Sábado, 8 de junio de 2013

Mensajes semanales
MENSAJE SEMANAL DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍATRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, A MADRE SHIMANI 

Mis amados hijos del mundo: 

¡Glorificado y alabado sea Cristo Jesús entre ustedes! 

Hoy los vengo a visitar como su amorosa Reina del Cielo y de la Tierra, para traerles la buena nueva de que Mis hijos del mundo han comenzado a colmar sus almas a través del Portal* que con tanto amor, ustedes, Mis hijos, colaboran diariamente. 

Por ese medio, muchas almas solitarias y en sufrimiento Me han encontrado y, así, esa Voz y Eco de Mi Corazón ha llegado a lugares en donde Mi Amor maternal ha podido ingresar en corazones que estaban distantes de Dios. 

Por eso quiero, hijos amados, que con el mismo amor que hasta hoy han colocado en este instrumento de paz y redención, comiencen a cultivar la idea de ampliar esta tarea; porque en ese instrumento iré volcando más instrucciones para el próximo tiempo que vendrá. 

Será necesario, como ya habían intuido, que las amorosas instrucciones de Mi Hijo, Cristo Jesús, tengan un espacio especial, como también las de José Castísimo, que instruirá a esta humanidad sobre cómo recuperar el proyecto original que Dios Padre diseñó para la raza humana. 

A través de este instrumento, renovado en luz y amor, los Mensajeros Divinos que hoy están llegando al mundo para traer paz y esperanza, podremos estar más próximos a esta humanidad que necesita, en este tiempo, que la acompañen muy de cerca en los pasos definitivos hacia la salvación. 

Este instrumento que tanto daño puede hacer a las consciencias cuando es utilizado con intenciones banales y destructivas, ha podido aportar una luz a todo el mundo, en medio de tanta oscuridad, a través de la tarea que realiza para la Madre Universal y el Redentor. 

Hijos Míos, pronto iremos trabajando juntos para concretar los pasos, para que la nueva Faz de Mi Hijo que retorna al mundo sea conocida por todos y para que Su Misericordia ingrese a los corazones más duros, hasta que no quede ninguna esencia sin conocer el Amor infinito que Dios, Nuestro Señor, tiene por Sus criaturas. 

Descansen hoy en Mi Paz, porque, a partir de mañana, mucho habrá por hacer. 

Los guardo dentro de Mi Corazón Inmaculado. Los amo y bendigo sus voluntades, que se han entregado por amor y en amor a la tarea redentora de Mi Hijo, Cristo Jesús. 

Gracias por estar hoy Conmigo.

María, Madre de Dios y de ustedes, Mis pequeños hijos

 

(*) La Madre Divina se refiere a la página web Voz y Eco de los Mensajeros Divinos.