Domingo, 18 de septiembre de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Vengo a esta inmaculada casa para dar alivio al sufrimiento interno que el mundo y las voces de algunos de Mis hijos han generado.

Vengo para renovar la esperanza y sobre todo para fortalecer la filiación con Dios, para que Mis apóstoles en redención sientan que el Amor de Dios está en todos los servidores.

Vengo para enseñarles a vivir lo que es ser negado así como Mi Amado Hijo lo vivió después de haber entregado tantas Gracias.

Vengo para remediar y curar en lo profundo de sus espíritus lo que ya pasó y lo que ha generado malestar.

Como Madre del Alivio y del Consuelo, vengo para testimoniar el Amor de Cristo en sus corazones y para realizar en ustedes la parte del Propósito que aún deberá cumplirse.

Vengo para enseñarles a amar el error ajeno y para no juzgarlo, como lo hace la mayoría de la humanidad religiosa y no religiosa, lo que ofende el Corazón del Padre.

Vengo, queridos hijos, para ayudarlos a atravesar el calvario del fin de los tiempos y para que aprendan de cosas desconocidas que aún no han vivido.

Vengo para entregarles la fuerza de Mi Corazón y el Amor de Mi Divino Espíritu, porque unidos a Mi Consciencia trascenderemos los abismos de la Tierra y el Plan Mayor se cumplirá.

Vengo en este sagrado día para darles Mi Paz.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los colma del Espíritu de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz