Sep

13

Viernes, 13 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE VICTORIA, ESPÍRITU SANTO, BRASIL TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Reposa tu pequeño corazón en Mi Corazón Infinito e Inmaculado. Encuentra en la Paz, que Mi presencia trae a tu vida, la razón para alabar a Dios diariamente.

Hijos Míos, aunque todavía no comprendan Mi presencia en el mundo, Dios Me envía para visitarlos día a día.

Aunque muchos no crean en Mis palabras, Mi Corazón Divino Me pide solo que sea incansable.

Aunque el mundo alimente guerras, conflictos y falta de Amor, Mi Corazón jamás pierde la esperanza y la confianza que un ejército de seres entregados a Dios vencerá con la oración esta batalla e instaurará la Paz entre las naciones y entre las criaturas.

Hoy Yo los invito a una misión silenciosa, misión que acontece entre vuestros corazones y el Mío, entre vuestras pequeñas vidas y Dios.

Mi ejército mariano camina en lo invisible, porque su arma es el verbo divino, que solo puede ser percibido en lo profundo del corazón.

Hoy vengo a invitarlos a descubrir el Poder de la oración. Muchos se preguntarán por qué una vez más los invito a descubrir este Poder, y Yo les digo que los llamo a este despertar porque todavía no conocen el verdadero Poder de la oración.

Quiero que nutran la Fe de vuestros corazones para que vuestras intenciones orantes abarquen lo imposible y lo inalcanzable; porque para una oración verdadera y plena de Fe no existen obstáculos ni existe lo imposible.

La oración fluye en lo invisible como agua pura, que traspasa las dificultades y contornea los obstáculos. La oración vuela como el viento, limpiando los aires del mundo y trayendo vida a todos los cuerpos y consciencias. Si no hubiese seres orantes sobre la Tierra, esta ya no existiría.

No es solo de aire, agua y alimento que viven los seres; viven sobre todo del Espíritu de Dios y de la sustentación de Su Divina Consciencia. 

Este es un misterio que la ciencia humana está por descubrir: la Ciencia divina se encuentra en el corazón y no en la mente.

Es por eso que hoy los llamo a abrir los ojos del corazón, a dejar de lado el temor que hicieron crecer en vuestras esencias, temor de abrirse a lo desconocido y de entregarse a la vida espiritual.

No les pido nada que les pueda causar daño, solo los invito a la oración, al ayuno y a la Paz. Solo los llamo a la conversión de la vida, de las costumbres, de los actos, del pensamiento y del verbo, para que ya no destruyan el mundo con vuestras acciones y sentimientos, sino que construyan un nuevo mundo por medio del Amor y de la Paz que brota del corazón a medida que él ora.

Dejen hoy a Mis pies todo el miedo de perder lo que son, para ser algo nuevo; porque en realidad, los llamo a abandonar lo viejo para renacer en Cristo. Los invito a dejar de lado los modernos tesoros del mundo, para que hagan crecer los verdaderos tesoros del alma, sus virtudes espirituales que llevan a la Paz, al Amor, a la Fraternidad, que construirán la Nueva Tierra.

Esta es Mi invitación; este es Mi llamado: ¡recen! ¡Recen!, ¡Recen mucho!

Les agradezco por escuchar Mis palabras y por venir nuevamente al Encuentro de Mi Corazón.

María, Madre y Reina de la Paz

Sep

13

Viernes, 13 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE VICTORIA, ESPÍRITU SANTO, BRASIL TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA REINA DEL ROSARIO, LA VIRGEN MARÍA AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos Míos:

Hoy ya estamos a un mes de la consagración del mundo entero a Mi Inmaculado Corazón.

Con esta importantísima finalidad universal y mariana, Yo les pido que a partir de hoy hasta el día 13 de octubre de 2013, aniversario de Mis apariciones en Fátima, Portugal, vuestros corazones recen siete Padre Nuestro, siete Gloria y siete Ave María diariamente. Así esta sagrada ofrenda de oración llegará hasta los Tronos de Dios, como flores bellísimas donadas por Sus Hijos amados.

Queridos hijos, les pido que ya no teman, Yo Soy la misma de Nazareth, Soy la que busca a los hijos perdidos, a los que se apartaron de la comunión con Mi Hijo y que ahora será necesario que retornen pronto al Corazón de Dios.

Yo Soy Vuestra Madre y Reina del Rosario, Soy la que quiere recordarles que por el Santo Rosario, orado con el corazón,  una guerra universal que destruyó la paz y la inocencia en todos los hombres se detuvo, por el sacrificio simple y puro de los tres pequeños niños en Fátima.

Ahora, ante la víspera de la consagración del mundo a Mi Inmaculado Corazón, Yo les pido que ustedes sean puros, simples e inocentes, ya que el mundo ha perdido este símbolo sagrado.

Yo vengo del Cielo para unir lo que las religiones y credos separan hace siglos. Yo vengo para reconocer la Iglesia de Mi Hijo, aquella que Él fundó en el corazón de todos los seres cristianos y no cristianos. Yo Soy la Estrella de Luz que brilla por todos Sus hijos. En Mi Corazón Materno no existe religión, mas existe unión, misericordia y esperanza. Yo vengo para demostrar al mundo que Yo no solo Soy la Reina de la Paz, sino también Soy la Madre de todo este mundo.

Yo les pido amorosamente que recen por los sacerdotes, para que ellos puedan cumplir con los designios que Mi Hijo les encomendó. Yo les pido que recen por el Santo Padre y por todos los representantes de las religiones mundiales, para que el Santo Ecumenismo que enseñó Mi Hijo, pueda despertar en el corazón de todos.

Hijos amados, Yo pido a todos los religiosos, creyentes, devotos, peregrinos y ateos, que escuchen Mi llamado de Amor; no vengo al mundo para evangelizar, Yo vengo al mundo para unir lo que está separado en el interior de todos los seres.

Amados hijos, solo oro por ustedes para que en este tiempo la humanidad considere a Jesucristo, el Salvador, como el Cristo de toda la humanidad, porque cuando Él retorne para este mundo, les mostrará quién en verdad fue, y es, para este tiempo universal.

Pequeños hijos, permanezcan en Mi Corazón. Nunca los abandonaré. Siempre los acompañaré porque los amo y los protejo.

Quiero agradecer el esfuerzo amoroso y abnegado de todos los orantes por permitir que Mi Obra en América sea cumplida según Mis designios celestiales.

¡Les agradezco a todos por unirse a Mi Corazón Materno!

Los ama ahora y siempre,

María, la Santísima Reina del Rosario de la Paz

Sep

12

Jueves, 12 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN LA CIUDAD DE VICTORIA, ESPÍRITU SANTO, BRASIL TRANSMITIDO POR SANTÍSIMA E INMACULADA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Hijos Míos,

Por intermedio de Mi presencia es tiempo de que sea redimido todo el pasado de vuestras vidas y de que sean perdonadas todas las faltas que, como humanidad, cometieron a lo largo de los siglos.

Mi presencia en este lugar tiene un motivo espiritual de Redención y de Liberación, para que las almas puedan retornar al Reino del Creador y los espíritus puedan vivir redimidos en su origen celestial.

Mi Corazón recorre el mundo, llevando la Paz que las almas tanto necesitan, porque como pueden ver en cada una de vuestras vidas, la Paz casi ya no existe en el mundo y, por la falta de Paz, el Amor entre las criaturas se apaga día a día.

Veo, desde el Cielo, a Mis pequeños hijos perdidos en las modernidades del mundo y a sus pequeñas almas sumergidas en ilusiones que, poco a poco, las separan de Dios y de Su Reino Celestial.

Por eso vengo a unir aquello que está separado; vengo a rescatar el Amor que debe existir entre las criaturas y vengo a traer Luz y alivio a todo el sufrimiento que duerme en la historia de la naciones.

Hijos Míos, mucho hay en el mundo para ser perdonado, para ser liberado y redimido por la Sacratísima e Insondable Misericordia de Mi Hijo, pero Él, solo, nada puede hacer. Es necesario que la humanidad, representada por cada uno de vuestros corazones, sepa decir sí a esta Misericordia.

Por eso hoy, queridos Hijos de Mi Corazón, ábranse para recibir Mi Corazón. Únanse unos a los otros para sembrar la Paz, para que haya en el mundo un lugar más de Paz, que pueda irradiarse a todas las naciones que aún no se abrieron a Mi Presencia y que se pierden  en un mar de sufrimiento sin fin.

Vengan a Mí, a través de vuestras oraciones y del Amor más puro de vuestros corazones. Acuérdense de cuando eran niños y de la devoción pura que guardaban por el Inmaculado Corazón. Con esa misma pureza y simplicidad, estén hoy delante de Mi presencia; porque si fueran simples delante de Dios, Él les podrá mostrar muchos secretos del Reino Celestial, que solo se muestran a los ojos que se abren con pureza y a los corazones que se animan con simplicidad. Uno de estos misterios es Mi Presencia en el mundo.

No teman aproximarse a Mi Corazón. Que no les resulte extraña Mi Presencia. ¿Cómo podrá una Madre abandonar a Sus hijos? Una buena Madre regresa de tiempo en tiempo, de siglos en siglos e, incansable, ruega delante de Dios por Sus pequeños hijos, aunque ellos no crean en Su Presencia.

Esta Soy Yo, Soy María, Vuestra Madre y Reina de la Paz.

Les agradezco por responder a Mi Llamado y por venir al encuentro de Mi Corazón.

Los espero en oración,

María, Madre y Reina de la Paz

Sep

12

Jueves, 12 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN LA CIUDAD DE VICTORIA, ESPÍRITU SANTO, BRASIL TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA REINA DE LA PAZ AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos Míos del Brasil y hoy, especialmente, de todo el Estado de Espíritu Santo:

Después de casi quinientos años de oración por ustedes, Dios me concedió la Gracia Suprema de venir a vuestro auxilio y amparo, a pesar de los errores de la humanidad en el pasado. Mi Misericordia y Mi Amor Materno hoy los reúne para renovarlos en la compasión y en la fe de que siempre será posible cambiar los acontecimientos en el mundo. Ese cambio será posible por la fuerza amorosa de vuestra oración, de vuestra esperanza, de vuestro amor y de vuestra dedicación a la tarea por el cumplimiento de Mi Materno Llamado Virginal.

Hoy Yo estoy aquí, en Mi amado y sublime Espíritu Santo de Dios, Espíritu de Verdad y de Justicia que la humanidad para estos tiempos deberá vivir, para que la armonía y la paz se establezcan en el mundo entero.

Hoy un rayo del Espíritu de Dios impregna Mi Inmaculado Corazón y es ese mismo Espíritu Santo que Yo les traigo para sanar vuestras antiguas heridas, para curar vuestros corazones y para llevarlos eternamente hacia Mi Paz.

Hijos Míos, es por medio de los grupos de oración que Dios me permite llegar hasta vuestro encuentro, dentro de Su Infinita Misericordia, e irradiarles Mi Amor de Madre y de Sierva Fiel. Es a través de los grupos orantes que se Me abren las puertas en la Tierra, para que Mi Corazón descienda en Gloria y visite en el amor a cada ciudad de este mundo.

Por estas apariciones marianas, que en este tiempo ustedes viven Conmigo, Yo peregrino entre las esencias de todos los corazones para realizar y cumplir con el Plan de Dios sobre la Tierra.

Queridos hijos, para este día de una nueva vigilia de oración, les pido como la Madre de Guadalupe, que recen por todos los pueblos indígenas; para que ellos también sean elevados al Cielo, así como vuestras almas también serán elevadas hoy por Mi presencia maternal.

Hijos Amados, nunca pierdan la esperanza de renacer en el Amor de Dios. Ahora estamos en un ciclo de Perdón y de Misericordia, por eso abran vuestros corazones para que Yo, Vuestra Madrecita del Cielo, los pueda acompañar por este camino de redención; porque será por intermedio de Mi Hijo que se hallará la Paz para el mundo entero.

¡Les agradezco a los grupos de oración de Espíritu Santo, por abrir la Puerta Divina hacia el Espíritu Santo de Dios!

Los bendice en honra a Dios,

Vuestra Madre María, Reina de la Paz

Sep

08

Domingo, 8 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, BRASIL TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA MADRE Y REINA DEL CIELO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridísimos hijos Míos:

Por una vez más, Mi Inmaculado Corazón visita y bendice desde el Cielo esta ciudad de Belo Horizonte. Como en otras Apariciones anteriores, Mi Corazón de Madre se ha propuesto peregrinar, al igual que ustedes, para llevar la paz al mundo y la conversión de los pecadores.

Por eso queridos hijos, que este día de Gracia sea especialmente consagrado para todos Mis queridos hijos peregrinos, porque será a través de ellos que Mi Obra Mariana se podrá cumplir, junto a los designios del Sacratísimo Corazón de Jesús, quien está atento a las oraciones de todos los que recen con el corazón.

Hijos amados, como Madre y Reina de la Paz, Yo los invito en este día, a renovarse en vuestros hogares a través de la manifestación espiritual de nuevos grupos de oración. Así, hoy Yo les recuerdo uno de Mis últimos pedidos hechos a la Hermana Lúcia do Santos en Fátima, Portugal. Un pedido que hablaba sobre el surgimiento de grupos de oración en las familias del mundo entero para el fin de los tiempos.

Queridos hijos, hoy el Cielo descenderá sobre vuestros corazones y el Espíritu Santo de Dios los colmará de Misericordia, de Cura y de Perdón. Por eso, Yo los invito a vivir Mi llamado mediante la apertura de vuestros corazones hacia Mi Corazón.

Hoy quiero que cada uno de los peregrinos guarde en su corazón, una verdadera experiencia de fe y de amor celestial. Hoy quiero que cada hijo Mío, que está necesitado de Cura, de Paz, de Perdón y de Misericordia, se entregue a Mis brazos, como Cristo se entregó a Mi después de la Cruz.

Yo quiero aliviar el peso de vuestros corazones, quiero que hoy me permitan interceder milagrosamente por ustedes y por vuestras familias. Quiero que hoy guarden en vuestras vidas el milagro de amor que representa el Divino Corazón de Mi Hijo Jesús, porque solo en Él se encontrará la luz, solo en Él el alivio llegará para todos y solo en Él recibirán Su Misericordia.

Amados hijos, que hoy sea un día de reparación y de paz para todos:  la Santísima Reina del Cielo los reúne en nombre del Amor y de la Unidad de Dios, para recordarles el compromiso de fe y de oración permanente con el Cielo.

Así, hijos Míos, quiero que ingresen en la Ley de Dios, allí donde no existe el sufrimiento ni la desesperación. De esta manera, Yo los llamo para que busquen el Paraíso a través de la Comunión Diaria con Mi Hijo y a través de la Confesión.

Queridos hijos, ustedes viven en un tiempo de definiciones y de madurez para vuestros pequeños espíritus, por eso tomen el rosario en vuestras manos y recen para que los cambios esperados sean pacíficos y buenos para toda la humanidad.

En el día de ayer, el Santo Padre Francisco anunció una jornada de paz, de oración y de ayuno para el mundo y para todos los buenos cristianos. Una jornada que trajo un tiempo más de paz para algunas regiones de la Tierra; todo eso podrá suceder si todos dieran su apoyo con la oración del corazón.

Hoy Yo anuncio una jornada diaria por la paz y por la consagración de América al Inmaculado Corazón de María, principalmente por la verdadera consagración de Uruguay, Argentina y Brasil al Sacratísimo Corazón de la Virgen María. Si las almas rezaran intensamente por un tiempo de seis meses, estas naciones y América entera, recibirían las Gracias que en verdad ellas necesitan, como lo son la Sabiduría, la Paz y la Misericordia.

Queridos hijos, Yo Soy Vuestra Santísima Madre del Cielo y espero encontrarlos siempre en oración, unidos a Mi Corazón.

¡Agradezco desde ahora la respuesta y el recibimiento que me ha dado Bello Horizonte desde el primer día en que Mi Luz posó sobre este ciudad!

Los bendigo en el Amor de Mi Hijo Jesús, los adoro y los espero siempre en oración.

María, Madre de la Santísima Paz

Sep

08

Domingo, 8 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, BRASIL TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Amados hijos de Mi Corazón:

Con profunda alegría celestial, retorno a la Tierra para encontrarme con sus pequeños corazones. Como Madre de cada una de sus almas y guardiana de cada una de sus esencias, vengo a anunciar la presencia del Reino de Dios en sus vidas; vengo a preparar sus corazones para el retorno glorioso de Mi Hijo Jesús; vengo porque sus almas claman por Mi presencia y sus espíritus glorifican al Altísimo por la oportunidad de estar Conmigo.

Hijos Míos: aunque sus corazones muchas veces no lo perciban, sus almas Me llaman día y noche, claman por Mi auxilio y por Mi presencia en sus vidas. Por eso estoy aquí, para brillar como un Sol en sus esencias y encender nuevamente la llama en el corazón de aquellos que la tienen apagada. Mi Luz los restaura, los redime y los conduce a la Casa de Dios, a Su Reino Celestial.

Quiero que hoy contemplen con la simplicidad de sus corazones, la grandeza de Mi presencia y la oportunidad de Redención que se les está ofreciendo.

Por eso, delante de Mi Inmaculado Corazón, entréguenme  sus deudas, sus dudas, sus faltas, sus miedos e incomprensiones. Coloquen hoy a Mis pies todo aquello que consideran imperdonable, para que sea curado por Mi Amor Maternal.

Si confían en Mi presencia y se abren con sinceridad a Mi Consciencia Maternal, podrán recibir en sus corazones todas las Gracias que traigo del Cielo. Solo necesito que tengan fe y que Me permitan llegar a lo profundo de sus seres, porque si Me dicen sí, ahí Yo estaré.

Vengo cada Aparición, hijos Míos, para consagrar un poco más esta Ciudad y este Estado, así como este País, para que cada espacio de esta Nación se torne un templo sagrado, para recibir la Esencia Crística de Mi Hijo Jesús.

Toqué una a una las puertas de sus casas, anduve con Mis propios pies por las calles de esta ciudad, anunciando a los corazones Mi presencia, despertando uno a uno los corazones que están hoy delante de Mí.

Nunca es por casualidad que los llamo para estar Conmigo; es tiempo de despertar del sueño en que viven, para redimir el pasado y abrirse a lo nuevo; para borrar lo que pasó y conocer lo que vendrá y que los necesitará preparados.

Despierto sus corazones para formarlos en la oración, en el ayuno, en la entrega y en la oferta de sí al Santísimo Dios.

Despierto sus corazones para que conozcan la alegría que es para sus almas y sus espíritus, cumplir con el Plan del Creador y ver día a día como este Plan se concreta.

Despierto sus corazones para que nuevos soldados se unan a Mi ejército orante por la Paz y este venza la falta de amor que hay en el mundo.

Hoy los conduzco al despertar del corazón, de la consciencia, del alma y del espíritu, para que reconozcan Mi presencia maternal y Me sigan.

Si escuchan con atención Mi voz, sentirán en estas palabras Mi presencia y mientras están atentos a cada frase pronunciada, Mis manos se extienden en dirección a sus corazones; así podrán sentir un toque divino en sus esencias, toque que para muchos cambiará sus vidas para siempre.

Vengan a Mí, hijos queridos, caminen Conmigo, obrando y orando por la Paz.

Si están hoy delante de la Reina del Cielo, es porque el mundo los necesita despiertos.

Yo los amo y les agradezco por escuchar la voz de sus corazones y responder a Mi llamado.

María, Madre y Reina de la Paz

Sep

07

Sábado, 7 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL PARA EL SÁBADO , 7 DE SEPTIEMBRE DE 2013, RECIBIDO EN LA CIUDAD DE BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL TRANSMITIDO POR LA REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCIA

Como Madre y Reina de la Paz quiero difundir Mi Paz al mundo y construir, en el corazón de cada uno de los que Me escucha, un portal de Paz y de Salvación para las almas.

Hijos Míos, mientras vuestros pequeños corazones comparten este sagrado momento a Mi lado, otros hijos Míos sufren en medio de conflictos, guerras, hambre y desaliento.

Veo sobre el mundo muchos corazones que se pierden por la falta de Dios en sus vidas, porque no permiten que las Gracias Divinas transformen los acontecimientos del mundo.

A los que hoy escuchan Mi voz les pido que se unan a Mí por este Llamado de Paz.

A los que creen fuertemente en el Poder de la oración, hoy les pido que se pongan a orar con verdadero fervor; y los que no creen pero están dispuestos a experimentar, que oren, que oren desde el corazón, con toda la voluntad que puedan obtener de sus seres internos.

Recuerden, hijos Míos, que el mundo es mucho mayor de lo que vuestros pequeños ojos pueden ver y la vida sobre la Tierra no abarca solamente vuestras pequeñas vidas.

Vengo a formar misioneros y soldados de la oración; esos que con la intención y con el corazón van a llevar la Paz a todos los espacios del mundo; esos que obedecen al Llamado de Dios día y noche y que son capaces de olvidar las propias necesidades para buscar el bien del prójimo, sobre todo a través de la oración.

Mi Corazón necesita del aliento que Me proporcionan las oraciones del mundo, para llevar ese aliento a los que agonizan permanentemente.

Si vuestros pequeños ojos pudiesen ver lo que acontece con las pequeñas víctimas de una guerra, jamás dejarían de orar y, solo de pensar en la posibilidad de que un alma se encuentre en ese estado, orarían día y noche.

Por eso hoy les pido a todos los que Me escuchan, a todos los que creen y no creen en Mi presencia, a todas las creencias, razas y religiones, pueblos y naciones, que se unan a Mi Llamado por la Paz; Paz que debe nacer como el sol y brillar sobre todos los corazones del mundo.

Únanse en vigilia a Mi hijo Francisco, el Santo Padre, para que él se reconfirme día a día en el propósito de alcanzar la Paz y, a través de la respuesta de todos los seres, encuentre la fuerza que necesita para seguir adelante.

Queridos Míos, este es Mi único pedido de hoy: que haya Paz en el mundo, que haya Amor entre los corazones y esto se alcanzará con la respuesta de todos.

Cuando muchos corazones se unen para glorificar a Dios, los Cielos se abren y el Creador escucha el pedido de Sus hijos, enviando así Sus Gracias benditas al mundo.

Comprendan hoy que el Poder de Dios es mayor que cualquier fuerza que haya en el Universo; pero este Poder solo podrá actuar cuando los corazones humanos clamen por el auxilio del Creador y demuestren, a través de la oración, del ayuno y de la comunión con Cristo, que desean ardientemente que Su Luz se manifieste en la Tierra.

¡Por la Gloria de Dios, recen y vigilen por la Paz!

Les agradezco por responder a Mi Llamado,

María, Madre y Reina de la Paz

Sep

07

Sábado, 7 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ A MADRE SHIMANI

Yo soy María, soy la esencia de la Paz, aquella Paz que emana del Corazón de Dios.

Yo soy María, Madre y Guardiana de esa Paz en el corazón de los hombres y mujeres de este mundo.

Yo soy María, Sierva Fiel y constructora de la Piedad en los mundos internos de la humanidad.

Soy María, Madre amorosa y pura que teje en el universo el manto de luz para luego cubrir a Mis hijos de protección y amor.

Soy María, la Eterna Madre Fiel, que recoge flores en el cielo para colocarlas en los corazones de los hijos que sufren: por la falta de paz en el mundo, por la falta de reconciliación con Dios y por la falta de fraternidad entre los hermanos.

En esta jornada, en donde el mundo ora y ayuna por la paz entre los hombres, Mi presencia maternal está con todos Mis hijos.

Hoy se ha hablado de paz a las naciones por intermedio de Mi vocero, Mi hijo amado, el Papa Francisco y el universo espera que esas palabras y las súplicas de miles de corazones, que acompañaron esas plegarias que han llegado al Cielo, también lleguen al corazón de los responsables de las naciones; los que deberán comprender que la Paz en el mundo es vital para poder seguir adelante.

Quiero en este día, de vigilia y oración amorosa y poderosa, agradecer a cada hijo que ofertó su oración y su ayuno por la paz en el mundo.  También quiero decirles que, de ahora en adelante, habrá muchas jornadas con vigilias y ayunos por esta humanidad que clama por la Luz y el Perdón de Dios.

Cada día más, hijos amados, debemos unirnos, ustedes y Yo, vuestra Madre Celestial, y rogar a Dios por los pueblos, por las naciones, por las religiones; para que la luz del Espíritu Santo descienda y traiga sabiduría para enfrentar los acontecimientos que vendrán.

Hoy, hemos visto desde los Cielos, a los hermanos unidos en un propósito único, la paz, y en el universo una luz de gran esperanza se ha encendido. Avancemos en ese sendero de la paz y de la fraternidad para que, cuando el Redentor que está retornando, manifieste Su Presencia entre ustedes, pueda encontrar encendidos los corazones con la llama de la reconciliación y el amor.

Sean bienaventurados, oren unidos por un Propósito Mayor, aquel que espera ver a los seres humanos en fraternidad.

Paz para los corazones.

Luz para las consciencias.

Amor para todos en la Tierra.

Gracias por estar hoy Conmigo,

María, Madre y Reina de la Paz

Sep

07

Sábado, 7 de septiembre de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL TRANSMITIDO POR LA EXCELENTÍSIMA MADRE MARÍA, REINA DE LA PAZ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

DECLARACIÓN CELESTIAL DE PAZ, ENTREGADA POR DIOS TODOPODEROSO AL VENERABLE Y PODEROSO INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, en respuesta a la Jornada por la Paz en el mundo, que tuvo lugar hoy en la Ciudad del Vaticano, Italia, presidida por el Santo Padre, Papa Francisco.


Queridos hijos:

En respuesta gloriosa al evento que tuvo lugar hoy en el Vaticano y en el mundo entero, la Bienaventurada Virgen María, en nombre de Dios Todopoderoso, les comunica ante los Tronos del Cielo, ante los Ángeles, Arcángeles, Santos, Bienaventurados y todos los seres orantes de la Tierra que el ciclo previsto para el mundo, en cuanto a su purificación, ha cambiado; ya que la respuesta orante, el ayuno y la fe de todos los seguidores de Cristo generó una respuesta favorable, positiva, que cambió el rumbo de los acontecimientos.

Queridos hijos, quiero decir ante los Poderes Celestiales, que Vuestro Amadísimo Padre, por intermedio de la acción de Sus Criaturas en la Tierra, logró derramar Su Misericordia la que, con el transcurso del tiempo, tocará el corazón de los que lo tienen cerrado, para que la paz en Medio Oriente se alcance.

Por obra del Espíritu Santo, la Santísima Virgen María guio, en los planos espirituales, toda la Jornada por la Paz, que se realizó por medio del llamado del Santo Padre, Francisco.

Por este motivo, lo que estaba previsto que sucedería en los próximos meses, ha sido transformado en futuros meses de conversión, redención y de paz. La actitud fraterna del Santo Padre colaboró profundamente en los planes del Cielo; esto quiere decir, que las leyes universales se colocaron a favor de la humanidad a través del poder supremo de la Gracia y de la Misericordia.

Todas las almas, que hoy en el mundo rezaron el Santo Rosario por la Paz y la Coronilla a la Divina Misericordia, despertaron a la Vida Suprema del Paraíso y esto generó que millones de almas presas en los abismos de la Tierra alcanzaran el camino infinito de la luz de Dios.

Si la humanidad siguiera el gesto y el llamado de fraternidad ecuménica que realizó el Santo Padre, el mundo entero sería liberado de sus faltas en un tiempo de seis meses.

Por eso hoy, en el Amor de Mi Hijo Jesús, Yo les muestro los poderes de la oración del corazón, cuando ésta es rezada en los grupos mayores. El Cielo hoy estuvo atento a las ofertas sinceras de los hijos de Dios, así estas ofertas fueron bien recibidas a los pies de los Tronos de Dios, como flores en los altares celestiales.

Hijos amados, para esta próxima semana Yo los invito a buscar el Júbilo Celestial a través de la oración, porque de esta forma imitarán el ejemplo del Santo Padre Francisco, como un ejemplo de la Nueva Humanidad.

Yo Soy Vuestra Madre Perpetua y quiero que conozcan los tesoros del universo, tesoros que aguardan corazones abiertos a recibirlos en la esencia interior.

Queridos hijos, les agradezco en nombre del Todopoderoso por haber respondido a este importante llamado por la Paz en el mundo.

 

Y hoy les digo en devoción divina:

Mi Alma Glorifica al Señor,
      Mi Espíritu se ennoblece
      en Dios, Mi Salvador,
      porque ha dado a Mis hijos
      las llaves del Cielo,
      para que abran las Puertas del Paraíso.

Su Sierva Fiel ha guiado
      a los corazones simples
      y la Paz se ha gestado
      en la Nueva Humanidad.

Hoy los Cielos se alegran,
      por la gran respuesta de las almas
      y ningún espíritu sobre la Tierra sufrirá,
      porque ha sido curado
      por la Luz Milagrosa de la Virgen María.

¡Gloria!, ¡Gloria!, ¡Gloria!

¡Aleluya al Dios del Amor!

Amén

 

Les agradezco ahora y siempre,

María, Reina de la Paz

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos