Jueves, 4 de febrero de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y MADRE DE LOS REFUGIADOS, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Queridos hijos:

Vuestra Madre Celeste hoy enfrenta un gran campo de batalla espiritual para poder rescatar a las almas de Medio Oriente, después de que ellas fueron decapitadas por el mal.

Este rescate significa que Vuestra Santísima Madre Universal envía a los ángeles para que con lanzas y espadas de luz, batallen contra los reinos del enemigo extendidos por toda Siria y para que las almas sufrientes puedan ser llevadas al Reino de los Cielos.

Queridos hijos, la oración de todos los grupos devotos, permitirá que Vuestra Madre Celeste ayude a disipar los reinos de oscuridad que someten a millones de almas, hoy encarnadas en la Tierra, y que pasan por todos los efectos de la guerra actual. Como contraparte, Mis misioneros de la paz trabajan con los refugiados, con todos los corazones que consiguieron, de alguna forma, escapar de la prisión o de la muerte impuesta por Mi adversario. Esas almas que escaparon con la ayuda de sus ángeles de la guarda, tuvieron que atravesar inmensas dificultades de vida, de supervivencia, de hambre y de salud.

Es por eso, hijos Míos, que la misión humanitaria, ahora extendida hasta los primeros días del mes de marzo, intentará derramar la mayor cantidad de códigos celestiales de amor, de cura, de confianza y de misericordia sobre esas consciencias que serán ayudadas por los misioneros en las diferentes regiones de Turquía, en donde ella se desarrollará.

Quisiera decirles, queridos hijos, que en cada región que visitarán Mis misioneros, ellos encontrarán necesidades espirituales y físicas desconocidas, porque más allá del servicio humanitario, que es quien abre la puerta para la Jerarquía Celeste, existen planos de consciencia que necesitan de mucha oración interior y asistencia.

Queridos hijos, el motivo de extender la estadía de los misioneros de la paz en Turquía tiene el objetivo primordial de poder abarcar más regiones árabes a través de las próximas misiones que llegarán al encuentro de todos, pero también para poder establecer en Medio Oriente el Plan de Paz para que finalmente el Inmaculado Corazón de María sustituya los planes de terror y de muerte que hoy suceden en esa región del planeta.

Es así, queridos hijos, que la obra de esta misión será mas amplia y profunda de lo que parece.

Agradeceré que todos colaboren como puedan, esta misión es parte de Mi campaña por la Paz en el mundo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los une al Propósito Mayor,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de los refugiados