Viernes, 3 de abril de 2015

Sagrada Semana
APARICIÓN DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO DURANTE LA SAGRADA SEMANA, DÍA 3, EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Después de haber seguido las huellas de Mi Pasión carguen vuestra cruz con valentía y sin demora, pues en el próximo tiempo Yo los espero para que formen parte de Mi Gloria, después de haberse transformado.

No teman por lo que vendrá, mas trabajen para que nada pueda suceder.

Estoy llamando a los últimos que formarán las últimas filas para que los que están adelante de ustedes puedan seguirme.

El Universo les muestra un misterio que es amado por pocos.

Ahora que saben todo, síganme, pues hay mucho por hacer. Y esto no son solo palabras, es el Verbo de Dios pronunciado a través de Mi boca, a través del Hijo de Dios que los convoca.

La Cruz es conocida por pocos, pero su misterio es inmenso; es un mar de Misericordia para aquellos que quieran sumergirse en él. Solo basta dar un primer paso y confiar en lo que Yo les entrego, pues vuestra purificación debe ser inmediata.

No hay más tiempo que esperar. El Universo los llama para la Gran Tarea, que no es solo en este mundo sino en todo este vasto Universo que espera silenciosamente por vuestra definición.

Cuando eso suceda compañeros, todo estará cumplido y las puertas se abrirán de un lado para el otro, de occidente a oriente, de norte a sur y todos así lo podrán ver cuando estén atentos y vigilantes Conmigo.

Mientras cantan para vivir los méritos de Mi Pasión recibiré en esta tarde de Misericordia vuestras intenciones y, principalmente, las de todas Mis hijas, Mis hijas consagradas a Mi Corazón eterno.

Cantemos "Vigilad unidos a Mí, siempre orando".

Mientras cantan a Mi Corazón, entréguenme aquello que ya le llegó la hora de vivir su propio destierro, para que nazca la Luz de Dios.

Canción: "Vigilad unidos a Mí, siempre orando".

Mientras el mundo arde en llamas por sus propias decisiones, la Gloria de Dios viene a vuestro auxilio para rescatarlos. Dichosos de aquellos que creen en Mi Buena Nueva, porque así no desistirán.

Hijas Mías, arrodíllense delante de vuestro Maestro y así como el primer día de vuestra consagración, Me honrarán.

Canción: "Devocionario a la Divina Misericordia".

Quien Me sigue no se arrepiente.

Quien Me sigue se dona por entero.

Quien Me sigue se alimenta de Mi Espíritu.

Quien Me sigue se transforma, así como el árbol, el que pierde sus hojas, da nuevos frutos y después revive todo el tiempo.

Quien Me sigue no se pierde, mas encuentra el camino que perdió.

Quien Me sigue, es Mi testigo y es quien Me espera para poder recibirme.

Quien Me sigue, no se detiene, anda rápido para alcanzar los Pies del Maestro.

Quien Me sigue todo lo recibe y no se pierde nada. Las Gracias son su suprema fortaleza.

Quien Me sigue escucha el Llamado y lo cumple como una premisa.

Quien Me sigue aguarda por el advenimiento de lo nuevo.

Quien Me sigue representa a un apóstol de los tiempos.

Quien Me sigue es porque confía y tiene absoluta seguridad de saber lo que está haciendo.

Quien Me sigue escucha en su interior las señales del Advenimiento.

Quien Me sigue está atento al cambio de los tiempos y socorre ante cualquier necesidad.

Quien Me sigue espera con paciencia el día de su redención, pero nunca se detiene pues vive la transformación infinita.

Quien Me sigue, es porque ya Me dijo que sí.

Cristo Jesús Glorificado.

Tráiganme el incienso para bendecirlo pues deben esperar hasta el día domingo, por la Resurrección del Rey en el corazón de los que estaban muertos.

 Los aguardo.

 Recemos. Esto es lo que es necesario para estos tiempos.

Agua, sangre, vida y compasión,
que brotaron del bendito Corazón herido de Jesús,
ten piedad, Misericordia y redención por todos nosotros.
Amén.
( se repite tres veces)

Vayan ahora, hacia el momento del nacimiento de Jesús y recuerden lo que allí sucedió. Recuerden lo que allí sucedió con los reyes de Persia, del Oriente y del más lejano Oriente, qué fue lo que ellos le ofertaron al Rey y qué es lo que hoy Yo les pido que Me oferten.

La representación de la vida de la naturaleza en el incienso es la oferta más sublime de la creación de la vida material.

Inciensen vuestros seres para que reciban la Gracia de la Misericordia y recuerden lo que él representa a través de los tiempos, que es la liberación de la impureza humana, aquello que corroe a las almas y las separa de Dios por absoluta ignorancia.

Hoy les ofrezco esta consagración para que vean en estas señales la presencia de Mi Espíritu que los exorciza.

Ante la potestad del Padre Celestial y en glorificación al Hijo de Dios, en esta hora en que Él vive Su muerte y derrama Su Misericordia sobre el mundo, elevemos hacia los altares celestiales, junto a los ángeles creadores, la oferta del incienso como redención y la puerta para vivir la rehabilitación.

Canción: “Pater Noster”.

Vivan Mi encuentro como algo único.

Los bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Vayan en paz y en honra al Creador.