Sep

29

Viernes, 29 de septiembre de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE ENTRE LAS CIUDADES DE SAN PABLO Y FOZ DO IGUAÇU, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Aprende a estar en Mi Paz, a pesar del caos y de los conflictos del mundo. Aprende a mirar los acontecimientos con ojos de misericordia y con un corazón pleno de piedad.

Aprende a estar ante un planeta en transición, manteniendo la armonía y la paz de tu pequeño corazón, porque, aunque se arme en la Tierra el "escenario de los horrores y del temor humano", tu corazón debe estar en paz.

Aprende, hijo, que estás en el mundo, en este tiempo, para ser instrumento de una Voluntad Superior, de una Vida Mayor, que se instituirá en la Tierra cuando ella se haya purificado. Esta Vida surgirá dentro de los seres y se extenderá a su alrededor. Ella será el resultado de la fortaleza del corazón humano que sepa expresar lo que verdaderamente es: una pequeña parte viva de la Conciencia Divina.

Cada día forjará, en el interior de los seres, una mayor fortaleza. Todo sucederá, para unos, poco a poco y para otros, bruscamente; pero los cambios y las pruebas dictarán el crecimiento de los corazones y el fortalecimiento de su compromiso con el Plan de Dios.

Cada día será más necesario servir y donar de sí mismo, aquello que parece no existir en la propia consciencia, porque habrá quienes necesitarán con urgencia la donación de los servidores de Dios. Por eso, hijo, prepara tus manos y deja que tu corazón crezca sin miedo.

No siempre te será simple, fácil o agradable servir. El sacrificio retira la conciencia humana de su punto de comodidad e infantilidad espiritual, la llamada "ilusión mundial"; sin embargo, ese mismo sacrificio eleva la conciencia humana y la conduce a la Voluntad y al Pensamiento Divino, a lo que ella es en esencia y en espíritu.

Déjate, entonces, elevar y conducir por el cambio de los tiempos, porque las propias consecuencias de la transformación de la Tierra te harán dar pasos, si no te resistes y si no cierras tu corazón.

Yo estaré contigo.

Tu padre y compañero,

San José Castísimo

Sep

22

Viernes, 22 de septiembre de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Libertad verdadera es aquella que se vive cuando el corazón sabe renunciar a todo querer y pensamiento humano para encontrar la Voluntad de Dios.

Libertad verdadera es aquella que el espíritu conoce cuando se ve libre de toda necesidad del ego de aparentar algo, de alcanzar algo o de ser algo, por la admiración superficial de los demás, por la competencia o por la simple autoestima y auto adoración.

Libertad verdadera, hijos, es aquella que se encuentra en la renuncia libre de sufrimiento, la renuncia que parte del amor a Dios y a Su Plan, y que trasciende todo estímulo humano de querer, de ser o incluso de aspirar a algo.

Dejen que sus corazones encuentren la Libertad verdadera en el silencio, cuando la necesidad de atraer a los demás, por el magnetismo de la propia voz, da lugar y espacio para que el espíritu escuche la Voz de Dios, cuyo Verbo trae Vida y Eternidad, y no muerte y degeneración.

Dejen que sus corazones conozcan la Libertad verdadera, cuando sus ojos ya no busquen en la mirada humana la admiración y el contentamiento, sino que, dirigidos hacia lo Alto, encuentren aquella Mirada serena de Aquel que los observa con amor desde el principio de la Creación. En esa Mirada Divina se encuentra la puerta hacia el Todo. En ella se encuentra toda la Vida, toda la Creación, toda la existencia verdadera.

Dejen que sus corazones experimenten la Libertad verdadera, colocando de lado todo padecimiento personal y humano, para dar lugar al Dolor del Corazón de Dios. Compartan con el Padre, un pesar verdadero, y alivien Su Santo y Puro Corazón. Así, aprenderán a encontrar el sentido de su propia vida en la verdad y no en la superficialidad.

Hijos, este no es solo el tiempo de la purificación, de la transición y del fin de la ignorancia humana; este es el tiempo de encontrar, conocer y vivir la Libertad verdadera y de dar fin al cautiverio de la materia y a sus infinitos aspectos de ilusión.

Caminen por sí mismos hacia el nuevo tiempo, hacia el nuevo hombre y hacia la Libertad Espiritual, con pasos aparentemente pequeños, con acciones simples, pero que repercutan en toda la humanidad y que les permitan transitar por el cambio de los ciclos con sabiduría, siendo instrumentos de auxilio para la humanidad.

Encuentren en el Corazón de Dios la puerta hacia la Libertad verdadera, y allí, todo se cumplirá.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

Sep

15

Viernes, 15 de septiembre de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA SAGRADA CASA DE MARÍA, MADRE PAULISTA, SAN PABLO, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Alma de Dios, cuando el Señor te llama, ve a Su encuentro. No dejes nunca de escuchar Su Voz y de seguirlo, porque Él siempre tendrá, para ti, lo que más necesitas.

Aunque el cansancio de tu cuerpo se extienda a tu mente y a tu corazón, no dejes que él debilite el amor y la aspiración de estar en Cristo y con Él.

Tu Señor y Rey, Maestro de las Esencias creadas por el Padre, viene al mundo por una Voluntad Superior a toda voluntad que se emana en el Universo, para que las criaturas alcancen el despertar, la redención y por fin, el retorno al Origen.

Por eso, alma fiel y peregrina, encuentra reposo y morada en Aquel que está en todo y que podrás encontrar en todos los lugares, pues Él habita en todas las cosas. Escucha la Voz de tu Señor cuando Él te llama y sabe que no siempre Su Voz será pronunciada como sonido y vibración, sino que Su Verbo también hablará en la potencia del silencio.

Permanece, entonces, con la atención puesta en Dios y en Su Hijo, para reconocer Sus Designios y Su Guía para este último tiempo. Dios está dispuesto a guiar todos los pasos de aquellos que lo aman y que lo siguen. Por eso, alma peregrina, ábrete para escucharlo y seguirlo más allá de tus posibilidades, más allá de esta vida, más allá de este mundo.

Como tu Padre y Amigo, te invito a caminar por sendas ya recorridas por Mis Pies. Para estar hoy al lado del Padre, del Hijo y de la Madre Celestial, Mi Corazón se abrió para escuchar la Voz de Dios, Mi Espíritu se abrió para permear la materia y Mi Humanidad, pobre y pequeña, se abrió a la trascendencia absoluta de su imperfección para encontrar la Verdad.

Déjate hoy inspirar por estos pasos y, escuchando la Voz de Cristo, elévate a Su Reino y vive la unidad con Su Espíritu de Amor, para que ella deje de ser una experiencia pasajera y se torne una vivencia constante, un estado superior de tu pequeña consciencia, en donde cuando te abres para ser nada, podrás entonces ser todo, ser todo.

Tu Padre y Amigo,

San José Castísimo

Sep

08

Viernes, 8 de septiembre de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Pon tu corazón en oración y mantén la paz. A pesar de todo lo que sucede en el mundo, hijo, si no hay paz en los corazones no hay cómo abrir las puertas para la actuación de una Ley Mayor, superior a todo lo que hoy rige la vida en la Tierra. Por eso, observa el mundo, no con indiferencia ni con ojos de ilusión: ve los acontecimientos con la mirada verdadera de quien reconoce la situación planetaria, pero que también sabe que la Voluntad de Dios triunfará más allá del caos y que lo más importante en estos tiempos es orar y obrar por el rescate de las almas y de las esencias.

Mantén tu corazón en paz y solo obedece a los Designios que descienden desde el Cielo para guiar a las almas. Un día, será necesario que existan seres conscientes dentro del caos, para crear allí un puente con el Universo de Dios, para que los Rayos y las Leyes Divinas que auxiliarán a la humanidad puedan descender. Pero para que el Creador cuente verdaderamente con Sus hijos, estos necesitan crecer y madurar en espíritu, lo que significa estar cada vez más unidos a la Consciencia Divina y a Su Santa Voluntad Celestial.

Si aprendes a obedecer, hijo, todo se cumplirá tal como Dios lo diseñó para ti, y como dijo el Hijo del Hombre: "Caerán mil hombres a tu izquierda y diez mil a tu derecha, y tú no serás alcanzado". Con esto, el Señor decía que la fortaleza espiritual, cuando es verdadera, no tiembla con el caos del mundo, con la purificación planetaria, ni tampoco con la propia. Por eso, disponte a percibir que el momento que tanto esperaban el Cielo y la Tierra, ya llegó. Y aun sin estar preparados para ello, los seres humanos lo vivirán.

Si tú eres parte de una minoría consciente de la realidad planetaria, da gracias y déjate guiar. Hoy, los acontecimientos agudos están distantes de ti porque Dios te está conduciendo por la senda correcta. Pero mañana, hijo, este sendero puede estrecharse, porque todo sucederá a tu lado y tus pasos deberán ser cada vez más rectos y precisos.

Aún estás a tiempo de despertar y de crecer en espíritu. Ora sin cesar, para que hasta el último espacio de tu consciencia, que aún no se rindió a Dios, pueda hacerlo. Así, hijo Mío, no correrás el riesgo de pisar en falso en el último momento, porque una parte oculta de tu consciencia no se había definido.

Busca transformar lo profundo de ti, en lo pequeño y en lo oculto, para llegar a lo grande. Lleva la paz hacia los espacios más escondidos de tu ser y vence aquellas resistencias que, en verdad, revelan el miedo que aún tienes de amar y de rendir tu corazón a Dios.

Sigue los pasos de los Mensajeros Celestiales y confía en que todo se construirá en ti, aunque no lo percibas, para que seas un triunfo de Dios en este mundo de tantas tinieblas aparentes.

Tu Padre y Amigo.

El que te ayuda a crecer y te advierte siempre,

San José Castísimo

Sep

01

Viernes, 1 de septiembre de 2017

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE ENTRE LAS CIUDADES DE PORTO ALEGRE Y SAN PABLO, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Mientras el mundo agoniza, hijo, solo ora y deja que tu corazón llegue a Dios.

Será grande el sufrimiento y muchos se arrepentirán, tardíamente, de no haber mirado hacia el Cielo. Que nada te perturbe, que nada te estremezca ni te haga perder la fe.

Coloca tu corazón en la meta de una nueva vida, que solo surgirá en el mundo cuando él se haya purificado y retirado de su suelo fértil, lo que impedía el crecimiento de las semillas de luz, allí depositadas por Dios.

Ten certeza, hijo Mío, que después de toda la purificación, soportada con amor y esperanza, vendrá un nuevo sol, una nueva vida, una nueva oportunidad de recomenzar con mayor humildad y rendición a Dios.

Tu purificación te revelará aquello que precisa ser transformado y curado dentro de ti, para que, sabiendo todo lo que no eres y que pensabas ser, tu corazón pueda encaminarse hacia el develar de la verdad.

De la misma forma, el planeta también sabrá todo lo que no es y que pensaba ser, por su arrogancia y por distanciarse de Dios. No todos tendrán fuerzas para buscar la verdad, y muchos perderán la razón por no tener una referencia en la realidad. Pero tú, hijo, debes ser un eterno buscador de lo que es real, para que los que están ciegos encuentren en ti una luz para perseverar en la vida, en la verdadera vida que proviene de Dios y no del hombre. Por eso, no te canses de persistir y de construir en tu interior un camino hacia la Verdad.

No te entristezcas por pensar que es poco lo que haces cuando solo te trasformas a ti mismo y, en verdad, quisieras transformar el mundo. Lo que es verdadero se consolida en lo pequeño y perdura en los siglos y en la eternidad.

Por eso, confía en que el mayor servicio es purificarte primero, persistir y renunciar todos los días a la ilusión, antes de que el mundo se desestabilice, para que así seas portador de la Vida Superior. Cuando llegue el tiempo, comprenderás que fue en el silencio y en el anonimato que tu servicio hizo mayor eco en la vida planetaria y más allá de ella, adentró en los Universos.

Aquel que te ayuda a perseverar y a vencerte a ti mismo, tu Padre y Compañero de siempre,

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos