MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN TAHLEQUAH, OKLAHOMA, ESTADOS UNIDOS, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Bases ardientes de la vida comunitaria y grupal – Parte IV

La comunidad representa una flor en el Corazón del Maestro, porque dentro de esa flor está la vida activa y servicial de las almas que reflejan la devoción y el amor espontáneo de servir a Dios.

Así, alrededor de Mi Corazón, existen otras flores que representan otras comunidades en el mundo que, por medio de una obra de servicio altruista, sirven a las almas más necesitadas.

Por la presencia de cada una de las flores en Mi Corazón, Yo regreso al mundo para volver a construir, en estos tiempos, el nuevo pueblo de Israel, para que ese pueblo, que estará integrado por la diversidad de almas provenientes de diferentes naciones, pueda formar una de las más importantes Aspiraciones de Dios. 

Por esa razón, su Redentor lleva sobre Su Corazón a las doce comunidades, que son las doce flores que representan a las doce nuevas tribus o pueblos que, extendidos por toda la Tierra y a través de sus culturas, formarán la nueva familia de Israel después de la transición de la Tierra. Y, así, darán continuidad y valor a lo que el Padre Celestial pensó desde el principio.

Pero todo esto es una ardiente Aspiración del Corazón de Cristo, y por ese motivo su Señor regresa al mundo para llevar adelante esta tarea de preparación de los mundos internos, a la que fueron llamados a participar y construir en el plano físico, esta ardiente Aspiración de Dios.

Este es el tiempo de que las almas sepan que una comunidad no es solo un ritmo material. La Comunidad de Dios tiene un ritmo interno, y ese ritmo la lleva a vivir sus aprendizajes y enseñanzas conforme lo espera el Universo.

La comunidad puede atraer su propia luz o apartar su propia luz, según la consciencia de todos sus miembros. Eso hará que la comunidad se vuelva o no, un símbolo que represente lo sagrado de Dios.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice, 

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES RECIBIDO EN EN EL NÚCLEO-LUZ SAGRADO CIELO, BELO HORIZONTE, MINAS GERAIS, BRASIL, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Yo no solo soy tu Madre Celestial y la Madre de la Vida, soy la Luz que impulsa ardientemente la devoción de tu alma por nuestro querido y glorioso Creador.

Soy el bálsamo con aroma a rosas que limpia, purifica y santifica tu ser para que, en este tiempo, te animes a dar los pasos en confianza hacia el Creador.

Soy ese espejo que encarnó en la Tierra para entregar, a los hijos de Dios, la esencia del amor, de un amor que sea capaz de regenerar la vida interna y de borrar, para siempre, el sufrimiento y el dolor.

Soy esa flor, única e irrepetible. Soy esa eterna flor que se entrega en las manos de Sus hijos para que la puedan contemplar y amar, para que ese amor que aún no ha surgido desde adentro de cada hijo, pueda florecer y hacer milagros de amor en la vida de los que sufren y de los que no tienen nada.

Soy la Madre que los abriga en los inviernos fríos de la vida y que los protege en las noches de tempestad.

Los coloco a todos cerca de Mi pecho para que no solo estén en Mis brazos, sino para que sientan también el amor de Mi Corazón, de un Corazón que late por cada uno de ustedes.

Esa es la razón por la cual estoy aquí, por cada uno de Mis hijos perdidos y no perdidos, creyentes o ateos, conscientes o ignorantes. Estoy por cada uno, para poder llevarlo hacia Mi paz y para que en Mi paz, hijos Míos, aprendan a vivir en Dios, en Su Presencia y en Su Reino.

Soy esa Madre incondicional, esa Madre consoladora y aliviadora del sufrimiento humano y moral.

Vengan a Mí, hijos, porque en Mí encontrarán a Dios, y todas sus experiencias y pruebas se volverán pequeñas ante el Amor que proviene del Padre y que los hará libres.

Hijos, soy la Madre que comprende y que ora, incansablemente, por el mundo de hoy, por la humanidad que está enferma psíquica y espiritualmente. Por eso, vengo, porque una madre haría cualquier cosa por ustedes. Solo una madre es capaz de sentir y de comprender, hasta en lo más profundo, a cada uno de sus hijos.

Hoy, que las madres del mundo, madres terrenales y madres espirituales, se unan a Mí para clamar al Padre por la humanidad y por su gran indiferencia, para que el amor y la vida sean respetados, para que la solidaridad sea sembrada en el corazón humano y para que todo pueda ser reparado y curado en lo más íntimo de cada ser.

Que hoy las madres recen para que el espíritu de la sagrada maternidad no sea disuelto de las mujeres del mundo y para que ese primer contacto que la madre tiene con el recién nacido sea protegido y amparado por la Madre de Dios porque, a pesar de todo lo que hoy hace la humanidad, el Proyecto de Dios en la vida de la familia no se ha perdido, y para que las almas reencuentren el sentido de estar en unidad y en familia.

Recen Conmigo, recen madres del mundo y así Mi Inmaculado Corazón triunfará.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Invocación al Divino Atributo de la Humildad

Señor nuestro,
hazme pequeño e insignificante.

Que mi persona no se vanaglorie de nada;
que mi corazón sea un puente hacia Tu santa Paz.

Señor, hazme servicial y bueno,
bondadoso y misericordioso con los demás.

Que mi consciencia siempre reciba
las correcciones necesarias de la vida;
que mi corazón humano nunca se cierre;
que yo pueda aprender a agradecer
todas las lecciones y experiencias.

Que todo lo haga por Ti, Señor,
y nada por mí, ni por mi propia e imperfecta voluntad.

Enséñame a vaciarme.

Enséñame, en humildad, a reconocerte
vivo y presente en la Comunión,
en la consagración de la vida,
en cada uno de los votos
que me he propuesto realizar por Ti.

Señor,
destruye mi soberbia,
disuelve mi arrogancia
y cúrame de la negligencia espiritual.

Que aprenda a proteger de mí mismo Tu majestuosa Obra;
que ya no sea más una espina en Tu Corazón manso,

sino una flor a los pies de Tu sagrado Altar.

Señor,
enciéndeme en Tu Humildad,
vivifícame en el constante vacío
y redímeme, todo el tiempo,
en el fuego amoroso de Tu Corazón
para que, al menos, lo más pequeño de mi vida en la Tierra
sea el testimonio de Tu Amor y de Tu Divina Voluntad.

Amén.

¡Les agradezco por orar de corazón esta oración!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

Cada oración que Me ofrecen es como una flor que colocan a los Pies de la Madre Celestial. Esa flor es la súplica del corazón humano, el que, con esfuerzo y dedicación, se deja templar por el Amor Crístico.

Recuerden que cada vez que Me ofrezcan una sincera oración, Yo recibiré en el Reino de Dios, el testimonio perfecto de su amor por Mi Corazón.

Con todos esos pedidos, y por la intercesión de Mi Hijo, Yo puedo atender a las almas y al mundo, puedo llegar a donde existe mayor necesidad de amor y de redención.

A través de sus ofertas de oración, sus aspiraciones se concretan porque ellas estarán colmadas del amor de los ángeles del Cielo, y los obstáculos, internos o externos, no interferirán en el camino de sus pasos hacia el Propósito de Dios.

Por eso, por medio de su oración, Yo puedo colocarlos ante la realidad planetaria y ante situaciones complejas que solo la oración, como puente hacia Dios, resolverá, porque la oración verdadera es la que nace del corazón.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hijo:

Deja que la oración sea como una flor que se abre sobre tu corazón y permite que los aromas sutiles que ella emana inunden tu espíritu y todo tu ser.

Deja que la propia luz de la flor de la oración sublime los espacios más recónditos de tu consciencia. Confía en el poder del verbo y en la amplitud de su energía creadora.

Deja que la flor de la oración trabaje en ti, según su tiempo y no según tus expectativas.

La flor de la oración te muestra la belleza interior escondida, más allá de una purificación tardía o de una prueba demorada.

Deja que la flor de la oración, sobre tu corazón, encienda de amor tu alma y ella retome el sentido del propósito todos los momentos que sea necesario.

Deja que la flor de la oración realice el milagro del amor y de la redención en tu vida. Siente la paz que irradian las bellas flores y la devoción que ellas expresan en toda la Creación.

Porque, algún día, tu alma podrá ser como una flor que, habiendo nacido, crecido y madurado en los pétalos del amor, del perdón y de la redención, expresará lo que Dios tanto esperó de tu esencia.

Confía y sigue convirtiendo tu vida en una flor en adoración y en devoción a Dios.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Acto de Reverencia y de Amor a los Reinos de la Naturaleza

Quisiera ser como un pájaro
para solo alabar y cantarle a Dios.

Quisiera ser como el agua de los océanos
para solo espejar la Paz de Dios.

Quisiera ser como un árbol
que se eleva hasta lo alto para alcanzar el Reino de Dios.

Quisiera ser como una flor
que se abre cada mañana para mostrar su devoción por Dios.

Quisiera ser como una planta
que adorna los ambientes para dejarlos llenos de armonía y de luz.

Quisiera ser como un delfín
que entre las olas se supera para alcanzar a Dios.

Quisiera ser como un girasol
que se abre todos los días para recibir la luz del Sol.

Quisiera ser como un cristal
que guarda lo más bello que tiene
para expresar su amor por la Creación.

Quisiera ser como el viento
que sopla fuerte y constante para llegar con el amor
a todos los rincones de la Tierra.

Quisiera ser como el fuego
para iluminar los días de oscuridad.

Quisiera ser como la tierra
que se dona incansablemente para ser el vientre
que gesta una y otra vez a la Creación.

Solo quisiera que no se cortaran los árboles
para no dejar al planeta sin seres que se elevan hacia Dios.

Solo quisiera que no se cazaran las aves
para que la Tierra no quedara sin seres que alaban a Dios con plenitud.

Solo quisiera que no se transgrediera más la tierra con tóxicos y químicos
para que la humanidad no se quedara sin alimentos vivos.

Solo quisiera que ya no se contaminaran más los océanos
para que la vida marina no muriera pronto
y los mares ya no espejaran la paz.

Solo quisiera que el ser humano tomara consciencia
de que el planeta es nuestra casa y que de él dependemos para poder vivir.

Solo aspiro a que todos estemos en comunión con los Reinos
para que, por un instante, podamos sentir su constante sufrimiento
y así los aliviemos, sin transgredir más a la Creación.

 

 

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Atraeré hacia Mi Corazón almas desconocidas para ustedes, y ellas se aproximarán a esta Obra por Mi intercesión.

Serán como mariposas que posarán sobre la Flor de Mi Corazón, o como abejas que tomarán el néctar de las flores vivas de Mi Jardín.

Esas almas serán retiradas de la vida superficial de la Tierra y, con todo Mi Amor, Yo las abrigaré para que tengan la gracia de conocer, por única vez, el Manantial de la Divina e insondable Misericordia.

Las colocaré dentro del océano de Mi Amor para que sean purificadas y reciban los impulsos espirituales que necesitan, así como la lluvia que humedece la tierra para tornarla fértil.

Esas almas llegarán de diversos lugares y caminos, y Yo las conduciré hacia un solo camino, les abriré la sagrada puerta de Mi Templo Interior para que reciban la bendición del Divino Espíritu.

Algunas de ellas sentirán el impulso de consagrarse a Mí de forma total; y otras sentirán la necesidad de seguir Mi Camino hasta poder encontrar, por sí mismas, la Fuente de Mi Misericordia y beber de ella para nutrir sus esencias.

A ustedes les corresponderá estar atentos para aprender a reconocer a las almas que enviaré para formar parte de Mis comandos, así como ustedes ahora lo hacen, según Mi Voluntad.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La pequeña Flor de Carmo

He aquí la pequeña Flor de Carmo da Cachoeira, flor que despunta y se abre al sentir el amor de sus más simples hijos.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que emana los aromas más sutiles de la Gracia de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que expresa, para todos, la belleza de la Creación.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que muestra, a todos, la Simplicidad y la Pureza de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que irradia, como un sol, los rayos sutiles del Amor.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor presente en los espacios y jardines de los peregrinos de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que está en las manos de sus hijos, hijos dignos del Señor.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que adorna y bendice los altares y los hogares que reciben la Presencia de la Madre de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que atrae a los más simples y humildes hacia la Gloria de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que espeja, en sí misma, la devoción por el amado Señor.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que dona a todos el Amor simple del Señor.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, que se encuentra en las calles, en los valles y colinas de este pueblo en redención.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que atrae desde el Universo la Omnipotencia de Dios, para que todo ser viviente despierte al espíritu de la Divina Compasión.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que concibe en su simplicidad los Dones internos de Dios, flor que cura las heridas de los corazones y de las almas necesitadas de perdón.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que abre los portales a la Misericordia de Dios para que toda criatura, en el Cielo o en la Tierra, sea merecedora de la Gracia de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que une y consolida lo que está dividido; flor que congrega y fortalece la hermandad en la familia, el amor profundo y sabio entre todos los seres de la Tierra.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que espeja el Propósito de Dios para el mundo, la esencia de la misión para cada ser de este planeta.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que despierta, en los puros de corazón, las Virtudes Santas de Dios.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor de cada corazón misionero, flor del guardián de la Voluntad de Dios, flor que muestra, a todos, la devoción ardiente por lo Superior.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor que abunda en la ciudad, en los rincones de este pueblo, para que las almas recuerden que Dios las ama y las espera, abiertos de corazón, para realizar en sus vidas el Propósito infinito de Su Divino Corazón.

He aquí la pequeña Flor de Carmo, flor de María Santísima, flor que se manifiesta desde los Cielos para emanar todas las Gracias que precisan, con el fin de hacer de sus vidas instrumentos en las Manos de Dios.

Les agradezco por hoy recibirme en este lugar con tanto amor.

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

¿Qué esperas, alma Mía, para entregarte a Mis Dones?

Deja que el Amor perpetuo que brota de Mi Corazón te inunde hasta el punto de que sientas una devoción ardiente por Mi Ser.

Camina a Mi lado, segura de que estás dando los pasos hacia Dios. Olvida todo lo que oprime tu corazón y eleva tu consciencia hacia Mi Reino Interior.

Aquella que busca los Cielos, es el alma que se une a la Fuente del Amor. Si ya te has desposado Conmigo, permíteme que ahora, tu Esposo Fiel, te acoja y te guíe por el camino del Propósito. Quédate durante la noche en Mis Brazos y siente la plena seguridad de que siempre estarás bien a pesar de las circunstancias.

Búscame en todo momento, siéntete observada, alma Mía, por los dulces Ojos de tu Amado y Fiel Señor. Acepta que ya es hora de iniciar un nuevo ciclo, un ciclo que será impregnado por Mis Gracias Celestiales.

Acércate a Mí, ya no tengas miedo de contarme cuántas veces has caído a Mi lado. Mira con atención, tu Compañero te está tendiendo Su Mano para levantarte. Derrama tus lágrimas de luz sobre Mi Pecho, siente el calor supremo de Mi Compasión y deja que el pasado se inunde de cura y de perdón.

Mira la Gran Estrella en el firmamento de la noche, ella te está indicando el brillo de Mi Divina Misericordia. 

¡Oh alma Mía!, que has dejado de ser tan tentada por el mundo para volverte una flor en Mi Jardín Eterno. Yo siempre te agradeceré por haberte abandonado a la pasión amorosa de Mis Brazos porque ya has ingresado en la confianza de Mi Corazón.

Alma esposa, vive el júbilo del gran encuentro y sigue adelante para alcanzar Mi Eternidad.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por abandonarte en confianza a Mi Corazón.

Cristo Jesús

Mensajes mensuales
MENSAJE EXTRAORDINARIO PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, MADRE DEL SAGRADO ÁRBOL DE LA VIDA, TRANSMITIDO EN EL FORTÍN DE SANTA ROSA, CANELONES, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Fray Elías:

Cuando la Virgen María apareció para transmitirnos el Mensaje para la Aparición, en la madrugada del 25 de julio, nuestra Madre se manifestó como siempre, pero esta vez trajo Consigo el símbolo de aparecer al lado de un gran árbol, con una gran copa verde. Era un árbol robusto, fuerte y lleno de frutos maduros. En ese momento, Ella nos dijo que era la Madre del Árbol de la Vida.

 

Queridos hijos:

Yo soy la fértil Semilla que se siembra en los corazones que se abren para escucharme. Cuando la Semilla de Mi Corazón se siembra, nace la nueva flor que da aromas sutiles a Dios; y el fruto crece y madura lentamente, dando así nuevas semillas de amor y de redención.

Yo soy el gran Árbol de la Vida. Yo soy la Madre que gesta a la Nueva Humanidad, porque a través de Mi Corazón ustedes llegarán a Dios y en consecuencia encontrarán en sus caminos la Presencia de Mi Hijo.

Algunas de las semillas que derramó Mi Árbol de la Vida eran para que nacieran otros nuevos frutos, pero estas se secaron. Por eso, Mis raíces se nutren y se alimentan de los frutos que nacieron, para fortalecer la gran copa que dará después nuevos frutos.

Si el Árbol de la Sabiduría no hubiera nacido, no podría haber nacido el Árbol de la Vida. Yo fui antes Semilla sagrada para después poder ser Flor y luego ser Fruto fecundado en el Corazón amoroso de Dios.

Dios después Me envío por el universo para sembrar las nuevas semillas de luz y, en esta trayectoria, Me envió en una gran misión a la Tierra, para que fuera sembrada en Mi interior la Segunda Persona de Dios, el Hijo Primogénito que era y es el gran Fruto de su salvación, porque es a través de Él que se encuentra la salida en este tiempo, solo en Él se encuentra la salida y la dirección para poder cumplir en vida con la Voluntad de Dios.

Ustedes, Mis queridos, son estos nuevos frutos que ya están por madurar en Mi Árbol de la Vida, porque los frutos nunca pueden estar separados de Su Árbol y el Árbol nunca podrá estar en esplendor si le faltan sus frutos.

Hoy los invito a descubrir los frutos de su conversión y de su redención. Aún el tiempo de que surjan las nuevas semillas está esperando despertar y esto será posible si sus frutos están bien maduros, para que den buenas semillas.

En todo este ciclo planetario, el poder de Mi Gracia y de Mi Misericordia está pasando ante sus vidas, para que antes de todo lo puedan percibir.

Dios espera que Sus hijos puedan ser árboles fuertes y maduros, que puedan dar frutos para que los más humildes se puedan servir de este sagrado alimento y así sus almas estén unidas a Mí por medio de la gran semilla del servicio y de la oración. Si esto no existiera, las semillas se secarían pronto.

Por eso, Mis queridos, en este Mensaje quiero hacerles comprender que ustedes están unidos al gran Árbol de la Vida, el Árbol de Dios que guarda la memoria de sus orígenes, un espacio interior al cual deberán retornar después de todo.

Es el gran Árbol de Mi Consciencia, el  que se donó al Padre para dar semillas de luz y sembrarlas en los corazones que se unen en eterna oración. Ahora, el nuevo árbol de los frutos maduros deberá surgir en la próxima humanidad.

Ahora, ustedes son sagradas semillas en las Manos de Dios que, con tanto amor, espera sembrarlas en el nuevo mundo. Por eso, queridos hijos, comprendan que cada acto de amor, servicio y oración es un nuevo fruto para su redención y para la redención de la humanidad.

Sus pasos deberán dirigirse a Dios a través del corazón puro, la pureza hará madurar los frutos correctamente y así en sus seres reposará el Espíritu y la Sabiduría de Dios.

Gracias a todos los hijos que con amor, durante esta madrugada, han vigilado Conmigo en oración por el cumplimiento de Mis Planes de paz y de redención.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado, en fe y devoción!

María, Madre y Reina de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que Mi Paz permanezca en sus corazones.

Hoy, a través de Mi Paz y de Mi Amor Misericordioso por ustedes, se abrió una nueva flor; flor de la que emanó un aroma semejante al de un fruto hermoso creado por Dios. Y este aroma de piedad y amor se extendió al mundo entero por medio de todos los que dijeron sí a los grandes desafíos que Mi Padre les colocó por amor a su conversión. 

Y esta flor que hoy se abrió es la flor del Inmaculado Corazón, la que fue gestada en la esencia de cada uno de los hijos de Dios.

Sembrar esta nueva semilla significó varios desafíos para las consciencias. Al fin, después de las pruebas, de la trascendencia y, lo más importante, después de la donación de ustedes, una parte del Plan de Dios se ha cumplido.

Y esta flor dio buenas semillas que germinaron en varios corazones que estaban cerrados a Dios, en corazones distantes de Dios y en corazones que no estaban redimidos por el Amor de Dios.

Por la perseverancia, por el amor, por la fe y por el servicio entregado por hijos de Mi Santa Madre, nació una nueva luz para el mundo: nació, después de tantos meses, el portal salvador de Cristo y del Inmaculado Corazón de María²

Entre confirmaciones, decisiones y superaciones por parte de los soldados de la Virgen María, algo muy importante se construyó en las consciencias: el amor al Propósito de Dios.

Ese amor ofrecido por cada uno de los hijos fue verdadero y simple. Ese amor tocó lo profundo del Corazón de Dios y Él, una vez más, virtió Su Gracia y Su Piedad por intermedio de la sagrada presencia de la Madre Universal, la Reina del Mundo.

Ella, en Su dulzura maternal y en silencio, caminó al lado de Sus hijos quienes, sin saber el porqué, le dijeron sí a Su bendito e importante llamado. Y por estos frutos de esfuerzos y amor que ofrecieron los soldados de la Virgen Santísima, ahora brillan en el firmamento universal otros soles y otras estrellas; nuevas almas que estaban a oscuras se volvieron a encender con solo observar la luz del gran portal inmaculado. 

En toda esa obra que tejió su Bendita Madre, se reveló ante sus ojos un gran misterio, el misterio del amor donado y entregado, el mismo que Yo viví por ustedes en la Cruz.

Por eso, que hoy sus corazones se alegren por haber cumplido fielmente con el Propósito de Dios. Su Madre Inmaculada los acompañó y los seguirá acompañando para que los frutos de la redención puedan despertar en todo el mundo.

Vean qué importante es transmitir un mensaje de paz a través de un portal consagrado a la Voluntad del Altísimo, donde un alma que siente las palabras abre su corazón, su consciencia se transforma y su corazón se redime. Luego esa alma se dona, despertando al servicio y a la caridad y esa pequeña acción redime a toda la humanidad. Así, los ángeles escuchan el ofrecimiento de esa alma y ellos, por amor y misericordia, abren los Cielos, y la Piedad universal desciende sobre el mundo. Esta sublime energía activa el mismo impulso en otros corazones, el mundo vive un tiempo más de paz y las almas viven su propia conversión a través de la oración.

Comprendan así, Mis amigos, cuán grande es el Amor de Dios por ustedes; entiendan desde el corazón el resultado de la presencia de este simple pero amoroso portal consagrado a los tres Benditos Corazones de María, Jesús y José Castísimo.

Que en sus consciencias hoy reverberen Mi Profunda Gratitud y Amor, porque Mis ovejas están escuchando la Voz del Gran Pastor.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por cumplir Mis Pedidos en humildad y donación.

Cristo Jesús, vuestro Rey

                                 
2. Cristo se refiere al relanzamiento de la página web www.divinamadre.org.

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto