Jueves, 28 de abril de 2016

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL ÁGUILA DE LUZ DURANTE EL VIAJE DESDE LA CIUDAD DE PORTO ALEGRE, RIO GRANDE DO SUL, BRASIL, HACIA EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo soy esa luz verde de cura llamada Aurora, que nace del interior de la Tierra.

Soy la fuente del amor restaurador que nace del Universo para toda la humanidad.

Soy ese rayo liberador de Aurora que rompe las cadenas de la inercia y quiebra todas las amarras del mal.

Soy ese sol que nace en el amanecer de cada ser.

Soy el escudo contra toda adversidad.

Soy la que pisa con Sus pies lo que causa el dolor y el sufrimiento.

Soy esa llama incandescente de Aurora que libera a las consciencias de los abismos y las eleva hacia la Casa del Padre. De Mí surge la cura y la liberación para las almas, cuando los errores del pasado son quemados por el fuego verde de Aurora.

Que los corazones abran las puertas de su interior para que los códigos de antaño sean cambiados por la luz poderosa de Aurora.

Que se rindan los temerosos, que se rediman los injustos, que toda la luz de Aurora resplandezca en los que se han redimido. En verdad les digo, no conocen el poder de Aurora, pero él está cerca de revelarse; mientras tanto, invoquen su poderoso caudal redentor.

Que las almas vuelen como las aves hasta las moradas de los puros para que, ante la presencia del Ángel Solar Jesucristo, el Plan se restablezca en los que perdieron la Gracia del despertar.

Que los consecuentes vean la Aurora brillando por encima de las tinieblas de estos tiempos.

Que los navegantes y los discípulos sigan remando en el mar infinito del amor para que toda la humanidad alcance la eterna paz.

Yo soy esa Aurora verde y fugaz que circunda el Universo dejando la señal del nuevo tiempo para los que esperan la nueva humanidad.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Bajo la luz de la nueva y esperada Aurora,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz y Madre de la Divina Concepción de la Trinidad