MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mientras Mi Amado Hijo hacía de cada pueblo que visitaba un nuevo punto de luz para el planeta, los milagros de vida y conversión no dejaron de suceder.

Cuando Mi Hijo aún tenía el permiso del Padre Celestial para obrar y atraer más misericordia para las almas y, a pesar de las condiciones espirituales de aquella época, Su Sagrado Corazón no dejó de penetrar con Su Luz y Su Misterio a todas las almas que encontraba en Sus simples caminos.

Jesús enseñó a Sus apóstoles, mientras visitaban las ciudades alrededor de Jerusalén, que ellos debían cultivar en sí mismos, no solo el espíritu de la fe, sino también la persistencia ante todo lo que llegaría.

En varios momentos Mi Amado Hijo reveló a Sus seguidores y discípulos que Su hora esperada se aproximaba y, a pesar de que el Señor viviría uno de los más grandes sacrificios por la humanidad y por el Proyecto del Altísimo, Él nunca dejó de mostrar el poder interior de Su fe.

La fe de Jesús en aquel tiempo lo era todo, y significaba el Propósito fundamental para que las almas pecadoras y no pecadoras se alimentaran de la Divina Fuente.

En la fe de Jesús, los apóstoles y seguidores encontraban la posibilidad de retomar la reconciliación con Dios y sobre todo la confianza, que haría a cada alma, en aquel tiempo, merecedora de la Misericordia que se derramaba a través de la Presencia del Hijo de Dios.

Por eso, Jesús intentó por todos los medios espirituales e internos que la humanidad recuperara algo tan elevado como es la fe; porque esa fe la colocaría nuevamente, como raza, en el camino que había perdido.

En Jesús se revelaba, en silencio, el poder de Su fe. Fe que liberaba a las almas o que las aproximaba nuevamente a la Existencia Divina.

En aquellos días, el Sagrado Maestro preparó a la consciencia humana para que durante la Pasión de Cristo reconociera, en el momento menos esperado, quién en verdad era esa consciencia y cuánto debía la humanidad rendirse a Dios para alcanzar la redención.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Una semana antes de comenzar la Pascua, con la entrada de Mi Hijo a Jerusalén, lugar escogido por Dios para vivir Su sacrificio, Jesús, Mi Amado Señor, se encontraba en Betania reunido con las doce santas mujeres, y con ellas, Mi Divina Consciencia; allí, en ese momento, ellas se unieron espiritualmente al Maestro, con el bendito fin de acompañarlo en silencio durante Su Sagrada Pasión. En aquel tiempo y en esa ocasión, esas doce mujeres recibieron del Divino Maestro la iniciación interior para que, independientemente de dónde se encontraran, recibieran en espíritu el aviso contundente de que el Maestro estaba siendo entregado.

En esta reunión también estaba presente José de Arimatea, quien se comprometió, a pedido de Jesús, a ser el que recuperaría Su Sagrado Cuerpo después de ser crucificado, de las manos de Poncio Pilato.

En ese día, las santa mujeres, que estaban sentadas a los pies de su dulce Maestro, recibieron del propio Jesús la bendición del Espíritu Santo, y José de Arimatea, con una simple alianza de madera, las desposó con Jesús para que ellas fueran, en el futuro, las testigos de la historia del Nazareno.

Por eso, una semana antes de que Jesús entrara a Jerusalén, para ser momentáneamente reconocido como el Mesías, y después ser repudiado y crucificado, las santas mujeres se unieron en espíritu con Él y fueron las primeras almas, en toda la historia de la humanidad, que se casaron con Cristo a través de una simple alianza.

Esta historia continuará.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Tengo el poder celestial, queridos hijos, para desatar cualquier nudo o para destrabar cualquier impedimento, porque si la Voluntad de Dios se cumple en ustedes la Ley, que es divina e inalterable, se manifiesta en cada nuevo paso.

Sé que sus vidas nunca atravesaron un tiempo tan difícil como éste, ni tampoco vivieron, ni padecieron los sufrimientos y las llagas de Jesús.

Que el testimonio de Amor de Mi Hijo los ayude a alcanzar, todos los días, la liberación de las formas y de las estructuras humanas.

Quisiera, queridos hijos, que en estos tiempos agudos aprendan a no temer y a soportar todo lo que el Universo enviará para su madurez interior.

Pero no estarán solos, porque su Madre que está en los Cielos, los socorrerá con todos Sus ángeles y así, librará a las almas preciosas de las garras de Mi adversario.

Mientras se preparan para aprender a conocer estos tiempos Yo les pido, queridos hijos, una paciencia y amor lo suficientemente grandes para poder superar todo lo que llegará.

Confíen en la llama poderosa de Jesús, que en ella están la liberación y la alianza de sus corazones con el potentísimo Corazón de Cristo.

Cada vez que pierdan las fuerzas, cada vez que todo parezca imposible o difícil de destrabar, implorarán con amor y determinación la siguiente oración:
 

“Llama Poderosa de Jesús,
       que enciendes en luz todo lo que es vida,
       que colmas de amor todo lo que Tú tocas.

Llama Poderosa de Jesús,
       libera los abismos y todos los obstáculos de la vida,
       para que yo pueda ser en Ti
       y Tú en todo lo creado.

Amén”.

 

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los bendice y los restaura,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE ORLANDO, FLORIDA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Cuando su Madre Celeste obtiene victoria en una batalla espiritual y los planes de Mi adversario se desarman, sobreviene otra batalla tal vez algo más fuerte, pero que no hará que Mis soldados sean consciencias imposibilitadas de poder servir.

Cada batalla interior que un servidor enfrenta, llega para fortalecerlo y confirmarlo en la Voluntad Divina.

La dualidad que vive este mundo permite que las consciencias elijan qué camino seguirán.

Es así que cada batalla interior es un momento para hacer siempre nuevos intentos de superarse y de trascenderse a sí mismo.

Cuando el discípulo de Cristo tropieza con la misma piedra en cada batalla interior, él debe tener presente que, dentro de este sistema dual de aprendizaje, solo se puede aprender a amar los errores todos días, para que ese amor interior sea lo suficientemente grande y maduro como para poder perdonarlo todo.

Si su Madre Celeste siendo un ser humano encarnado, no hubiera sentido ni vivido esos altos grados de amor, tal vez la Pasión de Cristo no hubiera tenido grandes resultados, porque Cristo enseñó en la Cruz que el amor tiene el poder y la victoria por encima de todos los errores.

Eso es lo que sus vidas deben tener bien presente, porque de lo contrario nunca podrán liberarse de las cadenas o de los errores que viven.

La consciencia cambia de punto cuando consigue vivir y sentir los grados de amor, porque eso la colocará en otro nivel de la escuela de la redención y del perdón.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Los cicatriza espiritualmente,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN FRANCISCO, CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El Santo Grial: Instrumento de la Divinidad y de una Legendaria Hermandad

Desde el momento en que Cristo tomó en Sus Manos el Santo Grial, para que el mismo fuera el depositario de todos los códigos crísticos de la redención, desde ese momento la Consciencia Arcangélica de Miguel estableció de manera definitiva entre las almas y Dios, una unión espiritual, capaz de sostenerse interiormente a lo largo de los tiempos, sin poder ser quebrantada por ninguna otra fuerza contraria.

Esta alianza espiritual, esta comunión celestial, que fue celebrada por el propio Arcángel Miguel con todas las almas a través del potentísimo Hijo Primogénito, cerró un ciclo decadente e involutivo de la humanidad.

Fue así que a través del Santo Grial se establecieron en la Última Cena siete nuevos principios que todas las almas en redención, y sobre todo las que buscarían esta comunión con Cristo, podrían vivir conscientemente.

El primer principio que el Santo Arcángel Miguel estableció fue el principio de la Reparación, que es la Gracia de poder restaurar, por medio de la comunión, la alianza de las almas con Dios.

Segundo, el principio de la Redención, la oportunidad de saldar todos los pecados a través de una confesión sincera con Cristo.

Tercero, el principio de la Liberación, oportunidad de desprenderse para siempre de todas las cadenas que atan a las almas a los abismos de la Tierra y a todos los infiernos.

Cuarto, el principio de la Cura, el momento culminante para restaurarse espiritualmente a través del amor y de la unidad con Dios.

Quinto, el principio de la Ascensión, la oportunidad de elevar la consciencia de dimensión y de vibración por medio de la fusión interior con el Cuerpo y la Sangre Divina de Cristo.

Sexto, el principio del Perdón, la posibilidad de cerrar ciclos pasados y de permanecer en el eterno presente para vivir la reconciliación de la propia consciencia con el Universo Celestial.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Apocalipsis: Tiempo de adaptación

Queridos hijos:

En el Corazón del Padre Celestial, desde el principio estaban escritos los últimos días del planeta, en donde todo sería permitido para que la humanidad diera el salto a la trascendencia de la consciencia y de la vida planetaria.

Es en esta hora en donde el Universo se prepara para atravesar, junto a la humanidad, este momento.

El Apocalipsis significa espiritualmente el cambio de un ciclo para otro, a través de acontecimientos puntuales, que darán a la humanidad la oportunidad de cambiar completamente el estado primitivo de su consciencia.

Para eso llegó Jesús en los tiempos pasados, con la finalidad no solo de liberar a la humanidad de sus errores, sino también con la meta espiritual de prepararla conscientemente para su esperado retorno.

Después de más de dos mil años de historia terrestre, en donde la humanidad vivió y experimentó la indiferencia y la maldad humana, ese momento de Apocalipsis se aproxima a nivel universal y cósmico, para poder corregir y alinear lo que la humanidad por sí misma no ha conseguido vivir ni corregir.

Es así que en la consciencia de los seres humanos el término “Apocalipsis” fue inculcado como una expresión e información equivocada, enseñado por las grandes religiones de este mundo como el “fin del mundo” o el “fin de la Tierra”.

Es así que ese término “Apocalipsis” aún no ha sido vivido ni comprendido, por la mayor parte de la humanidad, como el momento más importante del planeta; momento donde las verdaderas Leyes Universales podrán ser conocidas y aplicadas para corregir lo que está torcido en los seres humanos.

El Apocalipsis existe en este momento en la humanidad y en todo el planeta, por no haberse cumplido ni vivido las leyes básicas de los mandamientos, con las cuales hace mucho más de dos mil años, a través de Moisés, se intentaba enseñar a la consciencia humana primitiva cómo ella debía vivir en Dios y dentro de las Leyes Universales, con el fin de permanecer como raza dentro del Propósito Divino y Cósmico.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

No querer la voluntad propia y amar la Voluntad Divina

Esta raza en el principio fue diseñada por Dios para obedecer y seguir un único Propósito. Pero desde que Mi adversario, en la antigüedad, despertó la tentación y el libre albedrío en el hombre de superficie, el Proyecto original se desvirtuó, saliéndose del camino de la Voluntad Divina.

Fue allí que ingresó en la consciencia primitiva de la humanidad la dualidad, la libre elección y la desobediencia a todas las Leyes superiores que regirían tiempo después a la humanidad, hasta que ella fuera una humanidad sagrada.

Desde el momento en que Adán y Eva fueron tentados en el Edén a decidir sobre su propia vida y así apartarse de la Mano del Creador, ingresó en la esencia del ser humano lo que llamamos voluntad propia.

Esa voluntad, carente de principios espirituales e impregnada de códigos de corruptibilidad, fue la acción que desvió del camino a la nueva humanidad; en el principio de todo, la primera raza era el sabio Proyecto de una nueva humanidad para la superficie.

Desde el momento en que el primer Adán decidió sobrevivir en el planeta transgrediendo las Leyes naturales, por otro lado Eva despertó los primeros indicios de los pecados capitales.

Mi adversario consiguió lo que tanto aspiraba: hacer de esta humanidad una humanidad inerte y sin consciencia de sí.

Después de tantas eras pasadas, llegó el momento culminante en donde en una primera etapa se daría fin a la decadencia de la humanidad, y sería a través de la aparición de Cristo en el mundo, como el Hijo Primogénito de Dios, encarnado para rescatar la esencia de este pensado proyecto humano.

Más tarde, cuando Cristo estaba presente, toda la raza, que ya se encontraba en el abismo de su perdición, fue desviada de su propio infierno a través de la Pasión de Jesús.

La venida del Mesías de Israel fue delicadamente preparada por los Padres Creadores, por los Santos Arcángeles. Cada uno aportó y gestó en el vientre purísimo de la Virgen Madre las células lumínicas de la transustanciación y de la redención, Leyes superiores que posteriormente permitirían liberar a la humanidad del mal.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El código crístico celular

Queridos hijos:

Hoy les revelo y les enseño la importancia del código crístico celular, que fue la sagrada y mayor experiencia de Amor de Cristo, vista por todo el Universo.

Se entiende por código crístico a todos los grados de amor, de perdón y de misericordia alcanzados por Jesús durante Su Pasión y Muerte.

La expresión viva y sublime de este código crístico se manifestó espiritualmente durante la flagelación y, desde allí, este código de amor que todo lo comprende y todo lo perdona, fue profundizándose en la consciencia humana de Jesús.

Para llegar a dar ese paso, Mi Hijo tuvo que encarnar en condiciones espirituales, cósmicas y humanas muy preparadas y especiales para la época. En la esencia espiritual de Jesús este código crístico fue despertando a medida que el pequeño Niño crecía en el seno de la Sagrada Familia.

Y este mismo código crístico fue manifestándose a nivel celular desde el momento en que Mi pequeño Hijo predicó por primera vez en el templo. Fue en ese evento tan especial que la intervención divina del Arcángel Miguel se hizo presente hasta que se cumpliera la santa profecía anunciada por los profetas.

El código crístico encarnó en Jesús desde las esferas sublimes de consciencia para poder enseñar al mundo la verdadera y única Ley del Amor-Sabiduría.

En la historia de la humanidad terrestre el planeta, como Consciencia-Madre, siempre fue ayudado y los grados crísticos de Amor-Sabiduría también se manifestaron ampliamente desde el momento de la iluminación de Buda.

Así, a través de la compasión divina que es una vertiente del rayo del Amor-Sabiduría, la humanidad pudo comprender que los errores cometidos y todas las deudas contraídas tienen un camino de liberación, que por medio de la compasión lleva a la consciencia hacia el perdón.

El primer impulso espiritual de la compasión fue expresado por la consciencia de Buda quien, en aquel tiempo, despertó profundamente a una revelación del amor divino que la humanidad nunca en su historia había conocido.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DEL CALVARIO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

De la flagelación a la Cruz

Queridos hijos:

Sigan a Vuestra Madre del Calvario por el camino del calvario. Acompañen a Jesús martirizado hasta los pies de la Cruz y recen Conmigo por todos los que deshonran la victoria que Mi Hijo alcanzó por Amor.

Yo soy Vuestra Madre Dolorosa porque veo las indiferencias y acciones humanas que hacen sucumbir a las almas.

Yo soy Vuestra Madre Dolorosa porque siento el peso del pecado de los hombres ingratos que no aman la Cruz de Mi Hijo.

Yo soy Vuestra Madre Dolorosa porque en este tiempo veo el camino de la muerte que muchos hijos Míos recorren, lejos del verdadero camino de la Cruz.

Si Mi Hijo vivió y soportó todos los padecimientos, indiferencias y crueldades humanas, ¿cómo las almas no se atreven a ver en Cristo el Camino, la Verdad y la Vida?

Sigamos los pasos silenciosos de Mi Hijo hasta el Calvario. Los que lo negaron, hoy lo rechazan; los que lo flagelaron, hoy son indiferentes; los que lo crucificaron, hoy mutilan a la humanidad.

¿Dónde está el perdón entre los hombres?

Yo soy Vuestra Madre Dolorosa y en el silencio de la oración les enseño a perdonar antes de que todo suceda.

Queridos hijos, subamos al Monte Calvario y hoy revivamos la Pasión de Nuestro Señor, porque Cristo en Su Bondad les muestra el poder de Su Sacrificio y de Su Paz por encima de toda adversidad.

Él triunfó silenciosamente y ustedes deben imitarlo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

A los pies de la Santa Cruz,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre del Calvario

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DEL CALVARIO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Así como Jesús cargó con la Cruz del mundo, ustedes son llamados a cargar con su propia cruz para que algún día todo sea redimido.

Hijos Míos, el sacrificio que vivió Mi Hijo por ustedes fue más allá de la vida material y espiritual. En todo este misterio sagrado de la Pasión de Jesús muchas Leyes actuaron para generar la redención de la humanidad.

Queridos hijos, asumiendo el sacrificio interno de ustedes por la humanidad, les traigo la posibilidad de ayudar a trascender los caminos desviados de millones de almas en el mundo a través del poder de la oración y de la paz.

En este día en el que nos preparamos para ver a Jesús como el Gran Cordero que es llevado al matadero, ofrezcamos al Padre Celestial nuestra alianza con Su Espíritu y con todo el Reino Mayor.

Yo les abro la puerta para que caminen hacia Mi Corazón con pasos firmes de definición.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los conduce por la Pasión de Jesús,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre del Calvario

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DEL CALVARIO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Con una pequeña cruz sobre el Corazón de Mi Hijo, Yo los preparo para que acepten el sacrificio por el Plan de Dios y por todas las almas pecadoras.

Con Mi Corazón luminoso les revelo una a una las señales de la Pasión de Mi Hijo, para que ellas sirvan de ejemplo de amor y de superación todos los días.

Hijos Míos, abrazando el poder de la Cruz de Mi Hijo conocerán los valores espirituales e internos que vencieron a la muerte e hicieron triunfar el Amor de Dios sobre todo error y dificultad humana.

Cristo es el triunfo victorioso para sus corazones, Mi Hijo es el Proyecto perfecto en el que las almas pueden cumplir las aspiraciones de Dios y santificarse porque al final, hijos queridos, sus almas son las que continuarán realizando la trayectoria hacia el Corazón del Padre Celestial.

Queridos hijos, contemplen la inmensidad del Amor de Mi Hijo por cada criatura, vivan Su sacrificio como si fuera de propio y adopten una postura religiosa para que el mundo no pierda la vida espiritual.

Caminemos juntos siguiendo las huellas de Cristo hasta encontrarnos nuevamente en el ápice de la Sagrada Pasión de Nuestro Señor.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los reúne en el Sagrado Corazón de Jesús,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre del Calvario

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DEL CALVARIO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Hijos Míos:

En este día en que celebramos la victoria del Corazón de Jesús sobre la muerte y sobre todo error, vean cuánto está haciendo Mi Hijo por ustedes durante estos días santos.

Preparando la próxima Pascua de Resurrección, sigamos caminando al lado del Señor en el profundo silencio del alma y del corazón, para poder recibir los dones preciosos que emanan de Su Santo Corazón para el mundo.

En un acto de confianza y de fe, renueven su adhesión perpetua a Mi Hijo y acompañen esta sagrada tarea de redención de la humanidad.

Apreciando todos los misterios vividos por Cristo durante Su Sagrada Pasión, queridos hijos, adopten una postura de recogimiento y de oración para poder percibir con sus almas todo lo que Mi Hijo está haciendo por ustedes. En ese camino de búsqueda del silencio podrán encontrar las llaves que abrirán las puertas al conocimiento divino del Amor y de la Sabiduría del Padre Amado a través de Su Bendito Hijo.

Una corriente de Luz y de Gracia está derramando Cristo para todas las criaturas. Reciban este llamado a la paz y, a través de la Pasión de Mi Hijo, asuman para siempre la propia cruz por aquellos que le dan la espalda a la gran convocatoria divina.

Estoy con ustedes caminando lentamente hacia el Calvario, pero antes les demostraré el sentido espiritual de la flagelación y de la corona de espinas.

Sigamos con confianza, el Señor nos espera en vigilia.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Caminando con todos por la Pasión,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre del Calvario

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DEL CALVARIO,TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Contemplemos en este día el silencio de Nuestro Señor en profunda preparación para lo que Él vivirá en Su Pasión. Para eso, hijos Míos, así como los apóstoles, sigan los pasos del Redentor y comulguen de este sagrado momento.

Yo los animo a vivir la Pasión de Cristo como un hecho de transformación y de amor para todos. Yo espero, hijos Míos, que sus corazones se pacifiquen así como se pacificó Jesús desde el día en el que supo que la injusta muerte lo esperaba. Él venció a la muerte y a todas las tinieblas.

Preparen sus seres internos para participar, junto al Amor de Mi Hijo Celestial, de estos días de reflexión y de vivencia de la Pasión de Cristo. Permitan, Mis amados, que el fuego del Corazón de Mi Hijo los transforme para que pierdan su condición humana y así se consagren al apostolado del Hijo Universal.

Queridos hijos, en estos días iremos preparando sus consciencias para que despierten a importantes realidades del plano espiritual.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los encamina por el sendero de la Pasión del Señor,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre del Calvario

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY,  AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Quédate en Mis brazos, porque así Yo te ayudaré.

Quédate en Mis brazos, porque así Yo te consolaré.

Quédate en Mis brazos, para que sientas a todo el Universo.

Quédate en Mis brazos, para que veas la Gracia de Mi Corazón.

Ya no te canses, querido peregrino, sigue buscando lo más alto de la montaña para que veas en el horizonte la llegada del Gran Pastor. Sigue adelante, caminando entre las piedras y las espinas, tus pies se lastimarán en esta senda para que puedas aprender.

Tal vez caigas al suelo para aprender a levantarte, pero recuerda, Mi querido peregrino, que una Mano de Luz siempre se tenderá en tu camino para que puedas levantarte con firmeza y devoción. Por eso quédate en Mis brazos, así como se quedó Jesús cuando nació.

Quédate en Mis brazos, para que reconozcas que no estás solo en este universo. Sabes que hay muchos hermanos del universo que te aman y desde sus Cielos más sutiles acompañan la trayectoria de tu espíritu.

Sabes que podrás escapar del error, esta es la escuela para los que se animan a autoconocerse y transformarse. Si doce hombres al lado de Jesús se convirtieron en Sus seguidores y apóstoles de la sagrada palabra, ¿por qué tú, querido peregrino, dejarás de convertirte en algo tan bello y esperado por Mi Hijo?

Es hora de que día a día aprendas a crecer y a amar la transformación. El universo de esta humanidad está lleno de dádivas pero también está lleno de deudas, algunas impagables. Pero si tu fe te lleva a encontrar el punto más alto de la montaña, nunca dejes de aspirar a redimir completamente tu vida.

Querido y amado peregrino, viniste al mundo para purificar lo más viejo, lo que ya no puede morar en tu sagrada consciencia.

Querido peregrino, llegaste al mundo con un velo en los ojos de la consciencia para que aprendieras a caminar a través de la fe absoluta, sin antes conocer tu pasado en las estrellas y en el cosmos. Ahora y aquí, aprendes a superarte todos los días, sin dejar de participar de los verdaderos milagros que el Cielo ha hecho en tu vida y en la vida de tus hermanos.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos:

Con esfuerzo y amor sigamos adelante, caminando en confianza hacia el Señor, que nos espera con Su abrazo paterno y Su gran Amor infinito.

Mi pedido para cada uno de los misioneros de la paz es que se animen cada día más a abrazar esa cruz que Dios les entrega para que, a través del sacrificio y del amor a Su Reino Mayor, las obras de salvación y de redención se concreten en este tiempo.

Así, hijos Míos, no estarán lejos de la Voluntad del Padre, la que primero deben amar para después conocerla en su interior. Amando esa Divina Voluntad, queridos hijos, podrán abrazar la cruz de la entrega total y del sacrificio absoluto por la nueva humanidad, para que así nazcan las nuevas semillas que florecerán en el próximo tiempo.

Mis queridos misioneros, no hay nada en este momento que esté fuera de lugar o de espacio, todo forma parte de una ley desconocida, que muchos servidores en algún momento deben conocer; es la ley de la renuncia, algo que no existe en la consciencia de los seres humanos. Es un principio que fue enseñado por Mi propio Hijo durante la Agonía y durante la Pasión.

La renuncia quiebra las estructuras que siempre estuvieron basadas en la crítica, en la indiferencia y en el error permanente.

La renuncia concede, a través del servicio y de la atención amorosa al semejante, una forma de expiación que equilibra mucho las faltas cometidas.

Queridos hijos, la escuela de la renuncia es el principio y el comando de los misioneros de Cristo, de los que están al servicio de la caridad fraterna.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los despierta a los nuevos patrones de conducta,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

El Silencio de María

Durante la Pasión de Mi Hijo, la llave que abría la puerta para la Gracia era el silencio.

El silencio hacía invisible a Vuestra Madre, porque en el silencio está presente Dios y todas Sus manifestaciones. Vuestra Madre no solo tuvo un Corazón doloroso, sino que también vivió como un Corazón silencioso, esto permitió cerrar las puertas profundas al mal.

El enemigo no sabe qué es el silencio, porque él vive a través del conflicto y del desorden. El silencio penetra en la consciencia como espíritu de serenidad y de armonía. Es ese silencio interior y misterioso el que llevó adelante toda la Obra Redentora de Mi Hijo durante Su Pasión. En silencio soportó todos los martirios, porque Su Divina Consciencia estaba unida a Dios y a Su Gran Propósito.

Por medio del silencio se vence al mal y él se desorienta porque no encuentra ninguna puerta hacia el conflicto. Ese silencio fue el que preparó a Jesús durante los cuarenta días antes de comenzar con Su vida pública. El silencio diseña en el espíritu un estado capaz de trascender los conflictos más resistentes en las consciencias. Alcanzar ese estado de silencio, no arrogante ni introspectivo, significa una tarea de desprendimiento de formas y de modos que pueden interferir en el despertar de cada alma.

El silencio es más que quedarse callado o no emitir palabras, el verdadero silencio del universo se alcanza a través de la conexión interna con la oración, que es el primer paso para ir disolviendo las raíces humanas que generan el desorden de la vida material.

En este momento el planeta está muy lejos del verdadero silencio. Por eso Vuestra Madre les enseña que el silencio es un acto de oración capaz de traspasar planos de consciencia en donde reina la paz. El silencio también es cura, es una vertiente poderosa que en estos tiempos ayudará a salvaguardar el camino espiritual de las consciencias que acepten penetrar en ese estado de unión con el Creador.

El silencio trae luz, trae sabiduría, trae serenidad y renueva el espíritu para que tenga el impulso de continuar en la obra divina. El silencio total de una parte de la humanidad podría revertir todas las causas que se aprovechan del ruido y del desorden para generar el conflicto mundial.

El silencio es como un remedio contra la verborragia, la que ocasiona deudas y constantes faltas. El silencio libera sin batallar.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridísimos hijos Míos:

En este mes del Santo Rosario, quiero renovarlos en la fe y en la sagrada devoción a Mi Corazón Inmaculado. Quisiera que todos los días, por tan solo quince minutos de vuestro día, veneren Mi Inmaculado Corazón, Su Luz, Su Gloria y Su Gracia para con todos los hijos de la Tierra.

Prometo a quien venere Mi casto y puro Corazón Virginal durante todo el mes de octubre, derramar una Gracia especial que tendrá fruto y gloria en la próxima vida. Prometo a quien venere Mi Sagrado Corazón, darle fervor y espíritu de consuelo y de Gracia durante los últimos tiempos de la Tierra.

Quisiera, queridos hijos, que difundieran la devoción a Mi Inmaculado Corazón. Y si esta veneración se realizara antes de orar el Santo Rosario, prometo confortar al alma que Me lo pida, pues tengo el permiso y la autoridad para hacerlo como la Madre de Dios. Esta promesa se cumplirá porque fue preciosamente concedida cuando Cristo Me entregó a todos como la Madre de la nueva humanidad.

A aquellos corazones que difundan el poder silencioso de Mi Corazón Inmaculado, Yo les prometo el total y absoluto amparo de las insidias de Mi adversario. Si esa santa imagen de Mi Inmaculado Corazón se colocara en la puerta de cada hogar, prometo la existencia de una fe inquebrantable, capaz de apartar todo deseo de maldad y de odio.

Pero si la santa imagen de Mi Corazón Inmaculado fuese venerada por las familias del mundo antes de orar el Santo Rosario, prometo la potentísima protección divina durante los tres días de oscuridad.

Quien en nombre de Jesucristo todo Me lo pida, por los méritos de Su Pasión, prometo durante este mes, conceder Gracias imposibles y transformaciones inconcebibles a todos los que Me veneren y Me entreguen su amor.

Deseo, que en este mes del rosario, la paz sea la tónica para las almas del mundo, porque especialmente cumpliré Mis obras pedidas por Cristo a través de los que piadosamente Me imploren de corazón una Gracia especial.

En este mes, la Misericordia purísima de Mi Corazón Inmaculado estará derramándose como océano de renovación y de esperanza para todos. No abandonaré a ningún hijo, pues Mi mirada estará en todo aquel que verdaderamente Me busque con sinceridad.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ, EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Antes de que María apareciera, Padre Pio se manifestó delante de nosotros. Él traía en las manos una corona de flores y otras flores sueltas. Rezaba el rosario esperando a Nuestra Señora y, cuando los portales se comenzaron a abrir, colocó en el camino de María las flores que tenía en las manos y, en el lugar donde Ella colocaría los pies, la corona de flores. Cuando María apareció, Padre Pio se arrodilló y tocó con su cabeza los pies de la Madre, permaneciendo así durante todo el tiempo en el que Ella estuvo presente. En el final de la Aparición, él se despidió y se fue junto con María.


Yo soy la Madre de los perdidos y de los desamparados.

Yo soy la Madre de los arrepentidos, de los redimidos, de los rescatados.

Vengan a Mí los pecadores y Yo los santificaré.

Vengan a Mí los incrédulos y Yo les daré la fe absoluta.

Vengan a Mí los valerosos, porque construiré sobre ellos una fortaleza y los congregaré en Mi ejército de paz, que vencerá el mal a través de la oración y del amor al Creador de todas las cosas.

Vengan a Mí los imperfectos, pero valientes, pues se dejarán moldear en Mis santas manos y permitirán que Yo los conduzca en Mis brazos al Corazón del Universo, al Rey de reyes, al Cristo Redentor.

Hijos queridos, no llamo a Mi encuentro a los perfectos, porque Este ya se encuentra en el Reino de los Cielos a la derecha de Dios. Llamo a Mi lado a aquellos que permitirán ser transformados y purificados por el fuego de la oración, y por Mi presencia sacratísima en este mundo.

Hoy traigo a vuestro encuentro a San Pio de Pietrelcina para que vuestros corazones encuentren en él un ejemplo a seguir. Este Mi amado santo, hijos Míos, fue capaz de confiar en Cristo, en San José y en Mi Inmaculado Corazón, sobre todas las cosas. Él estuvo dispuesto a comprender los misterios del Cielo y a vivir en sí los dolores de la Pasión de Mi Hijo, aún cuando todo el mal que existía en el mundo fuera contrario a la misión que estaba recibiendo.

Como a Padre Pio, invito a cada uno de ustedes a entregarse a los Misterios del Reino de Dios, a no permanecer en la ilusión de los días de este mundo, atrapados en la vida común.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

En este gran día, en el cual el mundo recuerda la crucifixión de Mi Hijo, deseo que ningún alma sea martirizada por las manos de sus propios hermanos, porque eso ha llevado a la pérdida de la inocencia interior de los seres.

Queridos hijos, para poder detener esta ola de flagelaciones, ultrajes y martirios de hermanos contra hermanos, hoy los invito a revivir conscientemente el sacrificio de Nuestro Señor como un hecho que jamás deberá repetirse en esta civilización.

Y como esto sigue sucediendo de otras maneras, que son ocultas a los ojos de muchos, yo vengo a rogarles que se detengan y ya no lastimen más. Tampoco sometan la vida que se está generando en los vientres de las madres, porque allí un alma escogida debe nacer a la luz que la llama.

Hijos, recen, recen mucho, y ofrezcan vuestras acciones y ejercicios diarios a Dios como una preciosa oración, así ayudarán a reconstruir espiritualmente todo lo que ha sido destruido por las manos de los hombre ingratos.

Hijos, vuestra Madre Celeste acompaña al mundo entero, el cual enfrenta, más que una pasión, una consecuencia que en ciertos casos parece irreversible. Por eso, con amor materno los invito a vivir hoy la crucifixión de Jesús como parte y esencia de vuestras vidas, porque vuestras pequeñas almas, al alcanzar esa unión interior, permitirán que códigos del Cielo sean derramados sobre la esfera planetaria bajo la intervención de los ángeles celestes.

Queridos hijos, aunque vuestra propia cruz parezca pesada e insoportable de cargar, recuerden que Mi Amado Hijo llevó sobre Sus Espaldas el mayor pecado y la mayor negación que ustedes pueden imaginar. Por eso, en entrega absoluta e inmediata, ingresen en el calvario y acompañen a los Mensajeros Celestes en esta transición que aún no acaba.

Hijos Míos, será a través de la aceptación incondicional de vuestra propia cruz que todas las cruces de los ingratos serán aliviadas y así, algún día, resucitarán a la conversión espiritual.

Muchos recuerdan el día viernes de crucifixión, pero pocos consiguen penetrar este sagrado misterio de amor que vivió Mi Hijo.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos Míos:

En cualquier parte de la Tierra en donde un alma celebre hoy junto a Mi Hijo la Última Cena, recibirá la Gracia de la transformación de su ser. Así evitará, en los tiempos que vendrán, desviarse del camino que Mi Hijo le ofreció desde el principio.

Por eso, en este día, sean testigos del gran acontecimiento universal al cual son llamados a participar y, de esa forma, dar el “sí” al Padre Celestial.

Es importante, hijos, comprender que cuando todos los años se celebra la memoria de la Última Cena de Jesús con Sus Apóstoles, nuevas puertas de redención, de misericordia y de rehabilitación espiritual se abren para todos aquellos que desean de alma y de corazón atravesarlas; detrás de ellas hallarán el sendero de la reinserción en el camino de la cristificación.

Por eso, queridos hijos, una vez al año, cuando es celebrada la Sagrada Cena del Señor, el Universo se dona por entero y todas las leyes universales se detienen para que la Misericordia alcanzada por Mi Hijo pueda derramarse sobre todo aquello muy impuro y que parece irreversible.

Despierten a este momento en el cual, todos ustedes, como dignos Hijos de Dios, serán depositarios de los mismos dones que permitieron cumplir la misión redentora del Hijo de Dios.

Hoy abro Mis brazos y vuestra Madre Celeste los recibe en Su Corazón Inmaculado, invitándolos a renovarse y a confirmarse en la misión que el Padre Eterno les confió por medio de la vivificación de la Pasión de Mi Hijo.

En este tiempo, ustedes son llevados a comprender los misterios del Universo a través de la voz de los Mensajeros Celestes. Por eso, con espíritu de regocijo, eleven vuestras súplicas a Dios y reciban en este día de la Sagrada Cena las llaves que el Maestro les dejará para que, cuando llegue la hora, ustedes abran las puertas que los conducirán al Paraíso de Dios.

Mientras estén en este mundo, mucho deberá ser hecho en nombre del Señor para que al menos algún alma más reciba la oportunidad de despertar al Universo Infinito que la aguarda. Eso, hijos Míos, será posible a través de vuestra consagración y búsqueda constante de permanecer fundidos dentro de ese Gran Infinito que es la esencia del Amor de Adonai.

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos