Martes, 25 de agosto de 2015

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DEL ESPÍRITU SANTO, CÓRDOBA, ARGENTINA AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Hijos Míos:

Ayer conocieron uno de los Misterios del Cielo, los que pocas consciencias conocen, a través de su unión interna con el Reino de Dios.

Hoy hablaremos, queridos hijos, del alcance de los Espejos del Cielo desde el plano espiritual, que es donde ellos surgen para toda la Creación, hasta el plano material, que es la realidad más cercana a la de ustedes, la que recibe los impulsos-luz de estos instrumentos de armonía universal.

Los Espejos del Cielo son receptáculos de luz divina que irradian principios de vida superior para todo el cosmos. No hay estrella o planeta en este sistema solar o en otro, ni galaxia, que no reciba el impulso universal de los Espejos. Ellos nos hacen recordar el Propósito para la vida planetaria y para todo el Universo, nos referimos al Propósito de la constante elevación de la materia a través del principio de la pureza.

Vuestra Madre Celeste desde el principio conoció estos instrumentos provenientes del Universo de Dios, los que son guiados y acompañados por los ángeles, quienes revelaron a vuestra Madre Santísima la existencia de estos instrumentos de paz.

Un Espejo es un instrumento inmutable; el Espejo del Cielo siempre cumple el mismo fin e irradia ese principio a toda la Creación.

En el caso del proceso actual de la humanidad, los Espejos del Cielo están movilizándose cada vez más debido al proceso de densidad de los seres humanos y, principalmente, por las transgresiones en masa de las Leyes que rigen todos los Reinos creados por Dios.

Como todo camina hacia un grave desequilibrio psíquico y emocional en la humanidad, debido a la cantidad innumerable de deudas y de pecados, los Espejos del Cielo ahora están ayudando, en colaboración con los ángeles, para que pueda existir al menos un poco de equilibrio en el eje de la Tierra y, especialmente, en la consciencia dormida y ultrajada de la actual humanidad.

Los arcángeles, llamados Padres de la Creación, están interviniendo en el Proyecto de esta raza a través de la esencia y de la matriz de los Espejos.

¿Qué sería para ustedes, hijos Míos, una matriz de un Espejo Celestial?

Representa lo más puro entre lo puro, diríamos lo fundamental y esencial de toda la Creación, lo que una vez ustedes conocieron como los Rayos del Universo. Son las corrientes universales de la Creación, las que a través de los Espejos del Cielo están trayendo para la humanidad algunos recursos espirituales que son capaces de sustituir un error por un estado de paz.

Los Espejos del Cielo no solo son atributos manifestados en la Creación que ayudan en la constante elevación de la consciencia, sino que ellos son capaces de captar y de retransmitir principios de la vida espiritual superior que la consciencia de la humanidad desconoce por completo.

Decíamos que los arcángeles están acompañando este Proyecto Universal de la humanidad desde cerca y eso se estableció por Ley Creadora desde la última guerra mundial, la que fue profetizada en Fátima; esta guerra trajo como consecuencia la destrucción de la vida espiritual planetaria.

Por eso los Espejos del Cielo desde el principio de la existencia del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, siempre irradiaron fuentes de vida superior que colocaban al planeta dentro de la armonía universal. A través de los tiempos, el compromiso de la humanidad con las adversidades del enemigo, la fue desplazando rápidamente del Propósito y de la Voluntad de Dios, hasta llegar a este momento cruel de la raza. Las intervenciones de los Mensajeros de Dios y las advertencias a través de los tiempos nunca dejaron de ser pronunciadas. Diversas formas de mensajes celestiales han sido transmitidos a través de diferentes videntes en distintas partes del mundo y en épocas acuciantes.

La receptividad al llamado de Dios ha sido escasa, la humanidad peregrinó hasta los Centros Marianos para encontrar alivio y así lo recibió; la mayoría de las almas, que desconocen la existencia de la vida superior recibieron la cura, pero siguieron viviendo de la misma forma, sin cambiar nada.

Esto atrasó a la humanidad rápidamente, y la Jerarquía Celeste tuvo que contener los impulsos de los Planes de Redención del Padre Eterno entre pocas consciencias, entre las menos preparadas.

Hasta ahora esto sigue así, y un verdadero cambio, que es urgente, podría revertir la ausencia de la vida espiritual de la humanidad. Vuestro Padre sabe que la humanidad no hace lo suficiente para cambiar, porque la consciencia terrestre de los seres humanos adoptó modos y formas de vida involutivos, los que en la mayoría de los casos han borrado la consciencia del alma.

¿Qué hacer?

Los más despiertos a la vida de oración deberán hacer el doble del trabajo espiritual y evolutivo por el resto de la humanidad que no lo hace. Pero todo caerá al suelo por su propio peso y el tiempo del Juicio Universal llegará para reconfigurar y transmutar al planeta y, así, prepararlo para los mil años de paz.

Mientras todo está por suceder, las almas orantes del planeta deben recordar la presencia de los Espejos del Cielo y así a través de vuestras plegarias, recibir los impulsos de luz que emanan de ellos para todo el universo.

Si la respuesta de ustedes por la vida superior fuera positiva y verdadera ante la Creación, el impacto hacia el Universo sería más grande que el que Cristo generó cuando venció la muerte en la cruz.

Todo comienza en el amor; por eso es lo primero que el adversario hace desaparecer del corazón de los hombres.

¡Luchen por la nueva humanidad y no bajen los brazos!

Vuestra Madre los acompaña en unión a los Espejos del Cielo. Hagan restablecer el Reino de Dios en este mundo.

¡Les agradezco por responder a Mis planes de Paz!

Los despierta a la vida del espíritu,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz