Domingo, 12 de febrero de 2017

Mensajes diarios
MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DEL NIÑO REY, RIO DE JANEIRO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Queridos hijos:

Con alegría maternal hoy vuelvo a descender sobre Mi amado y querido Centro Mariano del Niño Rey, el Centro de Luz que debe terminar de construirse en el plano físico con la cooperación y la ayuda de todos los Hijos de María.

Vengo aquí no solo para bendecirlos sino también para pedir amorosamente la finalización de las obras de la Casa de Oración.

Esta será Mi cuarta Casa de Oración, el cuarto espejo de luz que Yo fundaré, después de las tres Casas de Oración ya existentes en los Centros Marianos de Figueira, de Aurora y del Espíritu Santo.

Aún estoy esperando que Mis queridos hijos realicen las peregrinaciones quincenales hacia los Centros Marianos, y ahora será necesario que los Hijos de María sean los guardianes de esas procesiones marianas.

Como en Lourdes, Fátima y Medjugorje quisiera ver, con Mis propios ojos maternales, las procesiones de amor y de devoción de todos Mis hijos en los cuatro Centros Marianos, y que todos ustedes puedan decir que la Madre de Dios, la siempre Virgen María, está presente sobrevolando el cielo de cada Centro Mariano y que está esperando las oraciones de todos Sus hijos.

En este ciclo, los Centros Marianos serán de importancia espiritual e interna para las almas, porque allí encontrarán las Gracias que tanto necesitan.

Deseo que en este ciclo, las almas consagradas y religiosas asuman esta tarea maternal y paternal en los Centros Marianos, con el fin de que también las almas que sean atraídas hacia esos Centros puedan ser conducidas finalmente por la Gracia y el Amor de su Madre Celestial.

En el mes de marzo, quisiera ver las paredes levantadas de la Casa de Oración del Centro Mariano del Niño Rey.

En el mes de abril, quisiera ver el techo manifestado y construido con la colaboración de todos Mis hijos del mundo.

En mayo, en el mes de la Santísima Señora del Rosario de Fátima, quisiera ver las terminaciones de las ventanas de Mi Capilla de Luz.

En el mes de junio, quisiera ver colocado el suelo de esta casa, para que Mis peregrinos tengan un lugar en donde sentirse abrigados.

En el mes de julio, quisiera ver realizada las terminaciones de pintura.

En el mes de agosto, las manos femeninas ya estarán finalizando los detalles de la armonía de la Casa para que, finalmente en el mes de septiembre, Yo pueda retornar aquí para bendecir y consagrar nuevamente este Centro Mariano a Mi Inmaculado Corazón.

Si los esfuerzos y esmeros fueran los correctos, la Casa de Oración de este Centro Mariano podría acoger antes de ese tiempo a los peregrinos y, sobre todo, podría ser un lugar en donde los niños se pudieran encontrar con su Madre Celestial.

Por todos los esfuerzos y por haberme recibido, Yo les agradezco por responder una vez más a Mi llamado.

Los ama infinitamente,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz