Miércoles, 23 de agosto de 2017

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE PORTO ALEGRE, HACIA SÃO GABRIEL, RIO GRANDE DO SUL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

He venido al mundo, atravesando todos los tiempos y épocas, para pedirle a la humanidad un verdadero y sincero arrepentimiento.

Ahora, vengo fuera de la Iglesia de Mi Hijo, porque como Madre de la humanidad, vengo para llamar y salvar a los que se distanciaron de Dios y de Su Eterna Gracia.

Por eso, he decidido, bajo la autoridad celestial y la obediencia divina, llegar a cada una de las naciones del mundo, para recuperar los verdaderos valores de las culturas y los sagrados principios espirituales que hacen de cada raza o de cada pueblo, una única cultura universal.

En las últimas décadas Mi adversario consiguió confundir y apartar a las almas de lo sagrado, inspirando innovación en las mentes arcaicas y progresos nefastos en continentes enteros, por medio del abuso incontrolable de los Reinos de la Naturaleza y de su propia humanidad.

Con esta realidad planetaria, su Madre y Gobernanta de los Espejos Sublimes de la Creación, juega en el tablero de la definición de los tiempos, a fin de poder retirar del mal camino a todos los pueblos, culturas y religiones que están siendo llevadas al olvido absoluto del camino del bien y de los Mandamientos; así, las Leyes son ultrajadas de forma permanente y cada esencia pierde su inocencia original.

Es por eso, que he escogido, a pedido del Altísimo, a su grupo de almas para que, en la humildad, en la entrega y en el sacrificio por Nuestro Señor Jesucristo, represente en estos tiempos, la síntesis de todas las religiones cristianas y no cristianas del mundo, a fin de que en esta civilización no se pierda el espíritu de la fe y de la religación con Dios.

Esta es una de las misiones más complejas para el fin de los tiempos. Por eso, he conseguido en todos los medios de esta sociedad humana, que las almas sintieran esta, Mi Obra, a través de ustedes, de una forma ecuménica, basada en el Amor de Cristo.

En este sentido, aún queda mucho por hacer, hasta que esta Obra sea presentada en forma neutral y autónoma en las grandes organizaciones internacionales, con el fin de llevar el mensaje de paz sin citar religión, ni creencia.

Después de que la Iglesia de Mi Hijo abra las puertas a esta Obra, el Padre cumplirá la última parte de Su Propósito.

Es así, que la Obra de los Mensajeros Divinos se presentará a las organizaciones internacionales como un mensaje del Universo para toda la raza humana, llamándola a la reflexión y no a la autodestrucción humana.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz