Jueves, 26 de noviembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​​

Los tiempos de purificación prometen cambios profundos para todos, siempre que desde ahora exista la suficiente apertura para llevar adelante esos cambios.

Por eso, Vuestra Madre Celeste desciende al mundo para enseñarles ese camino, ese camino de purificación que es tan necesario realizar. En todo este trayecto encontrarán las raíces que siempre desviarán a las almas del camino de Dios.

Con valentía y alegría de vivir esa transformación, queridos hijos, deseo todos los días que aprendan a caminar por ese sendero que los llevará a esforzarse para desterrar las corrientes que siempre llevaron al gran fracaso de la humanidad.

Como Vuestra Madre que los ama y que anhela lo mejor para cada uno, los animo a descubrir sin temor ni sufrimiento todo aquello que le llegó la hora de morir dentro de ustedes. Para eso cuentan con la plenitud de Mis oraciones y de Mis Gracias, estados que permiten conducir a los pocos rebaños de Cristo en estos tiempos.

Queridos hijos, únanse a través de este momento; sé que es difícil pero no es imposible. La constante renuncia y aceptación los ayudará a mantenerlos en el camino de esa tan esperada transformación. No olviden que estoy con ustedes y que rezo todos los días para que los 144000 nuevos apóstoles de Cristo puedan despertar de este sueño terreno e ingresar en la verdadera obra final.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice bajo la Luz del Espíritu Santo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

 

Carta de María, Rosa de la Paz para todos los coralistas de las Comunidades-Luz y de los grupos de oración del mundo


Queridos hijos cantores e instrumentistas de Dios:

Deseo anunciar que por un pedido divino, el 23 de diciembre próximo, en la víspera de la Noche Buena, en el Centro Mariano de Aurora comenzará de nuevo el antiguo encuentro de música y alineamiento, el que en este ciclo, que tendrá lugar los 23 de cada mes se llamará “Música para la cura y la elevación de la humanidad”.

Es en nombre de la Gracia que Dios Me concedió que Vuestra Madre Celeste llama a todos los coralistas e instrumentistas de la comunidad Fraternidad y a todos los hijos coralistas que sientan contribuir en esta hora de cura planetaria en todas las Comunidades-Luz y Núcleos-Luz a unir esfuerzos para reencender este ejercicio de música y elevación planetaria.

Es por esta causa, que el 23 de diciembre próximo, el Centro Mariano de Aurora será bendecido por el Primer Encuentro de Música para la Cura y la Elevación de la Humanidad.

Debido a la realidad caótica de la humanidad y del planeta, se ofrecerá al Reino Celestial ese ejercicio los 23 de cada mes, por lo que están siendo todos convocados para presenciar ese primer encuentro en el Centro Mariano de Aurora.

En este nuevo ciclo de Música para la Cura y la Elevación de la Humanidad, Vuestra Madre Celeste junto a Sus ángeles, realizarán la tarea de elevar las diferentes piezas musicales e instrumentales hacia las esferas celestiales, en donde todas las oraciones y ofrendas son acogidas por los ángeles intercesores del Padre Celestial.

Para este nuevo encuentro del 23 de diciembre de 2015, serán trabajados cánticos dedicados al nacimiento de Cristo, cánticos de paz y de ofrecimiento a Dios a través de la entonación de algunos de sus 72 nombres sagrados; también se ofrecerá un instrumental al Reino de Dios.

A partir de ese día, el Coral Peregrino de María dejará instituido ese encuentro para el Coral de la Comunidad Fraternidad, quien en meses posteriores asumirá esa misión. Más tarde, las demás Comunidades-Luz se unirán al encuentro y así todos los Centros Marianos los días 23 de cada mes serán vórtices de luz mariana para el planeta. Vuestra Madre María será la Regente espiritual del coral junto a Santa Cecilia.

¡Queridos hijos, trabajemos unidos por la paz!

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los anima a cantar,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz