MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Llegarán almas a la superficie de la Tierra que renovarán el planeta en este agudo ciclo y ellas llevarán en sí el impulso de la cristificación.

Llegarán almas que despertarán a la vida universal y, en consecuencia, impulsarán con su despertar el interés de otras almas por el camino crístico.

Llegarán almas que emitirán la nota precisa, la que ayudará a transformar gran parte de las cosas y que movilizará de espacio a los que espiritualmente quedaron estancados.

Llegarán almas que ayudarán a cambiar el ciclo, y todo el universo impulsará ese esperado movimiento. El tiempo cambiará y todas las consciencias tendrán la posibilidad de recibir ese impulso y de convertir sus vidas.

Llegarán almas que modificarán las corrientes en sentido positivo, y todos los fluidos universales serán retransmitidos espontáneamente a través de ellas.

Llegarán almas que despertarán la vida crística planetaria y que atraerán por un corto tiempo una corriente de paz universal, antes de que el mundo se purifique completamente.

Llegarán almas que podrán cambiar los acontecimientos y que por su juventud motivarán el cambio y la ascensión verdadera de la consciencia.

Llegarán almas que, guiadas por Mí misma, manifestarán un estado de Gracia inexplicable, algo que beneficiará al resto de la humanidad; serán almas en libertad que aspirarán a cumplir con la promesa de preparar la esperada venida de Cristo.

Esas almas están próximas y la hora ya lo indica.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice siempre,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL DISTRITO DE SAN ISIDRO, LIMA, PERÚ, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Como Vuestra Madre del Cielo deseo lo mejor para todos, por eso intercedo para que sus almas den el paso hacia Mi Hijo.

En Él encontrarán la fuerza motriz para llevar adelante la misión que vinieron a cumplir, en Mi Hijo se encuentra la esencia de la realización de la tarea.

Hijos Míos, vean a través de Cristo el modelo para sus vidas e imítenlo hasta que aprendan espontáneamente a amar como Él los amó en la Cruz.

Así, espero que surjan los Nuevos Cristos, plenos en la Misericordia del Redentor y abiertos para responder a las necesidades del planeta.

Queridos hijos, sean esa corriente de luz positiva que sustenta al planeta, sean esa luz que todo redime y transforma.

Estoy aquí para animarlos a realizar los Planes del Altísimo; como Vuestra Madre y Maestra los impulso día a día para que estén bien cerca de Mí y aprendan a crecer en la humildad concebida por Mi Corazón y bajo la gloriosa Presencia del Padre Celestial.

Queridos hijos, caminen a Mi lado todo el tiempo y sigan Mis silenciosos pasos, porque la hora de la gran Operación Rescate se aproxima, por eso formo soldados orantes de corazón, para que la minoría sustente a la mayoría, la que está sumergida en una ignorancia global.

Sean como Mis ángeles: ejércitos de luz y discípulos de Aquél que vendrá en Su Gloria para reencontrarlos.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los entrena en oración,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE MADRID, ESPAÑA, HACIA BOGOTÁ, COLOMBIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo soy la Madre de los Cielos y de todos los océanos, cada espacio de este planeta es regido por Mis Espejos, desde el interior de los océanos de luz.

En ellos dejo guardados los códigos de la paz, del amor y de la rehabilitación, los que irradian a todo el planeta.

En los grandes océanos del mundo, las almas orantes pueden encontrar los códigos celestiales de la redención y de la rehabilitación.

En cada océano se guarda una historia evolutiva y espiritual del Universo celestial, la que se irradia secretamente a los continentes.

En los grandes océanos se manifiestan corrientes espirituales de energía divina que ayudan a mantener el planeta bajo un cierto resguardo.

Cuando los orantes se unen a los océanos, estos espejan aquello que protegen y así se crea una comunicación interna entre el alma de cada ser y los océanos.

Dejo esta instrucción para todos porque los océanos guardan en sí principios ocultos de armonía, de belleza y de equilibrio para la humanidad.

Los océanos existen para contener el plano emocional de la humanidad. Ellos ayudan en la cura interior de las consciencias.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Ora por los grandes océanos,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN BAHÍA LÓPEZ, BARILOCHE, RÍO NEGRO, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

El Fuego Divino que en estos tiempos desciende a través de la acción del Espíritu Santo, es un fuego más fuerte e inmutable.

Este Fuego corrige y transmuta las corrientes contrarias, y es capaz de impulsar las siguientes etapas del Plan de manifestación.

Ese Fuego remueve todo lo que es corrupto, para que, por medio de su ascensión, las consciencias alcancen el sentido de lo sagrado.

Este Fuego es capaz de consumir toda una forma y toda una estructura rígida.

Por eso, el Fuego Divino deberá ser contactado por etapas, a fin de que las consciencias soporten su voltaje ascendente.

Este Fuego también purifica y remueve todo lo que impide la evolución del ser.

Ese Fuego es capaz de concretar la luz de la manifestación dentro del campo de actuación.

Este Fuego elimina lo impuro y revela lo que es puro.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El alma se asemeja a una llama ardiente, la que ante cualquier soplo de viento debe esforzarse por permanecer todo el tiempo encendida.

Aquella alma que en humildad se sirva de Mi Fuego, no se apagará y resistirá a cualquier corriente contraria.

Solo les pido que estén unidos a Mí para que disciernan paso a paso, evitando las reacciones excesivas de sus temperamentos.

La oración misericordiosa siempre les aportará luz en todas las cuestiones; quien espera una respuesta de la Sabiduría de Dios solo deberá orar con el corazón y la respuesta le llegará por algún camino.

No teman equivocarse, teman verdaderamente estar engañados sobre ustedes mismos y perder la Verdad del Supremo. 

Mi Corazón es un mediador entre el Cielo y la Tierra, Mi Corazón les comunica la Voz Mayor.

Estén en Mí y estarán bien; ahora asuman la escuela que cada uno deberá cursar en el fin de este tiempo, la escuela de la redención para alcanzar el perdón.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Mi Vida es un gran espejo que refleja sobre las almas la Preciosa Voluntad de Dios.

Por eso aquel que está en Mí y Yo en él siempre tendrá el discernimiento y la sabiduría suficientes para decidir qué camino tomar en estos tiempos, porque Mi Corazón lo abrazará todo el tiempo y así seremos Uno para siempre.

Para que este misterio se revele en sus vidas, Mi Corazón les brindará la cálida esperanza del porvenir, para que así, animados por Mi Consciencia, sean servidores de la Nueva Tierra. Aquel que vigila siempre en Mí, percibirá cuándo está siendo desafiado para trascenderse y cuándo está siendo engañado astutamente. De esta manera no existirán rivales en el momento de la batalla, porque sus corazones estarán firmes en Mi Corazón y nada los derribará. Pero, aquel que ora y vigila poco será como los corazones que no perseveran ni siguen Mis Palabras.

Es necesario tener un espíritu noble y sólido para enfrentar las corrientes y los cambios que se anticiparán más de lo que muchos creen saber. Por eso la oración misericordiosa es el alimento espiritual que Yo, desde Mi Sacerdocio Divino, les he dado a conocer.

Pidiéndole a Dios por Misericordia, purificarán las faltas y comenzarán de nuevo bajo el impulso de la pureza de corazón.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Palabras abiertos de mente y de corazón.

Cristo Jesús, vuestro Amado Rey

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Ante las circunstancias y pruebas de la vida, ruego e imploro a Mis seguidores que no pierdan por nada Mi Paz, Mi Luz, Mi Misericordia, porque están cercanos tiempos de cambios y de purificación para las consciencias. Por eso deberán estar Conmigo presente todo el tiempo. Ahora no solo basta orar a Mi Corazón en algún horario de sus vidas, sino que deben permanecer todo el tiempo en Mi Corazón de Luz.

Las corrientes vendrán al encuentro de la humanidad y Mis discípulos más dispuestos y menos temerosos serán los que darán testimonio de Mi Presencia y de Mi próximo Retorno. Así Yo entreno, mediante la oración misericordiosa, a los soldados apóstoles de Cristo Redentor para que entregados a Mi Fuego Divino y donados a Mi Ley de Amor alcancen los rincones más sufridos de la Tierra, en donde se necesita una verdadera palabra y la acción de amor y de paz.

Así erguiré a Mi Iglesia prometida para que, a través de Mi Espíritu, todos Mis seguidores y seguidoras de la paz se unan en la Misión de la Gran Fraternidad.

Queridos, alcen las banderas para que los que naufragan constantemente en el océano de la soledad y de la desesperanza puedan ingresar en Mi Océano de insondable misericordia y piedad.

Retorno para derrumbar con Mi Luz a los ídolos que han creado caminos sinuosos para las almas. Vengo en Gloria y Justicia para liberar las puertas del Infierno, para que los que aún no ven Mi Preciosa Luz se alimenten del Amor de Mi Padre Creador.

Los uno y no quiero que se separen, los amo y les pido que se amen de verdad, porque llegará la hora de confirmar el fruto de los talentos que Yo he dejado a la humanidad.

Crean en el poder de Mi Infinita Misericordia en estos tiempos. Crean en la fuerza de Mi Amor Redentor. Los amo y los bendigo siempre.

Bajo el Amor de Padre, sean bienaventurados.

Gracias por meditar sobre Mis Palabras con el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La Esencia de la Humildad

El vacío de sí se alcanza con el olvido de todo lo que controla la vida material, eso significa un paso importante para hallar el camino de la humildad.

El encuentro con aspectos de la vida puede reafirmar la condición humana, la que puede ser liberada por el amor y por la esencia de la humildad. Para vivir en esa esencia, que parece inalcanzable para muchos, la humildad se puede manifestar en la vida de aquellos que se interesen por la Vida Universal. Sabemos que el Universo es humilde y vasto como infinito y sabio, allí también se encuentra la esencia de la humildad.

Quien busca el camino de la humildad recibe una señal: el despojamiento de sí, primer paso para el olvido de los agravios y de las desilusiones que genera la vida material. La humildad, como esencia hermana, la podrán encontrar manifestada en otros atributos que permiten el despertar de la Consciencia Crística1 en las criaturas.

La humildad está presente en la esencia del servicio, en la esencia del bien común y fraterno, como también en la esencia de la verdad y de la sabiduría. Cada alma podrá ser afín a algunas de las vertientes de la humildad, y eso despertará un trabajo más consciente de entrega y de solidaridad para con los semejantes. 

La esencia de la humildad es uno de los grandes escudos crísticos que protege a las almas del abismo del descontrol y de la ambición por bienes espirituales y materiales. Para hallar el camino de la humildad se debe haber recorrido el sendero de la pacificación.

Un ser humilde debe ser un pacificador crístico y activo, porque ese estado interior permitirá que la humildad tenga buenas bases en donde apoyarse para trabajar dentro del espíritu de cada criatura. La esencia de la humildad es uno de los dones más rechazados por la personalidad de las criaturas; la esencia de la Vida Crística de humildad y de paz afirma la existencia de los Dones Espirituales del Padre, que permiten la consagración de los seres al Plan de Dios.

Sin humildad es como navegar en una barca sin remo. La humildad, como esencia, es todo, aún más en este tiempo, en el que los rebaños deberán estar más vigilantes de sí mismos para soportar las corrientes misericordiosas de transformación que llegarán en auxilio de la humanidad.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Corrientes supremas descienden de los cielos en este nuevo ciclo, Rayos que provienen directamente del Corazón de Dios y que son desconocidos por los hombres, vibraciones creadas para disolver el viejo tiempo y unir la Tierra al Tiempo de Dios, llamado Tiempo Real del Universo.

Los Espejos del Cosmos convergen su energía hacia puntos específicos del planeta que son receptáculos de lo sagrado, llamados Recintos de Amor. Esas vibraciones acentuarán la purificación, tanto de los seres como de la Tierra, y todo se moverá dentro y fuera de los hombres para que, así, todos se tornen dignos de ser llamados Hijos de Dios.

Las corrientes supremas que provienen del Cielo construyen el camino de retorno hacia el Corazón de Dios. Sepan ver este momento como una Gracia y déjense transformar y corregir. 

La paz reinará en los corazones de los que confían en Dios, más allá de las pruebas y de las apariencias. Y si bien, en su lado humano ustedes sufrirán por todo lo que sucederá en el mundo, en su interior pulsará la certeza de la Vida Eterna, de la vida en Dios, más allá de la Tierra.

Oren y fortalezcan la propia fe. 

Únanse unos con otros, más allá de las dificultades y de las miserias que verán emerger de sí mismos y de sus hermanos. El poder de la unidad es el que podrá transmutar y transformar todas estas cosas. 

La unidad verdadera erguida en las bases del amor y de la vida fraterna, la unidad que proviene de Dios y que se espeja en ustedes, es la que los sustentará.

Su Padre y Amigo,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

¡Oh! alma, que aspiras a consagrarte, cada día más, a los Planes Celestiales, déjate llevar por los impulsos y no por la impulsividad.

Reconoce la diferencia entre las corrientes poderosas que provienen del Cosmos y que te invitan a dar un paso concreto y preciso, y las corrientes desenfrenadas de la mente y de las emociones, que te llevarán a buscar un camino que no es para tus pies. Medita con el corazón y no elucubres con la mente.

No pronuncio estas palabras para confundirte en tus decisiones, porque en verdad ya estás lo suficientemente madura para percibir la diferencia entre impulso e impulsividad. Solo te digo esto para que estés atenta y no pierdas jamás tu disposición de seguir adelante, sino que tu ímpetu por caminar te lleve a la meta correcta que Dios pensó para ti.

Ya no es el momento de lanzarte en caminos inciertos por no meditar y no sentir la dirección por dónde ir. Pregúntate antes de dar tus pasos y no respondas con la mente, lo que le corresponde al corazón decidir.

Persevera en la meta que Dios tiene para ti y no te resistas a seguir Su Voluntad. Si te alegras con la Voluntad de Dios, tu vida podrá ser de pleno regocijo interior. Y, aunque vivas alguna dificultad, nada retirará la alegría de tu alma de vivir lo que para ella estaba destinado.

Aquel que te alerta para que des pasos precisos en estos tiempos de definición,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Hijos, ya está terminando el ciclo de mensajes diarios que hace un año prometí entregarles. Durante este período les enseñé muchas cosas y abrí sus ojos para otras que en verdad ya conocían, pero que no conseguían vivir.

Por el hecho de haber sido hombre, con un corazón semejante a los de ustedes, pude llegar a lo profundo de sus consciencias y recordarles su compromiso con Dios.

A partir de ahora, en el ciclo que se inicia después del 20 de agosto, cuando terminen los mensajes diarios, corresponderá a cada uno volver a estudiar Mis Palabras y encender nuevamente cada código y cada impulso que les dejé en ellos, impulsos que serán eternos y que estarán vivos para todos los que se abran de corazón y en consciencia.

Espero, en Cristo, que puedan vivir cada impulso que les entregué o, por lo menos, que intenten hacerlo todos los días.

Saben que el tiempo del reloj ya no corre como solía hacerlo antes. Poco a poco, están ingresando en un nuevo tiempo y cada segundo es precioso, porque trae en sí, una oportunidad que nunca se repetirá.

Dependiendo de la respuesta interior de cada uno, podré recibir del Creador la Gracia de seguir hablando con la humanidad y, junto con María y Cristo, seguir sustentando el corazón humano mientras sea posible, para que, hasta en la última hora, cuenten con Nuestro apoyo. Para que eso sea posible, el esfuerzo de cada uno es imprescindible.

En este nuevo ciclo, la aspiración de ser otros debe estar viva en ustedes, impulsándolos a hacer cosas diferentes para concretar el Plan de Dios y demostrar al Creador que en verdad quieren responder a Su Llamando y a Sus Designios.

El Amor de los Mensajeros Divinos por la humanidad es infinito y cada segundo de Instrucción que les entregamos a todos, Nos resulta precioso. Pero no solo debemos anhelar este encuentro, cada uno de ustedes debe sentir dentro de sí esa necesidad de profundizar en la propia transformación y de recibir de los Cielos los nuevos impulsos que los conducirán a un mayor grado evolutivo.

Hijos amados, mediten en la esencia de este nuevo ciclo planetario y reciban todas las Gracias que les son entregadas. La hora de transformarse es ahora, y no después. Todo es posible, con la persistencia y la perseverancia de cada uno.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Hijos, que este nuevo ciclo sea de nacimiento de nuevos frutos en las consciencias de todos, para después ver crecer y madurar esos frutos, y que de ellos surjan nuevas semillas.

Los frutos que nacieron en las consciencias son la representación del resultado de la acción de la Gracia en sus vidas. Hasta hoy, ustedes recibieron mucho, como impulsos, instrucciones, gracias y bendiciones, para que estén preparados para cruzar con perseverancia y paz interior los tiempos que ya llegaron.

Este nuevo ciclo estará marcado por el nacimiento y maduración de esos frutos, por los que cada uno deberá hacerse responsable. Esto significa, hijos, que deberán cuidar del jardín de la consciencia con sus propias manos y preparar, para el nuevo tiempo, las semillas que plantarán en el suelo de la Tierra.

Este ciclo requerirá de más esfuerzo y dedicación de cada uno de ustedes para su madurez. Será el momento en que la consciencia deberá confirmarse en este camino y hacer sus propios esfuerzos para mantenerse en él.

Hasta ahora, venimos sustentando e impulsando a muchos de los que se comprometieron con Cristo, pero que aún no habían madurado, dentro de sí, su propio potencial de dar pasos en su evolución y sustentarse sobre sus propios pies, en su propia fortaleza interior.

Por lo tanto, llegó la hora de que los discípulos reconozcan la verdad sobre sí mismos en todos los sentidos: que enfrenten lo que debe ser transformado y que se sustenten en su propio potencial de maduración interior. Será la transición entre la adolescencia espiritual y la vida adulta, cuando la consciencia se hace responsable de sí misma.

Los que despertarán en la última hora serán llevados,por la gracia, a dar sus propios pasos e ingresar en los mismos ciclos de aquellos que hace tanto tiempo recorren el camino evolutivo. Les hablo de una madurez interior, en la consciencia, y no en los cuerpos materiales, porque la materia siempre necesitará ser educada para expresar su mundo interno.

Hijos, cuiden este ciclo como si fuera el último, aprovechando cada día y cada instante para encontrar la Verdad y expresarla. Que el esfuerzo consciente de todos para estar cada día más en el Propósito Divino sea permanente.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Hijo,

No dejes que tus días se tornen mecánicos y tu vida, común, “normal” para tu corazón. No dejes que el ritmo te haga automático y la repetición de las acciones relegue la espontaneidad de tu ser.

Obsérvate para que no te acostumbres con el caos y con el desorden interno y externo, para que el Armagedón del planeta no se torne algo normal y pierdas el sentido de tu papel en el Plan de Dios, así como muchos ya lo perdieron.

Sabes que es parte de la naturaleza humana pretender adaptarse y acomodarse a todas las situaciones que se presentan en la vida, pero ese acomodamiento es fruto de la influencia de las fuerzas de la inercia, que no permiten la evolución de la consciencia.

La mayoría de los seres humanos está, en este momento, intentando acostumbrarse con la violencia, el terror y el actual caos del planeta. Aquellos que están mínimamente despiertos deberían estar ávidos por sacar del sueño a sus hermanos, porque la somnolencia está envolviendo a la humanidad.

Hijo, te digo esto para que no busques un espacio cómodo, fácil o “normal”, para que tu consciencia no viva la tensión propia de estos tiempos. Al contrario, afirma para tus células dormidas que es hora de despertar y vivir en Cristo cada segundo, como si fuese el último.

Es hora que escuches cada mensaje como si fuese el último y que busques vivirlo como si fuese el último momento para hacerlo, porque en verdad lo es.

No intentes adaptar tus cuerpos a la tensión del día a día, como forma de no incomodarte con el asedio de la oscuridad, porque en el momento en que te acomodes en el actual escenario planetario, la victoria del caos prevalecerá en ti.

Hijo, solo busca encontrar la paz interior. Encuentra tu fortaleza en el propósito divino de la existencia en este ciclo planetario y sé firme para soportar las corrientes que descienden al mundo.

No temas titubear e inclusive caer; solo levántate cada vez, porque también Tu Señor cayó más de tres veces.

Por el despertar del corazón humano,

San José Castísimo

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAO LEOPOLDO, RIO GRANDE DO SUL, BRASIL,  A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​

Clamen por la misericordia y vivan la paz. No dejen que el terror que se expande por el mundo tome sus corazones y los lleve a la desesperanza. Los soldados de Dios deben estar con la antorcha de la fe siempre elevada hacia lo alto, dando a conocer la luz para los que caminan en la oscuridad.

Mientras el Corazón de Dios padece por las acciones de la mayoría de la humanidad, que se está distanciando de Su Amor y de Su Paz, los Mensajeros Divinos solo les piden que sean un aliento y una esperanza para el Reino de los Cielos, que aguarda la materialización de los Planes del Altísimo.

No se dejen llevar por las corrientes del mundo. Recuerden ser una barca de salvación para los incrédulos y los desesperanzados, para los solitarios y abandonados, tanto en la vida como en el espíritu. Nutran sus consciencias con el bálsamo de la luz que traemos del Cielo y remen contra esa corriente de oscuridad con actos de paz, con la oración, con el perdón y con el amor.

No alimenten los juicios que el mundo realiza sobre una realidad que desconoce ni tampoco permitan que sus consciencias ayuden a la humanidad a sumergirse en las lamentaciones. Sean un motivo de elevación para el mundo.

Sepan que todo debe equilibrarse, todo debe corregirse y elevarse por el propio corazón humano. Si existen muchos seres que caminan en contra de la Voluntad de Dios, aquellos pocos que escuchan Su llamado deben multiplicar sus esfuerzos y no ceder frente a los estímulos involutivos.

Mis amados, sean fuertes y valientes, perseverantes en Dios, porque esta prueba solo está comenzando y la humanidad aún deberá escoger el amor delante de muchas atrocidades que el enemigo generará.

Sepan que jamás deben desistir del Plan de Dios, y aun delante de los peores acontecimientos del mundo, perciban que Dios no los desamparó. Él está dentro de ustedes, llamándolos a perseverar en el amor, y así como Su Hijo, a vencer el sufrimiento de la cruz y resurgir en espíritu, mediante el poder de la Misericordia.

Escuchen con atención Nuestras palabras, porque son pronunciadas para ayudarlos a superar las pruebas de estos tiempos y a perseverar en Dios para siempre. De la misma forma hicieron los patriarcas, los ángeles y los arcángeles que guiaban a Jesús y lo alentaban para que permaneciese en Su Propósito de Amor, más allá de la negación de los hombres.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos