Martes, 14 de enero de 2014

Mensajes mensuales
SEGUNDO MENSAJE PARA LA APARICIÓN EXTRAORDINARIA EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SANTA CATARINA, BRASIL, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA MADRE DEL PERPETUO SOCORRO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Queridos niños:

He regresado a ustedes, al centro de vuestros corazones, porque como Madre Preciosa estoy acompañando en este día las decisiones que está tomando el Cielo por el bien de todos.

El Padre los ha querido aquí en Florianópolis, para que todos se ofrezcan amorosamente a equilibrar las acciones que muchas almas cometen en esta época del año. Por eso, Mi especial intercesión ha sido para ayudar a todos Mis hijos como a todas las órdenes religiosas que aquí viven, para que en el plano espiritual sigan los pasos que está marcando Mi Hijo.

Por orden y obediencia divina, Yo anuncio alegremente que el Castísimo Corazón de San José tendrá su aparición mensual el 15 de este mes, solamente a la vidente hermana Lucía; este momento será vivido por ustedes y después será pasado nuevamente el 19 de enero para todos los devotos.

Así como Mis manos están trayendo Gracias especiales, les digo que por orden divina comunicaré Mi mensaje mensual, para todos Mis hijos, el 16 de este mes; mensaje que extraordinariamente corresponderá al indicado para el sábado 18 de enero.

El Padre me ha pedido que este especial momento sea compartido con todos los peregrinos que trabajan por la Red-Luz del Sur de Brasil. En consecuencia, estos hijos Míos tendrán el permiso de acompañar este momento y, para cerrar esta jornada de la visita sacratísima de los tres Sagrados Corazones, Mi Amadísimo Hijo Jesús entregará Su mensaje semanal, del viernes 17 de este mes para todos los corazones devotos que quieran participar, como también compartir la comunión ecuménica al término de dicho mensaje.

Recuerden, Mis pequeños, que no hace mucho tiempo anunciamos que el Sur del Brasil cumpliría una misión importante y esta misión, primero, se está gestando en el espíritu de cada uno de Mis amados hijos.

Por eso, bajo la intercesión de Mi Inmaculado Corazón, San José y Mi Hijo Jesús aceptaron Mi oferta de irradiar para los grupos de la Red-Luz del Sur de Brasil, un impulso trino que los anime, para que a partir de ahora vivan el apostolado sirviendo al Padre y respondiendo a las necesidades del Plan Divino para esta región del Brasil.

El vórtice de luz para la región sur del Brasil será el Centro Mariano de Aurora, el cual les proveerá de ayuda si la llegaran a necesitar.

Queridos hijos, esta es la finalidad por la cual estamos los Sagrados Corazones compartiendo este momento.

De lo profundo de Mi Corazón envío bendiciones maternales para todos y ahora les dicto la siguiente novena para que vuestros corazones reciten:

 

Novena a la Madre del Perpetuo Socorro

Oración para pedir la protección de la Madre y Señora del Perpetuo Socorro,
deberá rezarse trece veces durante nueve días:
 

Sagrada Madre del Perpetuo Socorro,

Puerta de Sabiduría y Misericordia,

imploramos amorosamente por Tu auxilio,

invocamos ahora la Sagrada Protección de Tu Manto.

Elévanos en espíritu hacia el Reino Celestial,

disipa toda dificultad y asedio en nuestros caminos,

ampáranos por siempre a través de Tu Poderoso Escudo Celestial.

¡Oh Virgen del Perpetuo Socorro!,

guíanos siempre por el Camino de Cristo,

muéstranos la solución y la salida ante cualquier dificultad.

Graba en nuestros corazones la Luz Suprema de Tu Espíritu,

abre las puertas que se han cerrado

y bajo la protección de Tu Santísimo Corazón

y del Santo Arcángel Miguel

todos los corazones reciban del Cielo

las Bendiciones y las Gracias,

por Tu Piadosísima Intercesión Universal.

Amén

 

Y después de la oración principal, recitarán la oración que cerrará cada día de la novena:

 

Oración Bendecidora

Para ser recitada una vez.
 

Sacratísimo Señor Jesucristo,

Rey Supremo del Amor,

libera con Tus Rayos nuestras vidas,

siembra en nuestro espíritu

el Amor de Tu Sagrado Corazón,

para que ahora y siempre

cumplamos con la Divina Voluntad de Dios.

Amén.

 

¡Gracias por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Señora del Perpetuo Socorro