Perciban, observando los Reinos, que la escuela del amor está en todas las cosas. En especial los Reinos de la Naturaleza les demuestran permanentemente cómo se vive el amor que trasciende las imperfecciones e inclusive las cura.

Los amo, y clamando a los corazones que ingresen en el camino del aprendizaje del amor y del perdón, les pido que comulguen en unidad con los Reinos de la Naturaleza.

Su Padre y Compañero, San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Entra en comunión con los Reinos de la Naturaleza y aprende a amar la esencia de la Creación. Observa los Reinos y aprende cómo vivir permanentemente bajo las Leyes Sublimes de Dios, en perfecta armonía con el Creador.

En Su Plan Divino, el Creador concedió a cada expresión de Su Divina Faz, los Reinos del planeta, un atributo para manifestar.

Comulga de la paz, de la armonía y de la belleza de las aguas. Comulga de la cura y de la liberación de los minerales.

Comulga de la elevación de los árboles y del constante espíritu de donación del Reino Vegetal que, en su humildad, entrega siempre lo mejor a Dios, sin importar cómo será tratado, cuidado o amado por los demás. El Reino Vegetal sabe de la Ley Divina de la donación de sí a Dios y a Su Plan Superior. Contempla a ese Reino y descubre, por medio de él, el secreto del vacío de sí.

Contempla al Reino Animal y aprende del amor a la vida.

Aprende a defender las Leyes de Dios, a cuidar del prójimo y a ser siempre fiel a Aquel que amas plenamente. Aprende de la plenitud del Reino Animal y, con la misma naturalidad del corazón, sé guardián de la Vida y de la Perfección de Dios.

Contempla en tu mundo interior a los ángeles y devas que, em lo invisible, crean y recrean la belleza de este mundo manifestado.

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos