Viernes, 27 de octubre de 2017

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA COMUNA DE OLMUÉ, MARGA MARGA, VALPARAÍSO, CHILE, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Quiero hacer en Chile nuevos grupos Red-Luz que vivan un compromiso verdadero con lo Alto sabiendo que cada nuevo miembro Red-Luz que nacerá, deberá atravesar varias etapas para que su formación traiga frutos espirituales en su vida, en su región y especialmente en su país.

De esa forma, la integración de nuevos miembros Red-Luz, instruidos y formados en base a la necesidad inmediata de sustentación de las naciones y del mundo, ayudará para que, en el caso de Chile, comience a gestarse una nueva consciencia que responda y atienda al llamado de la Jerarquía Espiritual.

Para eso, queridos hijos, será necesario que primero se formen los nuevos grupos de oración para que después, de ellos nazcan nuevos miembros Red-Luz más comprometidos con la Obra.

Para que eso sea posible, Brasil y Argentina, así como Mis hijos de la Red-Luz de Paraguay, ya tienen las condiciones internas necesarias para confraternizar con la nación de Chile y así poder llegar a este país para comenzar a trabajar desde el plano más profundo hasta el plano más consciente a fin de que las consciencias que aquí despertarán, puedan vivir finalmente el Plan de Dios.

Será una tarea ardua, comprometida y sacrificada; necesito de nuevos miembros Red-Luz para que la Jerarquía pueda desempeñar los planes de amor que Chile como nación y como pueblo debe vivir.

A los grupos Red-Luz ya formados en Chile, será necesario integrarlos, convocarlos y motivarlos, dentro de sus posibilidades, para poder trabajar más firmemente en este Plan de redención y sobre todo para retirar a la Consciencia de Chile de la tibieza y de la inercia.

Por eso, como Madre, convocaré a miembros de la Orden Gracia Misericordia realmente responsables, como también a miembros Red-Luz, para llevar adelante esta misión que intentará desactivar una situación social y política en este amado país Mío.

Necesito que Mis hijos Me ayuden a evitar más acontecimientos tristes en este mundo.

Necesitaré que Me ayuden con más sacrificio para hacer triunfar Mi Corazón.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz