MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, HACIA LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Escribo este mensaje con palabras de luz para poder expresar, a través de ellas, la gratitud y el Amor que tengo por Mis queridos hijos, especialmente por todas las almas que a lo largo de los tiempos y de Mis Apariciones hicieron sus primeros votos de consagración a la Madre de Dios.

Por ese motivo, hijos Míos, hoy de forma especial vengo para invitar y llamar a cada Hijo de María para que esté presente Conmigo el día 12 de marzo de 2019 en el Centro Mariano de Aurora, lugar que será la sede para el próximo Encuentro Anual de los Hijos de María.

Los invito y los llamo a estar en la presencia de su Madre Celeste para que ustedes no solo renueven los votos de su consagración, los que una vez realizaron, sino que también sus almas puedan recibir un impulso espiritual directamente de la Madre de Dios, a fin de que sus consciencias se preparen para los tiempos de emergencia.

Rodeados por la esplendorosa Aurora los invito a que estén a Mi lado en ese día 12 de marzo y que este año ustedes también inviten a un hermano o hermana a participar del Encuentro para que vea qué lindo es vivir en el Corazón de Dios.

Desde ahora les anuncio esta invitación para que cada hijo Mío se vaya organizando para poder estar presente.

Este Encuentro será televisado mundialmente a través de Misericordia María TV para que los Hijos de María de Centroamérica, de Norteamérica y de Europa puedan acompañar.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN BAHÍA LÓPEZ, BARILOCHE, RÍO NEGRO, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

María de Aparecida, Patrona Eterna del Brasil

Mis queridos hijos:

En este día 12 de octubre, en conmemoración a María de Aparecida y como Madre de todas las razas, invito a cada corazón orante a reconsagrar al Brasil a Mi Materno e Inmaculado Corazón, a fin de que pueda descender la Justicia Divina y no la justicia de los hombres, a fin de que la igualdad y la dignidad entre los pueblos pueda surgir en estos tiempos para que el Brasil vuelva a ser considerado el sagrado Edén de Sudamérica.

Hoy, más que nunca, su Madre Celeste y Señora de Aparecida recoge con Sus manos las oraciones de todos Sus hijos de Brasil y del mundo, sabiendo que en estos momentos de definición y de pruebas, nada quedará oculto.

Por ese motivo, en su reconsagración como pueblo brasilero a la Madre de Dios, el patronato de la Señora de Aparecida y Su guardia celestial volverán a establecerse en el espíritu de su país y de su pueblo.

Con las oraciones de Mis hijos aprisionaré a Mi adversario, a fin de que en esta batalla final por las naciones del mundo, triunfe el amor y la esperanza en todos los que confían en Dios y en la próxima venida de Su Reino.

Queridos hijos, el planeta y la humanidad se purificarán, por eso los invito a permanecer en vigilia y en oración, porque la hora más crucial está llegando y no podrán ser tomados por sorpresa cuando todo se desate en el mundo y en su superficie.

Por esa razón, anúncienles a todos su fe y su amor consolador por el Corazón flagelado de la Madre de Dios, la que es ofendida por los hijos que quieren desterrarla de todas las culturas y de todos los pueblos.

Es en la confianza de Mis hijos orantes en donde nuevamente se establecerá el Reino de la Madre de Dios, porque el ejercicio permanente del Rosario será el instrumento que derrotará toda mentira, falsedad y corrupción en las naciones del mundo.

Llegó el tiempo de dar a conocer los prodigios de la Madre de Dios en la vida redimida y convertida de los creyentes de Cristo.

Brasil es una tierra bendecida por Dios.

Todos los orantes deberán seguir suplicando para que la Justicia Divina descienda y la Divina Misericordia sea la corriente poderosa que redima a los más pecadores, dándoles la gracia del rescate y de la salvación.

En este día, en donde Mis hijos de Brasil reconocen a la Madre de Dios, que el altar del templo interior de cada brasilero sea ofrecido para que la Divina Gracia expiatoria pueda interceder por un país que viva la igualdad y la justicia, y vuelva a ser la cuna para una nueva y redimida humanidad.

Que la Paz Celestial hoy esté presente en el Brasil y en el mundo.

¡Les agradezco responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE QUITO, ECUADOR, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Algún científico, idealista o gobierno sería capaz de poner a prueba a la humanidad entera por medio de las armas nucleares que, por segunda vez y después de Hiroshima, destruirían la vida física y espiritual de la humanidad.

Todas las pruebas que se llevan adelante por medio de las armas retrasan el caminar espiritual de la humanidad y generan, en la consciencia humana, una forma de hipnotismo global, afirmando que eso es parte de un gran avance en el fin de estos tiempos.

Pero la realidad se encuentra en los efectos imborrables que el uso de las armas nucleares puede generar, no solo en la vida planetaria sino también en todo lo que es espiritual.

Su Madre Celeste, en Fátima, anunció el urgente pedido de consagración de Rusia al Inmaculado Corazón, a fin de que en pleno siglo XXI esta realidad nuclear no despertara nuevamente como en el siglo pasado.

La consagración de Rusia se dio, pero esta tuvo poca repercusión en el interno de los seres. 

Por eso una vez más, vengo para pedir que las demás naciones del mundo se consagren a Mi Materno Corazón Inmaculado, a fin de que dicha consagración paralice todas las ideas bélicas que se están llevando adelante y que, al fin de todo, afectarán a los más inocentes.

Si esta consagración se fortaleciera no solo en el seno de la Iglesia, que es la primera responsable de que la consagración de las naciones se pueda establecer, sino también que esta consagración se viviera en más corazones, prometo evitar una catástrofe casi global.

Para esto, todos los que se consagran a Mi Corazón Inmaculado ayudan en la contención necesaria de estos tiempos, para que graves errores no se lleven adelante ni tampoco se expandan a lo largo y ancho del mundo.

Si Mi voz fuese escuchada y si el compromiso de cada hijo Mío fuera renovado, prometo proteger a los más desamparados.

La humanidad debe tomar consciencia de su desvío de Dios por medio de las armas nucleares. 

Es hora de aceptar que en el amor triunfará el Plan de Dios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

APARICIÓN DE LA VIRGEN MARÍA EN MONTE SHASTA, CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS, A LOS VIDENTES FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Y HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Fray Elías del Sagrado Corazón de Jesús transmite las Palabras de la Virgen María:

La dulzura de Mi Corazón es indescriptible para el mundo, porque en Él se guarda no solo la pureza de Mi Espíritu, la Concepción de Mi Divinidad, sino principalmente se guarda el Amor de Dios que no es profundamente conocido por las almas; solo por aquellas que se han decidido a profundizar en la grandeza de Mi Corazón, que es el refugio para los peregrinos, es el aliento para los enfermos, es la salvación para los caídos.

Por eso, hoy les muestro, queridos hijos, Mi Inmaculado Corazón, el mismo Corazón que apareció en Fátima para impedir la guerra, la destrucción de la humanidad y de su consciencia espiritual.

Como Madre de todos los pueblos, de todas las razas y naciones, incondicionalmente ofrezco, de tiempo en tiempo, Mi Corazón; porque como Madre aún deseo tenerlos a todos en Mi Corazón de Amor para que puedan renacer en espíritu, en paz y en hermandad, atributos tan esenciales para el mundo de hoy.

Quiero que difundan Mi Inmaculado Corazón en el mundo, así como Yo se lo pedí a los pastores en Fátima. Así, queridos hijos, estarán preparando sus consciencias y sus vidas para el centenario de Mis Apariciones en Fátima; en el que, en Europa y en el mundo entero, se recordará a la Madre del Sol, a la Consciencia Divina que en aquel tiempo vino a impedir el error en la humanidad y como consecuencia su perdición.

Aún Mi Corazón sufre porque hay muchos de Mis hijos que primeramente no Me conocen como su Madre y que nunca se han acercado a Mi Consciencia de Luz para que Yo los pudiera consolar y amar.

Es por eso, queridos hijos, que desde el corazón de Monte Shasta, la Madre de Dios y del Altísimo derrama Sus códigos y atributos, los atributos de la Madre Universal, para que ellos puedan descender en las almas que más los necesitan, como también en los Reinos de la Naturaleza que, en esencia, fueron creados por el Amor de Dios para sustentar el equilibrio de la humanidad y de todo el planeta.

Hoy les muestro Mi Inmaculado Corazón como ese Templo sagrado de Dios que, mes a mes, se ofrece al mundo para que los corazones puedan entrar en él y recibir todo lo que necesitan.

Quiero ver, en este tiempo, que por la fuerza que les da Mi Inmaculado Corazón sus vidas sean humildes y simples ante los errores de la humanidad para que la pureza de sus corazones, que surge como una fuente de amor en el Santuario de Lys-Fátima en Portugal, todo ese principio de amor y de energía pueda llegar a aquellas almas y consciencias que se separan de Dios diariamente, llegando a los abismos, de donde nadie los puede retirar.

Así como hoy han orado a Mi Inmaculado Corazón para contemplar la Natividad de Mi Hijo, para que ese Cristo interior pueda nacer en muchas más consciencias; Yo les ofrezco, queridos hijos, Mi Inmaculado Corazón.  Un Corazón que es muchas veces lastimado y herido por los pecados del mundo, por la indiferencia y la soberbia que existe entre las naciones del mundo, que también existe entre las familias y, especialmente, entre las criaturas de toda esta humanidad que fueron creadas por las Manos de Dios para cumplir un Propósito divino que, desde la llegada de Mi Hijo hasta los días de hoy, no ha llegado a cumplirse.

Es por eso, queridos hijos, que necesito que penetren el misterio de Mi Corazón, porque en Él se guarda un universo de Amor desconocido, una oportunidad de que puedan comulgar con Mi Hijo a través de Mi Corazón y de que puedan recibir los dones que fortalecerán sus vidas y consciencias, con la finalidad de la realización del Plan de Dios en la Tierra.

Es por eso, queridos hijos, que, en este día, en el que Mi Hijo ha nacido en el mundo, en el mundo espiritual de la humanidad y en todos los corazones que simplemente le permitieron entrar en lo más profundo de sus almas, Yo vengo a pedirles que acompañen Mis pasos de Luz, para que Yo pueda derramar Mis Gracias sobre lo que es necesario aún redimir y perdonar ante todo el universo creador.

 

Hermana Lucía de Jesús transmite las Palabras de la Virgen María:

Mi Corazón expuesto ante sus ojos representa, para la humanidad, que un tiempo de emergencia se aproxima.

Vengo a evitar, hijos Míos, con Mi Presencia en esta nación, que las almas sigan sufriendo por las injusticias causadas por el hombre. Vengo a despertar a sus corazones y a llamar a sus espíritus para reparar el Corazón de Dios, para que así generen méritos Conmigo para un tiempo mayor de paz.

El Creador no espera, hijos, que el mal se aproxime a sus vidas, sin embargo la humanidad a veces abre las puertas, para que la oscuridad ingrese en sus hogares, en sus familias y en sus corazones.

Hoy, con el poder de Mi santa humildad, con Mi Corazón expuesto, vengo a equilibrar este mal, para que nunca más se aproxime a Mis pequeños hijos. Pero ustedes Me deben decir sí y abrir la puerta de sus consciencias y de sus casas a la Sagrada Familia, a través de la oración permanente, verdadera, que atraiga el Reino de Dios hacia este mundo.

Lo que les pido, hijos, es muy simple pero muy importante, porque esa es la única forma de que el planeta conozca la paz y de que las guerras cesen dentro y fuera de los hombres.

Si hace tantos años atrás, tres pequeños niños, que estuvieron delante de este Corazón, evitaron una guerra en este mundo; imaginen, hijos Míos, si oran con sinceridad y si entregan sus vidas ante Mi Inmaculado Corazón, cuántas guerras y cuánto dolor podrían ser evitados en este mundo.

El destino de la humanidad, en verdad, no se traza solo por la Voluntad de Dios; se traza también, hijos, por la voluntad consciente de cada uno de ustedes, porque escriben la propia historia según sus actos, pensamientos, según la expresión de sus almas cuando permiten que ellas sean espejos de la Presencia Divina.

La Sagrada Familia ayer  vino a transformar la condición humana de aquellos que se abren de corazón. Y hoy, Yo estoy aquí para concretar esa Voluntad Divina en cada uno de ustedes. Pero les pediré que, a partir de hoy, oren con fervor todos los días, venciendo el orgullo y la vanidad humanas que les impiden ser como niños, como los pastores de Fátima, y orar con el corazón.

Hoy, les pido, hijos, que permitan definitivamente que Aquél Hijo que un día se gestó Mi vientre, sea gestado en sus esencias como un hombre nuevo, para transformarlos para siempre.

 

Fray Elías del Sagrado Corazón de Jesús transmite las Palabras de la Virgen María:

En este día se cierra un ciclo dentro del estado de California, en el que Nuestras Consciencias Espirituales, más allá de Sus limitaciones, han penetrado en los abismos de la Tierra para que muchas almas se pudieran restaurar y volver a reencontrar la comunión con el Padre Eterno.

Eso fue posible ayer, queridos hijos, cuando esperaban la venida del Redentor en sus corazones, comulgaban con Mi Hijo por medio de Su Cuerpo y de Su Sangre. Puertas infinitas se abrieron para la liberación de los oprimidos, para el rescate de los que están perdidos y de todos los que necesitan reencontrar el camino del espíritu en algún momento de sus vidas.

Es por eso que hoy les muestro Mi Corazón, para que todos Mis hijos, los Hijos de María, puedan ofrecer como sacrificio un esfuerzo mayor a su Madre Celeste por los que aún deben ser rescatados en esta humanidad que sufre y se pierde día a día.

Vengo a reestablecer, por medio de Mi Gracia, la consagración de sus corazones y vidas a Mi Inmaculado Corazón. 

Es en esta noche, en la que la sagrada montaña de Monte Shasta brilla en toda esta región de Norteamérica para encender, en los corazones, la devoción y la paz; que vuestra Madre Celeste, junto a Sus ángeles, viene nuevamente a bendecirlos, para poder bendecir al mundo en este tiempo final.

Que se aproximen los que se consagrarán como Hijos de María, para que reciban Mis Gracias, la Gracia de la reparación, de la Comunión con Cristo y de la unión de sus espíritus con la Fuente Primordial del Padre. Porque de esa forma, queridos hijos, muchas condiciones que se perdieron, condiciones de poder vivir la vida crística, las podrán reintegrar a sus vidas y a la de todos sus seres queridos, así como en la humanidad, que lo necesita urgentemente.

Se pueden arrodillar ante Mí para que Me pueda aproximar a ustedes. Quiero que coloquen, en Mi Corazón, un pedido. Escucharé con amor, en el silencio de sus internos, porque en el silencio todo se conoce y Nuestros Corazones todo lo saben. Y así podrán ayudar a las almas a reencontrar el camino, el sentido de esta misión en la Tierra.

Por el Inmaculado Corazón de María, como la Señora del Santísimo Rosario, irradio la Luz de Mi Corazón a ustedes, queridos hijos, consagrándolos bajo la absolución del Hijo y la intercesión de Su Divina Misericordia. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Así como escuché la voz del mundo clamando por la paz, por la consciencia y por el despertar a una vida de fraternidad y de hermandad, quiero escuchar esa misma voz que ha entonado para toda Norteamérica este pedido de Misericordia, la canción que ha cantado Mi hija Piedad. 

Hoy, quiero llevar esta canción en Mi Corazón a Dios, por cada uno de ustedes, por cada uno de sus hermanos, porque están muy separados de su propia verdad y, sobre todo, de Dios.

Quiero agradecerles, queridos hijos. Como su Madre Celestial, esperaré en estos días que sus corazones se abran un poco más para que Mi Mensaje, el Mensaje de Mi amado Hijo y el de Mi santo esposo San José, puedan llegar a Oklahoma, Miami y Orlando, lugares que esperan, hace más de cien años, por una liberación.

Por concederme esta oportunidad, queridos hijos, de llegar a los corazones que necesitan de Dios, Yo les agradezco y los bendigo con la Cruz luminosa de Cristo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Ahora escucho su voz, como la voz que une el Cielo y la Tierra, las almas y Dios, en un solo Propósito.

Los amo, y les agradezco.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FÁTIMA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Reglamento Espiritual y Cívico para los Hijos de María

Queridos hijos:

Por razones del fin de los tiempos y por el comienzo de la purificación interior de las almas emito para ustedes este básico reglamento de consagración de los Hijos de María, quienes, al firmarlo, estarán aceptando las bases de esta consagración y de este reglamento que les ayudará a todos a mantenerse dentro del Propósito y dentro de la Ley de la Jerarquía, la Ley del Amor.

Este reglamento nace para responder a la necesidad de cuidar de todos los Hijos de María; no solo de su consagración como Hijos, que tiene un valor espiritual, sino también para proteger la Obra dentro de valores éticos, morales y cívicos.

Recuerden que los afiliados a Asociación María, Madre de la Divina Concepción, se registran dentro del espíritu absoluto de aceptar la propuesta que los Mensajeros Divinos presentan en este ciclo.

Asociación María es la madre legal y espiritual que protege la consagración de todos los Hijos de María dentro de la vivencia de valores crísticos de espiritualidad, como también dentro del equilibrio moral, ético y mental.

Dada la necesidad espiritual de que la consagración quede más clara, que Su Madre Celeste les está presentando en este día el básico reglamento espiritual y cívico que los Hijos de María, consagrados y por consagrarse en el futuro, deberán aceptar y enviar firmado, concordando con la propuesta y asumiendo total adhesión y confianza a la guía de la Jerarquía Espiritual. Es por esa razón fundamental que cada Hijo de María, consagrado hace tiempo o recientemente, tendrá que hacer votos ante la Jerarquía comprometiéndose a lo siguiente:

Primero
Mantener una vida de oración por la redención de sí mismo y del mundo. Mantener un ritmo de oración diario por la paz y por el cumplimiento de los Planes del Creador.

Segundo
Un Hijo de María consagrado asume total adhesión y obediencia a las indicaciones e instrucciones que recibe de Asociación María, ente ecuménico y espiritual que lo ampara y lo acompaña en su camino interior.

Tercero
Todo Hijo de María, una vez consagrado, asume desvincularse de cualquier movimiento, doctrina, grupo, asociación social humana o espiritual de cualquier índole que se oponga a los valores asumidos de una vida de oración, de servicio, de misericordia y de caridad inspirados por los Mensajeros Divinos. Eso significa, hijos, que cada Hijo de María, una vez consagrado, asume la propuesta planteada por la Santísima Virgen y también firma en este documento su desvinculación espiritual, moral o humana de cualquier movimiento espiritual que no sea de la cristiandad enseñada por el Reverendísimo Señor Jesucristo según Su Evangelio e Instrucción.

Cuarto
Asociación María, como guardiana y portavoz de todos los consagrados Hijos de María, tiene la autoridad, el permiso y la responsabilidad ante cada uno de ellos, de indicar, notificar, orientar, acompañar y determinar su desafiliación del ente por las siguientes razones:

A) Cuando se presenten problemas mentales que determinen que la persona por sí misma no pueda asumir su propia consagración ni tampoco pueda ser asumida por algún responsable.

B) Por razones evidentes de que mantenga, en forma paralela, cualquier vínculo espiritual y humano con otros movimientos que contradigan el ecumenismo cristiano y que estén fuera de la propuesta de ser Hijo de María. 

C) Ante cualquier situación, sea espiritual, mental o humana que le impida asumir su propia consagración o que ponga en riesgo y comprometa a Asociación María o a otros hijos consagrados.

D) Por difamación, maltrato verbal, social o público de la Obra de la Santísima Virgen María o por estar generando confusión, comentarios o cualquier tipo de movimiento individual o grupal que comprometa los valores del respeto, de la fraternidad y de la transparencia ejercidos entre los miembros registrados en Asociación María.

E) Por fallecimiento. En este caso, al Hijo consagrado se le dará de baja de la Asociación, guardando entre todos los Hijos consagrados la presencia de esa alma en el Reino de los Cielos. Asociación María emitirá un documento para los familiares correspondientes, avisándoles la decisión tomada.

F) Ante cualquier otra situación espiritual, mental, emocional o humana que comprometa su propia consagración por razones de la purificación de estos tiempos.

Todo Hijo de María asume, a través de este documento firmado, que podría quedar desafiliado oficialmente de su consagración y que acepta abiertamente mantener su consagración interior con la Madre Divina. En caso de ser desafiliado no podrá portar los materiales que recibió al momento de su consagración. Por lo tanto, deberá entregar todos esos elementos para preservar de sí mismo, o de su propia imposibilidad, la Obra de la Jerarquía Celeste.

Quinto
Todos los Hijos de María, a través de este documento que deberá ser firmado por cada uno, asumen y aceptan en confianza cualquier determinación, acción o procedimiento de parte de la Junta de la Asociación María, sobre su posible desafiliación del ente, aquella que lo integra como miembro consagrado de Asociación María. Todo afiliado acepta integralmente cualquier observación o decisión que por razones lógicas pueda llevar a que la propia Asociación tome una rápida determinación.

Este reglamento intenta reforzar el verdadero compromiso de cada consagrado ante la Jerarquía, como una respuesta sana y armoniosa para proteger de uno mismo lo que la Divinidad intenta construir, asumiendo que en el tiempo de la purificación todo es impredecible. 

Agradeceré que todos Mis Hijos consagrados reciban de la Junta de la Asociación María una copia de este documento, para que lo antes posible lo retornen firmado para ser registrado y archivado.

Si algún Hijo no acepta este reglamento, pido amorosamente que entregue todos los elementos de consagración y que se aproxime a algún Centro Mariano para orar y pedir luz, porque la consagración es un compromiso asumido conscientemente por amor al Plan.

¡Les agradezco por comprenderme!

Por un fin mayor,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE PEDRA BRANCA, FLORIANÓPOLIS, SANTA CATARINA, BRASIL,  AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN, CON MOTIVO DEL ENCUENTRO DE ORACIÓN, CON LOS JÓVENES DE LA FACULTAD DE NATUROLOGÍA

Queridos hijos presentes:

Con el Arcángel Miguel ante la presencia de ustedes, Me dirijo hoy especialmente a aquellos que nunca tuvieron la Gracia de conocerme porque, en este día, Vuestra Madre del Universo viene a su encuentro para abrir el camino a la conversión, a la misericordia y al perdón.

Cada uno de ustedes, hijos presentes, hasta ahora ha vivido una trayectoria en esta vida; ahora, el Padre de todo el Universo, los llama al despertar interior y al reencuentro de la verdadera vida espiritual a través de los impulsos sublimes de la oración, del servicio y de la fraternidad.

En este día, Mi Gracia de Madre los reúne para enseñarles el camino de su verdadera libertad y así, ustedes, ante el Sagrado Hijo del Universo, aprenderán a amar y a sonreír nuevamente a la vida, lejos del sufrimiento interior.

Es por eso, Mis hijos, que Vuestra Madre los ha escogido a cada uno de ustedes para que se consagren a Mi Inmaculado Corazón; Corazón puro y bondadoso que se dona a ustedes para sacarlos de la prisión de la vida material, del engaño y del error.

Hijos amados, en este día en donde el Universo abrió una puerta de liberación y de paz en este lugar, los llamo a dar ese sagrado paso en nombre de todos los jóvenes del mundo que son llevados al camino de la perdición y de la falsa realidad.

Yo los adoro a todos como almas, Mis amados jóvenes; permitan en esta hora aguda de la Tierra que despierte en ustedes definitivamente la semilla crística del amor y de la redención.

Ustedes, dando este primer paso que Yo les pido, conocerán la verdadera luz del Cielo que hoy amorosamente ha tocado este lugar por bendita y plena Misericordia.

No quiero convertirlos, hijos Míos, Yo deseo llevarlos a la verdad, al servicio y a la entrega por la humanidad.

Mi consuelo esté sobre ustedes para que, animados por Mí, alcancen la paz.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los unifica,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz.

 

Al final del mensaje, la Madre Divina en la presencia de San José, pidió que en este lugar llamado “Pedra Branca” se levante dentro de la floresta una pequeña gruta con la imagen de la Reina de la Paz. También la Madre Divina pidió que se construya el piso de este lugar de oración con la ayuda de la Red-Luz y que la propia Red- Luz continúe apoyando la tarea de oración con los grupos de jóvenes.

Nuestra Señora les dijo a los jóvenes presentes:

“Queridos hijos, aquí Yo seré la Madre de todos los perdidos. Deseo tener aquí mediadores de la oración entre el Cielo y la Tierra”.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE SAN ESTEBAN, AL VIDENTE FREY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

El principio crístico de la Sagrada Familia de la humanidad intenta ser diezmado a través de las guerras en Medio Oriente. Es por eso, que Vuestro Señor Jesús decidió enviar en misión a algunos de ustedes para que en representación de todos, dijeran sí al Universo a la recuperación de la dignidad y de la fe de las familias de Medio Oriente.

Mientras la misión humanitaria transcurre según los principios celestiales, Vuestra Madre Celeste ya se encuentra trabajando en la recuperación de las esencias de los más pequeños, así se vuelve a establecer en cada hijo Mío, el sentido de vivir y de pertenecer al proyecto redentor de esta humanidad.

Queridos hijos, todas sus oraciones diarias, las que apoyen esta misión humanitaria como también a la misión de Chaco, permitirán que las puertas celestiales estén correctamente abiertas, para que los misioneros, bajo el círculo divino de Mi protección puedan cruzar cada una de ellas y así derramar la Gracia que hace falta en el mundo.

Queridos hijos, el Padre observa la dedicación de cada uno de los misioneros, por eso Vuestra Santa Madre se encuentra guiando los pasos de Sus hijos misioneros, para que ellos no pierdan de vista el lugar en donde siempre existirá la mayor necesidad. Es así, queridos hijos, que todo el universo celestial acompaña este momento de ambas misiones porque los servidores deben aprender con toda esta experiencia, cuánto las almas se alejaron de Dios a través del sufrimiento, de la indignación o de la pobreza profunda de los pueblos originarios.

Argentina puede destinarse como una futura nación reconsagrada a Mi Inmaculado Corazón por medio de las misiones humanitarias, eso cambiaría el destino de millones de almas.
Es como el caso de Turquía, que abriendo las puertas a los refugiados se volvió una nación rescatable en estos tiempos.

La paz es la premisa para estos tiempos, por eso a todos los misioneros les llegó la hora de irradiar ese principio eterno de paz al mundo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los une en el Amor de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE MENSUAL DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SANTO TOMÉ, SANTA FE, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN, CON MOTIVO DEL ANIVERSARIO DE LOS MENSAJES MENSUALES

Queridos hijos Míos:

Con Gracia y Misericordia elevo sus corazones al Cielo, para ofertarle al Padre Celestial la hermosura y la belleza de sus vidas.

Hoy, por última vez, envío Mis Mensajes de Paz al mundo. Hoy se cierra un ciclo en el que la humanidad debió haber atendido a Mi llamado y escuchado Mi Mensaje de advertencia.

En esta noche de Gracias y de redenciones, he rezado por todos ustedes y he recibido en Mi regazo a sus esencias, que son de verdadera importancia evolutiva para su Padre Celestial.

Mientras el mundo coloca su atención en las cosas de la vida material, Yo vengo aquí con el objetivo y con la divina misión de que me lleven a sus casas como corredentora y Madre de todos los corazones. De esa forma ustedes, Mis queridos hijos, permitirán que Yo pueda interceder por sus semejantes para que también alcancen la redención del corazón.

Les pido, en nombre del bendito Amor de Dios, que lleven Mi Palabra sagrada a todos los lugares a donde vayan, así Yo también podré realizar Mis planes en las almas que día y noche se pierden en este mundo de ilusión.

Como Madre del Verbo Divino, Me anuncio a todos ustedes como una vez Me anuncié en Fátima, en Lourdes y recientemente en Medjugorje, porque Dios Me ha permitido aparecerme en todos los lugares que corren un verdadero riesgo espiritual.

Con este fin, en esta noche abro Mis brazos, los elevo al Cielo e imploro por la humanidad y por todos los Reinos de la Naturaleza que son ultrajados por esta raza. Vengo para retirarles la ceguera de sus ojos y para que a través de Mi cura universal y de Mi maternidad, ustedes puedan despertar al Retorno de Cristo, Nuestro Señor.

Mis ojos iluminarán sus caminos cuando tan solo oren Conmigo por los sacerdotes y consagrados, para que ellos consigan ser el espejo luminoso de la Faz de Mi Hijo Jesús; porque, hijos amados, esta humanidad se cierra a escuchar lo que viene del Cielo, para corregirlos y colocarlos en el camino de la paz.

Como Reina del Santo Rosario, les pido que recen Conmigo por Mis planes, antes de que el enemigo consiga convencerlos de vivir una vida de ilusión material.

Mis hijos, deseo que, desde aquí como desde todo el mundo, nazcan los apóstoles del amor y de la redención que podrán dar el fiel testimonio del regreso de Cristo.

Por eso, les pido que se consagren a Mi Inmaculado Corazón para que estén protegidos y resguardados de todo mal, porque cuando todos ustedes consigan abrir las puertas del corazón, Dios podrá entregarles Su Amor reparador y misericordioso.

Están a tiempo de tomar el rosario y de ponerse a orar por la paz, paz que no existe en el hombre ni en ninguna alma. Ustedes tienen la verdad entre sus manos. Recen con devoción, pidan perdón, reconcíliense a tiempo y serán dignos de vivir la cena redentora con Mi Hijo, el Sacerdote Mayor.

A través de Mi Inmaculado Corazón, les abro las puertas del Reino de Dios para que pronto se eleven en espíritu y disipen los códigos del mal de sus vidas.

Por su sí, Mi Inmaculado Corazón triunfará.

Agradezco la compañía grandiosa de todos Mis hijos durante estos tres últimos años de Gracias y de conversiones.

Los ama y los bendice,

Vuestra Madre María, Reina de la Paz y de toda la humanidad

 

Mensajes especiales
MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA TRANSMITIDO DURANTE LA APARICIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Mi Corazón, en este día, se alegra un poco más por la respuesta misericordiosa de Mis grupos orantes. Sé del esfuerzo y del empeño de cada una de las pequeñas luces de esta red que está siendo tejida sobre la Tierra.

Hoy, Mi Corazón los invita a dar un paso en el camino de la consagración, consagración a Mi Corazón, y ese paso es vivir Mi Mensaje de salvación.

Hijos Míos, sobre todo a los que Me escuchan por primera vez, los invito a seguir caminando; pues si Dios permitió que sus corazones se encontraran con Mi Inmaculado Corazón, fue porque sus almas ya dijeron sí a Mi Plan de Paz.

A estos que Me encuentran por primera vez, a partir de sus ciudades, los invito a seguir por este camino de oración trazado por Mi Corazón.

Mis queridos, Mi Corazón desciende a la Tierra, en este tiempo, para proclamar la Paz y traer al mundo la salvación que tantas almas aguardan. Si escuchan Mis Palabras con el corazón, sobre todo las pronunciadas en los últimos tiempos, podrán sentir el Amor que desciende de la Fuente misericordiosa de Dios para colmar sus vidas. 

Por eso, solo les digo que abran sus corazones y espíritus, y solo le digan sí a Mi Corazón; así, pronto podré estar más próxima a sus corazones y a sus vidas. 

Les agradezco por caminar en dirección a Mi Corazón.

María, Madre y Reina de la Paz

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto