Miércoles, 11 de noviembre de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE BRASILIA, DISTRITO FEDERAL, BRASIL, HACIA EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Que Mi Águila de Luz derrame los poderosos rayos de Mi Corazón, rayos que permitirán iluminar el camino de las buenas almas, almas que deben alcanzar, al igual que ustedes, la redención.

Que Mi Águila de Luz irradie los códigos de la rehabilitación para las naciones y los pueblos, y cuando vean pasar el Águila de Luz por cada lugar, los corazones puedan reconocer la filiación con Mi Corazón.

Águila blanca, en tu vuelo, tú existes para recordar que el Santo Espíritu de Dios pertenece a todo corazón que lo invoque para vivir su transformación.

Águila de Luz, tú existes para elevar a tus hijos hacia Dios y para recordarles el mensaje salvador de Cristo.

En tu interior, Águila de Luz, guardas a los redimidos, a los que como tantos otros siervos Míos, pudieron ver claramente las pisadas de Cristo y así has reunido en Tu Purísimo Espíritu a cuántos hoy celebran contigo la redención.

Que tu andar por cada espacio, deje brillando la alegría de reencontrar a Dios, así como la estrella marca en el firmamento su infinita presencia.

Águila de Luz, eres el espíritu de las divinas obras. Eres en humildad la ofrenda verdadera del Plan de Dios para el planeta.

Nunca te canses de volar, Águila de Luz, pues detrás de ti aún caminan los buscadores de tu Luz; llévalos a todos hacia el Reino de Adonai para que se unan al Amor del Universo.

Águila de Luz, deja grabado el Rostro luminoso de Cristo a tu paso.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Hoy bendice toda esta misión,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz