Miércoles, 16 de julio de 2014

Mensajes semanales
MENSAJE ESPECIAL DE CRISTO JESÚS CON MOTIVO DE LA REUNIÓN ANUAL DE LA ORDEN GRACIA MISERICORDIA EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Rindan adoración y culto al Príncipe de la Milicia Celestial, San Miguel Arcángel, porque este Amado Padre auxiliará en los momentos críticos a quien lo invoque de corazón y de alma.

Por este fin, hoy deseo que en Mi Nombre se yerga para el mes de agosto, dentro del Centro Mariano de Aurora, una pequeña ermita que será contemplada por todos en honra al Padre San Miguel Arcángel, aquella Supra-Consciencia que desde el principio de Mi Vida crística acompañó e impulsó los milagros y los prodigios de amor que Yo realicé.

Para que esto sea posible, Yo vengo a pedir la consagración de todos los servidores al Bendito y Piadosísimo Corazón Guerrero de San Miguel Arcángel. Quien venere esta ermita que presentará la sagrada imagen de Miguel, la que mediante una visión Yo he revelado, se liberarán del pecado los corazones que son más perseguidos y que son condenados por las astucias del enemigo.

Vengo para pedir a todos los peregrinos del mundo, que en agradecimiento al aniversario de las apariciones de Jesús durante los trece encuentros de oración de la Maratón de la Divina Misericordia, ayuden al Centro Mariano de Aurora para manifestar esta pequeña ermita, que los consagrados construirán para agradarme.

El Santo Padre Miguel Arcángel es el Príncipe del Amor y de la Verdad; Él es quien los podrá socorrer tanto en las adversidades como en los peligros y esta ermita que se elevará, por más pequeña que sea, irradiará la luz bendita de San Miguel.

Esto significa, Mis Compañeros, que Mi Sagrado Corazón en acción de gracias, le entrega la Potestad Divina a San Miguel Arcángel, para que Él, a partir de ahora, proteja y guíe los caminos de todos los servidores.

Este Santo Padre de las Huestes Celestiales, es el Comandante Mayor de todas las milicias. Emmanuel, por amor, le ha confiado la evolución y la redención de toda la humanidad.

Esta sagrada ermita consagrará a cada servidor que se presente delante de ella y liberará aquí, en Aurora, los espíritus de la impureza y del engaño. Es tan grande Mi finalidad de que esta sagrada ermita esté manifestada, que Yo me serviré de los buenos corazones para llevarla adelante.

Esta ermita será el punto de liberación para el Uruguay, pues en la autoridad celestial que Yo he concebido como Hijo de Dios, San Miguel Arcángel responderá a Mis Peticiones universales, más aún, las responderá cuando un alma buena frente a la sagrada ermita implore a San Miguel Arcángel a través de la siguiente oración:
 

Pedido de Liberación al Arcangel Miguel

 

¡Oh Príncipe Supremo de la Milicia Celestial!,

te imploro de alma, mente y corazón,

que Tu gloriosa y poderosa intercesión se cumpla en mí.

Por el poder que Dios te ha dado,

San Miguel Arcángel,

destierra de mi ser todos los espíritus impuros.

Que la protección misericordiosa de Tus Alas,

me envuelvan día y noche.

Que Tu Espada de Luz Celestial

corte y expulse los sentimientos malignos.

Que el Amor de Tu Piadosísimo Corazón

me eleve espiritualmente

y que en Tus Sagrados Brazos de Padre y Protector,

yo ascienda en gloria y redención al Reino de Dios,

Emmanuel.

¡Oh Padre y Protector durante las batallas!,

guíame para que pueda cumplir el propósito,

retira de mis entrañas las células del mal

y así como una vez Te dignaste guiar a Jesucristo

hasta los pies de la Cruz del Amor,

dígnate, Padre mío,

guiarme por el camino de la humildad y de la entrega.

Sagrado Arcángel Miguel,

que todas Tus Huestes Universales,

las que alaban perpetuamente al Padre Supremo,

desciendan ahora hacia el reino de este mundo,

el que fue creado por la Voluntad de Adonai;

úneme a Tu Reino de Amor y Protección,

para que como Tu hijo consagrado,

yo cumpla con la promesa

de preparar la venida gloriosa de Cristo.

Cúbreme con Tu Luz,

Amado Príncipe Miguel.

Amén