Miércoles, 10 de febrero de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos en misión:

Turquía se ha mostrado ante ustedes como una nación organizada desde el punto de vista humano, para poder socorrer a la gran crisis migratoria que aún no ha terminado.

Mientras los desacuerdos y las migraciones continúen, el mundo no tendrá paz. Por eso vuestra Madre Celeste implora al Padre Eterno para que Él establezca Su Justicia ante tanta crueldad y aniquilación de almas buenas.

Hijos Míos, el tiempo indica que debemos seguir orando sin dejar de abrir en los Cielos el potentísimo afluente de la Misericordia Divina que podrá conducir hacia el Cielo a las almas que fueron presas y decapitadas por el adversario.

El tablero del Armagedón aún está en juego, para definir quién ganará en el próximo tiempo la última batalla.

Mientras el caos se manifiesta en el mundo y sobretodo en las vidas de los refugiados, queridos hijos misioneros, que el principal propósito de ustedes sea mantener la paz interior por donde vayan y la cálida sonrisa de amor y de fraternidad que Mis hijos de Medio Oriente necesitan. Es de esa forma, hijos Míos, que vuestra Madre Celeste consigue abrazarlos a todos y colocarlos bajo Su manto protector.

Queridos hijos, la nación turca ha sido una escuela de madurez y de definición interior para cada uno de ustedes, así como lo fue para vuestra Madre Celeste cuando estuvo en esa región para finalizar la síntesis de Su existencia.

Que la síntesis de ustedes sea definirse como un grupo misionero para el fin de los tiempos, disponible para cumplir el llamado de la Jerarquía Celestial así como lo han hecho hasta ahora.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los guía, junto a ustedes en misión,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados