Lunes, 8 de julio de 2013

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mi Consciencia irradia a los corazones por medio del mensaje, la luz y la expresión de los Siete Rayos.

En un arco iris creado por la infinidad de los elementos, ustedes podrán encontrarme como el tono inmaterial de luz y de color que saciará las necesidades de sus vidas. En estos matices de colores y formas lumínicas, sus consciencias pueden ingresar con confianza y con fe; así estarán uniéndose a las dimensiones misericordiosas de Mi Corazón.

Vean Mi Sagrado Corazón como una llama incandescente de donde emanan los matices de luz y de color para la vida de todos los seres; cuando Mis Siete Rayos llegan en luz y en color a sus seres internos, Mi Consciencia Sacerdotal prepara el templo en donde aguarda residir perpetuamente.

Busquen en la Naturaleza, como en toda la Creación, la luz de Mis diversos Colores y Rayos, porque siempre habrá algunode ellos por el que sentirán plenitud, amor y afinidad en sus corazones.

Si Mi Consciencia, desde el Cielo como desde el Universo, no se presentara ahora en luz ante la humanidad a través de diversos rayos, las almas tendrían dificultad para reconocerme como el Instructor Universal.

Por eso hoy les revelo la grandeza infinita de Mi Amor, aquel Amor que proviene del Dios Vivo y que habita siempre en la presencia de Su Hijo Primogénito.

Conozcan ahora, Mis compañeros, cómo Mi Amor Divino es indestructible y se manifiesta en estos tiempos a las criaturas y al mundo.

Encuéntrenme en los matices de los rayos y cada vez que vean un arco iris, recuerden que Mi Corazón Misericordioso está actuando en Gracia y en Piedad a través de los colores de los Siete Rayos.

Recojan de sus seres los frutos que ya han madurado y no perturben más sus vidas por aquello que aún no se ha redimido. Siempre busquen entregarme aquel aspecto que es duro e impenetrable, porque Yo, como su Amado Rey, sabré qué hacer con él y hacia dónde encaminarlo.

Solo coloquen todo su ser dentro de los rayos, para que descienda en sus espíritus la alegría de vivir en Dios y de servir a Dios. Bajo este impulso crístico renovarán la vieja Tierra, y así Mis Siete Sagrados Rayos consagrarán las esencias que están perdidas.

Para que su esperanza de redimirse sea más fuerte que su propia voluntad, y para que el amor emane eternamente y transmute sus aspectos desconocidos, ustedes repetirán con fe, devoción y convicción divina, la siguiente oración:

Oración Victoriosa

a los Siete Rayos de Jesús

Sagrado Rayo Blanco

que emanas del Corazón de Jesús,

cultiva la pureza absoluta en mi ser.

Sagrado Rayo Azul

que emanas del Corazón de Jesús,

siembra en mi consciencia la Piedad.

Sagrado Rayo Rosa

que emanas del Corazón de Jesús,

trasciende ahora mis dificultades.

Sagrado Rayo Dorado

que emanas del Corazón de Jesús,

trae a mi consciencia Tu Sagrada Sabiduría.

Sagrado Rayo Verde

que emanas del Corazón de Jesús,

cura mis viejas heridas

para que nazca el nuevo ser.

Sagrado Rayo Oro Rubí

que emanas del Corazón de Jesús,

nutre a mi consciencia

para que en ella despierten los Divinos Dones.

Sagrado Rayo Violeta

que emanas del Corazón de Jesús,

transmuta mis dudas, culpas,

tristezas y cualquier maldición,

para que mi espíritu sea Uno con Jesús

y sea Uno en Dios eternamente.

Bajo la Luz Imperecedera del Padre,

en Cristo, ahora y siempre,

vivo la misión espiritual.

Amén.

Bajo la Gracia del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús, el Sagrado Rayo del Amor