Miércoles, 20 de abril de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE PORTO ALEGRE, RIO GRANDE DO SUL, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​

Queridos hijos:

En este tiempo de purificación las puertas a la Gracia aún están abiertas para aquellos que la invoquen de corazón. Esta Gracia inexplicable es la que puede transfigurar todas las cosas, porque la Gracia es la acción concomitante con la Misericordia.

A pesar de lo que suceda, hijos Míos, busquen esa Gracia mayor para que el Señor escuche en Su Corazón las plegarias de Sus hijos. La Gracia es la fórmula para estos tiempos de liberación; es la causa y el motivo para todas las almas que deben encontrar sustento a través de ella.

La Gracia es un estado de expiación y al mismo tiempo de compasión; estas dos vertientes superiores provienen de la Voluntad que genera el amor y la unidad, a lo que todos deben aspirar diariamente.

Hijos Míos, a través de la Gracia se encuentra el alivio, y este trae paz en estos momentos críticos. En la Gracia se encuentra la Llama de Dios, Espíritu flameante y perpetuo que reenciende a los corazones en la compasión.

La humanidad debe colocar su visión en la Gracia de Dios y construirla dentro de sí para que ella se multiplique y llegue a los que la necesitan. Esta Gracia potentísima rompe las cadenas del mal, porque su naciente principal está en el Amor de Dios y en Su Omnisciencia.

Que la Gracia sea la llave de ustedes en este tiempo; pensando en ella, todo se materializa según la Voluntad de Dios, porque es la Gracia quien retira a las consciencias de la ignorancia y de la inferioridad de condiciones.

La Gracia da sentido a la vida y el motivo perfecto de servir a Dios, ella es la que une todas las cosas bajo los principios de la Paz, del Amor, de la Misericordia y de la Redención.

La Gracia es considerada una fuente de unidad, es el bálsamo que nutre la vida espiritual y la renueva. El mundo está presente hasta ahora en el Universo por obra de la Gracia.

Deben recordar, queridos hijos, que la Gracia de Dios lo es todo y que por ella revivirán y concretarán los caminos del Padre.

La Gracia es aquel estado que lleva hacia la Luz de Dios y a Su infinita bondad. La Gracia es el camino para los que no son premiados debido a las faltas que cometieron contra el Plan de Dios.

La Gracia es una tabla de salvación como lo es la Misericordia. Del Corazón de Mi Hijo brota la Misericordia que es Su Sangre y la Gracia que es Su Agua, purifica y redime.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los lleva a la Gracia de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz