Jueves, 2 de mayo de 2013

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Aunque el camino por recorrer parezca largo, extenso, recuerda que estás caminando por todos los que aún no dan los pasos hacia Mí.

Aunque el tiempo parezca que no cambia dentro de ti y la transformación sea lenta y dolorosa, recuerda que te estás purificando por los que viven en graves faltas.

Aunque el cansancio, la tristeza o la soledad parezcan más grandes que el desierto de la Tierra, recuerda que te estás transformando y trascendiendo por los que realmente dieron la espalda al Amor de Dios.

Aunque todo parezca que no cambia y que no alcanzas la Luz, recuerda que estás cruzando la noche oscura por todos aquellos que no viven la vida de los Mandamientos.

Aunque el amor no florezca todavía en tu ser y no encuentres la humildad, recuerda que te estás consagrando a una Vida Mayor por los que practican el falso amor engañador, que desvía a las almas por la senda de la ilusión.

Aunque morir a ti mismo sea un paso más grande de lo que permite tu consciencia, recuerda que te estás santificando por amor a Mí y por los que no santifican sus esencias para Dios sino que las encaminan hacia otras cosas.

Aunque veas la vida en ruinas y la aridez interior seque el Agua de Vida y apague el fuego devoto de tu corazón, recuerda que estás sufriendo en silencio por los que no oran y pierden el preciado tiempo en la constante tentación.

Aunque todavía no veas Mi Luz en el horizonte, confía absolutamente en Mí, porque Yo estoy a tu lado, guardando tu pequeño corazón como un verdadero tesoro de pureza y oración.

Aunque el mundo no cambie, recuerda que Yo Soy el Amor del Gran Amor, la Verdad de la Gran Verdad Infinita, el Espíritu del Gran Espíritu Santificado. Búscame. Llámame, porque te escucharé. Mis Brazos están abiertos para consolarte y para animarte a que te dones un poco más cada día, porque en el sacrificio hallarás la llave para tu redención.

Bajo la Luz Imperecedera del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por meditar sobre Mis Palabras con el corazón.

Cristo Jesús, ahora y siempre