Lunes, 27 de enero de 2020

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
Novena intercesora de Padre Pío por todos los sacerdotes del mundo entero
 
Cuenta de unión 
¡Oh, Jesús!, Sacerdote Mayor, Rey del Amor, 
protege, ampara y guía a todos los sacerdotes del mundo entero. 
Amén.
 
Primera decena
Por el doloroso silencio vivido por Padre Pío, 
que la fortaleza y la fe superen todas las flaquezas.
Amén.
 
Segunda decena
Por la agonía interior y física vivida por Padre Pío, 
que los sacerdotes del mundo entero amen el sacrificio por Cristo.
Amén.

Tercera decena
Por las llagas que llevó Padre Pío en su cuerpo, 
que los sacerdotes sean templos vivos del Amor de Cristo.
Amén.
 
Cuarta decena
Por la entrega amorosa e incondicional de Padre Pío, 
que los sacerdotes sean verdaderos y santos instrumentos de Cristo.
Amén.
 
Quinta decena
Por el amor compasivo y crístico vivido hasta el final por Padre Pío, 
que los sacerdotes sean fuentes puras de donación y amor.
Amén.
 
Oración final
(se repite tres veces)
Por todos los méritos, renuncias, sacrificios y entregas de amor
vividas por San Pío de Pietrelcina,
que los sacerdotes del mundo sean protegidos y amparados 
por el invencible Manto sacerdotal de Cristo.
Amén.

Hoy les ofrezco este nuevo rosario para que las madres, hermanas, hermanos y creyentes en Cristo recen estos misterios de amor vividos y experimentados por Padre Pío, para que el ejemplo de su vida, de su entrega y de su pasión por Jesús, a través de sus cinco dolorosas llagas, sean el medio por el cual todos los sacerdotes imiten el fiel modelo de este Santo, Sacerdote y curador de almas, para que la liberación concedida por Padre Pío desate las amarras de los sacerdotes oprimidos por la ilusión del adversario y para que la Gracia santificadora del Espíritu Santo les traiga a todos ellos la fuerza de la renovación y del apostolado en Cristo.

Les agradezco a todos los que ya oran y a los que orarán por Mis Compañeros.

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús