Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y SEÑORA DE SCHOENSTATT, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE AUGSBURGO, ALEMANIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mi Corazón, hoy, ilumina de manera especial a Alemania y a sus naciones hermanas para que las almas reciban el consuelo y la cura espiritual que necesitan para llevar adelante una nueva etapa, un nuevo tiempo que estará lleno de aprendizajes y de momentos de amor.

Como Señora de Schoenstatt, Me presento nuevamente a ustedes para que, dentro de cada hijo Mío, se vuelva a confirmar la filiación espiritual con su Madre Celeste.

Con alegría, su Madre y Reina de Schoenstatt retorna a Alemania, pero esta vez su Madre Divina irá abriendo las puertas celestiales para que el amado Hijo pueda trabajar y obrar espiritualmente en un área de Alemania en donde aún no llegó la Misericordia de Dios y que el Divino Hijo traerá consigo para liberar a los corazones y curar a las almas enfermas de espíritu.

Es así, Mis hijos de Alemania, que la Jerarquía Espiritual, al poder trabajar con tres ciudades de Alemania: Múnich, Frankfurt y Berlín, podrá ampliar el efecto positivo de su propósito en los planos internos, y todo esto es posible por la adhesión de algunos de Mis hijos de Alemania, Suiza y Austria, que en los últimos tiempos y después de Mi última visita respondieron a Mi llamado.

Por esa razón, hoy no solo los invito a que se renueven en la presencia del Amor de su Madre Celeste, sino también a que abran más sus corazones a todos los que a partir de este ciclo deberán llegar para formar parte de los ejércitos de la oración.

Este es un día especial porque, nuevamente, el Amor de Mi materno Corazón triunfará en Alemania, y hasta el próximo año nuevos frutos se manifestarán a fin de seguir profundizando en la Obra Redentora de Mi Hijo.

Agradezco profundamente la respuesta, la adhesión y el acogimiento de cada hijo Mío que hoy se congrega aquí para estar ante la Madre de Dios para orar y compartir un momento de elevación de la consciencia, a fin de que la consciencia de la humanidad sea elevada y sostenida por la oración devota de todos.

Les dejo Mi bendición de Madre y les declaro Mi Amor por su país.

Que la Señora de Schoenstatt siga siendo para ustedes la fuente de reverencia, de devoción y de admiración.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Señora de Schoenstatt

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BAD VÖSLAU, AUSTRIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Desciendo desde el Cielo en este día para traerle paz al mundo y, especialmente, para colocarla en el corazón de los que más la necesitan.

Después de la importante misión que ha cumplido Mi Amado Hijo, su Madre Celestial llega para concluir la etapa final de la labor espiritual que fue realizada estos últimos días, aquí, en Austria.

Esa es la razón principal por la cual el Padre Celestial Me concedió el permiso para descender en Austria, junto a algunos coros celestiales, a fin de sembrar en los mundos internos de las almas ciertos atributos que las ayudarán para la próxima etapa de la humanidad, a nivel del espíritu.

Es así que la Madre de Dios y la siempre Virgen María hoy estará obrando no solo en ustedes, como almas y esencias, sino también estará obrando en el contexto de toda Europa Oriental.

En este sentido, la propia Peregrinación por la Paz, los lugares y las ciudades que son visitados, demuestran la necesidad de ayuda interior y espiritual que tienen miles de almas, más allá de pertenecer al continente europeo o a otras regiones, como por ejemplo África y Medio Oriente.

La operación espiritual llevada adelante por las huestes de Luz de la Madre de Dios, llega a trabajar y a actuar en niveles de la consciencia humana cada vez más profundos, y esto repercute no solo en la vida planetaria, sino también en el ámbito de la superficie del planeta, en donde se desencadenan acontecimientos cada vez más comprometidos que podrían perjudicar la próxima etapa de la actual humanidad.

Cuando los Mensajeros Divinos visitan diferentes naciones y ciudades, en este caso de Europa, es para prevenir acontecimientos y para desviar a la raza de peligros inesperados.

Es así que cada ciudad visitada por la Peregrinación por la Paz no solo recibe el impulso divino de la oración y de la música, sino que también aspectos pasados, bien profundos, son trabajados por la propia Jerarquía Espiritual. Y en muchos de los casos actuales esos aspectos son trabajados todos juntos, al mismo tiempo, y bajo la misma Ley: la Ley aplicada de la Redención, de la Liberación y de la Misericordia.

Cada aspecto que es directamente tratado está unido, desde la consciencia, a un aspecto de esa nación o de la cultura de ese pueblo.

Como pudieron presenciar en este último mes y medio de peregrinación, la Jerarquía Celestial ha intervenido en lugares, ciudades y culturas que no estaban previstos dentro del propósito de la Divinidad.

Pero esto se dio a partir de la adhesión de almas que representan originariamente a esas naciones y que participaron de la Campaña por la Paz. Así como también participaron almas de otras naciones que residen en países europeos y que abrieron una puerta espiritual para que la operación e intervención divina, que sucede a través de esta Peregrinación, pudiera llegar a esos lugares; como es el caso de Colonia, en Alemania.

Con toda esta perspectiva, como Mensajeros Divinos del Amor, aspiramos a que los participantes de esta Obra, que se han demostrado totalmente adheridos y también los que llegan por primera vez, comprendan que la Peregrinación por la Paz es más que un recorrido físico por lugares indicados por la Jerarquía y que la respuesta, y sobretodo el amor, la fe y la confianza de los corazones orantes y devotos, fortalece esa gran red operativa de ayuda espiritual y divina que desciende directamente desde el Cielo para socorrer a la humanidad de estos tiempos.

Esa adhesión inmediata construye la unidad dentro de los seres y, en consecuencia, en la humanidad.

Que esta operación divina que viene del Cielo pueda seguir adelante con el apoyo de todos, para que más naciones, ciudades y almas sean tocadas por el Amor Curador de Dios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BAD VÖSLAU, AUSTRIA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Que Mi Corazón de Paz sea la guía que los lleve a Cristo

Hijos Míos:

Vengo en un tiempo de caos, de ignorancia y de indiferencia para con Dios, para con Su Plan y Su Verdad, para abrir los ojos de una generación que se está perdiendo en las heridas y en las memorias del pasado.

Vengo para revelarles un Propósito Divino que borra para siempre de sus consciencias los obstáculos que los separan de Dios.

Y ese mismo Propósito les revela no solo lo que el Corazón del Padre les ofrece, sino sobre todo, hijos, los aproxima a la Verdad del Corazón de Dios. Verdad que estuvo oculta a lo largo de toda la evolución humana y que ahora debe revelarse.

Vengo como la Madre del Mundo, como su Madre Universal, para que comprendan que no solo la eternidad, después de esta vida, está llena de misterios, sino que la vida en sí guarda secretos que aún no fueron revelados, guarda verdades que están comenzado a emerger en este tiempo, como una última oportunidad de despertar para las almas.

Mi Corazón no les ofrece nada más que el despertar al camino de la oración, de la entrega, del servicio y del sacrificio. Y es ese mismo camino el que abrirá en sus vidas las puertas a lo nuevo y traerá, finalmente, el sentido que sus almas esperaban conocer sobre la existencia de la vida sobre la Tierra.

Ya pueden sentir y percibir la propia ignorancia, no solo ante el Universo y la Creación, sino también acerca de sí mismos.

Lo que vengo a hacer en estos tiempos, hijos Míos, es a abrir sus ojos mediante el poder de la oración para que, transformados bajo el espíritu de la humildad, puedan adentrar en la verdad que habita dentro de sí, un Universo tan vasto y tan amplio como el que ven en una noche estrellada en el cielo de la Tierra.

Como la inmensidad del Cielo, como la infinidad de las estrellas, así también es dentro de cada uno de Mis hijos, porque Aquel que los creó a Su imagen y semejanza, es infinito y desconocido.

La semejanza con Dios no se limita a la apariencia del hombre. La semejanza con Dios se guarda en un misterio profundo que habita en sus corazones y que guarda en sí el verdadero motivo por el cual Dios creó a esta humanidad.

Cada ser de esta Tierra, hijos Míos, es un potencial renovador de la Consciencia Divina. De sus más profundas y sinceras experiencias de amor, el Creador extrae su renovación, la recreación de Su Creación Divina.

Sé que este es un misterio casi incomprensible para las criaturas de la Tierra, pero esto es así debido a la gran ceguera e ignorancia de la humanidad.

Para adentrar en los Misterios celestiales deben tener un corazón humilde y simple, y su Madre Celeste les concede ese corazón mediante la oración que los transforma, por dentro y por fuera, que transforma sus vidas y, como consecuencia de eso, la vida sobre la Tierra.

Vengo como su Madre Divina para conducirlos de la mano hacia un Propósito Superior.

Quiero, hijos Míos, que en este último tiempo de despertar no solo conozcan a Cristo, sino que sean en Cristo aquello que Dios pensó para sus vidas y para este mundo.

Aún están a tiempo de transformar a este planeta en un planeta sagrado, de construir y de habitar las Islas de Salvación que servirán como principio de lo nuevo cuando llegue el tiempo.

Pero eso, hijos amados, comienza en lo pequeño y en lo verdadero; comienza con el rosario en sus manos y el corazón en Dios; comienza con el servicio sincero y el verdadero interés de que sus hermanos también reciban lo mejor; comienza escuchando las Palabras de Dios a través de Sus Mensajeros y siguiendo y viviendo esas Palabras, porque cuando menos lo esperen ellas estarán vivas y consolidadas en su mundo interior.
Y será allí cuando todos los ojos que los vean encontrarán un ejemplo y todos los corazones, que los sientan, sentirán a Dios porque ustedes serán llamados Sus instrumentos, Sus compañeros.

Hoy les revelo un camino y les tiendo Mis Manos para que Me permitan conducirlos hacia lo nuevo, al eterno e insondable Corazón de Cristo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado y por seguir Mis pasos de Madre y Peregrina!

Las almas que despiertan están en júbilo y el planeta siente alivio en su corazón.
Todo esto se da por el esfuerzo de cada uno de Mis hijos.

Yo los bendigo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE MÚNICH, ALEMANIA, HACIA VIENA, AUSTRIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Vengo a Austria para concederle el perdón que necesita por el pasado vivido y que aún no fue resuelto.

Por eso, he pedido con anticipación una Maratón de oración a fin de ayudar a los que todavía están prisioneros espiritualmente.

Su Maestro, a través de una gran puerta, trasladará a las almas que fueron partícipes de planes retrógrados y que cambiaron el destino de millones de almas para siempre.

Esa es la razón por la cual vengo a Austria y después vendrá Mi amada Madre para restaurar espiritualmente todo lo que ha sucedido.

Pero primero, todo deberá purificarse y exorcizarse a través del Rayo de la Liberación, el que Yo activaré ante la presencia de los Míos.

Mediante la oración de la Misericordia, el Señor del Amor y del Universo, liberará de las cadenas de los errores a los que se arrastran por los propios abismos desde hace décadas.

Para eso traeré Mi Gracia a fin de conceder la Misericordia y luego la Paz.

¡Les agradezco por unirse Conmigo en esta sagrada tarea!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y VIRGEN DE SCHOENSTATT, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE BAD VÖSLAU, AUSTRIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESUS

Queridos hijos:

Como Madre de Austria y de Alemania, en este día, también peregrino por estas tierras a fin de disolver las gravísimas y tristes decisiones que fueron tomadas en el siglo pasado, que afectaron y trasgredieron a millones de almas en el mundo.

Es por esa razón, hijos, que hoy Mi aspiración, por medio de esta peregrinación a Eslovaquia y Austria, es poder ingresar en el corazón de cada eslovaco y de cada austríaco, para que Mi Amor maternal y divino pueda reparar, en niveles profundos, lo que ha quedado guardado en la consciencia de Mis hijos y que ha generado un terrible dolor humano.

Así como Mi Hijo visitará Eslovaquia para volver a concederle la Paz, su Madre Celeste, Virgen de Schoenstatt, Patrona de esta peregrinación, estará presente desde los planos internos, trabajando y obrando para disolver las raíces de la maldad, del poder y de la perversión, para que estas acciones humanas sean revertidas por la Misericordia, el Amor y el Perdón.

Por eso, hijos, a todos los que Me acompañan sinceramente en esta misión, aquí o desde cualquier lugar del mundo, Yo los llamo, hijos, a seguir los pasos internos de la Madre de Dios, que se sirve de esta actual coyuntura de trabajo para poder ayudar a la nación de Austria y especialmente a su Ángel Regente.

Con el rosario en Mi mano, hijos Míos, los invito a seguir penetrando el misterio poderoso de la oración del corazón, para que no solo las almas que más sufren sean ayudadas, sino también las naciones sean permeadas de nuevos valores y principios de Amor que Mi Corazón Inmaculado espera derramar.

¡Yo les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice con la Luz del Cielo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos