Viernes, 20 de noviembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Dios desea, a través de Su Amado Hijo, instituir la devoción a Mi Inmaculado Corazón como un instrumento divino de salvación y de rescate para las almas que están perdidas.

Para que eso sea posible, Gracias especiales serán espiritualmente generadas por aquellos corazones que difundan la devoción a Mi Inmaculado Corazón, pues la victoria del Reino de Dios ocurrirá cuando las almas, en total arrepentimiento y humildad, pidan por Mi intercesión maternal.

Vuestra Madre Celeste promete no olvidar a nadie durante la hora más culminante.

Mi Hijo desea que esa devoción verdadera a Mi Inmaculado Corazón trascienda los tiempos de hoy y que, viviendo y practicando los buenos ejemplos de caridad, las almas generen los méritos necesarios para alcanzar ampliamente la redención.

La devoción a Mi Corazón Inmaculado tiene como fundamento mantener la filiación con el Padre Eterno para llevar a todos principios espirituales y sagrados que renueven las consciencias y despierten por encima de todo una vida de santidad y de consagración, bases importantes que permitirán una nueva forma de vida, impregnada por el Santo Espíritu de Dios.

Todos aquellos corazones que en estos tiempos adopten una postura de devoción interior a Mi Sacratísimo Corazón de Madre, estarán ayudando a fortalecer esa devoción en la consciencia planetaria y en todos aquellos corazones que deberán reencontrar una unión más profunda con el Reino de los Cielos.

Hijos Míos, este es el tiempo en el que los tres Sagrados Corazones se entregan para que las almas beban de las tres fuentes de Misericordia que provienen del mismo origen y del mismo Padre del Universo. Esa devoción les traerá renovación y sobre todo, paz en los tiempos de hoy.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice en amor y compasión,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz