Miércoles, 7 de septiembre de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL NÚCLEO SAGRADO CIELO, BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos Míos:

En el nombre del Amor de Mi Hijo, los vuelvo a reunir para demostrarle al mundo que es posible vivir la Divina Voluntad.

Es así, queridos hijos, que Mi Inmaculado Corazón se aproxima para traerles la gratitud infinita de Dios, porque verdaderamente ustedes, Mis hijos servidores, están llevando adelante la Voluntad del Padre.

Es por esta razón que hoy vengo del Cielo para anunciarles este mensaje, con el fin de que en sus vidas y en las vidas de sus semejantes se cumpla el sagrado Propósito de Dios.

Aquí existe, queridos hijos, una vertiente simple de oración, de devoción y de caridad, y deseo que el impulso de unidad y de amor, que siempre deben gestar interiormente entre ustedes, pueda irradiarse al mundo entero.

Ustedes son un sagrado y antiguo pueblo que llegó al mundo para concretar la manifestación del Plan de Dios por medio del servicio abnegado y de la caridad.

Ahora su sagrada tarea, queridos hijos, será el servicio a las almas por medio de la formación de siete grupos de oración, los que espiritualmente representarán a los Siete Dones del Espíritu Santo, y a través de esta tarea que asumirán, Yo podré trabajar por la protección divina de todo el Brasil.

Con esto, queridos hijos, quiero invitarlos a que difundan la obra de los Mensajeros Divinos en esta región y en todo el Estado de Minas Gerais.

Deseo especialmente, queridos hijos, que la Madre de la Divina Concepción de la Trinidad y que el Cristo Glorificado sean conocidos en este lugar y en el Brasil entero.

Será por la devoción viva de sus corazones que Yo podré proteger el destino de esta, Mi amada nación.

Hoy vine para agradecerles y para renovar el compromiso de que Me ayuden en el despertar de las consciencias, las que a través de la oración podrán ingresar en el camino espiritual y en la vida crística.

Por todo lo que han manifestado para el Plan del Padre Yo les agradezco, y hoy dejo grabado en el espíritu de esta, Mi amada casa, la siguiente oración al Sagrado Cielo:
 

Oración al Sagrado Cielo

Para la protección de la tarea de todos los servidores
       del Núcleo Sagrado Cielo de Belo Horizonte.

 

Sagrado Cielo de Dios
       que te manifiestas en la sublime bóveda celeste.

¡Oh Sagrado Cielo de Dios!,
       desciende a esta realidad humana,
       santifica nuestras vidas y
       enciende todo el tiempo la llama de nuestros corazones.

¡Oh Sagrado Cielo de Dios!,
       convoca al servicio a todos los servidores del Bien Mayor,
       que la caridad sea la antorcha de los pacificadores,
       que la devoción sea la luz que ilumine todos los caminos.

¡Oh Sagrado Cielo de Dios!,
       que descienda Tu Reino Celestial sobre nosotros para que triunfe el Plan.

Amén

 

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los ama siempre,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz