MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES RECIBIDO EN EL CENTRO MARIANO DEL ESPÍRITU SANTO, CÓRDOBA, ARGENTINA, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Como un sol que nace en el horizonte, hoy les traigo el resplandor de Mi Consciencia Universal para iluminar sus caminos y sus corazones. 

Vengo bajo la autoridad maternal y divina que el Padre Celestial Me concedió desde el primer momento en el que Su Sierva le dijo “sí” al cumplimiento de Su Plan sobre la superficie de la Tierra.

Bajo toda la luz del Universo, hoy vengo a su amoroso encuentro para disipar y transmutar aquellas fuerzas del mal que aprisionan y condenan a las naciones y a sus pueblos.

Vengo para rendir honor y poder al Nombre de Dios en cada uno de Sus siervos y discípulos de Cristo. Bajo esa poderosa autoridad divina vengo a encontrarlos y hacerlos partícipes de la Verdad que brota del Corazón del Padre Eterno para cada uno de Mis hijos que dijeron “sí” a Su Voluntad.

Es así, queridos hijos, que los vengo a sostener y a consolar. 

Vengo para animarlos a renovarse en Cristo, para que ustedes puedan presenciar en el semejante la existencia de Cristo, más allá de lo humano y de lo que es mortal.

Vengo para que le den valor a su mundo interior y a todo lo que ese mundo interno recibió de parte del Universo y de las experiencias de la vida.

Hijos, estos tiempos colocarán a cada hijo Mío frente a la verdad, a su propia y clara verdad interna y personal para que, antes del momento más culminante del Armagedón planetario, ustedes ya hayan resuelto, dentro de sí, todo aquello que los separa de Dios.

Por eso, los invitamos no solo a orar por las naciones sufridas del mundo, los llamamos para sostener un tiempo que nunca vivieron ni atravesaron.

Los estamos conduciendo hacia el camino del Amor y de la sólida Hermandad.

Por eso, todas sus noches oscuras pueden ser momentos de luz, en los que la llama de la fe y de la confianza, por más pequeña que parezca dentro de ustedes, los ayudará a cambiar y a trascender los difíciles momentos que enfrenta el ser humano.

Pero no se olviden, hijos, que Yo estoy aquí en silencio, esperándolos, aguardando que cada uno de ustedes Me llame y Me pida lo que necesite.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Descansa en Mis brazos para que Mi dulce mirada maternal te pueda contemplar dormido y entregado al Amor de la Madre de Dios.

Recibe de Mi Corazón y de Mi Alma el caluroso restauro para tu espíritu y, así, encuentra de nuevo la paz.

Recógete en los brazos de la Madre Divina y siente que siempre todo estará bien.

Quédate en los brazos de la Madre Divina todo el tiempo que necesites. Yo estoy aquí para lo que precises y necesites.

Silénciate y entrégate a Mí en oración, para que sientas la caricia maternal de tu Madre Santísima.

Déjame hacerte sentir el poder del Amor de Dios derramado en cada palabra entregada, en cada gesto compartido, en cada súplica escuchada por la Madre de Dios.

Así, fortalece tu fe en Mi confianza y siente como Yo alivio tu cruz, una cruz que también carga el mundo.

Quédate en Mis brazos y sostente en Mí.

Siente, en este momento, el consuelo de Mi Corazón y el abrigo protector de Mi Alma.

Yo estoy aquí y Soy tu Madre.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos y amados hijos:

En estos tiempos agudos de purificación de la consciencia, sepan que Dios no espera la perfección inmediata de los hombres, sino la simplicidad y la verdad de los corazones.

Dios los invita a que, por medio de la simplicidad, pueda nacer en ustedes el Amor de Dios, una y otra vez; un Amor que los confortará, un Amor que no los abandonará, un Amor digno y fiel.

No detengan su atención en los defectos de la vida humana, porque será a través de la imperfección redimida que nacerá el nuevo ser, el que será portador de la esperanza y de la confianza de Dios.

Por eso, hijos Míos, abracen con humildad y simplicidad cada nueva etapa de purificación.

Siempre tendrán, por medio de la oración, Mi consuelo y guía, y en los momentos culminantes de su purificación contarán con Mi asistencia; porque Yo los amo y, como Madre, conozco la necesidad interior de cada hijo Mío.

Dejen de sentir ese vacío que no los lleva a nada. Dejen de sumergirse en ese árido desierto de la vida.

Yo les traigo, a través de Mis Palabras, la Fuente que saciará su sed.

Hijos, no se desesperen, no se perturben, ya no se castiguen. Ustedes vinieron a participar de una transición que recién ha comenzado.

Tengan fe, la fuerza del Amor de Mi Corazón será su constante fortaleza.

Dios hoy les concede Su Perdón y Su Paz.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE SÃO JOÃO BATISTA, SANTA CATARINA, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Querido hijo:

Confirma plenamente en tu corazón que siempre seré tu Madre y que una buena madre nunca olvida a sus hijos.

Una buena madre siente el desespero hasta de su hijo más pequeño, como también siente su alegría.

Una madre que ha tenido a su hijo, todo lo sabe y su corazón nunca le falla, porque, a pesar de la distancia o en donde su hijo se encuentre, una buena madre, por medio de la intuición femenina, siente todo lo que a su hijo le está pasando.

Por eso, confía en que una buena madre siempre te comprenderá y te consolará. Porque una buena madre es capaz de dar la vida por sus hijos, así como ella la dio al momento de dar a luz a un nuevo ser.

En el vientre materno se guarda toda la historia entre la madre y el hijo. Los momentos de alegría, los momentos de dolor, así como la felicidad de traer al mundo una nueva vida.

Una buena madre espera pacientemente por el amor de sus hijos. Ella llora en silencio las penas de su corazón, porque una buena madre siempre desea el bien para sus hijos, más allá de todo.

Una buena madre es una guerrera incansable de Dios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN VILLA LA ANGOSTURA, LOS LAGOS, NEUQUÉN, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Cuando su Madre Celeste tiene la dicha de visitar la casa de Sus hijos, en los mundos internos se fortalece esa confianza en Dios y la fe se manifiesta como una flor a los rayos del Sol.

A través de Mi Visitación a los hogares de las familias, la Madre de Dios encuentra acogimiento y reposo; así, la Madre Celeste retoma fuerzas internas para seguir caminando en este mundo, para buscar y rescatar a Sus hijos más perdidos.

Por esa razón, cuando su Madre Celeste es recibida con mucho amor, Sus ángeles del Cielo, los que descienden junto a Ella, transforman los espacios en recintos sagrados de oración y de vibración, como una ofrenda de devoción a Dios.

La Visitación de María a las familias del mundo representa la posibilidad de reconfirmar esa filiación, espiritual e interna, que cada hijo Mío tiene con la Madre de Dios.

Delante de la desunión predominante de cientos de familias en el mundo por la falta de amor y de solidaridad, que la Madre de Dios hoy visite esta simple casa significa la oportunidad espiritual de interceder, de manera planetaria, por miles de familias.

Desde ahora agradezco esta recepción, porque en este día el seno herido de las familias está siendo cicatrizado por el bálsamo del Amor de Dios.

¡Les agradezco responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

En Mi Corazón tengo un refugio predilecto para cada alma, un lugar en donde ella puede retornar y regresar cuantas veces lo desee.

En Mi Corazón se encuentra uno de los Siete Templos espirituales de Dios, Templos internos que expresan el amor y la sabiduría por todo lo que fue creado a Su imagen y semejanza.

Mi Corazón es el refugio predilecto para las almas, el lugar en donde podrán encontrar consuelo para los momentos de prueba, discernimiento para los momentos de tomar una decisión, cura para sus dolencias espirituales y misericordia para sus errores.

Mi Corazón es el refugio predilecto para las almas, porque allí encontrarán la Paz universal y su Madre Celeste intercederá por sus vidas y por sus consciencias, a fin de llevarlos, cada día más, hacia la redención, ese sagrado ofrecimiento que Mi Hijo les hace.

Mi Corazón es el refugio predilecto para cada ser, porque es un Corazón que se ofreció por el mundo para sufrir junto a Mi Hijo, para reconstruir el espíritu de inocencia que había perdido la humanidad.

Mi Corazón es el refugio predilecto para las almas, porque en Él encontrarán la revelación de ese misterio de Amor que mueve el Universo y lleva adelante la Obra de Dios en este planeta.

¡Les agradezco por guardar memoria de Mis palabras y por haber respondido a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Mis palabras son las poesías del Cielo.

Mi consuelo es la alegría que el corazón tiene de poder vivir a Dios.

Mi aspiración es la conversión de todos los corazones.

Mi mensaje es la realización de la Voluntad en Mis hijos.

Mi gozo es la canción de los corales.

Mi cura es la felicidad de los que le sonríen a Dios.

Mi camino es el retorno de Mis hijos al Corazón de Cristo.

Mi aspiración interior es que todos comprendan a Dios.

Mi canto es la oración de todos Mis hijos.

Mi vida es la vida de los que siguen Mis caminos.

Mi principio es el Propósito de Dios.

Mi meta es el despertar de los que están dormidos.

Mi tristeza es el abandono de los que no vivieron la Voluntad de Dios.

Mi ardor es el fuego orante de Mis hijos.

Mi ofrenda es el amor vivido entre Mis hijos.

Mi espera es la respuesta consciente de los soldados de Cristo.

Mi agonía es el desamor y el odio entre los corazones.

Mi alivio es el rosario ofrecido por Mis hijos.

Mi convicción es la fe absoluta en el Plan Divino.

Mi intercesión es la bondad de los mansos de corazón.

Mi regocijo es la consagración de las esposas de Cristo.

Mi paz es cuando tú, hijo Mío, te animas a decirme "sí".

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE ANIVERSARIO DE MARÍA, MADRE UNIVERSAL, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A MADRE MARÍA SHIMANI DE MONTSERRAT

Mis amados:

Estoy nuevamente aquí con todos Mis preciosos hijos para seguir celebrando, dentro y fuera del corazón de Mis fieles niños, el advenimiento de Cristo, el advenimiento de la Nueva Humanidad.

Hoy Mi Corazón de Madre se cobija dentro del corazón de los fieles, de los devotos, de los incondicionales, aquellos que le dicen SÍ a Mi Inmaculado Corazón y al llamado poderoso del Hijo de Dios para estos tiempos.

En ellos encuentro consuelo y alivio para Mi Consciencia Universal, la que, a pesar de provenir de la Fuente Creadora, no deja de sentir dolor por lo que ve en este mundo y, sobre todo, por la infinita ignorancia e indiferencia que la humanidad sufre en este tiempo planetario.

Le estoy pidiendo al Padre Eterno, con humildad, como Madre de todos, que en Su Infinita Misericordia Me permita estar junto a ustedes el mayor tiempo que sea posible, porque veo que muchos necesitan imperiosamente Mis instrucciones maternales.

Sin embargo, tengo total confianza en que todo lo que ha sido entregado por Nosotros, los Mensajeros Divinos, ha encontrado dentro de la consciencia de cada uno, un espacio para germinar, crecer, dar frutos y también flores, semillas que puedan ser sembradas en otras almas.

En este nuevo aniversario quiero agradecerle a Mi amadísima Aurora, a su Reino de Cura y de Redención por haber sido la casa, aquí en el planeta, que en este ciclo abrió sus puertas y su corazón para recibir a la Madre Universal, a la Madre de Dios, a la Corredentora del Salvador.

Como nunca antes un Reino de Amor se donó sin condiciones a la Voluntad Mayor, colocando al Plan de Amor, casi desconocido, en primer lugar, con total humildad, amor y confianza.

A esta, Mi Casa en el planeta, le entrego hoy el terafín de Mi Corazón Inmaculado para que esté siempre disponible para las almas.

Este Corazón Inmaculado irradiará Cura y Redención, Perdón Divino, Liberación y Rehabilitación a todas las almas que lleguen aquí en busca de una nueva oportunidad para sus vidas.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE COLONIA HACIA FRANKFURT, ALEMANIA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Entra en Mi Corazón de Paz, para que tus pasos sean seguros hacia Dios.

Entra en Mi Corazón de Paz, para que así Yo te conduzca hacia aquella Voluntad perfecta que el Creador emanó al pensar en tu pequeño corazón.

Entra en Mi Corazón de Paz, para que haya paz en tu pequeña vida y se disuelvan los conflictos, los obstáculos y las dificultades.

Entra en Mi Corazón de Paz, para que Yo te enseñe a ser un pacificador en la Tierra.

Entra en Mi Corazón de Paz, para que Yo te transforme en un anunciador de la Presencia de Cristo en este mundo, en un testimonio vivo de Su Presencia eterna y de Su Retorno venidero.

Entra en Mi Corazón de Paz, para que en Mi Silencio Yo te enseñe muchas cosas y Mi Amor te sostenga y nutra tu espíritu para que no busques en el mundo, o fuera de ti, aquello que solo Dios puede entregarte.

Entra en Mi Corazón de Paz con una oración sincera, con una plegaria verdadera, como una confesión entre Madre e hijo. Porque, como tu Madre Celeste Universal, aquí estoy para escucharte, para comprenderte, para corregirte y para ampararte.

Entra en Mi Corazón de Paz en un diálogo verdadero Conmigo, pues Yo te amo, hijo Mío, y espero que tu corazón retorne al puerto seguro de Mi Espíritu, en donde Yo pueda sustentarte para que tú, en servicio permanente y en donación, sustentes a otros que no consiguieron y que no supieron llegar a Mí.

No te olvides de entrar en Mi Inmaculado Corazón de Paz.

No te olvides de estar en Mí.

En Mi silencio tengo la respuesta y el aliento para todas tus dudas y dificultades.

En Mi abrazo tengo el consuelo para tu espíritu y la renovación para tu alma.

No permanezcas en el mundo desesperanzado y sin paz, si tienes una Madre Celeste que te fue entregada por Dios en la Cruz de Su Hijo, en el ápice de Su Amor y de Su Misericordia.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE FÁTIMA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La Catedral de la Paz - Parte II

Y eleva con tu oración a toda la humanidad. Lleva, especialmente, por medio de tus oraciones, a todos los refugiados hacia el Altar Mayor de la Catedral de la Paz.

Abre camino para que los más necesitados de ayuda espiritual e interior reciban el abrazo maternal de la Madre de Dios y el consuelo divino del Inmaculado Corazón.

Eleva a las almas del mundo hacia la Catedral de la Paz, para que ellas despierten a su verdadero propósito y así entren en comunión con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Dentro de la Catedral de la Paz las almas más necesitadas son sacramentadas por la acción imperiosa del Espíritu Santo, reciben el bautismo espiritual, la confirmación interior y la comunión con el Cordero Inmolado, el Redentor.

En la Catedral de la Paz las almas encuentran, por medio de los Sacramentos espirituales, los Dones de Dios y pueden ver dentro de sí las virtudes que el Cielo necesita despertar en cada ser, para que las criaturas aprendan a vivir la Voluntad Divina.

Por eso, los que participan en la Sagrada Catedral de la Paz son inspirados y motivados por los ángeles de la guarda a vivir su misión interior y, al mismo tiempo, a ser partícipes de la comunión espiritual que se manifiesta en el Altar Mayor de la misma.

La Catedral de la Paz infunde en las almas el poder espiritual de los divinos Sacramentos, para que cada ser encuentre su Don y así se ofrezca al servicio incondicional por la humanidad y el planeta.

La Catedral de la Paz nos ayuda a reconocer nuestro universo interior, es decir, la verdad que somos dentro de la existencia divina y de la Fuente espiritual que procedemos, dentro de la amplia universalidad de la Creación.

Por eso, la Madre del Mundo es la intercesora de las almas dentro de la Catedral de la Paz, a fin de que más corazones conozcan el poder de la Gracia, de la Misericordia y del Perdón, y así todo pueda ser revertido y reconducido hacia el camino del Propósito Mayor.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA LOCALIDAD DE LOS COCOS, CÓRDOBA, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La Comunidad de María

Queridos hijos:

Es con alegría suprema que hoy su Madre Celeste anuncia la manifestación de Su Comunidad mariana, la que estará integrada dentro de las Comunidades existentes y acogerá a todas las almas que recién dan sus primeros pasos en la consagración a Dios y a Su Divino Plan.

La razón por la cual su Madre Celeste manifestará la Comunidad de María es para que aquellas almas que recién despiertan, puedan recibir el acompañamiento y el amor que necesitan para seguir caminando en la concreción del Plan del Creador.

Esta Comunidad no será diferente a las demás, y en su regazo de amor recibirá a los hermanos que vienen del mundo y que necesitan cuidados e instrucciones especiales.

La Comunidad de María será el corazón de su Madre Celeste, el punto central tanto para los peregrinos, como para los primeros servidores que nacen en estos tiempos al despertar de la vida espiritual.

Será una comunidad misericordiosa, simple, ordenada y verdadera.

Será una comunidad que acompañará y se adaptará a la realidad interior y material de cada ser.

Así como su Madre aceptó a la humanidad como hijos Suyos, la Comunidad espiritual de María, de una manera compasiva y considerada, acogerá con alegría y amor del corazón a todas las almas que estarán ingresando al servicio primario del Plan de Dios y a la Obra de los Mensajeros Divinos.

Hijos, es así que ya estamos en otros tiempos y será fundamental percibir y ver la realidad planetaria; eso ayudará a que las demás Comunidades-Luz ya fundadas, puedan seguir respondiendo a las necesidades de estos tiempos y no queden estacionadas en su propio tiempo o entendimiento.

Es hora de abrir aún más las puertas del corazón, así como su Madre del Cielo les entrega Su Corazón para que puedan vivir en él, todo el tiempo.

Eso es lo que deseo de todos Mis servidores ya formados, que puedan acoger y recibir a los que llegan, con inmenso amor y no con rechazo.

Es hora de que las agraciadas Comunidades-Luz ya fundadas cumplan la misión principal que por su existencia vinieron a cumplir.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA, BUENOS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

A los Valientes

Queridos hijos:

Hoy su Madre Celeste dedica este mensaje de paz y de consuelo a los que desaparecieron, hace ya casi un mes, en el Océano Atlántico.

Quisiera que todos Mis hijos, especialmente los de Argentina, supieran que los 44 valientes están en Mi Regazo de Madre, como también sus familias, las que han sido espiritualmente consoladas por Mi Inmaculado Corazón.

En estos tiempos definitivos en los que toda la vida planetaria está en juego, ciertos grupos de almas en este mundo se ofrecen al Creador para que muchas almas más aprendan a percibir que los tiempos y los acontecimientos cambian inesperadamente.

Las almas que ofrecen sus vidas y sus familias para que millones más aprendan que es urgente salir del hipnotismo y despertar a la vida del espíritu, lo hacen en sacrificio interior con el fin de generar en la humanidad un cambio muy grande.

Los 44 valientes llegaron a este mundo para enseñarle a la humanidad sobre la imperiosa necesidad de buscar en estos tiempos la Vida superior y de unirse en la Confianza de Dios.

Ellos dejaron, para todos, la memoria de que la vida no termina aquí en este plano material, sino que continúa adelante por medio del alma de cada ser.

Ellos enseñaron, con su entrega, que la Verdad la tiene Dios y que, en los momentos críticos y en las situaciones límite, solo les bastará ir hacia su interior para poder encontrarse con Dios y unificarse en Su Divina Voluntad.

En este tiempo, en el que situaciones desconocidas se presentan en la vida de las personas, es importante, queridos hijos, percibir que si en verdad no están unidos en obediencia a todo lo que proviene de lo Alto y que es Ley verdadera, no podrán estar en justicia y en equidad con sus semejantes.

Hoy les pido que recuerden el mensaje que los valientes dejaron, el mensaje de un profundo y misterioso silencio en el fondo del mar.

Ese mensaje representa, a pesar de los acontecimientos, la oportunidad de silenciarse y de buscar una respuesta verdadera en su propio interior para que, a partir de allí, todo sea aclarado con Sabiduría y con un Amor Mayor.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA, BUENOS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Guadalupe, Madre de las Américas

En este día especial, queridos hijos, en el que celebramos las Apariciones de la Virgencita de Guadalupe con gozo y alegría, su Madre Celeste retorna a la Argentina y esta vez a Mar del Plata para llevar adelante, por medio de este encuentro de oración, una misión planetaria y al mismo tiempo regional.

En primer lugar, deseo enviar Mis más cálidos saludos maternales a Mis hijos de México, porque hoy se cumple un año de que la Virgencita de Guadalupe volvió a tocar suelo mexicano.

En segundo lugar, quisiera dirigir Mis Palabras de Amor a todos los hijos de Argentina y de la región del Cono Sur, por haberse adherido y unido al importante llamado de oración por los desaparecidos en el Océano Atlántico.

Es de esa forma, hijos Míos, que hoy su Madre y Reina de Guadalupe vuelve después de tan poco tiempo a la Argentina para poder ayudar a la nación espiritualmente y, de manera especial, a todos los que aquí viven.

Quisiera, queridos hijos, que esta Vigilia de Oración fuera dedicada en este día, no solamente a la realidad que vive la Argentina, tanto en la sociedad como en el pueblo, sino que también fuera dedicada a todas las demás naciones del mundo, especialmente a las naciones de América Latina que están enfrentando las grandes pruebas del fin de los tiempos.

Hoy también envío Mis ayudas maternales y espirituales a Honduras, para que vuelva a encontrar la Paz y la verdadera Justicia en este tiempo de crisis en la humanidad.

Que cada oración, que hoy será ofrecida por cada corazón humano, sea sincera y verdadera para que todas las súplicas toquen el amoroso Corazón de Dios y Él, en Su Infinita Gloria, derrame Gracia y Misericordia sobre las naciones del mundo.

Vuelvo a decirles, Mis amados hijos, que la Vigilia de Oración por la Paz en las Naciones ahora es el deber fundamental y el compromiso de todos los orantes, sabiendo que, en estos tiempos en que se desencadenan conflictos y luchas sociales, es urgente la intervención celestial sobre ciertas naciones del mundo; eso reconstruirá la consciencia humana y su propósito cósmico a nivel espiritual.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Todos los días y a toda hora rezo, incansablemente, por los hijos que en este ciclo no consiguen dar sus simples pasos hacia la confianza absoluta en Dios.

Por eso, con Mi Corazón de Madre imploro al Padre Celestial por los corazones que todavía son tibios y no se animan a vivir el gran sacrificio por amor a Cristo.

Rezo por los que dan pasos hacia atrás y por los que por diferentes razones han endurecido sus corazones a Dios, no dejando pasar ni siquiera un rayo de Mi Gracia.

Incansablemente Me apoyo en los corazones que se esfuerzan, en los corazones que se entregan y que no se preocupan por las horas del día, solo se concentran en poder aliviar a Dios de tantos desconsuelos humanos que Él recibe.

Por eso, hijos, su Madre Celeste está aquí para ayudar a los que enfrían su corazón sin percibirlo y pierden de nuevo la Gracia de amar y de vivir sin condiciones, llenos del Júbilo de Dios.

Recen Conmigo todos los días por sus hermanos, por aquellos corazones y vidas que no conseguirán dar el paso si prevalecen sus ideas y sus deseos.

Al menos, hijos Míos, alcancen misteriosamente el Reino de Dios por la oración del corazón y así ayudarán a los que ya no confían en los Designios del Padre.

Escuchen Mi pedido.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Vengo a esta inmaculada casa para dar alivio al sufrimiento interno que el mundo y las voces de algunos de Mis hijos han generado.

Vengo para renovar la esperanza y sobre todo para fortalecer la filiación con Dios, para que Mis apóstoles en redención sientan que el Amor de Dios está en todos los servidores.

Vengo para enseñarles a vivir lo que es ser negado así como Mi Amado Hijo lo vivió después de haber entregado tantas Gracias.

Vengo para remediar y curar en lo profundo de sus espíritus lo que ya pasó y lo que ha generado malestar.

Como Madre del Alivio y del Consuelo, vengo para testimoniar el Amor de Cristo en sus corazones y para realizar en ustedes la parte del Propósito que aún deberá cumplirse.

Vengo para enseñarles a amar el error ajeno y para no juzgarlo, como lo hace la mayoría de la humanidad religiosa y no religiosa, lo que ofende el Corazón del Padre.

Vengo, queridos hijos, para ayudarlos a atravesar el calvario del fin de los tiempos y para que aprendan de cosas desconocidas que aún no han vivido.

Vengo para entregarles la fuerza de Mi Corazón y el Amor de Mi Divino Espíritu, porque unidos a Mi Consciencia trascenderemos los abismos de la Tierra y el Plan Mayor se cumplirá.

Vengo en este sagrado día para darles Mi Paz.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los colma del Espíritu de Dios,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Mientras en el mundo y sobre las naciones se precipitan todos los acontecimientos, los invito a orar con el corazón cada vez más profundamente.

Los invito a ser representantes de la paz que tanto necesita la humanidad. Con sus corazones valientes cambiaremos este planeta, y los oprimidos recibirán la oportunidad de estar rápidamente en libertad.

Vengo con Mi espada de luz para liberar del error a cuantos se sumergieron en él. Vengo para mostrarles a Mis hijos que existe un camino verdadero de salida para liberarse de sí mismo.

Es hora de que los soldados de Cristo lleven en sus labios la palabra de salvación y de consuelo que muchas almas esperan.

Por eso, hijos, vengo para motivarlos a vivir el servicio por el Plan, para que sus consciencias siempre estén prontas para saber responder al llamado del Cielo.

De esa forma, Mis queridos hijos, los preparo conscientemente para que sepan abrir las puertas al momento de vivir su redención.

Que en este tiempo desconocido que recién se inicia, el camino del servicio y de la paz sea la tónica de sus vidas, porque el planeta lo necesita y la humanidad entera debe aprender a servir al Plan de Dios.

Que en esta hora aguda del planeta todos los soles de corazón puedan brillar y demostrarle a esta civilización humana que es tiempo de mirar a Dios y de servirle con humilde prontitud, para que así la mayoría no quede atrás.

La vida del mundo podrá ser tentadora, pero sepan que quien ama el Plan de Dios encuentra todos los recursos para poder vivirlo y así formar las bases de la nueva humanidad.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los impulsa a servir,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN CIUDAD DE OPORTO, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El divino diálogo entre María Santísima y el Ángel de Portugal

Ángel de Portugal: Dulce Reina de las Estrellas, Gobernanta Espiritual de todas las almas perdidas y no perdidas, dígnate, Majestad Celestial, elevar a cada uno de Tus hijos a los Brazos del Padre Celestial.

Virgen Santa y Adorable, haz resplandecer con Tu Amor Divino a cada esencia para que finalmente encuentre a Dios, el Supremo Señor.

María Santísima: Cálido Ángel de Portugal, legionario y siervo de San Rafael Arcángel, Te envío a ti y a todos tus benditos ejércitos, para que liberes en honor de San Miguel Arcángel, a todas las consciencias que están encadenadas por Mi adversario.

Disipa con tu paz, Ángel de Portugal, toda ilusión de la consciencia y Te pido, servicial ángel de Dios, que reces por todos Mis hijos, especialmente por aquellos que creen vivir su espiritualidad y no tienen a Dios, por su gran soberbia.

Ángel de la Paz, protege sin descanso a Mi amada Portugal, como también hazle saber interiormente que todo ese pueblo aún debe saldar las faltas cometidas contra Mis pueblos originarios.

Ángel de Portugal: Sí, Señora Mía, Piadosísima Madre que consuelas a los afligidos, que traes esperanza y renovación a los que están hambrientos espiritualmente.

Sí, Madre, esa es Mi humilde respuesta ante Tu precioso pedido de misericordia. Recuerda, Santa Madre Celestial, a los que blasfeman el Corazón de Tu Amado Hijo; implora, Virgen Santa, por cada consciencia de este mundo, para que nadie pierda la Paz del Señor.

María Santísima: Siervo de Mi Padre, que estás al servicio de los Universos Superiores, apreciado Ángel de Portugal, responderé a tus santas peticiones, pediré a Mi Amado Hijo que aplaque la Justicia de Dios y que Su Sagrado Corazón ayude a disolver la indiferencia humana, actitud que hace cometer todos los errores del mundo.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo Soy la Madre y Señora que auxilia, junto a Su Hijo, a todos los cristianos y no cristianos.

Desciendo del Cielo para traer la Gracia y la Misericordia de Dios, porque es a estos Dones sagrados que las almas se deben aferrar.

Yo Soy la que auxilia en las pruebas y la que socorre en las dificultades. Soy la Madre Consoladora y Corredentora en quien las esencias encuentran el camino de la redención y de la paz.

Estoy presente en el mundo a través de los que Me invocan. Soy el Gran Espejo de la Justicia y de la intercesión para los corazones. Por medio de Mi Gracia las situaciones más difíciles se convierten cuando existe la aspiración sincera de querer cambiar.

Mi potestad y reino abrazan a muchas consciencias, porque en el plano espiritual Mis acciones son obras de Paz y de Amor.

Yo Soy María Auxiliadora, Señora que guía a los cristianos y ayuda en todas las causas imposibles, cuando existe la fe y la confianza en el Señor. Soy la Madre que lleva en brazos al Niño Rey, al Divino y Prodigioso Niño Jesús para que Él establezca la Voluntad de Dios en los corazones simples.

Quien recurre al Divino Niño recibirá la respuesta porque Su Pureza e Inocencia transformarán las causas más difíciles.

Yo Soy Vuestra Madre Auxiliadora, para que recuerden en estos tiempos Mi presencia universal.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice en Cristo,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DEL NIÑO REY, TERESÓPOLIS, RÍO DE JANEIRO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

¡Es tiempo de consolación!

Vuestra Madre Celeste los acoge en Su vientre purísimo e inmaculado, para que vuestras almas sean el testimonio vivo de una redención inmediata.

Con Mis brazos extendidos y Mis manos derramando Gracias Infinitas para todos, hoy les digo: ¡vivan en el tiempo de Mi consolación! Aún el camino difícil para traspasar no llegó; recién ahora el mundo está enfrentando el primer tiempo de su purificación interior.

Pero Yo, que Soy vuestra Santísima Madre Corredentora junto a Mi Hijo Amado, los llevo por el camino de la esperanza y de la constante renovación interior.

Ya no es hora, Mis amados, de bajar los brazos y de desistir del camino que con Amor y Misericordia les ofreció Mi Hijo. ¡Persistan! ¡Solo persistan! Ya falta poco y el sufrimiento acabará, cuando nuevamente vuestro Maestro Celestial descienda al mundo del caos, para liberarlo por segunda vez.

Con mirada de bondad y de amor los amparo a todos dentro de Mi vientre virginal, el que fue el puro refugio para la sublime encarnación del Hijo de Dios.

Dichosos aquellos hijos Míos que son valientes y perseveran en la fe del corazón. A todos Mis niños les llegará la hora de la liberación y de la paz.

En cuanto se purifican, no dejen de visitar el manantial del Corazón de Jesús y de beber de esta Fuente renovadora y redentora.

Mis queridos, la humanidad enfrenta el resultado de una decadencia centenaria, por eso no desprecien Mis palabras de luz, las que son el Verbo Divino pronunciado para el mundo entero.

Les dejo el deber de trabajar todos los días con la consolación de Mi Inmaculado Corazón, la que es esencia de Amor y de Misericordia en Vuestra Madre Celeste y lo será para todas las almas perdidas.

Enfrenten sin miedo vuestros propios desiertos; recuerden que Yo Soy el Ave Vigía, el Espíritu del Amor Universal que nunca dejará de caminar a vuestro lado. Cuando tan solo Me lo permitan, Yo los redimiré bajo el nombre santo de Mi Hijo.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los fortalece siempre,

Vuestra Madre Consoladora, María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Hijos Míos:

Recen, recen mucho para que en cada momento de vuestro día Dios los escuche y, así, Su magnífico Espíritu de Amor pueda obrar a través de todas las criaturas.

Queridos hijos, recen, recen mucho para que vuestras almas y las almas en todo el mundo reciban el consuelo y la Misericordia que ellas aguardan.

Recen y no se cansen de rezar porque en la oración se encuentra la fortaleza y el diálogo amoroso de vuestros corazones con Dios.

Recen, recen por el tiempo de cambios que llegará para que cada corazón en este mundo escuche con humildad los amorosos pedidos de Mi Inmaculado Corazón.

Recen para abrir las Puertas de los Cielos y para que los ángeles estén presentes con su amor y servicio sobre la Tierra y eso permita cambiar el corazón de muchas consciencias. Cuando alcancen una oración armoniosa y amorosa, ustedes estarán recorriendo el camino hacia la contemplación del Altísimo y vuestros seres serán como chispas de Luz en el universo.

Recen por los que no rezan. Recen por los que no aman. Recen por toda la humanidad porque la oración del corazón los guiará como una madre guía a su pequeño hijo.

Por eso, queridos hijos, Mi Corazón Maternal y Devocional está entre ustedes para enseñarles a andar por el camino de la oración y de la conversión.

A lo largo de estos últimos meses ustedes han conocido la Faz de la Reina de la Paz, de la Madre de Dios, pero aún hijos Míos, deben amar la oración diaria hasta que vuestros corazones reconozcan que la oración de todos los grupos cambiará al mundo.

Cuando en Lourdes hice el llamado a la penitencia, Yo estaba llamando al mundo a la reflexión, al despertar de la consciencia ante las acciones.

En Fátima, llamé al mundo a la oración diaria para que las almas tejieran, mediante el rosario, una nueva red de paz y redención que pudiera auxiliar al mundo.

En Medjugorje los llamé al ayuno y a la oración al igual que en Aurora donde, desde hace ya cinco años, Yo estoy pidiendo a la humanidad un poco más de sacrificio y de esfuerzo para que ella pueda equilibrarse delante de los acontecimientos que están fuera de la Ley de Dios.

Páginas

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos