MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL ÁGUILA DE LUZ DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE SAN PABLO, HACIA EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Mis muy queridos hijos:

En este anteúltimo día de mensajes diarios, quisiera expresar Mi gratitud maternal y sublime a todos los corazones que se unieron en oración en los cuatro puntos de la Tierra y a los que amorosamente hicieron posible la misión humanitaria en Turquía, en ayuda a los hermanos exiliados.

Queridos hijos, hacia el mes de julio de 2016 una segunda misión se realizará en Turquía, pero esta vez la misión ingresará en Grecia como punto principal y como puerta que recibe a los refugiados náufragos del Mar Mediterráneo.

Será por medio de la nueva misión a Medio Oriente y a Grecia que los misioneros de la paz conocerán el dolor profundo de los corazones que a través de los mares buscan una salida al terror de la guerra inminente.

La primera misión en Turquía trajo resultados muy positivos desde el punto de vista espiritual, y el más destacado fue que sus hermanos de Medio Oriente pudieron recordar que aún existen corazones que aman y que creen en Dios. Esto ha significado que las puertas están abiertas para que se puedan realizar nuevas misiones humanitarias.

La consciencia grupo que forma parte de la Obra de los Mensajeros Divinos fue llamada a dar un paso, lejos de la comodidad, a asumir el sacrificio para que esta última misión en Turquía pudiera dar los frutos en el Árbol Sagrado de la Madre del Mundo. Ese paso fue dado por todos, pero aún sé, como Vuestra Madre que los ama, que todos los grupos de oración tienen más para donar y para ofrecer al Cielo.

La segunda misión humanitaria a Turquía y a Grecia promete establecer una posible base de trabajo humanitario y de servicio permanente en Turquía, a través de la asistencia internacional de la asociación turca que apoyó la primera misión. Para llegar a ese escalón de servicio, los Mensajeros Divinos esperan que en el próximo encuentro de los Hijos de María se siembren los impulsos para que nuevamente la consciencia grupo de la Red-Luz Planetaria dé el paso hacia la asistencia mundial de la humanidad.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los ama,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los Refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL ÁGUILA DE LUZ DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE SAN GABRIEL, RIO GRANDE DO SUL, HACIA LA CIUDAD DE BLUMENAU, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

En este día en el que Mis misioneros retornan al Brasil después de una intensa experiencia de caridad fraterna, quisiera pedirles a todos que desde ahora preparen sus corazones y sus seres internos para recibir lo que ellos relatarán de toda esta última experiencia misionera.

Cada uno de los misioneros que fue a Turquía traerá grabado en su memoria una etapa de su vida; etapa que quedará imborrable y que les ayudará a fortalecer su entrega en los brazos del Padre Celestial.

Mis queridos hijos, en Medio Oriente quedó abierta una puerta de luz y de misericordia para que nuevos misioneros puedan llegar a servir en la principal crisis migratoria del siglo XXI.

Queridos hijos, más allá de todo lo que vivieron los misioneros en nombre de todos los que con sus oraciones y donativos apoyaron esta misión, quedará guardada como riqueza espiritual la posibilidad de aprender a amar la condición humana, y sobre todo de dar amor a los corazones que viven día y noche el terror de las guerras.

En esta hora en la que Mis misioneros ya dejaron Turquía para retornar a América con toda esa experiencia de vida, les pido nuevamente que preparen sus corazones para conocer la verdad de lo que hoy es una humanidad desmoralizada, perdida y ciega por las acciones del adversario. Pero no Me cansaré de decirles, queridos hijos, que Mi Corazón triunfó a través de cada pequeño sacrificio realizado por cada misionero cuando abrió su corazón para recibir el gran dolor del mundo.

Queridos hijos, en esta noche les traigo a la consciencia la importancia de percibir la realidad planetaria.

Vuestra Madre hoy está con todos los misioneros.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los ama,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

El arte de Mi adversario podrá dejarlos cansados o vencidos por tanto orar, pero sepan que nunca el Amor de Mi Hijo dejará de estar presente en el corazón de aquel que clame por Él.

En esta hora crucial en que la humanidad desafía la mano del destino, Yo les pido que ofrezcan cada situación por el triunfo pleno del Proyecto del Creador para esta raza aún no redimida.

Queridos hijos, Vuestra Madre Celeste en este momento se encuentra finalizando la primera etapa de la misión en Turquía, en donde muchas experiencias y crecimientos internos sucedieron para que todos, como una sola mente y un solo corazón, pudieran crecer.

La misión que se realizó en Turquía, en este último tiempo, dejó puertas bien abiertas para que la caridad crística y sobre todo la paz se vuelvan a establecer en los corazones que claman. Eso fue posible porque el corazón misionero es uno solo y responde a los comandos del Cielo.

Queridos hijos, mientras millones de almas en Medio Oriente buscan escapar del horror planetario y de la guerra, sepan que la oportunidad de liberación y de misericordia que ellas recibieron, a través de esta misión, significó el ofrecimiento permanente de transmutación de los desajustes psíquicos y de las acciones precipitadas que llevan a cambiar el destino de muchas familias.

Hijos Míos, que en esta hora sus pies estén firmes en el camino de Mi Hijo, así serán invisibles y estarán protegidos de cualquier artimaña del adversario.

Ya estamos trabajando con todos los seres de buena voluntad para que el reino involutivo sea desterrado de la consciencia humana y, sobre todo, para que se restablezca el sentido de vivir en este mundo y con esta humanidad.

Todo deberá ser reconstruido, pero primero los corazones se purificarán para que no pierdan la oportunidad de renacer a la vida superior.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los eleva maternalmente al Universo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​

En el principio de todo, solo existía el Amor y la Unidad como una Consciencia Única. Era natural de esa Consciencia expresar Su Amor creando y, misteriosamente, expresaba a Su Unidad multiplicándose a Sí misma.

Esa gran Consciencia era como un sol, era la propia vida. En ella no se veían formas, no se distinguían colores, no se distinguían sonidos y, al mismo tiempo, Ella contenía en Su creatividad todas las formas, todos los colores y todos los sonidos.

En la expresión del Amor de Dios, Él se dividió en tres. Tres aspectos de Su Faz Única, tres formas de manifestar Su Divino Amor: Dios Padre, el que une; Dios Hijo, el que crea; Dios Espíritu Santo, el que gesta y ampara la creación, el que manifiesta y diviniza todas las formas.

Fue en la manifestación de Su Amor Infinito que Dios creó las diferentes razas y civilizaciones del universo y la diversidad no impedía que se sintieran una con Dios. El Padre concedió a Sus criaturas no solo la Gracia de retornar a Él en espíritu. También les concedió que, trascendiendo las formas y las densidades, en la sublimación de la materia, en la ascensión de la evolución, aquellos que vivieran tan profundamente el amor, se tornarían el propio Amor y volverían, poco a poco, a ser uno con Dios, por entero.

Una experiencia de amor conduce a otra, aún más profunda, y es así que las criaturas ascienden en los escalones de la evolución divina.

Para demostrar al cosmos la perfección de Su Pensamiento, Dios creó a los hombres y creó a la Tierra. En un tiempo paralelo al tiempo del Universo, comenzaron a desarrollarse, desde el principio de la escala evolutiva material, criaturas que nada sabían sobre la vida universal, que no tenían acceso a los conocimientos del cosmos y que ni siquiera reconocían la existencia de otras vidas, separadas de su propio planeta.

A ese pequeño proyecto, delante de Sus vastos universos, Dios envío a Su Hijo desde el principio. Era parte de Su Parte, esencia y espíritu divinizado por Su Origen, aunque sin saberlo.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY,  AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Hijos Míos:

Será por la cruz que cada uno acepte, que Mi Purísimo Corazón triunfará en el mundo y logrará la victoria en todas las almas que nunca clamaron por Dios, porque Yo las rescataré.

El triunfo de su propia cruz es posible. El camino que ustedes deben realizar les promete una transformación profunda y rápida en estos tiempos.

Hijos, no teman cargar con su propia cruz, con la cruz de su entrega, de su esfuerzo y de su constante caridad. Carguen con su cruz con ánimo y valentía para que pronto el mundo y la humanidad se libren del error.

La cruz para los que se consagran en el fin de los tiempos no tiene fin porque es una cruz espiritual plena en ofrenda y sacrificio por todos los que no llevan su propia cruz.

Hijos, les parecerá imposible lo que les digo, pero el mundo deberá ser purificado también por la cruz que todos acepten cargar sin miedo.

El amigo cirineo ahora será Jesús, el Rey, quien cargó la peor Cruz por todos ustedes. Pero Él en Su infinita sabiduría compartirá con los suyos la gran cruz del mundo para que así las almas se puedan salvar.

Siéntete digno de recibir esta Gracia de poder compartir con tus hermanos una cruz que la mayoría no quiere cargar por sí mismo. La cruz no será sufrimiento, sino que será el motivo de que tu corazón y tu vida alivien el peso que ocasiona la humanidad a todo el universo.

No te sientas solo en todo este trayecto de cargar con la cruz, sabes que a tu lado están los ángeles y los arcángeles que aliviarán todo el mal que ocasiona el adversario.

Si Jesús venció en la Cruz, ustedes, Mis hijos, deberán vencer mediante una entrega mayor. La cruz de la humanidad pertenece a todos; quien acepta el camino de la consagración, acepta tomar una parte de esa cruz para que la sagrada victoria ocurra en los demás, en los más pecadores y en los más perdidos. Eso fue lo que Mi Hijo hizo por todos, tomó la cruz del mundo y la cargó en su espalda, silenciosamente e hizo triunfar el Proyecto Redentor del Creador.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos:

Por medio de las luchas espirituales se alcanzará la paz, es por eso que en esta hora decisiva se define el próximo camino para seguir en esta situación planetaria.

Queridos hijos, hoy necesito que mantengan encendida su fe, la fe del corazón y del alma para que así el amor de sus corazones derrote a Mi adversario. Él no conoce el amor y le teme al amor divino y superior.

Por eso, hijos Míos, con lanzas de amor en sus manos, batallen por la paz irradiando amor y compasión ante tanta crueldad humana.

Hijos Míos, la misión humanitaria en Turquía ha movido los planos espirituales. Todo lo que produce el caos, así como el terrorismo y la aniquilación de personas inocentes, genera una forma de batalla espiritual permanente en la que las legiones de la luz y las fuerzas del caos producidas por las acciones de la humanidad batallan para definir el reinado.

El Todopoderoso sabe que todo esto está sucediendo y que día a día eso compromete a la humanidad.

La oración de todos está siendo una poderosa arma que hace desaparecer el terror y el miedo de los corazones, porque el arma de la oración está llena del amor verdadero que sus corazones pueden sentir.

Hijos Míos, sigamos trabajando por la paz, que los soldados orantes se formen en las primeras filas del Armagedón, pues el planeta debe ser rescatado.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

En comando y oración,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos:

Hoy quisiera pedirles que presten atención sobre un punto importante de las misiones humanitarias, sobre algo que ha dado resultados espirituales especiales entre los misioneros y los refugiados. Es decir que a pesar de las culturas, a pesar de las lenguas o incluso de las naciones se ha creado positivamente un puente interno de fraternidad y de amor en medio de una crisis que no parece detenerse de tan grave que es.

En el punto de la fraternidad y del amor es que hoy quisiera que todos vieran, atentamente, cómo los lazos internos entre las almas se establecen de manera espontánea cuando todo es verdadero y humilde.

Es en esta etapa de la misión en la que cada uno de los refugiados que pasó por la atención humanitaria y espiritual de los misioneros está pudiendo recordar y reconocer que el amor y la paz aún existen, y que no solo existe la guerra y la oscuridad creada por el adversario. Es así, queridos hijos, que ese reconocimiento espiritual e íntimo de parte de cada hijo de Medio Oriente hace posible que esa parte de la humanidad no pierda la esperanza de poder seguir adelante.

Por medio de la misión humanitaria en Turquía, no solo los refugiados sino también los servidores de la asociación turca están despertando con el impulso interior que los misioneros están dando a través del servicio, de la escucha a cada refugiado y sobre todo del amor fraterno que se expresa.

Hoy les revelo que entre los misioneros, los servidores de Turquía y los refugiados de Medio Oriente quedará un lazo de hermandad interior y verdadero que ayudará en la manifestación de la Nueva Humanidad. Estos son los nuevos patrones que la Nueva Humanidad gestará en su consciencia después de que todo el planeta se haya purificado.

Queridos hijos, es de esa forma que la obra interna de la Jerarquía se amplió espiritualmente, desde el momento en que los misioneros respondieron a la convocatoria de permanecer más días al servicio de las necesidades humanitarias en Turquía y al servicio de los refugiados.

Los corazones heridos deben ser escuchados, esa es la importante tarea que los misioneros han cumplido bajo la guía de la Madre Celestial.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos misioneros:

En estos últimos días en Turquía, que el fuego de sus oraciones se intensifique en la simple ofrenda de sus corazones por la conversión de los corazones dormidos.

Hijos Míos, Vuestra Madre Celeste recibirá en el Cielo la súplica y el amor de cada uno de ustedes para que así Yo, en Gloria y Piedad, pueda interceder por el mayor número de almas posible.

Mi Corazón se regocija porque ha visto el esfuerzo de todos los orantes y de los misioneros, para poder establecer en este mundo un tiempo mayor de paz.

Únanse verdaderamente y de corazón a corazón con cada uno de sus hermanos orantes, para que en los planos internos se establezca la gran red de luz y de amor que los unirá a todos por igual a través del impulso santo de Mi Espíritu Inmaculado.

Así como San José, el Obrero de Dios, se los ha pedido a cada uno de ustedes, recen por todo lo que hoy sucede en Medio Oriente; así permitirán que los Sagrados Corazones ayuden espiritualmente a las almas que no tienen escapatoria y que están presas en las manos de los enemigos.

Queridos hijos, cada una de esas almas, totalmente olvidadas y encarceladas en los lejanos desiertos de Siria, esperan que al menos alguien se acuerde de ellas y que recen para que, a pesar del martirio o de la decapitación, ellas puedan llegar pronto a encontrarse con Dios.

Esas almas son verdaderamente valientes ante sus enemigos, porque en el momento más culminante de sus vidas o de la muerte, ellas testimonian la presencia soberana de Cristo en sus corazones, y eso nadie lo puede quitar ni borrar de sus almas, porque Cristo en esos momentos también está muriendo nuevamente con cada uno de ellos para que los enemigos se puedan salvar algún día o al menos en el esperado día del Juicio Final.

Esto es una realidad que sucede todos los días y que no se detiene. Ahora, queridos hijos, ¿comprenden la importancia de orar de verdad?

Sepan entonces que las almas más olvidadas esperan las oraciones de todos los orantes. Seamos uno en este tiempo, uno en Cristo y uno en Dios, por la victoria del Reino de Adonai en el mundo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los despierta a la Verdad Superior,

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos:

Ankara en este momento es el foco principal de Mi adversario, pero no teman por eso, porque el poder de la oración del corazón cierra todas las puertas inciertas.

La obra fraterna que Turquía está realizando de ayuda a los refugiados de Medio Oriente, y los frutos de caridad que esta obra imparte, hacen estremecer el corazón del adversario porque una vez más triunfa el Amor de Dios.

A pesar de los últimos atentados sucedidos en Ankara en donde nuevamente almas inocentes sufrieron la pérdida de sus vidas, el triunfo del amor y del servicio misionero y de los servidores de la asociación turca permitieron espiritualmente, a través de la quietud y de la calma, que también esas almas fueran acogidas por los ángeles del Cielo.

Dios espera que esa persecución y maldad terminen antes de que llegue la Justicia definitiva del Cielo; que los hombres al menos tomen consciencia de todo lo que están destruyendo en la vida planetaria y en los Reinos de la Naturaleza. Es por eso que a la humanidad solo le resta orar y orar de corazón, pronunciando cada palabra con fervor y con la aspiración de que las guerras terminen pronto.

Como lo dije una vez en Fátima, los guerrilleros se cansarán de luchar, el caos ya no podrá oponerse más a la guerra1 desde el momento en que los corazones del mundo decreten ante el Universo que no quieren la guerra sino la paz.

El adversario no descansa, pero por más que se realicen sus planes, estos se debilitan porque son planes falsos y, al final, el Inmaculado Corazón de María, el Amor de la Madre del Mundo triunfará a través de todas las almas de Medio Oriente que ofrecen sus vidas al servicio y al rescate de los perseguidos y de los lastimados.

La victoria del Reino de Dios primero se verá en los corazones simples y donados, en ellos se reflejará la mirada de Cristo.

Que las obras humanitarias continúen, es hora de servir a la humanidad para su salvación, por el descenso de la Divina e Inagotable Misericordia.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los guía,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados
 

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos Míos:

En esta etapa de la misión humanitaria en Turquía, en donde los dolores internos y los sufrimientos más profundos de las almas son conocidos por ustedes, es momento de llevar toda su experiencia misionera al corazón, y así confirmar dentro de cada uno que es real y verdadera la presencia del Cristo sufriente en los semejantes.

Queridos hijos, Mi Hijo también se muestra en esos rostros hermanos que han vivido barbaridades y pruebas que los llevaron al exilio de sus países de origen.

Hijos Míos, en esta etapa de la misión, en la que los conflictos armados se agudizan, solo les pido que sientan a Dios y que piensen en Dios. El Universo los amparará en esta última parte de la misión, en la que dentro de cada uno se definirá un resultado, una experiencia interior que ayudará a madurar dentro de sí los próximos pasos.

Mi Inmaculado y Materno Corazón acoge a cada uno de sus hermanos refugiados, para que al menos una gota de esperanza se deposite en los espíritus aterrorizados y martirizados por las guerras.

Queridos hijos, todo tendrá un final, pero no podremos decir cuál será. La hora indica una profunda unión con Dios, para que en la vida de cada uno se manifieste la Voluntad Divina. Eso los llevará a vivir el camino que, después de esta misión humanitaria, se le planteará a la vida de cada uno de Mis misioneros.

Con alegría, prontitud y amor los hermanos de la Comunidad Figueira estarán esperándolos para comenzar el ciclo de su recuperación después de esta misión.

En el mes de marzo, queridos hijos, ya ingresarán en el espíritu del Encuentro General en el que nuevas oportunidades se presentarán para todos.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice desde el Cielo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Queridos hijos Míos:

A través de la misión humanitaria en Turquía un nuevo reino se está construyendo en el corazón de las personas que amorosamente fueron abrigadas por Mis misioneros de la paz.

Eso significa el triunfo, en este momento, de la vida espiritual y del amor en la existencia de millones de personas. Así, hijos Míos, comprenderán que viviendo plenamente el servicio abnegado siempre se mantendrán abiertas las puertas de los Cielos para los corazones que necesitan de redención.

Ahora, queridos hijos misioneros, que ya aprendieron a percibir la condición humana, que sus brazos estén aún más abiertos para abrigar espiritualmente en el Corazón de los Mensajeros Divinos a cuantos esperan sentirse amados de verdad.

La misión humanitaria en Medio Oriente alcanzó una repercusión espiritual inigualable, porque en toda esta tarea de servicio y de amor crístico, siempre tuvieron que trabajar para superarse a sí mismos por cada consciencia de Medio Oriente, por los que viven en su propia carne la opresión de una guerra armada.

Queridos hijos, Vuestra Madre Celeste los acompaña en esta última etapa espiritual, en la que más códigos de redención, de misericordia y de perdón serán sembrados en más corazones.

Hijos Míos, toda esta tarea no solo ha tenido repercusión en ustedes a través de la misión, sino también en sus hermanos de las comunidades, especialmente del Centro Mariano de Aurora que ha sido el depositario de ciertas corrientes que debían ser liberadas. Esto es una realidad difícil y dura, que muy pocos están dispuestos a vivir sin horario ni limitación de tiempo por la salvación espiritual de la humanidad.

La obra de la Jerarquía Celestial es más amplia de lo que parece y no se restringe a un área del planeta en donde se sirve, sino también a planos de consciencia que durante las misiones humanitarias son apoyados por los Centros Marianos fundados por la Madre del Cielo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los une a la Fuente del Amor,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Que en este día de Mi Inmaculada Concepción, los corazones desesperados de Medio Oriente puedan recibir un rayo de Mi Gracia a través de las obras de caridad y de servicio que Mis misioneros de la paz están llevando adelante.

Queridos hijos, en este día en el que vuestra Madre Celeste reveló al mundo Su Inmaculada Concepción, quisiera pedirle a cada uno de Mis hijos que recuerde su pureza original latente en lo profundo de su espíritu. Es esta sagrada pureza original, que la mayoría de Mis hijos perdió como consecuencia de las guerras y de los exilios hacia regiones lejanas.

Hijos Míos, pero aún en el mundo todos los que oran a Mi Inmaculada Concepción mantienen viva esa pureza que Dios concedió desde el principio a cada uno de ustedes.

Queridos hijos, trabajen todos los días sin demora, para que algún día la entrega y la ofrenda de ustedes sean el testimonio de su pureza original ante Mi Hijo.

Deseo que a través de las misiones humanitarias no solo se recuperen los valores de la dignidad humana, sino también los valores espirituales de la pureza original. Y eso lo conseguirán cuando en sus seres se refleje la presencia espiritual del Padre Celestial por medio del amor, del servicio, de la fraternidad y de la entrega que todos son llamados a vivir en el nombre de Mi Hijo.

Hijos Míos, mientras la misión en Turquía continúa, quisiera que los misioneros de la paz llevaran estampado en sus corazones la llama rosa de Mi Amor, la llama divina de vuestra Madre, la que los conducirá a encontrar la pureza original en sus seres.

Mientras el mundo se está purificando, es necesario que existan almas pacificadoras que irradien la pureza original del Creador a través de los actos fraternos de servicio y de amor al prójimo.

En todo esto existe un gran propósito: recuperar la inocencia que la humanidad perdió por ignorancia y por error. Es así, queridos hijos, que las misiones humanitarias serán un puente directo a la vivencia del amor y del perdón que le falta al mundo entero.

Hoy los bendigo universalmente desde el Santuario de Notre Dame de Lourdes,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos en misión:

Turquía se ha mostrado ante ustedes como una nación organizada desde el punto de vista humano, para poder socorrer a la gran crisis migratoria que aún no ha terminado.

Mientras los desacuerdos y las migraciones continúen, el mundo no tendrá paz. Por eso vuestra Madre Celeste implora al Padre Eterno para que Él establezca Su Justicia ante tanta crueldad y aniquilación de almas buenas.

Hijos Míos, el tiempo indica que debemos seguir orando sin dejar de abrir en los Cielos el potentísimo afluente de la Misericordia Divina que podrá conducir hacia el Cielo a las almas que fueron presas y decapitadas por el adversario.

El tablero del Armagedón aún está en juego, para definir quién ganará en el próximo tiempo la última batalla.

Mientras el caos se manifiesta en el mundo y sobretodo en las vidas de los refugiados, queridos hijos misioneros, que el principal propósito de ustedes sea mantener la paz interior por donde vayan y la cálida sonrisa de amor y de fraternidad que Mis hijos de Medio Oriente necesitan. Es de esa forma, hijos Míos, que vuestra Madre Celeste consigue abrazarlos a todos y colocarlos bajo Su manto protector.

Queridos hijos, la nación turca ha sido una escuela de madurez y de definición interior para cada uno de ustedes, así como lo fue para vuestra Madre Celeste cuando estuvo en esa región para finalizar la síntesis de Su existencia.

Que la síntesis de ustedes sea definirse como un grupo misionero para el fin de los tiempos, disponible para cumplir el llamado de la Jerarquía Celestial así como lo han hecho hasta ahora.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los guía, junto a ustedes en misión,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Mis queridos hijos misioneros:

Después de que sus corazones y consciencias conocieron la grave realidad de los refugiados, de los que huyen en barco hacia Grecia en la búsqueda de una vida mejor, ahora, vuestra Madre Celeste los conducirá a que encuentren nuevas y profundas necesidades de servicio espiritual e interno.

Quiero decir con esto, queridos hijos, que todos los refugiados, así como los niños que ustedes encontraron en esta misión, reflejan en sus miradas el resultado de un total abandono espiritual, moral y físico en cada una de sus vidas. Así, hijos misioneros, ustedes están ante una situación espiritual de los refugiados que no solo se resolverá con servicio y con palabras de afecto, ustedes están ante un mar de complicaciones internas y externas; están ante el resultado visible de lo que el hombre de superficie, sin consciencia y sin amor, puede hacer con la vida de los demás.

Es en este punto y en este escalón no evolutivo en el que se encuentra la humanidad actual, muy insensible a los sufrimientos ajenos y olvidada rápidamente de las necesidades humanitarias; situación que la humanidad solo puede ver como una noticia mundial.

En este momento la insensibilidad ante la crisis migratoria de millones de refugiados ya no puede seguir siendo ocultada, es una situación que cada día se vuelve más extrema y que por ser tan grave no se sabe el fin de la misma.

Queridos hijos, es por eso que los he traído hasta Turquía, para que con sus ojos y corazones vieran y sintieran algo humano, algo de sus semejantes que es inexplicable.

En este momento la misión humanitaria en Turquía vivirá una profundización espiritual, y a pesar de que algunos de Mis misioneros enfrentan con sus dolores el dolor de millones de refugiados sirios, Mi mano no dejará de estar sobre ustedes para irradiarlos y ayudarlos hasta el final de la misión.

Queridos hijos misioneros, les suplico que pidan perdón a Dios cada vez que encuentren una situación de sufrimiento, la que es el resultado de esta guerra civil.

Pidan por Misericordia y no se cansen de pedir, así Yo también podré aliviar a los corazones solitarios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los despierta a la Consciencia Mayor,

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Vuestra Madre Celeste hoy enfrenta un gran campo de batalla espiritual para poder rescatar a las almas de Medio Oriente, después de que ellas fueron decapitadas por el mal.

Este rescate significa que Vuestra Santísima Madre Universal envía a los ángeles para que con lanzas y espadas de luz, batallen contra los reinos del enemigo extendidos por toda Siria y para que las almas sufrientes puedan ser llevadas al Reino de los Cielos.

Queridos hijos, la oración de todos los grupos devotos, permitirá que Vuestra Madre Celeste ayude a disipar los reinos de oscuridad que someten a millones de almas, hoy encarnadas en la Tierra, y que pasan por todos los efectos de la guerra actual. Como contraparte, Mis misioneros de la paz trabajan con los refugiados, con todos los corazones que consiguieron, de alguna forma, escapar de la prisión o de la muerte impuesta por Mi adversario. Esas almas que escaparon con la ayuda de sus ángeles de la guarda, tuvieron que atravesar inmensas dificultades de vida, de supervivencia, de hambre y de salud.

Es por eso, hijos Míos, que la misión humanitaria, ahora extendida hasta los primeros días del mes de marzo, intentará derramar la mayor cantidad de códigos celestiales de amor, de cura, de confianza y de misericordia sobre esas consciencias que serán ayudadas por los misioneros en las diferentes regiones de Turquía, en donde ella se desarrollará.

Quisiera decirles, queridos hijos, que en cada región que visitarán Mis misioneros, ellos encontrarán necesidades espirituales y físicas desconocidas, porque más allá del servicio humanitario, que es quien abre la puerta para la Jerarquía Celeste, existen planos de consciencia que necesitan de mucha oración interior y asistencia.

Queridos hijos, el motivo de extender la estadía de los misioneros de la paz en Turquía tiene el objetivo primordial de poder abarcar más regiones árabes a través de las próximas misiones que llegarán al encuentro de todos, pero también para poder establecer en Medio Oriente el Plan de Paz para que finalmente el Inmaculado Corazón de María sustituya los planes de terror y de muerte que hoy suceden en esa región del planeta.

Es así, queridos hijos, que la obra de esta misión será mas amplia y profunda de lo que parece.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL ÓMNIBUS ÁGUILA DE LUZ, DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE SAN ESTEBAN, CÓRDOBA, ARGENTINA, HACIA EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

A las puertas del servicio humanitario en Turquía, los misioneros de la paz seguirán rumbo al encuentro de nuevas necesidades espirituales, sociales y morales; todas ellas serán cubiertas por medio del amor fraterno.

Es así, queridos hijos, que Vuestra Madre Celeste está en este momento trabajando en unión a los misioneros con grupos de almas especiales, las que desde el principio de sus vidas esperaban una ayuda espiritual mayor.

Vean, hijos Míos, cómo el servicio humanitario verdadero, sin lucros ni aprovechamientos de ninguna parte, el servicio de corazón llega hasta lo más profundo del espíritu de cada ser.

La Madre del Mundo motiva a los misioneros de la paz para que ellos alcancen el mismo grado de donación y de entrega, así como lo vivió Mi Amado Hijo. Por ese camino de donación absoluta y abnegada de parte de los hijos de Dios, es que las puertas celestiales se mantienen abiertas y son estas puertas internas las que indican a los servidores el próximo lugar de servicio.

Cuando la plegaria también se colma por el servicio y por la fe, queridos hijos, las puertas de la Ley de la manifestación y de la no carencia se abren, y el espíritu de la providencia transforma la pobreza espiritual y material de las consciencias.

El servicio es un don, pero al mismo tiempo es un misterio que se presenta en la vida de las personas, para que ellas se animen a trascenderse a sí mismas y sobre todo para que en el servicio al prójimo se viva el verdadero amor.

La misión de paz en Medio Oriente, en este momento, está permitiendo que las almas con diferentes credos recuperen por algún camino su filiación íntima con el Padre Celestial. Cuando se recupera esa filiación y ese sentimiento de pertenencia a lo Divino, el alma que sufre y que carece, gana fuerzas internas para continuar adelante y así avanzar en el nombre de Dios.

Las religiones en este momento se volverán un punto de conflicto para la humanidad, porque como ha sido hasta ahora, estará en juego la fe y la confianza de las pobres almas en el Señor. Esa fe y ese testimonio de cada hijo de Medio Oriente han permitido que la Jerarquía Celeste enviara en misión humanitaria a los servidores del Plan desde América.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DEL ESPÍRITU SANTO, CÓRDOBA, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Hoy junto al Casto Corazón de San José, Vuestra Madre Celeste trae en Su regazo a muchas almas rescatadas, a consciencias que sufrieron la decapitación y la aniquilación de sus vidas.

Hoy, San José y Vuestra Madre Santísima cubren con Sus mantos a los que por las acciones del mundo quedaron desamparados y no recibieron ayuda humanitaria.

Es así, que les pido a Mis misioneros que aún soporten el fuego de este infierno planetario que se abre para sumergir a las pobres almas en la desesperación y el dolor continuo.

Vuestra Madre les muestra esta realidad para que aprendan, queridos misioneros y servidores del Plan, que la Divinidad Celestial ingresa en los abismos más profundos del planeta para cerrarlos y establecer un tiempo más de paz.

La paz será una realidad cuando cada hijo Mío, en cada parte del planeta, trabaje y coopere con las obras de servicio y de ayuda humanitaria, porque será a través del camino de la entrega absoluta que la humanidad que no quiere la guerra ni el conflicto podrá equilibrar el desajuste físico y espiritual que ocasionan los enfrentamientos armados y las acciones mundiales de persecución.

La cuenta actual de esta humanidad es impagable pero, queridos hijos, el servicio humanitario, el olvido de sí por la atención al otro, el abandono de la comodidad de Mis orantes por el sacrificio y la donación por la humanidad harán descender, les aseguro, la Ley de la Misericordia que necesita el mundo entero. Es por eso, queridos hijos, que la misión en Turquía se prolongó para que la verdadera alianza de amor y de servicio entre las creencias y las culturas de Oriente y de Occidente, ocurriera espontáneamente.

En esta hora Vuestra Madre necesita de la unión continua de los grupos de oración para que, a través de la poderosa fuente de la oración, los misioneros cuenten con el apoyo y la protección necesaria.

Queridos hijos, agradezco a todos los que abrieron sus corazones para ayudar a ambas misiones.

Es urgente que el mundo entero aprenda a servir al otro, así las raíces del mal serán quitadas del planeta, y los infiernos se cerrarán cuando hayan corazones dispuestos a cumplir los designios de los Mensajeros Celestiales.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE SAN ESTEBAN, CÓRDOBA, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Que la concepción divina de Mi Pureza original sirva de ayuda espiritual para aquellas almas que aspiren alcanzar a Dios y estar en Sus brazos de Padre.

El servicio a la humanidad, queridos hijos, desprende de la consciencia la incapacidad de amar y de mantener las puertas del corazón abiertas para Dios.

Todos los días cuando un misionero sirve, debe tener presente que lo está haciendo por el Plan de Dios, para el cumplimiento de esta obra máxima por la paz en el mundo.

Es Mi Pureza Original, la Pureza de Dios que los ayudará a encontrar el camino eterno de elevación y de amor por el mundo.

Queridos hijos, el servicio en Turquía tiene la intención interna de abrir aún más las puertas para que los corazones en algún plano de la consciencia reencuentren a Dios.

Los dones que favorecen la paz, el amor y la fraternidad pueden llegar a ser inolvidables para las almas que reciben no solamente la ayuda humanitaria sino también el amor de corazón a corazón.

Mis queridos hijos, necesito que en estos tiempos aprendan a servir espiritualmente, buscando en este momento cumplir el Propósito del Creador en toda la humanidad.

Los misioneros en Turquía junto a las asociaciones humanitarias que cuidan de los refugiados establecieron un vínculo ecuménico de servicio por la paz, sin condiciones a favor de nadie. Este acto de cooperación y de caridad fraterna le muestra al universo la posibilidad de que los caminos del servicio se abran aun más y que otras consciencias puedan servir para olvidarse de sí y poner la atención en la necesidad del otro.

La Divinidad está aliviada por el trabajo voluntario, eso indica un camino abierto para nuevas oportunidades. El servicio a los demás los llevará a encontrar la pureza interior.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los conduce al eterno servicio,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE SAN ESTEBAN, CÓRDOBA, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos Míos:

La esperanza de los apóstoles de Cristo debe ser lo que renueve a todo el planeta. Es por eso que las misiones humanitarias a regiones tan necesitadas tienen el motivo predilecto de reparar a través de la esperanza interior, de la fe y del amor a Dios, las consecuencias generadas por el mal.

Queridos hijos, la tónica para estos tiempos, es una actitud interior del alma que verdaderamente confía en el Señor y que Mi adversario desconoce.

Hijos Míos, la misión humanitaria en Turquía intentará una vez más recuperar la fe y la esperanza que Mis hijos de Medio Oriente perdieron.

La esperanza y la fe son una actitud espiritual interior que fluye en el corazón de los seres, así como fluyen las Leyes del Universo. La esperanza de los apóstoles y de los seguidores de Mi Hijo es algo que no puede ser quitado, porque es la esencia de una convicción profunda unida al Corazón del Padre Celestial.

Turquía es una nación que podría gestar en la consciencia el vórtice de la esperanza, algo que podría ayudar mucho a Siria, que se encuentra en una batalla sin precedentes.

La cristiandad es la confirmación de la fe de las buenas almas, por eso, queridos hijos, viviendo esa cristiandad interior sin necesidad de proclamarla, estarán en el camino de la confianza en Dios, una virtud infinita del Padre Celestial.

Queridos hijos, en este momento Mis misioneros de la paz están siendo guiados para establecer ese espíritu de fe y de esperanza en la esencia de los que quedaron atrás por las crueldades del mundo. Es por eso que en este día los invito a renovar el sacramento de la fe, para que así Vuestra Madre Celeste tenga la dicha de expandir Su obra de paz en el mundo.

Queridos hijos, sepan que nunca los abandono y que en estos tiempos estoy con quien Me abre su corazón para que Yo lo pueda curar; aún Mis últimas Gracias están siendo derramadas.

¿Quién las aceptará en profunda fe?

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!.

Los renueva en el sacramento de la Fe,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos Míos,

Vuestra Madre Celeste con Su Corazón resplandeciente se prepara para descender espiritualmente, junto a los misioneros de la paz, en la ciudad de Ankara, en Turquía, en donde se revelarán a Mis hijos misioneros los primeros pasos de la asistencia a los refugiados a través de esta nueva misión humanitaria.

Turquía es una nación que ha acogido el sufrimiento y el exilio de millones de refugiados.
La ciudad de Ankara ha sido una de las ciudades por donde pasan Mis hijos en éxodo.

El miedo a ser extraviados por la guerra y por la persecución ha llevado a que los refugiados se exilien en naciones de Europa. Por eso, queridos hijos, esta misión humanitaria intentará ayudar primero llevando la paz en medio de la desesperación de los que por temor y por la guerra perdieron todo.

En el plano espiritual, la Jerarquía Celeste trabajará para que en los planos internos las almas recuperen la fe y la confianza en Dios, las que son disipadas por la guerra. A pesar de todo lo que está sucediendo, Vuestra Madre Celeste guiará a los misioneros para que ellos se encuentren con las almas en verdadera necesidad física, moral y espiritual.

Los misioneros de la paz llevarán en sus corazones el testimonio del Amor de Dios y lo demostrarán a través de las obras de servicio y de caridad hacia las personas que encontrarán en cada lugar.

El abrigo espiritual y humano será una de las llaves importantes para esta misión humanitaria en Medio Oriente. Por eso, Mis hijos misioneros verán en todo lo que es indigno y triste, la oportunidad de recuperar la pureza en los corazones exiliados. Será un momento para recapacitar y aprender sobre la unión profunda que debe existir con Dios a pesar de las circunstancias.

Queridos hijos, Turquía es el portal por donde pasan los que escapan de la guerra; el espíritu de la paz deberá recuperarse, pues todo deberá comenzar de nuevo.

Mi guía interna estará en todos los misioneros.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

En Misión de Paz,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos