Dic

31

Martes, 31 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE LA FIESTA DE LA MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, RECIBIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

¡Alégrense y regocíjense ! Pues Aquella que es portadora del Espíritu de Dios, llega a sus vidas, para derramar el Espíritu de Redención y Vida sobre vuestras almas..

¡Alégrense todos! Canten y oren con fervor, para conmemorar el día en que, de forma especial, Dios se manifiesta a través de Su Sierva fiel.

Que sus almas canten y sus espíritus glorifiquen a Dios, pues Él concedió al mundo un día de mayor Misericordia, un día de Salvación y de renovación en Su Santo Espíritu.

Mis amados, desde hoy, este día será para sus vidas y para el mundo entero un día dedicado al Espíritu de Dios, porque el Ave Luminosa descenderá sobre el mundo y sobrevolará los abismos, rescatando a aquellos que padecen en la oscuridad.

Este será un día glorificado por su infinita Misericordia y será conocido en todos los rincones del mundo, por la grandiosa Gracia que el Señor concedió a la Tierra. En este día Su Espíritu se aproximará al mundo y Sus Divinas Manos, tocarán los corazones de aquellos que sufren y que fueron condenados por sus propias acciones, a vivir en el fuego eterno del sufrimiento.

Hasta las faltas más imperdonables recibirán Misericordia; hasta el alma más perdida verá en su horizonte una luz que brilla; hasta el corazón más cerrado, verá derrumbarse sus duras estructuras, porque el Señor enviará al mundo Su Sierva, que en el medio de tan gran caos, expandirá para siempre Su Luz.

Este será un día conocido para la eternidad, porque aun delante de los templos de Justicia, las almas que Me glorifiquen y clamen por Mi presencia, abrirán las puertas del mundo, para que ingrese un gran caudal de Luz Infinita, de Luz Divina, de Luz Curadora.

Esperarán, con alegría y esperanza la llegada de este día, porque el Sol brillará en medio de la oscuridad y los ojos se ofuscarán delante de tan gran Luz. Los pecados más arraigados serán borrados de las almas pecadoras y los sufrimientos de los corazones que se abran a la Redención serán disipados.

Hijos Míos, comprendan la grandeza de la institución de este día y cuán infinita Misericordia Dios entrega al mundo, al conceder a Su Sierva la posibilidad de estar entre Sus hijos eternamente y de venir en su auxilio aun en los tiempos de pruebas, para mostrarles el camino cuando todo les parezca perdido.

Que este día encienda la esperanza en las almas, porque vendré al mundo, trayendo en Mis brazos la posibilidad de Cura y Redención para todos Mis hijos, todos sin excepción.

Este será un día conocido por la Infinita Gracia que descenderá sobre la Tierra; por eso quiero que anuncien al mundo, que siempre habrá un motivo para seguir adelante y para convertir los errores de la vida. Siempre habrá una oportunidad para aquellos que abran las puertas del corazón. Incluso durante los tiempos de mayor caos, cuando sus ojos solo vean la oscuridad y sus corazones no encuentren el aliento que siempre sintieron, no se cansen de esperar.

Cuando menos piensen surgirá en el cielo como Ave de Fuego, como Ave Luminosa, como Sol Radiante, Aquella que vendrá en su auxilio. Su silueta de Luz será vista por todos los corazones sedientos de Redención y, solo un toque de Sus manos bastará para redimir para siempre a aquellos que persistieron aguardando Su retorno al mundo.

Vayan, hijos Míos y anuncien al mundo que los días de sufrimiento cesarán y que la alegría debe reinar en las almas para siempre, porque Infinita es la Gloria de Dios y eterna será Su Misericordia.

Canten y oren con amor y enseñen a orar a todos cuantos pudieren, porque esta será la única llave para abrir las puertas del Cielo. Si algún día sus labios no pudieran más pronunciar palabras de alabanza, enciendan en el corazón y en la intención del espíritu, clamen por Mi presencia. Siempre vendré en vuestro auxilio.

Su Amada Madre, María, el Sol que concibe en su vidas a la Divina Trinidad.

Les agradezco eternamente y más les agradeceré por persistir a Mi lado a lo largo de los días.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Dic

31

Martes, 31 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE LA FIESTA DE LA MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, RECIBIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Encuéntrame en el silencio de este mundo.

Hállame en el corazón de todos Mis hijos orantes.

Yo Soy la Voz Suprema que proviene del Universo.

Yo Soy el Ave que sobrevuela en la Paz Celestial. Yo Soy la Mensajera del Camino.

De Mi renacen los corazones que han caído.

Yo llevo a todos hacia el Reino Mayor.

Soy la Madre de la Eterna Gracia.

Aquel que busca Me encontrará. Aquel que Me llama Me escuchará.

Yo Soy la dulce voz que proviene del Verbo de Dios.

Soy la Madre de todas las criaturas.

Yo Soy el Sendero directo a Mi Hijo.

Soy quien acoge todas tus súplicas.

Soy la que entiende tus problemas; también Yo Soy quien los resuelve.

Soy una parte de la Luz Infinita.

Yo Soy Hija y Madre de la Trinidad.

Soy el Espejo Mayor que irradia Justicia.

Soy el Espíritu de la Paz.

Mis palabras provienen del Verbo Divino y el Verbo Divino nace de Dios.

Yo Soy la Hija del Altísimo. Soy Su Mensajera Fiel y Su Señora Universal.

Soy la Madre de los que están perdidos; también Yo Soy la Madre de los que están en el Camino.

Yo Soy el Escudo contra todo mal, porque Mi protección radica en el Absoluto Amor.

Estoy al auxilio de los que Me llaman, Yo escucho con atención las necesidades de Mis hijos.

Soy la Mujer Vestida de Sol, Aquella anunciada en el Libro Sagrado.

Soy la Palabra de Vida junto a Mi Hijo.

Yo Soy la Madre Universal.

Soy la que revela los misterios, para los que están distantes de Dios.

Yo vengo en búsqueda de los valientes, también Yo vengo en búsqueda de los que se han dormido.

Entre Mis brazos reposa el Nuevo Niño, aquel que nacerá como la Nueva Humanidad.

Yo Soy la que gesta el Nuevo Tiempo.

Soy la Obrera que prepara la venida del Salvador.

Yo Soy la que ordena los mundos internos.

Yo Soy la Madre de la Luz Mayor.

Quien recurre a Mi Corazón siempre será acogido, quien busca consuelo lo encontrará.

Yo Soy la Señora del Gran Pensamiento Divino.

Soy la Maestra de la Oración. Soy la que reúno en Mi Escuela a los discípulos, para que aprendan a amar la unión con Dios.

Yo Soy el Lucero incandescente.

Yo Soy la Reina de la Santa Paz. Mi Gracia brota del Corazón de Dios y Yo manifiesto para todos el gran milagro de amor.

Soy la Madre que cura las heridas. Yo Soy la Inmaculada y Poderosa Compañera de Cristo.

Yo Soy la que les enseña el Evangelio. Soy la que les pide que amen la instrucción.

Yo Soy la Estrella Guía de los navegantes del camino espiritual.

Soy la Querida Madre María. Yo Soy la que les enseña la humildad.

Quien vive en Mí, vivirá el amor al sacrificio y se volverá como una fuente de constante donación.

Yo Soy el Portal al Infinito.

Soy el Inmaculado y Sagrado Corazón, Soy la que irradia los nuevos principios para los que se unen a la simple oración.

Soy la Gobernanta del Universo.

Yo Soy el Espíritu Omnipresente del Amor Materno de Dios.

En este día especial, Yo Soy para todos. Soy la Madre de la Verdad y del Amor.

Quiero que en el mundo celebren el día anual de la Divina Concepción; aquellos que lo hagan se unirán perfectamente al poder de la manifestación de Mi Faz de la Trinidad.

Agradezco que este día sea de alegría y de gratitud para todos.

Los uno a todos en Mi Inmaculado Corazón, porque Yo Soy para ustedes la Reina de la Luz y de la Redención.

Los amo y los protejo. Los amparo y los guío.

¡Gracias por responder a Mi llamado!

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

Dic

21

Sábado, 21 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE MENSUAL DE MARÍA, REINA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A MADRE SHIMANI

Mis amados peregrinos:

Hoy están aquí para preparar vuestros corazones para el nacimiento del Redentor dentro de sus consciencias. Ingresarán, sin querer, a la Escuela de la voluntad de Dios, aquella Voluntad que une todas las cosas en el amor al Supremo. Aquella que enseña a las esencias a retornar a la Casa del Padre.

Mis pequeños amados, cuando Cristo renazca definitivamente en vuestras vidas, y resida en el Templo interior que por tanto tiempo prepararon para Él, nada dentro de ustedes impedirá que la Ley Superior de Dios se cumpla en este mundo.

Si cada uno de Mis pequeños hijos entrega sus resistencias y su vida a la perfecta Voluntad del Creador, Mi Hijo, el Cristo Rey, residirá en sus moradas y los milagros del Cielo descenderán a través de vuestros seres. Mi Hijo obrará en este mundo y por intermedio de ustedes cambiará el destino de esta raza.

Mis preciosas almas, el universo aguarda que vuestros destinos, aquellos destinos que el Creador pensó para ustedes, comiencen a ser una realidad en vuestras vidas y que por medio de ustedes sean una realidad en este mundo. Cuando la voluntad del Creador abraza una consciencia, cuando un hijo, en confianza se dona a Su Padre, una luz que nunca se apagará comienza a despertar para abrazar la salvación.

Hijo Mío, hija Mía, Dios los espera pacientemente para, como una vez fue con Jesús, poder ahora obrar a través de ustedes en este ciclo universal en el cual la humanidad ingresará. Será el Cristo Redentor que se unirá a las consciencias que lo acepten y así la Divinidad obrará por intermedio de aquellos apóstoles que, algún día, serán los Cristos del Nuevo Tiempo.

Querido hijo, querida hija, abran sus consciencias, abran sus corazones, abran sus brazos, abran sus manos y suelten las riendas de sus vidas. Dejen que ella camine por medio de Mi manto de luz hacia el corazón de Cristo, el Redentor, para que Él los pueda instruir y los ayude a preparar Su Morada, aquella que Él habitará eternamente dentro de ustedes.

Mis amados hijos, que el miedo quede atrás porque Yo, Vuestra Madre Universal, después que Mi Hijo nazca en ustedes, los conduciré en Mis brazos y los presentaré delante del Trono de Mi Padre para que Él selle en vuestras esencias sus destinos.

Alabado sea Cristo en vuestras vidas.

Les agradezco por aceptar Mis maternales palabras y por aceptar estar hoy Conmigo.

María, Reina de la Paz

Dic

21

Sábado, 21 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE MENSUAL DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Queridos hijos,

Así como Mi Corazón jamás se cansa de venir a vuestro encuentro, también ustedes deberán ser incansables en la búsqueda de la consagración de la vida a Mi Inmaculado Corazón.

Ha llegado la hora de consolidar los pasos que ya se construyen en sus almas y, para eso, solo les pido que recuerden día a día la simplicidad del corazón.

Mi presencia ya vertió Gracias infinitas sobre vuestros pequeños corazones. La cura que existe en Mi Reino ya fue derramada sobre vuestras almas, curando así todo aquello que les impedía aproximarse a una realidad Divina. Deben ahora confiar en la grandeza de estos milagros que llegan al mundo y sobre ellos construir una morada segura en la cual recibirán a Mi Hijo.

Mis queridos, Mi Corazón se alegra porque llegó el momento que las almas se confirmen en este sagrado camino. Todas las puertas que conducen a Mi Reino hoy están abiertas y, a todos aquellos que necesiten de auxilio para ingresar en este Reino, les será concedida la ayuda que necesiten.

Es por eso, Mis amados, que contemplo con alegría el momento de pruebas que muchos de Mis hijos están viviendo, porque este momento no es nada más que una oportunidad de madurez y fortalecimiento del espíritu que el Señor entrega a Sus pequeñas criaturas.

En este tiempo quiero ver relucir una sonrisa en el rostro de Mis hijos y que, de esta forma, demuestren al mundo que les fue entregada la Alegría Divina de estar al lado de la Sierva fiel de Dios.

Mis amados, una vez más les digo que vengan sin demora a Mis brazos y que no esperen los pasos de otros para entregar vuestras vidas. Sean pioneros en el descubrimiento de un amor que nutre y hace renacer los espíritus que están caídos y, a través del ejemplo de vida, den al mundo el testimonio de Mi presencia.

El mayor milagro que realizaré al final de este tiempo es el milagro de la conversión de los pecadores más perdidos; es el milagro de enseñar a amar a los corazones que se sentían más cerrados; es el milagro de curar y redimir a todos los espíritus que jamás creyeron que podrían retornar a Mi Reino.

Hijos Míos, estar a Mi lado no es una Gracia concedida a pocos, es una oportunidad universal que el Señor entrega al mundo. Por eso, vengan a Mí todas las criaturas de la Tierra, los que se sienten dignos y los que se sienten indignos de acompañarme, porque para Mí no existe predilección. Las almas son todas iguales delante de Dios: criaturas salidas de una misma Fuente para la cual deben retornar en este tiempo, así como están.

Yo los bendigo y los recibo en Mis brazos.

Que la Divina Alegría que irradia Mi Corazón se exprese en vuestras vidas.

María, Madre y Reina de la Paz

Dic

21

Sábado, 21 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE MENSUAL DE LA SANTÍSIMA REINA DEL CIELO, LA VIRGEN MARÍA, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Hoy les traigo la esencia del Cielo, aquella que se reconoce como la Paz del corazón; si buscan esa esencia encontrarán el camino del perdón y después el camino de Mi Hijo, que es el camino eterno.

Queridos hijos, hoy me presento a ustedes para darles un mensaje mensual; después de tantas Gracias recibidas a lo largo del tiempo, el Señor me ha concedido la Gracia de seguir visitándolos en el interior del corazón.

Hoy tengo un pedido mayor para vuestras consciencias, un pedido para concretar este Plan de Amor que Dios propone para vuestras vidas. Aguardaré en Mi Corazón Materno que respondan a este llamado, porque aún deberé seguir peregrinando por toda América para llevar la Paz, la que les falta a muchos de Mis hijos y, sobre todo, les falta el Amor de Dios que ha sido muy olvidado en este tiempo de crisis espiritual que vive el mundo.

Yo vengo del Cielo, como he venido en otros tiempos, para anunciar al mundo que es posible vivir la Gracia de la Paz. Hoy me atrevo, con alegría, a realizar un llamado especial, para así poder cumplir con la Voluntad de Mi Padre.

La meta será, queridos hijos, que ustedes concreten amorosamente la manifestación del Ómnibus Peregrino de Divina Madre, aquel que guardará, al igual que Mi manto de luz, a Mis servidores y voluntarios de Asociación María.

Este especial objetivo será concretar en vuestro plano material este instrumento que llevará, a los que responden a Mi llamado y a los que transmitirán Mi mensaje de Paz, a lo largo de las regiones de Brasil, Uruguay y Argentina.

De esta forma, queridos hijos, podrán manifestar la Providencia Divina, la que Dios quiere que aprendan a vivir y manifestar entre los seres de una forma fraterna. Cada uno de ustedes tiene una llave para cumplir con este llamado, tan importante para el fin de este tiempo.

Hijos amados, para cumplir con este objetivo tendrán el próximo año 2014; así como las leyes se viven en el Cielo también se viven en la Tierra, nada está separado. Este nuevo instrumento mariano facilitará que Mis hijos, donados a Mi Obra, cumplan con Mi llamado. Yo deseo ardientemente que todos los peregrinos y devotos oren y colaboren con esta misión que Yo hoy les encomiendo.

Vayan de dos en dos, como lo ha pedido Mi Hijo, realicen campañas de caridad y solidaridad para concretar este objetivo del Ómnibus Peregrino de Divina Madre.

Amados Míos, detrás de todo este misterio que aparenta ser muy material, existe un fin espiritual que Dios quiere hacerles ver con claridad y sabiduría. Imaginen por un momento que este instrumento peregrino llega a las ciudades de estas tres regiones de Brasil, Uruguay y Argentina, para que Me reciban y honren como la Señora de la Paz.

Queridos hijos, llegó la hora de que ustedes sean uno, como fue en el principio, y que a partir de esa unidad cumplan con los pedidos del Cielo.

Es una Gracia importantísima saber responder al llamado de la Madre Universal, por los pedidos respondidos y por este pedido que responderán, les agradezco ahora y siempre.

¡Gracias por responder a Mi llamado!

Que la Luz de Dios esté entre ustedes.

Los ama siempre,

Vuestra Madre María, Reina de la Paz

Dic

20

Viernes, 20 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA SEÑORA DE FIGUEIRA AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Hoy un rayo de cura que proviene del Cielo se derrama en Gloria sobre los corazones que claman por liberación. Hoy una Gracia Divina y Reparadora se vierte sobre las almas que tanto buscan la cura del corazón. Hoy en alegría y gozo la Señora de la Figueira retorna a Su Santa Casa, para consagrar en el mundo la primera casa que acogerá a los más enfermos de alma y de corazón para que Mis Consagrados, servidores del servicio y de la cura, ayuden a aliviar el sufrimiento.

El Señor concedió la Gracia de abrir para el mundo una Fuente de cura espiritual que brota desde este Centro Sagrado, y en toda esta obra Mi Inmaculado Corazón intercede para velar por los buenos corazones.

Hoy un nuevo Portal Divino se abre sobre la Sagrada Casa Hermano Pío. Ella lleva este bendito nombre para que tanto los servidores como los que serán curados imiten el camino de la humildad del corazón de San Pío; será la humildad que permitirá que la humanidad enferma espiritualmente se pueda curar.

El Cielo hoy reúne a Sus Ángeles y estos celebran el surgimiento de esta Sagrada Morada, la que luchará día y noche para que los corazones más sufrientes se alivien y sientan Mi Paz.

Por eso, Yo los encomiendo a la protección, al amparo y la guía de San Pío, fiel servidor de Dios; el que entre Sus manos llevó grabadas las señales de la Pasión de Mi Hijo.

Queridos hijos de la fructífera Figueira, ya es momento de que los frutos maduros sean cosechados del Árbol de la Sabiduría, para que las almas que no han alcanzado la liberación de sí mismas encuentren el auxilio que necesitan.

La Señora de la Figueira les anuncia hoy esta especial consagración; el Cielo espera que esta Sagrada Casa cure el espíritu de los enfermos y de los heridos de corazón, pues el mundo de la ciencia ha olvidado que la verdadera cura comienza en el alma de cada ser.

La Sagrada Casa Hermano Pío deberá ser un espejo de oración permanente, el cual permita que los códigos marianos y los códigos crísticos curen silenciosamente a todos los que allí lleguen. Si esto sucede de manera verdadera, el universo concederá muchas Gracias a los que las buscan en su interior. Yo Soy Vuestra Sagrada Señora de la Higuera, Soy el Sol del Universo que viene al mundo para retirarlo de la oscuridad y, por Mis hijos, Yo cumpliré con la Voluntad de Mi Señor.

¡Les agradezco queridos hijos, por haber respondido a Mi llamado por la cura de la humanidad!

Los bendice, los cura y los perdona,

Vuestra Madre María, Señora de la Sagrada Figueira

 

Oración de Agradecimiento

La Madre del Cielo convoca a Sus hijos,
       para que ellos cumplan con la Sagrada Misión.

El Hijo de Dios derrama Su Infinita Misericordia
       y todos los soldados despiertan en el Espíritu Santo.

Te agradecemos Señor,
       por Tu Presencia.
       Te honramos y Te alabamos siempre.

Amén.

Dic

20

Viernes, 20 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Vengo al mundo, como Madre Curadora, curadora de almas y de los corazones que más sufren.

Vengo para decirles que Mi Amor es la cura de todos los males en cualquiera de los cuerpos, pues no existe nada delante de Dios y de Su infinita Piedad y que bajo la intercesión de Su Sierva, no pueda ser curado.

Mis amados, Mi presencia en el mundo es la cura para todas las faltas de la humanidad, es la  cura para todos los reinos de la naturaleza, es la cura para el planeta mismo, que hoy agoniza permanentemente.

Este Amor que les traigo y que es el remedio perfecto para todos los males, debe derramarse sobre el mundo, por medio de recipientes limpios, puros, verdaderos y simples, que puedan reflejar el Amor que les traigo día a día.

Por eso vengo hasta Mis pequeños hijos, para formar aquellos que serán los espejos de Mi Paz y de Mi Misericordia, a través de los cuales Yo daré testimonio de Mi presencia en la Tierra.

Aquellos que no Me ven y no Me sienten, Me verán y Me sentirán en los ojos y en el corazón de aquellos de Mis hijos que entregaron completamente sus vidas en Mis brazos y ya no viven para sí, sino para Dios.

Hijos amados, para vivir la imitación de la Sierva de Dios y expresar en la Tierra la igualdad con Ella, primero ábranse verdaderamente para vivir este maravilloso hecho y después persistan eternamente en este camino de constante caer y levantarse. Porque para que Yo pueda vivir en sus corazones y Ser en sus vidas, todo aquello que no es semejante a Mi Corazón debe extirparse y, muchos deben soltar lo que no son, para estar vacíos delante de Dios. Es y será muy doloroso, mas no tengan miedo y procuren amar este propósito de vida, porque el propio Amor también podrá actuar y transformar aquello que está arraigado en sus consciencias.

No se preocupen si no son perfectos y si constantemente descubren que, aquello que para ustedes ayer era una gran e inmutable verdad, hoy se volvió una pobre ilusión. Los ojos que maduran se transforman y, para todo niño es difícil abandonar las ilusiones de su infancia, mas para él es mucho más importante lo que le espera en su madurez.

Hijos amados, ya no son niños en espíritu y consciencia y llegó la hora de madurar y de vivir en la materia, lo que ya saben que existe en el silencio del corazón. Solo les pido que jamás se desanimen y que sean capaces de volverse niños moldeables en las manos del Creador.

No teman dejar atrás lo que fueron hasta este instante y, que la Fe en algo superior y desconocido, sea mayor que las incomprensiones que hoy le llegan al mental. Un niño jamás comprenderá la vida de sus padres, por más que crea que la comprende, hasta que se vuelve adulto y mira hacia atrás, para ver cuán engañado estaba y cómo realmente no sabía nada de aquella vida.

Caminen solo en la Fe del corazón, sabiendo que hay mucho que curar en todas las consciencias de la Tierra. No hay, ni nunca hubo en el mundo, quien haya alcanzado la santidad de Cristo, pero sí existen aquellos que la buscaron perseverantes hasta el fin de la vida y hoy continúan buscándola en el Reino de los Cielos, y ahora caminan al lado de Cristo por el mérito alcanzado en la Tierra.

Felices los que perseveran en la búsqueda de la perfección, con alegría y paz de espíritu. Jamás pierdan la Paz que traigo a sus vidas y, día a día permítanse estar en Mis brazos maternales.

Aquello que no puedan alcanzar por sí solos, esfuércense por ofrecerlo verdaderamente a Dios y dejen que Él que es perfecto, se haga cargo de Sus imperfectas criaturas.

Yo los amo siempre y estoy al lado de cada uno de ustedes

María Madre y Reina de la Paz

Dic

13

Viernes, 13 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE CURITIBA, PARANÁ, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Entra directamente en Mi océano de Paz y, a través de la oración, encuentra el aliento y el refugio de tu alma, mente y cuerpo. Ejercita estar en Mi Corazón todas las veces que sea posible y aspira cada vez más a vivir este encuentro Conmigo; cada día que entran en contacto con la Paz que traigo de los Cielos, fortalecen y maduran la morada interior, el espacio de eterna Paz que construyo en vuestros corazones.

Quiero que Mis hijos aprendan de la constancia y de la perseverancia porque sin estos dos atributos, los pasos interiores de vuestros seres no podrán consolidarse.

Hoy, es necesario que alcancen algo más que una experiencia interna Conmigo, algo más que un momento de encuentro con Mi Corazón. Es necesario que puedan alcanzar la vivencia de lo que les traigo, la imitación de Mi Consciencia, que así como la de Jesús y la de José, expresaron el modelo perfecto de vida sobre la Tierra.

Aprendan de la serenidad y la paz e intenten una y otra vez, salir de la vida común de la consciencia humana, pues hoy les traigo esta posibilidad, tal como les traje a lo largo de los siglos.

Hijos Míos, aquellos que sepan ver y recibir las Gracias de Dios, percibirán en el corazón, que no hubo en el mundo un momento más precioso que este que viven hoy.

Los Mensajeros Divinos, llegan a varias partes del mundo, entre las diferentes consciencias que se expresan en la Tierra, llegan en diferentes naciones, con diferentes culturas, mas trayendo un mismo Mensaje.

No vengo para crear una nueva religión, sino para unir en el Corazón de Dios todas las religiones que ya existen.

No les pido que sigan alguna creencia, secta o doctrina. Mi enseñanza parte del Corazón de Dios y para Él debe estar orientada.

No les traigo en este momento un arquetipo de religión, sino un arquetipo de vida, permanente. No son palabras para que solo las mediten en el interior de un templo, o de una iglesia, son impulsos divinos que serán vividos, aplicados en la consciencia, transformando toda la materia corrompida a lo largo de los siglos.

Mis amados, les pido hoy, que den un gran salto en la consciencia. A aquellos que se animen y se propongan este salto, aún más Mis brazos los ampararán y los elevarán hasta el grado que deberán alcanzar.

Pero es necesario que cada uno tenga la firme decisión de lanzarse en esta transformación de vida y, con valentía se dirija a un mundo nuevo, que no encontrarán fuera de ustedes mismos, que no verán en la vida material hasta que no lo construyan en su propio interior.

La Vida Divina ya existe en cada ser; Dios es en Sus criaturas, pero estas deben saber encontrarlo escondido y silencioso en el propio corazón.

Busquen con paciencia este Dios escondido y no teman equivocarse en esta búsqueda, porque caer forma parte del caminar espiritual. Cada vez que se enfrentan con un error, pacientemente extiéndame sus manos y Yo los colocaré nuevamente en pie.

Sigan así, entre pequeñas y grandes caídas, de esta forma el camino se hará más corto y, más cerca estará el Reino de Dios.

Los que se animan a trascender las barreras de su existencia y superan los límites impuestos por la propia mente, se llevarán una sorpresa en sus vidas y en sus esencias y todo lo que les parece tan misterioso y tan distante, se volverá pequeño y cercano a sus vidas.

Es entonces, que surgirán otros misterios y más grandes abismos desconocidos serán visibles y, en la vastedad del Universo, seguirán esta jornada propuesta por Dios para Sus criaturas.

Cuando caminar permanentemente sea la única meta, verán con los ojos del espíritu la Consciencia Divina que los abraza.

Les agradezco por estar hoy Conmigo, develando las palabras de Mi Corazón.

María, Madre y Reina de la Paz

Dic

13

Viernes, 13 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN LA CIUDAD DE CURITIBA, PARANÁ, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA, REINA DE LA PAZ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

En este día especial, abro nuevamente Mis brazos para derramar sobre el mundo la Misericordia de Dios. Mi Inmaculado Corazón en este día desciende en Gloria y en Espíritu sobre Curitiba, aportándoles para vuestra rápida madurez doce pasos para alcanzar la humildad:

Primero, ver la necesidad del prójimo antes que la propia.

Segundo, reconocer que sin Dios nada se puede hacer.

Tercero, tener un corazón puro, para poder tener una mente pura y en consecuencia un sentimiento puro.

Cuarto, saber que sin Cristo los caminos quedarán inconclusos.

Quinto, considerar como vital la oración permanente y devota.

Sexto, aprender a ser humilde mediante las enseñanzas del Evangelio de Cristo.

Séptimo, ser un instrumento de bien y de caridad para todos.

Octavo, reconocerse como un apóstol y servidor de Cristo.

Noveno, renovarse todos los días a través de los buenos gestos de amor y de hermandad entre los semejantes.

Décimo, vivir todos los días la Pasión de Cristo como un acto y un sacrificio de amor.

Décimo primero, vivir plenamente la unidad con Dios.

Décimo segundo, vaciarse de sí mismo para poder ser llenado por el Espíritu Santo.

Si estos doce simples pasos son experimentados por los buenos corazones, el Señor los ayudará y les mostrará cuán importante es aceptar y vivir la humildad del corazón. Un corazón humilde escucha, no juzga ni cuestiona, se abre para recibir la instrucción del Cielo, después ora y medita en su interior con gratitud y alegría.

Hijos Míos, el mundo ha perdido la humildad, por eso Dios viene nuevamente a vuestro encuentro por intermedio de Mi Corazón Materno. Oremos para que la santa humildad, aquella que les permitirá que se reconozcan como dignos hijos de Dios, pueda gestarse como nueva semilla en vuestros corazones.

Como Madre y Guardiana de todos los corazones, hoy Yo estoy aquí para transmitirles Mi Sagrada Humildad.

Si en verdad el mundo entero orara de corazón y realizara al menos un pequeño acto de caridad y de bien, encontraría el camino de la humildad; pero el enemigo ha conseguido retirar de los buenos corazones esta Sacratísima Llama de la Humildad, por medio de las tentaciones y de los deseos por las cosas modernas y avanzadas.

Queridos hijos, en oración día y noche, Yo clamo a Mi Amadísimo Hijo para que los pocos que hoy son humildes ante los ojos de Dios no pierdan la luz en el camino. Como Madre y Defensora de las almas de Mi Padre, Yo vengo al mundo por última vez para derramar el don de la humildad, sobre aquellos corazones que en verdad se abran para dejar de vivir para sí mismos y, desde este nuevo tiempo, comenzar a vivir en la santa humildad.

El camino de la humildad es para los valientes y en verdad Yo solo lo encuentro entre las almas más simples.

Conságrense todos los días a la Sagrada Familia, para que los tres Sagrados Corazones de Jesús, María y José reflejen, como espejos celestiales, los dones de la humildad y de la nueva vida sobre la Tierra.

Recuerden, queridos hijos, la proclamación que Dios una vez envió para Mi Sagrado Corazón diciendo:
 

"Mi Alma glorifica al Señor,

Mi Espíritu se alegra en Dios Mi Salvador,
porque miró a Su pobre Sierva.

Por eso de ahora en adelante,
me proclamarán Bienaventurada todas las generaciones,
porque en Mí realizó maravillas Aquel que es poderoso
y cuyo nombre es santo.

Su Misericordia se extiende de generación en generación
sobre los que Le temen.

 

Manifestó el poder de Su brazo:
derribó a los corazones soberbios.

Derrumbó del trono a los poderosos y glorificó a los humildes.

Sació de bienes a los indigentes
y dejó con las manos vacías a los ricos.

Acogió a Israel, Su Siervo,
recordándole Su Misericordia,
conforme lo prometió a nuestros padres,
en favor de Abraham y de su posterioridad para siempre".

 

Guarden en vuestros corazones este lema celestial y pidan a Dios por la santa humildad.

¡Les agradezco por responder en humildad a Mi llamado!

Los ama, los bendice y los cura,

María, Reina de la Paz y de la Santa Humildad  

Dic

12

Jueves, 12 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN LA CIUDAD DE CURITIBA, PARANÁ, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA MADRE Y REINA DE LA PAZ A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA

Que la Gloria de Dios viva y reine en cada uno de vuestros corazones.

Queridos hijos: con profunda alegría recorro el mundo y, Mis pasos de peregrina Me conducen hacia aquellos que más necesitan, para que despierten el Amor y la Fe eterna en Mi Inmaculado Corazón.

Vengo como la Reina de la Paz, para establecer Mi Reinado en el mundo porque esta Tierra necesita despertar a la Paz, sobre todo porque el corazón humano carece de este atributo universal y divino.

Hoy traigo la Paz de Mi Corazón, como atributo primordial para la vida sobre la Tierra. Los que se vuelvan pacificadores no perecerán ante las tribulaciones que ya vive el mundo.

A pedido del Señor, recorro todas las naciones pacificando las almas. Así, ante la prueba mayor del último umbral a ser cruzado por la Consciencia, Sus criaturas podrán dar los pasos necesarios con profunda armonía.

Los que tengan ojos para ver y corazón para sentir, saben cuánta Paz necesita el mundo para equilibrar los múltiples conflictos que existen entre los seres, entre las naciones y entre los hombres y Dios.

Retorno al mundo una y otra vez, para dar testimonio, con Mi presencia, de la existencia de un Universo Mayor, vivo y pleno y que aguarda el despertar de todos los seres.

Si bien no tengo el premiso de presentarme ante los ojos de todos Mis hijos, sí puedo mostrarme al corazón de todos los que me abren las puertas. Mi presencia en vuestras vidas, no se manifiesta en la mente, Mis queridos, sino en lo profundo del corazón.

Cada uno de Mis pequeños hijos recibirá el toque de Mi Paz, de la forma que necesite y de la forma que Me permita hacerlo.

A las almas simples, devotas y abiertas de corazón, les será mostrado Mi Reino, mas no será por predilección a ellas sino porque, por mérito propio, su fe abrirá las puertas del Cielo y la llave que brotó de vuestros corazones les mostrará la entrada de este Reino.

Hoy quiero que comprendan que la razón primordial de la existencia de todos, es el despertar del Amor verdadero, del Amor que dona todo de sí y se vacía ante el Universo. Mi Corazón y el Castísimo Corazón de San José y el Sacratísimo Corazón de Jesús, llegan en este tiempo de cambios para mostrar el camino que debe recorrerse, que al contrario de lo que muchos piensan, es un camino de simplicidad y de humildad.

Lo que sucede es que Mis hijos están tan separados de la vida divina, que muchos perdieron el vínculo con los atributos celestiales que les fueron infundidos en su origen. Mas hoy les digo, no se desanimen, porque cada una de las virtudes que deben vivir, están latentes en el interior de cada uno de ustedes y poco a poco, podrán encontrarlas, a medida que las busquen.

Despierten Mis pequeños, ¡despierten! Una vida mayor os aguarda y, Mi presencia os llama para vivir esta realidad sublime. Por eso estoy aquí hoy, entre ustedes y los acojo bajo Mi manto, protegiéndolos y conduciéndolos siempre.

Agradezco a esta ciudad, por abrirme las puertas del corazón.

Agradezco a cada alma devota, que clamó por Mi presencia en este lugar y, hoy les digo: aquí estoy, Mis queridos, Su Madre Divina vino a vuestro encuentro.

¡Que la Paz reine en vuestras vidas!

María, Madre y Reina de la Paz

Dic

12

Jueves, 12 de diciembre de 2013

Mensajes mensuales
MENSAJE EXTRAORDINARIO PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN LA CIUDAD DE CURITIBA, PARANÁ, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, REINA DE LA PAZ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

¡Ya no teman por nada!, porque detrás de toda circunstancia o dificultad se encuentra el supremo amparo de Mi Corazón. Vean este tiempo como un momento de sacrificio y de esfuerzo permanente por cumplir con el Plan de Dios sobre la Tierra.

A pesar de que los soldados marianos son muy pocos, sobre ellos cae el grado mayor de servicio y de responsabilidad; a través de estos servidores que no son indiferentes, sino serviciales y abnegados, Mi Inmaculado Corazón triunfará.

Quiero en este día alentarlos a continuar en el camino de la fe y de la renuncia; de esta forma, Mis pequeños, ustedes permitirán que el Señor del Universo cumpla Sus grandes obras a través de Sus hijos, especialmente los que viven el apostolado de Cristo.

Por medio de la oración constante, nada que esté ajeno a la luz los perturbará; sepan que Mi Manto está sobre ustedes diariamente y que solo Yo permito, que en este tiempo de caos, vuestras almas conozcan el juicio que está viviendo el mal.

Dios quiere establecer sobre América Latina la devoción verdadera a Mi Inmaculado Corazón; si este gesto de amor y de devoción fuera ejercitado por todos Mis hijos a través del Santo Rosario, se evitarían futuras confrontaciones sociales, políticas y familiares.

Aquellos que no recen de corazón y de alma en este tiempo, no podrán soportar el juego involutivo que el enemigo intentará crear en los corazones, tal como la discordia, la falta de unidad y, sobre todo, la ausencia del amor.

Pero aún la humanidad no quiere reconocer que el fin de los tiempos está sucediendo y que la Mujer Vestida de Sol y coronada con las doce estrellas de la salvación está proclamando al mundo el último llamado salvador y redentor; llamado que Cristo estará cumpliendo antes del gran juicio.

Es hora, queridos hijos, de que vuestros ojos vean un poco más allá de la vida normal, porque mientras algunas naciones de América le abren las puertas al caos y a los planes del enemigo, Yo les imploro: ¡recen!, ¡recen!, y ¡solo recen!; sean mediadores entre el mundo y Dios, porque a lo largo de este tiempo, Yo ya les enseñé cómo abrir las Puertas del Cielo a través de la santa oración.

Si América no llega a tener una acción orante y fervorosa, muchas familias padecerán el sometimiento de los que creen hacer buenas obras. Quiero decirles hoy, ante todo, que Yo no vengo para infundirles miedo, sino que vengo del Cielo decidida a rescatar y salvar a los que se sumergen en los abismos y en las ilusiones de este mundo.

¡Recen Mis queridos devotos!, para que el vicio y el consumismo, que deterioran las almas de la Tierra, pueda ser liberado por la Misericordia de Jesús.

Hace ya algunos siglos, Mi Inmaculado Corazón descendió en México, sobre el Monte Tepeyac, para anunciar, a través de San Juan Diego, un tiempo de paz y de reconciliación entre la civilización indígena y la civilización blanca; esto detuvo la continua esclavitud de las almas buenas y permitió que esta esclavitud humana no siguiera de generación en generación.

La Santa Virgen de Guadalupe trajo hace mucho tiempo entre Sus manos, la revelación perfecta de unión entre los pueblos y Dios.

Hoy, la Reina de la Paz clama para que Sus hijos despierten en consciencia a lo que está sucediendo en el mundo entero.

Queridos hijos, quien viva de verdad la oración, tendrá sobre su ser el escudo de Mi Manto. Quien viva de verdad la oración del corazón podrá protegerse a sí mismo y a su familia; Dios les ha dado un instrumento de elevación que es muy temido por el enemigo.

Por eso hoy les digo que ya es hora de crecer y de madurar; Yo les ruego que Me apoyen y que Me dediquen la ayuda que necesito de ustedes, para peregrinar por los países de América. Aunque Dios le entregó a la Sierva Fiel el poder de la manifestación, la Madre María hoy les entrega a ustedes la oportunidad de que dediquen una parte de vuestras vidas al Plan de Dios.

Ahora la redención del mundo deberá ser llevada adelante por el esfuerzo de todos; Mi Hijo no volverá a ser crucificado por las crueldades humanas, porque Él regresará victorioso por segunda vez para derramar Su Misericordia sobre el mundo.

Acepten la oferta y el llamado que Yo les entrego, ¡por siempre y para siempre les estaré eternamente agradecida!

Vuestra Santísima Madre María, Reina de la Paz y Protectora de los corazones


Al final de la fuerte revelación que la Virgen María hoy nos anunció a través del mensaje, Ella nos entregó la siguiente oración dedicada especialmente a la Consciencia Indígena; para este día 12 de diciembre de 2013, en el cual se conmemora la fecha de las Apariciones de la Virgen de Guadalupe en México:

 

Oración Salvadora de la Consciencia Indígena a la Virgen de Guadalupe

Querida Madre de todas las razas,
Sagrado Espejo de la Justicia Divina,
Cáliz Virginal que nos derramas
la Preciosísima Sangre Redentora de Cristo.

¡Te suplicamos ahora a Ti!,
de mente, alma y corazón,
Madre y Reina de Guadalupe:
une lo que está separado entre nuestras consciencias,
libera con Tus rayos celestiales la condición humana.

¡Oh Santa Madre de la Nueva Raza!,
ábrenos las Puertas hacia el Sagrado Corazón de Dios,
para que en el próximo tiempo
toda la humanidad vea nacer la Tierra Prometida
por el bien absoluto de todos.

En Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Amén.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos