Viernes, 8 de agosto de 2014

Mensajes mensuales
MENSAJE PARA LA APARICIÓN ANUAL EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR SANTA MARÍA DE AURORA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos, en Gloria, Júbilo y Celebración, hoy los reúno en el cenáculo de Mi Corazón Inmaculado para dar honra y gracias al Dios de la Redención, quien desde el principio los reunió para vivir el camino de la conversión y del perdón.

Demos gracias a su infinita Presencia en los corazones puros y simples que escucharon el llamado de la Reina del Cielo, de Santa María de Aurora.

Hoy se cumple el cierre de un ciclo universal en la obra de la Madre de Dios para con sus hijos de la humanidad.

Los Cielos hoy se abren para encontrar a las almas devotas y humildes, las que han respondido al llamado de la Paz.

Dichosos sean todos los que están presentes en este Reino Mayor de Redención y de Amor, porque en el 8 de agosto del año 2007, el Cielo tocó la Tierra a través de la bendición de la Madre Universal, y sus atributos fueron revelados por medio de sus faces en el ciclo de las veintidós Apariciones en  agosto del año 2011.

En esta síntesis que hoy Yo les entrego, Mis queridos hijos, quiero y deseo que tengan consciencia de los acontecimientos que se guardarán mucho tiempo después de que Yo no esté más aquí entre ustedes; pero no los dejaré solos, Mi Corazón Inmaculado será vuestra fortaleza y motivo principal para llegar a Jesús el Cristo.

Como mediadora y Madre en el fin de los tiempos, Yo los llamo queridos hijos, para este nuevo ciclo, a reunir las fuerzas internas del corazón para que crucen el umbral infinito hacia los Cielos. Allí podrán vivir en Paz con ustedes mismos y entre vuestras familias, a pesar de que vivan en este mundo que sufre.

El 8 de agosto del año 2007, Yo vine para establecer sobre el Uruguay y el Cono Sur, la devoción a la Madre de la Divina Concepción de la Trinidad, despertando una devoción más profunda en Argentina por la Madre y Señora de Luján, en Uruguay por Nuestra Madre de los Treinta y Tres, en el Brasil por Nuestra Señora de Aparecida. Mi Corazón Universal tocó las puertas de los corazones de la República de Venezuela a través de Nuestra Señora de Coromoto, para rescatar a las consciencias de los pueblos originarios de América, junto al Poder Divino de Nuestra Señora de Guadalupe.

En el mundo, Yo he instaurado la devoción a Mi Corazón Inmaculado, porque Él es el portal para la salvación de las almas perdidas y distantes del Dios del Amor.

Queridos hijos, que hoy vuestra celebración interior sea profundamente devocional y mística, permitiendo que el Amor de Dios los transforme, a través de Mi Presencia en este día.

Mi principal agradecimiento para todos los hijos, creyentes o no creyentes, sanos o enfermos, alegres o tristes, que fueron llamados a Mi Camino de Paz y Redención de las almas.

La Luz de los Centros Marianos en el mundo hoy brilla de manera especial, porque Mi Consciencia Maternal  aparecerá para sus amados hijos que en la fe confiaron en la Señora del Cielo.

Recuerden, queridos hijos, día y noche Yo oro por vuestras misiones consagradas a Dios Padre.

Por cuanto Me han dado Yo les agradezco ahora y siempre.

Yo soy La Aurora que puede amanecer en cada interior.

Paz y Misericordia para el mundo entero.

Vuestra Santa Madre María, Señora de Aurora