MENSAJE SEMANAL DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN TAHLEQUAH, OKLAHOMA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, CON MOTIVO DEL ENCUENTRO DE MÚSICA PARA LA CURA Y ELEVACIÓN DE LA HUMANIDAD

Mis queridos hijos cantores:

Que hoy sus almas reciban el sagrado impulso del Búfalo Blanco, para que la oferta que hoy realizarán a Dios sea una ceremonia sagrada que, en amor y en espíritu, llegue a todos los pueblos que necesitan recuperar sus valores y raíces originales.

Hoy el Búfalo Blanco de Norteamérica los saluda y llega al encuentro de las melodías y de los instrumentos, que son ofrecidos por un bien mayor.

Que, en esencia, el trabajo de esta noche pueda cicatrizar las heridas de todos los pueblos originarios que fueron testigos de la usurpación y de la conquista. 

Que esas heridas sean lavadas por el afluente de las melodías y que, así, las almas inocentes recuperen la paz y la unión con el Universo.

El Búfalo Blanco viene a su encuentro para que su tarea sea bendecida y, en esta noche, todos los pueblos originarios de Norteamérica se unan a ustedes, en alma y en corazón, para que nuevamente la tarea tenga su repercusión planetaria.

Este es el tiempo de generar condiciones para la cura de la humanidad, y el medio perfecto es la música, que despierta el amor en el corazón y que cura la vida interna.

Así, la humanidad aprenderá a regenerarse, y recibirá de lo Alto todo lo que necesita para poder ingresar en una próxima etapa.

Que, en esta noche, sus voces brillen como las estrellas, y que esas estrellas sean la esperanza para los que necesitan recuperar la paz y alcanzar la fe en Dios.

El gran espíritu del Búfalo Blanco los bendice y los une a la esencia de amor de los orígenes de los pueblos sagrados.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE EL PHOENIX, ARIZONA, HACIA TULSA, OKLAHOMA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Y ahora que todos los principios, atributos y enseñanzas de la Gran Fraternidad Indígena de Norteamérica fueron activados en el mundo interno de algunos seres, llegó el momento de que todos esos atributos, principios y enseñanzas sean amorosamente compartidos con la consciencia cherokee, para que también ese sagrado pueblo, que fue desviado de su propósito con la llegada del hombre blanco hasta los días de hoy, como pueblo y cultura, pueda recuperar todo ese legado que, en esencia, es el mismo para todos los pueblos originarios de Norteamérica.

La Jerarquía espiritual espera llevar adelante una tarea interna, a fin de que la consciencia cherokee reciba un nuevo impulso, después del que fue entregado con la visita de todo el grupo peregrino en el año 2016.

Ahora se vuelve a presentar una nueva oportunidad para la Jerarquía Divina, y todas esas almas indígenas volverán a ser contempladas por el Padre Eterno para que al menos su parte más íntima y esencial pueda ser ayudada, y esto se dará a través de un encuentro de confraternidad.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE TUSAYAN, GRAN CAÑÓN DEL COLORADO, ARIZONA, ESTADOS UNIDOS, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Desde el principio de la manifestación de la vida, hijos Míos, en el Pensamiento más puro y profundo de Dios, cuando Él gestaba el Proyecto de esta humanidad, allí estaba contemplada la existencia de los pueblos originarios. Pueblos así llamados no solo porque dieron origen a las civilizaciones de este mundo, sino porque desde el Origen de la vida fueron pensados por Dios para mantener la unión entre el Cielo y la Tierra, la unión entre todos los Reinos de la Naturaleza, la unión entre la superficie del planeta y los mundos sutiles.

Los pueblos originarios son aquellos, hijos amados, pensados por Dios para ser los Porteros de los mundos sublimes, de las realidades superiores, en donde lo sagrado habita, en donde los seres son invitados a retornar a su Origen en las Fuentes Celestiales.

Es de esa forma que, desde el inicio de la humanidad y hasta los días actuales, la Jerarquía Divina impulsa a los pueblos originarios para que reencuentren su pureza y retornen al Propósito que Dios manifestó para sus vidas en el principio.

Al crear este planeta y cada ser de esta Tierra, portador de una partícula de la esencia divina, su Padre Celestial creó no solo a los Reinos, a los elementos y al hombre, fruto del barro consagrado por Su Divino Soplo. Dios también creó realidades sutiles, invisibles a los ojos humanos que no buscan con sinceridad lo sagrado en sus vidas.

Estos mundos sutiles mantienen el Propósito Divino dentro del planeta. En ellos se vive en comunión con todos los tipos de vida. En ellos, las dimensiones se unen y no hay peligro, porque los que ingresan allí viven puros de corazón y de espíritu y solo aspiran a cumplir la Voluntad y el Propósito Divino.

Los que ingresan en esos mundos sutiles, hijos Míos, ya fueron despojados de sus voluntades personales y de su condición humana de impurezas y de degeneración. De esta forma, sus corazones encuentran el camino para expresar la pureza y la unidad con lo Divino.

Esos mundos sutiles son resguardados por la naturaleza, por su fortaleza, belleza y armonía. Y, en lo invisible de los lagos, de los mares, de los desiertos y montañas se ocultan no solo para sustentar al planeta, sino para que, a través de la grandeza de la expresión de la naturaleza, los que allí lleguen puedan sentir que allí habita algo más; que un sagrado misterio allí se oculta, es como si el Cielo estuviera más próximo de los hombres, y Dios pudiera expresarse.

A lo largo de los tiempos y de la historia de la humanidad, muchos fueron los pueblos que pudieron ingresar, con todo lo que son, en estos mundos sutiles porque, mientras la humanidad en otras partes de la Tierra perdía su propósito, estos pueblos lo encontraban y profundizaban en él, no solo a través de la ciencia y de la sabiduría, sino sobre todo, a través del amor a lo sagrado, a lo divino y al respeto por la vida y por la naturaleza.

Estas fueron las llaves que hicieron que dichos pueblos vivieran la ciencia de la Transfiguración. Y tal como Mi Hijo les reveló una vez, un día, en el Monte Tabor, también ellos pudieron reconocer su verdadera faz, iluminar sus células y átomos, y hacer que no solo el corazón y la consciencia vibrarán en otro nivel más elevado, sino también su parte más material; esa que hoy parece tan densa, y que en tiempos remotos se elevó y se transfiguró.

A través de la simplicidad del corazón, los pueblos originarios descubrieron que la misma esencia solar que contemplaban y adoraban en el cielo infinito, habitaba en su interior. Y, de esa forma, vivieron una unión profunda con Dios, así como pudieron comprenderlo.

Al iluminar sus células y átomos, y al dejarse permear por la luz de sus almas, estos pueblos alcanzaron la misma vibración de los mundos sutiles y así pudieron no solo verlos, sino ingresar y participar de ellos, como representantes de la humanidad. Así se tornaron Guardianes y Porteros de esas dimensiones sutiles que hasta hoy se ocultan en el planeta.

Algunos de estos pueblos dejaron en la superficie rastros de su historia y de su vida y entonces desaparecieron. Pero otros, hijos Míos, jamás fueron conocidos por la humanidad.

Hoy su Madre Divina llega a este lugar, sagrado para el Cielo y para la Tierra, a revelarles una historia y, más que esto, para impulsar a sus almas a la búsqueda de la pureza y de lo sagrado.

Llegó el tiempo de develar los misterios ocultos en la historia de la humanidad, no solo para abandonar la ignorancia, sino sobre todo, hijos Míos, para abrazar la pureza y para que en el tiempo que llegará, cuando la Tierra sea elevada en su vibración y conducida a un nuevo tiempo, a una nueva realidad, sus corazones y sus espíritus estén prontos no solo para ver, sino para participar de esa vida sublime.

Busquen la pureza de sus corazones, busquen la unión con la vida y con la naturaleza. Y así, como hoy les revelo muchos misterios, otras verdades también les serán reveladas en sus corazones.

Yo los bendigo y les agradezco por llegar hasta aquí y por abrirse de corazón a las revelaciones que Dios les trae en este tiempo.

Su Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN REDWOOD, CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Serie: Los árboles secuoyas - parte II

Estos grandiosos y bellos árboles son testigos de las diferentes etapas que vivió la raza humana, no hay nadie más que haya registrado lo que verdaderamente sucedió en este mundo.

De la misma forma, los árboles secuoyas son testigos de lo que los pueblos originarios atravesaron y padecieron durante su pasaje por Norteamérica.

La unión interna entre los pueblos originarios y los árboles secuoyas era algo más que sentimental. El propio gesto de amor del indígena norteamericano, lo hacía comprender la ciencia y la espiritualidad de cada una de las especies del Reino Vegetal.

Es así que la consciencia indígena experimentó un grado de contacto muy profundo que le hacía comprender el sentido y, al mismo tiempo, la existencia de lo que realmente significaba cada elemento vivo en este planeta.

Los árboles secuoyas fueron el gran terafín natural de los pueblos originarios, porque ellos en su corazón sabían que la presencia de gigantes como los árboles tenían una razón y al mismo tiempo se cumplía un principio que venía directamente del Cosmos.

Es así que la consciencia indígena de Norteamérica sabía, en su interior, que los árboles secuoyas atraían ciertos principios del Universo que beneficiaban en el sostén del equilibrio del planeta y sobre todo de la humanidad.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE GUATAVITA HACIA BOGOTÁ, COLOMBIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Regreso a Colombia con la intención de que sus valores de espiritualidad y de cultura sean reconocidos no solo por el pueblo que aquí habita, sino también por todos los que alguna vez o a lo largo de la historia de la humanidad, aprendieron sobre lo sagrado que aquí se encuentra.

Yo no regreso para hacer revivir un pasado histórico, vengo para reencender los valores culturales y espirituales que hicieron de Colombia un lugar especial dentro del propósito espiritual, porque esos valores serán los que permitirán hacer emerger la dignidad y la autenticidad de este pueblo que, como tantos otros, fue esclavo de la conquista del hombre blanco.

Colombia es ese edén de lo sagrado y de lo reverente para la humanidad y todo lo que alguna vez se vivió de sagrado aquí, en este tiempo actual, ayudará a los demás pueblos, más allá de los Andes, a hacerles recordar la importancia de mantener sus raíces fértiles y vivas a fin de que nada ni nadie haga perder todo lo puro y lo sagrado que los pueblos originarios vivieron como base de experiencia para la nueva humanidad.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice, 

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA LAGUNA DE GUATAVITA, CUNDINAMARCA, COLOMBIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

A tres mil cuatrocientos metros de altitud, en los alrededores de la sagrada laguna de Guatavita, existió una civilización anterior a la actual que conocía la esencia del contacto. 

Ese contacto se reflejaba en el amor y en la reverencia a lo sagrado; lo que hacía de dicha civilización una humanidad avanzada espiritualmente.

Pero en aquel tiempo, la cosmogonía y el conocimiento profundo de la naturaleza por parte de ese pueblo originario, lo hacían semejante a otras humanidades que viven y evolucionan también, en otras partes del sistema solar.

Pero el desarrollo intuitivo e interno que este pueblo originario de Guatavita alcanzó lo mantenía en unión con las Leyes Superiores, hasta antes que el hombre blanco colonizador cometiera el peor y el más grande de los errores que fue no solo la extracción de los recursos minerales, sino también el plan de hacer desaparecer las más profundas tradiciones para implantar el cristianismo.

En este sentido, el hombre blanco de aquel tiempo usó la imagen de Dios y de Cristo para poder sacar los beneficios más retrógrados que nunca se conocieron.

Pero la memoria de esa experiencia de amor a lo sagrado está guardada, como un tesoro espiritual, dentro de los espacios más inaccesibles de la laguna de Guatavita.

Ahora, el hombre de superficie fue ayudado para que no siga cometiendo errores en su evolución y, al mismo tiempo, los tesoros se volvieron inmateriales para que emanen sus rayos de amor y sabiduría no solo para la región de Guatavita, sino también para todos los que visitan este Recinto Sagrado y necesitan imperiosamente de la redención.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL EMBALSE DE GUATAVITA, CUNDINAMARCA, COLOMBIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Desde la selva más húmeda hasta los picos más altos y fríos del país, Colombia guarda, en sus recintos internos, reliquias memorables de antiguos pueblos del pasado que, estando libres de las agresiones y de las conquistas de estos tiempos, vivían naturalmente el contacto con el Universo. No había ningún esfuerzo mayor para que eso se diera.

Tan importante fue el legado de los pueblos originarios de Colombia, que esa tradición del contacto con el Universo se transmitió a lo largo de los tiempos a otros pueblos remotos como los de la selva de la Mosquitia en Honduras, o los mismísimos aztecas de la baja llanura de México y del área de Yucatán.

Todos esos pueblos, pero especialmente los de Colombia, tenían consciencia y sabían respecto de lo que estaba más allá de ellos y que los guiaba para proteger la esencia de lo que habían alcanzado por medio de su unión con la naturaleza.

Ese pasado, rico en conocimiento y evolución, se guarda como un tesoro único dentro de las áreas de mayor biodiversidad de Colombia para que, en la etapa futura, sea aplicado como código de civilización en la nueva humanidad.

Colombia es la tierra de las revelaciones de los más antiguos secretos que saldrán a la luz en los que amen la vida universal y la comunión con todo lo creado.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MANAOS, AMAZONAS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Con el Encuentro de la Misericordia terminado, la Jerarquía espiritual se retira de la Amazonia habiendo podido no solo transmutar y liberar a los Reinos menores sufridos, sino también habiendo podido proteger y resguardar los tesoros espirituales que esta sagrada floresta guarda en su interior.

Es así que también los pueblos originarios y sus raíces de sabiduría y de hermandad se verán más fortalecidos con el tiempo, para que la consciencia indígena siga siendo la guardiana de los tesoros y de las reliquias de las Jerarquías.

Es de esa forma que la Amazonia ahora deberá estar más presente que antes, no solo en la consciencia de los brasileños, sino también en todos aquellos que, más allá de lo material, comprenden el significado y el sentido de que los Reinos de la Naturaleza son parte de la evolución espiritual, mental y material de los seres humanos y que, sin la presencia de ellos, la evolución humana quedaría inconclusa.

Por esa razón, todos los orantes deberán tener como práctica cuidar y proteger a alguno de los Reinos de la Naturaleza, sea un mineral, un vegetal o un animal para que con ese servicio amoroso se siga expandiendo la amnistía espiritual, la Gracia Divina que podrá compensar los graves errores que comete el ser humano con todos los ecosistemas de la Tierra.

Recuerden y nunca se olviden de que su servicio a los Reinos será en nombre de la Amazonia y eso beneficiará también al resto de la humanidad.

¡Les agradezco por llevar adelante iniciativas de paz!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

 

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MANAOS, AMAZONAS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hoy les traigo Mi Corazón de oro y plata para que sea sembrado en la consciencia espiritual de la Amazonia, para que los pueblos originarios reencuentren el camino hacia el portal de El Dorado y así, esencialmente, retomen el valor sagrado de sus tradiciones, las que con armonía y luz permitieron, a lo largo de los tiempos, proteger y amparar el sagrado Edén de Dios.

Les traigo Mi Corazón de oro y plata para que la esencia de los minerales que son explotados y vendidos no se pierda, para que el bendito suelo verde de la Amazonia siga resguardando los tesoros internos que ella tiene y que ningún hombre podrá alcanzar.

Que Mi Corazón de oro y plata le recuerde a la consciencia indígena la posibilidad de regresar a sus sagrados orígenes para que, desde los niños hasta los ancianos, entren a través de la puerta dorada de Mi Corazón a la ciudad espiritual y divina, lugar en donde nadie más les quitará sus raíces ni sus tierras.

Dejo Mi Corazón de oro y plata para que los pueblos originarios más remotos se encuentren con el Hijo Sol, el que viene de las estrellas para bendecirlos.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE RIO DE JANEIRO, HACIA MANAOS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Una Hermandad Celeste se establece en las proximidades de Manaos, y su Maestro y Señor congrega, de diferentes lugares de la Tierra, a los grandes ángeles y devas de los elementos, agua, tierra, fuego y aire, como también a los antiguos elementales de las Américas, de Europa, de África, de Asia, de Oceanía, de Antártida y del Ártico, para que unidos a la Creación y bajo la Ley del Amor a la vida, la gran floresta amazónica sea restaurada en tres etapas: espiritual, mental y material.

Será a través de la columna poderosa de la divina e insondable Misericordia que su Redentor junto a toda la Hermandad Celeste trabajará para impedir, desde los planos espirituales, los proyectos continuos de devastación como también los ideales que, mentalmente, están en contra de la evolución de los Reinos menores y de los seres humanos.

Por esa razón ya estoy llegando y, con Mis humildes y pobres Pies, pisaré el suelo sagrado de la Amazonia. También impartiré Mi Gracia Solar a todos los pueblos originarios para que puedan sentir alivio y la divina protección.

En unidad y en amor, todos los servidores se reunirán, desde todos los lugares de la Tierra, para ofrecer sus simples pero amorosas oraciones por el Sagrado Edén de Dios.

¡Les agradezco por guardar Mis aspiraciones en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La Misericordia Infinita de Mi Corazón será lo que salvará a las consciencias.

Porque quien está dentro de la Misericordia de Mi Corazón no perecerá; al contrario, ganará fuerza interior para derrotar a Mi adversario.

Por eso Mi deseo es llevar esa Misericordia por el mundo entero, a fin de que las almas, razas y pueblos sepan que aún existe un portal de salvación que se abre a través del Amor de Mi Corazón por la humanidad.

La Misericordia de su Maestro y Señor es la Misericordia viva de Dios por toda la Creación. Es la Misericordia de Dios que existe por los que están en la Luz, así como por los que están en la oscuridad profunda.

Esa es la Misericordia transformadora que Yo espero que el mundo conozca para sustituir los errores y las guerras por el Amor y la Compasión que brotan de Mi Corazón.

Las almas que están en conflicto, o que viven los conflictos de estos tiempos, es porque aún no conocen el Don de la Misericordia del Señor, Fuente reparadora de los sufrimientos y curadora de todas las heridas que la humanidad se causa a sí misma.

Sea esta Misericordia el Don de los consecuentes Conmigo, y de los miserables, de los que están sumergidos en las guerras y de los que luchan con las armas.

Que Mi Divina e Insondable Misericordia toque a todos los corazones, para que no existan barreras físicas o espirituales entre las almas y Dios.

¡Les agradezco por guardar y por vivir Mis Palabras de corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE QUITO, ECUADOR, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Llegará el día, hijos Míos, en que los misterios dejarán de ser misterios y la Verdad se revelará al corazón humano.

Llegará el día en que la ilusión se apartará de los corazones de los hombres y la vida material ya no será una realidad distante de Dios.

Llegará el día en que las naciones despertarán a lo Sagrado que un día el Creador hizo nacer en sus corazones, a través de la pureza que se expresaba en la esencia de los hombres.

Llegará el día en que sus espíritus podrán aportarle al mundo lo mejor de sí, lo que verdaderamente son, y que hoy se oculta detrás de todas las cosas que piensan que son.

En el pasado, hijos Míos, durante un ciclo, la humanidad permitió que la pureza se expresara en su corazón, y fue esa misma pureza la que les abrió las puertas hacia la unión con Dios, con el Infinito y con realidades que hoy para la humanidad no son más que una fantasía; porque las mentes y los corazones de los hombres están muy distantes de la verdad, distantes, incluso, de la verdad que habita en el propio interior.

Cuando Yo les pido, hijos, que retornen a sus raíces, les pido que retornen a la pureza de sus corazones, esa pureza que no le impone límites a Dios ni a Su grandeza, pureza que se abre al Infinito y a sus misterios, pureza que abre el camino hacia conocimientos que trascienden la mente humana y su pequeña comprensión.

Yo no les pido que vuelvan a vivir como los pueblos originarios, sino que encuentren dentro de ustedes ese espíritu de unidad con la vida, la consciencia de la pequeñez que el hombre perdió, al no reconocerse como una parte pequeña de Dios, disminuyendo la grandeza celestial y encerrando los misterios de la Creación en las doctrinas y en las comprensiones de los hombres.

Ni aún el libro más sagrado de este mundo podrá contener en sí toda la verdad y la historia de esta Tierra. Ni siquiera todos los escritos juntos, hijos Míos, les revelarán lo que el Creador intenta que encuentren en sus corazones, en lo infinito que se guarda en ustedes mismos y que los hace semejantes al Padre de toda la Vida.

Retornen a sus orígenes y a sus raíces, no solo en este mundo sino también en el Corazón de Dios. Dejen que los misterios de los pueblos originarios no solo les revelen un conocimiento, sino que los conduzcan hacia las Leyes: la Ley de la Verdad, de la Transparencia, la Ley de la Pureza, la Ley de la Unidad con la vida. Leyes que los hacen uno con todo lo que fue creado, que los hacen sentir parte de un todo, de una Obra perfecta que se manifiesta en la expresión de sus corazones.

Dejen, hijos Míos, que lo Sagrado que habitó un día en este planeta, por la Gracia de Dios y por la pureza oculta en el corazón humano, vuelva a expresarse.

Vean emerger dentro de ustedes la necesidad de encontrar un sentido superior para esta vida, un sentido verdadero que les dé a conocer la razón por la cual Dios creó sus esencias.

En este tiempo de definiciones, de batallas y de purificación, déjense transformar como los niños. Estén delante de la Verdad con sus corazones vacíos para que las Palabras de Dios, transmitidas al mundo a través de Sus Mensajeros, encuentren el espacio correcto dentro de sus seres para despertarlos y tornarlos partes conscientes de esta Obra de Amor que el Creador está construyendo en la Tierra.

Llegó el momento, hijos amados, de crecer en espíritu como humanidad y de asumir estos tiempos y estos últimos ciclos de la raza humana como les corresponde.

Yo vengo hasta aquí, como a cada nación por la cual pasé, para darles a conocer los tesoros guardados en sus espíritus, para entregarles todo lo que necesitan para superar estas pruebas planetarias y vivir estos tiempos.

Tomen entre sus manos estos tesoros espirituales, inmutables y eternos, y guárdenlos en lo profundo de sus seres. Cuando más lo necesiten, ellos estarán ahí, dentro de sus corazones.

Estos tesoros, de los cuales Yo les hablo, son el despertar, la unión con el Creador y con el prójimo a través de la oración, del servicio y del conocimiento divino que ennoblece y hace madurar a sus espíritus.

Multipliquen lo que hoy les doy.

Mi Gracia está en sus vidas.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE LIMA, PERÚ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Hoy Me despido de una tierra y de un pueblo marginado y explotado, pero profundamente bendecido por Dios y por todo Su Reino.

Hoy Me despido de corazones simples, pero fuertes, de almas que quieren proteger sus raíces y enseñanzas para que estas sirvan de apoyo espiritual para la Nueva Humanidad.

Hoy Me despido de un pueblo devoto, pero pobre, caritativo, pero rechazado en el mundo por su condición.

Hoy Me voy feliz, porque nuevos Soles despertaron al conocimiento sagrado de su misión y de la oración.

Llevo en Mi Corazón la expresión cálida de Mis hijos por medio de los cantos y de las oraciones; eso Me hará retornar algún día para dar continuidad a la Obra de Amor y de Redención de Mi Amado Hijo.

Hoy Me despido de un pueblo que fue bendecido por la Gracia y reparado por la Misericordia de Dios.

Hoy Me despido de las esencias que despertaron y de los corazones que, en profunda humildad, respondieron al llamado de la Madre Celeste.

Los bendigo a todos y los animo al apostolado de la oración y al camino del servicio reparador.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE LIMA, PERÚ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

He aquí el Sol radiante de Dios

He aquí el Sol radiante de Dios, la Mujer Vestida de Sol, la que anuncia la llegada de un nuevo y esperado tiempo.

He aquí la Gobernanta de los corazones y la Madre Auxiliadora de los cristianos, la que vigila y ora por los que son más marginados y miserables.

He aquí la Señora de Guadalupe, la Madre que une lo que está separado entre las consciencias, la Señora de la Luz que gesta en Su Vientre sagrado una nueva humanidad.

He aquí la Madre de la Reconciliación, la que gesta la alianza entre las culturas y los pueblos, la Madre que intercede por los que son explotados.

He aquí la Madre Guerrera de las Siete Espadas, la Blanca Mujer que pisa con Sus Pies a la serpiente del mal haciendo triunfar el Amor de Dios en los corazones oprimidos.

He aquí la Madre de la Iglesia Celestial de Cristo, la que cuida y acompaña a los que son verdaderos de corazón, la Madre que reza por la misión de los sacerdotes y de los siervos de Cristo.

He aquí la Madre de los Andes y de los Pueblos del Desierto, de los que viven en las alturas, como de los que viven en las llanuras, la Madre de los pobres y de los simples, de los humildes y de los obreros de Dios, de los que cultivan la árida tierra para hacer florecer la Vida de la Creación.

He aquí la Madre de los ofendidos y de los discriminados, la Madre de los enfermos y de los desamparados, la Señora de la Cura que guía el caminar de los no redimidos, de los que buscan la cura interior.

He aquí la Madre de las Américas, la Señora de todas las culturas andinas, la Madre de la Naturaleza, la Pachamama, la que está en su parto sagrado a punto de dar a luz al Nuevo Hombre, a la nueva consciencia de la humanidad.

He aquí la Madre de los Ejércitos de Cristo, de los soldados que solo batallan con la oración sincera del corazón, la Madre de los que suplican por Misericordia.

He aquí la Madre de los emigrantes, de los que abandonaron sus tierras y sus orígenes por buscar un lugar de paz y de esperanza.

He aquí la Madre de la Divina Justicia, la Madre que intercede por Sus hijos a pesar de cualquier situación espiritual e interior, la Madre que socorre a los que padecen los castigos de los hombres.

He aquí la Señora de la Evangelización, la Madre que instruye con los ejemplos, la Señora que instruye por medio de sagradas palabras de Amor.

He aquí la Madre del Perú y de todo este pueblo, la Madre que reza por la igualdad y la justicia, por la equidad y por la higiene de los que sobreviven en medio de la desesperación y del caos.

He aquí la Madre de los enfermos de espíritu y de cuerpo, de los que no son ayudados y de los que son olvidados en las calles de este mundo.

He aquí la Madre de los niños, de los que venden en las calles, Madre de los que corren muchos peligros, Madre de los que son vendidos y están perdidos.

He aquí la Madre de la Divina Misericordia, la Madre que implora al Pueblo de Dios y a los gobernantes por igualdad y sana justicia, la Madre que intenta evitar mayores sufrimientos.

He aquí la Madre de la moralidad, Madre de una sana educación y de una digna enseñanza, Madre de los analfabetos.

He aquí la Madre del Amor y Madre de la Esperanza, Señora que impulsa el despertar.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Señora de la Evangelización

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA COMUNIDAD MAPUCHE DE VALPARAÍSO, CHILE, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Como Madre Tierra y Madre Universo, vengo en este día para unir, por medio del Padre Universal, a las esencias de todos Mis hijos de los pueblos originarios; a fin de que ellos continúen, mediante su sagrado conocimiento, protegiendo y amparando la vida, la tradición y la cultura.

Como Madre Tierra vengo a hablarles en nombre de todos los seres de la naturaleza, para que no solo los pueblos Me escuchen, sino también toda la humanidad que no coloca su mirada en el sufrimiento que viven, día a día, los elementos de esta Creación.

A través de los pueblos originarios, la humanidad podría recuperar su dignidad espiritual si supiera proteger y cuidar todo lo que el universo y la vida le ha entregado.

Quisiera que los Principios sagrados, que fueron gestados en la consciencia de Mis hijos de los pueblos originarios, les hicieran comprender la importancia de un cambio de consciencia, ya que la humanidad actual destruye y disipa de los Reinos de la Naturaleza todo lo que ella necesitará para sobrevivir.

Como Reina de la Naturaleza, como Espíritu Sagrado de la Paz del Universo, vengo para decirles que siempre estaré con ustedes, en el silencio de la Naturaleza, así como en la presencia de cada Reino. Mi Espíritu Sagrado permitirá hacer de cada uno de ustedes una esencia sagrada que resplandezca en estos tiempos ante el Creador.

En este día, les dejo Mi bendición maternal, para que todo pueda ser curado y reparado en ustedes, para que las huellas del sufrimiento se borren de sus caminos, para que cada historia vivida sea reparada y bañada por el amor de los sabios Espíritus del universo.

Les dejo Mi Paz, y los renuevo en la fe y en la Sabiduría de Dios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SANTIAGO, CHILE, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Declaración del Divino Amor, continuación

¡Oh, amado pueblo chileno, que tienes estampado en tu bandera, azul y roja, la estrella que debe ser el símbolo de una patria celestial!

¡Oh, sagradas montañas de los Andes, que guardan en su corazón mineral los más grandes tesoros de la historia original de esta humanidad!

¡Oh, hijos Míos de Chile, que reflejan en sus rostros el legado de los pueblos del pasado!

¡Alcen sus banderas blancas de la paz y que, al grito que emitirá el Universo, sus estrellas internas reciban el sagrado llamado de la redención!

¡Que los Vigilantes del Legado laven sus rostros en la Fuente de Mi Gracia, para que de todo sean curados!

¡Que los Guardianes de los Tesoros del Universo reciban el bálsamo de Mi Paz para poder curarse!

¡Que los Comandantes de otros tiempos sean perdonados y reciban la Absolución espiritual del Hijo de Dios!

¡Hijos de este antiguo pueblo sagrado!, ¡pueblos del principio y pueblos del fin!, ¡abran sus corazones para ser liberados!

¡Arrojen de sus manos las armas de la destrucción!

Que cada Sol radiante, que en este pueblo habita, pueda ser erguido nuevamente a la Gloria de Dios, para que todo se restaure, para que nada se pierda. Para que, desde el silencio de los Andes, sea escuchada la Sagrada Palabra de Nuestro Redentor y Salvador, Jesucristo.

Sigan a su Madre del Cielo por el sendero que los llevará hacia la patria beata, porque así, su pueblo herido por las causas del ayer, será redimido de todo.

¡Confíen, hijos, en todo lo que les traigo!

¡Confíen en la renovada esperanza y en el fin de este cautiverio nacional!

¡Soy la Madre que mueve todo el Universo para que Sus más pequeños y necesitados hijos tengan una oportunidad!

¡Que los soldados de las Estrellas hoy se reúnan a los pies del gran Altar Celestial! ¡Y que las puertas a los abismos de este pueblo ahora sean cerradas!

¡Porque el Cristo interno emergerá de sus seres y así serán uno con Mi Hijo, para que Él, en Su Gloria Celestial, sea uno con Su amado pueblo!

¡Quiero que la Estrella de Mi Hermandad ahora sea el lema y el símbolo de su pueblo!

¡Quiero, de este país, seres redimidos por el Amor del Creador!

¡Que los Comandantes de otrora ahora eleven sus corazones al Cielo!

Porque ahora, sin cascos, armas ni capas, estarán libres para sentarse a la Mesa Redentora del Señor y así comulgar de Sus Códigos de Vida.

¡Que los caídos en el pasado, en este presente se levanten!

¡Que los que aún no han perdonado los errores de esta patria y de este pueblo, hoy perdonen, para que Mi Amado Hijo, en Su Divina Gracia, vuelva a reunirlos y, por medio de Su Palabra, los haga comulgar de Su Santísimo Espíritu!

¡Que hoy Chile pueda, como pueblo, tomarse de las manos para declarar la tan esperada reconciliación y pronunciar la tan ansiada paz, borrando así, de esta historia chilena, los errores del ayer!

Así, sus corazones resplandecerán y junto a Mí podrán dar los pasos hacia el reencuentro del amor que cicatrizará las más grandes heridas.

¡Que más nadie acongoje su corazón, porque Cristo, Mi Hijo, hoy pondrá fin a este destierro!

Y todos los soldados y Comandantes de los cascos púrpura se unirán, en Cristo, para hacer de esta nación, la concreción de la Promesa Divina en la vida de cada ser.

¡Que hoy abandonen las espadas y que se ofrezca al Creador el corazón manso de cada chileno, para que triunfe, más allá de todo, el Plan!

Que así sea.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN JOSÉ, COSTA RICA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Por la Potestad y por la Maternidad que Dios Me concedió, vengo a su encuentro.

Por la Gracia y por la Divinidad que son parte de Mi Santo Espíritu, Yo los bendigo.

Por la Piedad y la Misericordia que habitan en Mi Corazón Inmaculado, Yo los acojo bajo Mi manto y los convido a despertar a Mi Plan de paz y de amor en la Tierra como en el Universo, por toda la Eternidad.

Hijos Amados, como Madre y Señora de la Creación, vine hasta este lugar para que desde aquí pudiera despertar en sus corazones la pureza que emana de los Reinos de la Naturaleza.

Vine para que con el auxilio de los Reinos, que son expresiones de la Consciencia Divina, la humanidad pueda despertar al espíritu de unidad de la paz.

La naturaleza en Costa Rica, hijos, no solo preserva en sí su belleza y su vida, como también preserva los principios divinos de unidad  y de pureza, que sustentan gran parte de Centroamérica.

Vine a este lugar para que comprendan el papel de cada Reino en el planeta; que al observar la naturaleza aquí preservada, los hombres sean tocados y llevados a reencontrar a Dios en su interior.

Vine porque, a pesar de toda la expresión divina que está al alcance de todos, la humanidad está distraída por los placeres y por las fuerzas capitales que obscurecen sus ojos y sus corazones, y no permite que vean la gran misión de los Reinos de la Naturaleza, no les permite cooperar ni aprender con esos Reinos.

Hijos Míos, Mi Corazón se coloca hoy, junto al Corazón de Mi Hijo y de San José Castísimo, bajo el gran Edén que aquí habita, resguardado por Dios. Y con Nuestros Corazones expuestos, despertamos al origen de la unidad entre toda la vida existente en la Tierra. Despertamos los registros más puros que la consciencia humana fue capaz de expresar, sobre todo en los pueblos originarios de América. Y es de esta forma que generamos el correcto equilibrio para curar el pasado.

Hoy bastará que abran sus corazones y se dispongan a recibir la pureza que Yo les traigo.

Hoy bastará que digan sí para expresar en sus vidas algo sublime y no retroceder más en esta escalada evolutiva, que tanto cuesta a la consciencia humana.

Hoy bastará, hijos, que observen a la naturaleza con el corazón y, en humildad, reconozcan que este mudo solo existe por el equilibrio generado por los Reinos.

Agradezcan a la Creación por haberles concedido la Gracia de cohabitar con los Reinos. Reconozcan que si ellos se sacrificaron a lo largo de la historia humana para sustentarlos y mantenerlos de pie, ahora llegó el momento de responder y con amor ofrecer un poco de sus vidas para generar la paz y equilibrar todo lo que los Reinos vivieron por ustedes, cuando en realidad debería ser el hombre que dé ejemplo en la evolución de la Tierra, pues es de sus corazones, hijos, que parte el amor que todo transforma.

Hoy agradezcan a los Reinos de la Naturaleza y dispónganse de corazón a comulgar con toda la vida. Como Madre de la Suprema Naturaleza, y como Rosa de la Paz, les revelo Mi presencia en todo lo que fue creado y les agradezco por cooperar con la vida en la Tierra, generando paz y preparando la consciencia planetaria para una nueva vida, una vida de unidad con Dios.

Yo los amo y nuevamente les agradezco por estar aquí y por abrirse de corazón para hacer triunfar Mi Amor en el mundo.

Yo los bendigo hoy y siempre,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE CAMPINAS, ESTADO DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

A las puertas de una Gran Misión...

Queridos hijos:

Con el gozo de Mi Espíritu hoy les derramo Mi Paz, para que se establezca en ustedes la perfecta e invencible comunión con Mi Hijo.

Será en el sagrado cenáculo del Corazón de Cristo desde donde se indicarán, misericordiosamente, los primeros pasos sobre la redención y la rehabilitación de las almas.

Esto, hijos, es el comienzo de una nueva etapa en donde muchísimas almas se verán beneficiadas por la próxima peregrinación a Centroamérica y México.

Vuestro Padre Celestial los congrega en oración y en cooperación, para que los planes de su Santísima Madre se cumplan en esa querida región del planeta, amenazada por la explotación de los seres humanos, de los Reinos de la Naturaleza y de la inocente sociedad.

Es así que su Madre Celeste se prepara, en oración, adoración y silencio, para cruzar los abismos de todos esos lugares y así reencender las estrellas caídas, las que se perdieron por diferentes motivos y las que deberán recordar su filiación con Dios.

En este día, en donde ustedes, hijos Míos, especialmente aquellos hijos que abrieron sus corazones para ayudarme en este plan de redención y de paz, generaron una respuesta positiva y agradable al Corazón del Padre Celestial.

La misión a Centroamérica y México abrazará varios campos de consciencia y su Madre Celeste podrá ingresar con Su Reino de Luz y con todos Sus ángeles en las naciones que más lo necesitan.

Es de esa forma, Mis queridos hijos, que el Universo de Dios a través de Mis simples manos desatará los nudos que son milenarios en la consciencia de la humanidad.

Cada uno de sus corazones es llamado para acompañar a su Santa Madre en este peregrinar, sea con sus oraciones, con sus ofrendas o con su presencia en alguna parte de la peregrinación por las naciones de Centroamérica.

Es así que, a través del apoyo y de la amorosa compañía de ustedes, su Madre Celeste podrá contar con Sus soldados para llevar adelante esta obra de misericordia y de perdón para con sus semejantes.

La primera parte de la misión a Centroamérica trabajará para desactivar el sufrimiento, la indignación y principalmente el maltrato existente con el Reino humano y con los Reinos menores de la Naturaleza.

Esta tarea será posible desde el momento en que cada hijo Mío participe de esta peregrinación desde su nación, desde su grupo de oración, desde los Centros Marianos o incluso dentro de la tarea operativa de la peregrinación, como hijo de María.

La segunda parte de la misión en México intentará equilibrar el dolor generado, desde la conquista, a los pueblos originarios. A través de la advocación de la Señora de Guadalupe, se podrá realizar durante los días de la peregrinación la desactivación del sufrimiento de dichos pueblos originarios mediante un acto de perdón y de piedad, para que así se establezca la Divina Misericordia.

La totalidad del recorrido de la peregrinación a Centroamérica y México, podrá ser apoyado interna y espiritualmente por todos los hijos de María y por los grupos de oración en las diferentes naciones.

Para que Mis hijos puedan estar presentes durante la peregrinación completa acompañando a su Madre Celeste, los invito a confraternizarse con Mis hijos de Centroamérica y de México, enviando a la dirección de Misericordia María TV un saludo de paz, el que será exhibido durante los eventos públicos.

Esta sección que será presentada durante los eventos públicos de los Mensajeros Divinos en Costa Rica, Nicaragua y México, intentará crear fuertes lazos de amor y de fraternidad entre los pueblos y sus lenguas.

Es así, hijos Míos, que cada grupo de oración como cada peregrino al momento de dar su saludo de paz, deberá tener consigo la imagen de la Virgen de Guadalupe, como el símbolo de unión y de amor entre las naciones del mundo: Uniendo todo lo que está separado.

Esta sección será denominada “Nos unimos a María, en Su Sagrada Misión”.

Agradezco, hijos, el gesto de hermandad interior que cada consciencia podrá expresar a través de este saludo de paz y esa será la forma en que los peregrinos y orantes del mundo acompañarán cada parte de la peregrinación.

Por último, hijos Míos, con la inmensa alegría del Cielo, agradezco una vez más a todos Mis hijos por haber concretado la misión a Centroamérica y por haber respondido a Mi llamado.

Unida a cada corazón orante,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El retorno de la Guadalupana a Centroamérica y México

A los pies del Tepeyac, su Madre Celeste prepara Su tarea con todas las almas y corazones que recibirán de Ella la esencia del amor y de la redención.

Es el retorno de la Guadalupana...

Su Madre del Cielo, con la ayuda y la colaboración de todos, descenderá hacia las tierras mexicanas y Centroamérica, en donde quedó grabada la historia de Mi presencia como también de la liberación de los pueblos originarios y de todos los esclavos.

Es el retorno de la Guadalupana...

En este momento, queridos hijos, acompañen a su Santa Madre en esta peregrinación para que, por segunda vez en la historia de la humanidad, Yo pueda estampar Mi Santa Faz Libertadora y Redentora de Guadalupe, en las almas preciosas de Mis hijos de Centroamérica y México.

Es el retorno de la Guadalupana...

Por eso ustedes, Mis hijos de Centroamérica y del mundo, con júbilo y alegría Me abrirán las puertas de sus corazones y de sus naciones para que su Madre de Guadalupe pueda entrar y llevar adelante la sagrada misión de preparar a las consciencias para el retorno de Mi Amado Hijo.

Es el retorno de la Guadalupana...

Con la voz y el canto de los santos ángeles, la Gobernanta de América, la Santa Madre de Dios, se regocija porque Ella podrá encontrarse nuevamente con Sus hijos de Centroamérica para derramarles Sus Gracias y para entregarles el bendito Espíritu de Su Paz.

Es el retorno de la Guadalupana...

Iré a Centroamérica para curar viejas heridas, historias de dolor y de sufrimiento; al fin podré hacer renacer a Mis queridos hijos, podré retirarlos de la ilusión del mundo y les abriré los ojos del alma y de la consciencia para que todos Me puedan ver y sentir.

Es el retorno de la Guadalupana...

Abriendo sus corazones para recibirme, escuchen la voz de la Madre de América; una voz que los llama a la consagración de sus pueblos y de sus naciones, para que pueda reinar la paz y así se acabe el error y los ultrajes a los pequeños corazones.

Es el retorno de la Guadalupana...

Durante el mes de octubre colocaré Mi corona de doce estrellas sobre Centroamérica y México y derramaré Mis doce atributos universales, con el fin de que las almas reciban los códigos de la rehabilitación y de la conversión.

Será durante el mes de octubre que su Madre Celeste cesará la guerra espiritual y material y, junto a la Faz de la Señora del Santísimo Rosario de Fátima, entrarán en oración para que los perdidos y los encarcelados alcancen la liberación.

Es el retorno de la Guadalupana...

Verán flamear las banderas de todas las naciones de América. Ellas serán colocadas a los pies de su Madre Celeste, como el símbolo de la rendición de los pueblos ante Su Inmaculado Corazón y de la unión entre las culturas a través del Amor de Dios.

Es el retorno de la Guadalupana...

Dichosos aquellos que Me reconozcan como la Santa Mujer de Nazaret, así brindaré a todas las consciencias la importancia del triunfo del Plan en estos tiempos y del despertar de los corazones a Mi último llamado.

Verán que Mi obra se realizará cueste lo que cueste, porque Mi Espíritu Inmaculado dará fuerza interior para que los servidores cumplan con Mis pedidos.

Es el retorno de la Guadalupana...

Cada cultura le pedirá perdón a la otra, cada nación se reconciliará con la otra si los corazones se abren a tiempo para vislumbrar el Amor de Dios que estará colmándolos; en Centroamérica se cerrará la puerta del mal y las almas ya no se perderán porque tendrán consciencia para convertirse.

Es el retorno de la Guadalupana...

Que en este día todos abracen la misión de su Madre Celeste y que los corazones no se olviden de cooperar, de colaborar y de donar amorosamente para que el Plan se cumpla, así Yo le enseño a la Iglesia a usar sus bienes en nombre del Plan Mayor y no del propio, porque las almas esperan ayuda espiritual.

Que todo sea equilibrado. Que todo sea justo, por el bien y por el futuro de la Nueva Humanidad.

Es el retorno de la Guadalupana...

¡Les agradezco por acompañarme y por apoyarme en la misión a Centroamérica!

Los bendice desde el corazón del Tepeyac, su Guadalupana,

María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN CIUDAD DE OPORTO, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El divino diálogo entre María Santísima y el Ángel de Portugal

Ángel de Portugal: Dulce Reina de las Estrellas, Gobernanta Espiritual de todas las almas perdidas y no perdidas, dígnate, Majestad Celestial, elevar a cada uno de Tus hijos a los Brazos del Padre Celestial.

Virgen Santa y Adorable, haz resplandecer con Tu Amor Divino a cada esencia para que finalmente encuentre a Dios, el Supremo Señor.

María Santísima: Cálido Ángel de Portugal, legionario y siervo de San Rafael Arcángel, Te envío a ti y a todos tus benditos ejércitos, para que liberes en honor de San Miguel Arcángel, a todas las consciencias que están encadenadas por Mi adversario.

Disipa con tu paz, Ángel de Portugal, toda ilusión de la consciencia y Te pido, servicial ángel de Dios, que reces por todos Mis hijos, especialmente por aquellos que creen vivir su espiritualidad y no tienen a Dios, por su gran soberbia.

Ángel de la Paz, protege sin descanso a Mi amada Portugal, como también hazle saber interiormente que todo ese pueblo aún debe saldar las faltas cometidas contra Mis pueblos originarios.

Ángel de Portugal: Sí, Señora Mía, Piadosísima Madre que consuelas a los afligidos, que traes esperanza y renovación a los que están hambrientos espiritualmente.

Sí, Madre, esa es Mi humilde respuesta ante Tu precioso pedido de misericordia. Recuerda, Santa Madre Celestial, a los que blasfeman el Corazón de Tu Amado Hijo; implora, Virgen Santa, por cada consciencia de este mundo, para que nadie pierda la Paz del Señor.

María Santísima: Siervo de Mi Padre, que estás al servicio de los Universos Superiores, apreciado Ángel de Portugal, responderé a tus santas peticiones, pediré a Mi Amado Hijo que aplaque la Justicia de Dios y que Su Sagrado Corazón ayude a disolver la indiferencia humana, actitud que hace cometer todos los errores del mundo.

¡Oh Santo Ángel de la Paz!, ayuda a los ángeles de todas las naciones, impulsa al ángel regente de cada nación para que se muestre al mundo. Santo Ángel de Portugal, consciencia que adora el Cuerpo Santo de Mi Hijo en la eucaristía, irradia los códigos de luz que brotan del incansable Corazón de Cristo y haz conocer a cada alma la dulzura del Amor de Mi Hijo.

Hazlo conocer en la perfecta comunión con Su Cuerpo y Su Sangre, hazlo amar en primer lugar en la vida de cada ser, para que así Mis hijos abandonen el abismo de su gran ignorancia.

Ángel de Portugal: Amada Madre y Reina del Júbilo de Cristo, haremos conocer la majestad piadosísima de Tu Hijo, para que los corazones encuentren a Cristo y nunca más se separen de Él.

Enviaré a los ejércitos de San Rafael Arcángel, para que trabajen en la cura de todas las almas y especialmente de los corazones omisos que todavía niegan el poder de Tu Hijo.

¡No llores, Santa Estrella de la Paz!. De Tus lágrimas brota el apelo de una misericordiosa salvación para cada uno de Tus hijos. Déjame, Madre del Sol, secar con mis lienzos de luz cada lágrima de Tu purísimo rostro, para ofrecerlas al Padre Amado como pétalos de flores eternas de Tu Corazón.

María Santísima: Si las almas supieran, amado Ángel de la Paz, lo que siente Mi Corazón bondadoso, no dejarían de estar en Mis brazos, así como lo estuvo Jesús.

No dejaré ni un segundo de tender Mis brazos hacia el mundo y de ofrecer Mis consoladoras manos, como cura y remedio para cualquier dolor.

Me agrada escuchar de tu boca, Santo Ángel de Portugal, la ofrenda de tu consciencia angélica. Así aliviaremos al Padre, viviendo por todos el dolor del mundo. Así los corazones ofendidos podrán encontrar el camino de la esperanza.

Ángel de Portugal: Sabes, Madre Piadosa y Reina de la Paz, que estamos a Tu eterno servicio, pues Tu nombre, que es santo, resuena en nuestros corazones como una melodía de amor y de redención.

Escucharemos Tu llamado y responderemos de inmediato; todos los ángeles de la guarda de Tus hijos te ayudarán para que los hombres y mujeres de la Tierra respondan a la voz de Tus súplicas.

María Santísima: Entonces, Ángel de la Paz, emite desde tu corazón ese don de la Gracia, que la paz no solo abrace a Portugal para que algún día se redima, sino que la Paz de Dios, del Altísimo, llegue a todos los que la necesitan.

Invocaré tu nombre y tú, santo ángel, darás a conocer al mundo la falta de su inocencia. Refúgiate en la oración de todos Mis hijos y así, junto a tus legiones, redimirás a la Tierra, preparándola para el retorno de Cristo.

Ángel de Portugal: Sí, Madre Misericordiosa, cumpliremos con Tus dulcísimas peticiones, que Tu Santo e Inmaculado Corazón sea el refugio para cada ángel. Elevamos junto a Ti, Madre Adorable, todas las súplicas para que esta humanidad ciega despierte de su sueño profundo.

Te agradecemos y te alabamos, Madre Universal.

María Santísima: Es así, Ángel de la Paz, que en este día haré conocer nuestro divino diálogo a todo el mundo, para que las almas se conmuevan y sientan la verdad y el clamor de Mis benditas palabras. Por eso hoy lo revelo a todos Mis hijos.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

En unión al Ángel de Portugal,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos