Jueves, 3 de agosto de 2017

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Cuarto día de la novena:

“Por la entrega incondicional de los consagrados al Plan Divino del Padre”.

Querido hijo:

No dejes que tu corazón se marchite, ni tampoco que se seque la fuente de amor que brota de tu corazón.

No permitas que tus incertidumbres y pruebas te arrinconen en un espacio sin salida; sabes, desde ahora, que siempre puedes contar Conmigo. Soy tu Madre y deseo el bien mayor para todos Mis hijos.

Los tiempos de hoy exigen cambios grandes, que podrán darse en lo pequeño y no en lo grande; porque mientras las almas coloquen la aspiración al cambio en cosas grandes, sufrirán y no lo alcanzarán en esta vida que Dios les dio.

Los verdaderos cambios que nos llevarán, algún día, a ser incondicionales, se encuentran en las pequeñas cosas, como en los pequeños gestos.

Por eso, en este día de la novena la intención está dedicada a todos los consagrados que en estos tiempos difíciles se entregan de manera incondicional, porque en ellos Mi Amado Hijo hará Su Obra.

Entregarse al Plan Divino es carecer de toda expectativa, resultado y acierto. El Plan siempre los colocará en el lugar y en el momento de poder dar un paso sin condiciones; por eso, en este mundo la verdadera consagración la viven muy pocos.

Pero, aquella alma que se esfuerza por ser totalmente consagrada, sepa, desde ahora, que algún día lo conseguirá, porque tendrá el divino apoyo interno para que esa aspiración se cumpla en su vida.

Hoy, rezar por los consagrados del Plan significa algo importante, porque en estos tiempos es difícil vivir en un Plan dentro de una humanidad en purificación.

Todo se consigue con fe, esperanza y determinación.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz