Miércoles, 20 de junio de 2018

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y VIRGEN DE SCHÖENSTATT, TRANSMITIDO EN EN LA CIUDAD DE BAD VÖSLAU, VIENA, AUSTRIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESUS

Queridos hijos:

Como Madre de Austria y de Alemania, en este día, también peregrino por estas tierras a fin de disolver las gravísimas y tristes decisiones que fueron tomadas en el siglo pasado, que afectaron y trasgredieron a millones de almas en el mundo.

Es por esa razón, hijos, que hoy Mi aspiración, por medio de esta peregrinación a Eslovaquia y Austria, es poder ingresar en el corazón de cada eslovaco y de cada austríaco, para que Mi Amor maternal y divino pueda reparar, en niveles profundos, lo que ha quedado guardado en la consciencia de Mis hijos y que ha generado un terrible dolor humano.

Así como Mi Hijo visitará Eslovaquia para volver a concederle la Paz, su Madre Celeste, Virgen de Schöenstatt, Patrona de esta peregrinación, estará presente desde los planos internos, trabajando y obrando para disolver las raíces de la maldad, del poder y de la perversión, para que estas acciones humanas sean revertidas por la Misericordia, el Amor y el Perdón.

Por eso, hijos, a todos los que Me acompañan sinceramente en esta misión, aquí o desde cualquier lugar del mundo, Yo los llamo, hijos, a seguir los pasos internos de la Madre de Dios, que se sirve de esta actual coyuntura de trabajo para poder ayudar a la nación de Austria y especialmente a su Ángel Regente.

Con el rosario en Mi mano, hijos Míos, los invito a seguir penetrando el misterio poderoso de la oración del corazón, para que no solo las almas que más sufren sean ayudadas, sino también las naciones sean permeadas de nuevos valores y principios de Amor que Mi Corazón Inmaculado espera derramar.

¡Yo les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice con la Luz del Cielo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz