Domingo, 29 de abril de 2012

Aparición Extraordinaria
Aparición de la Virgen María en el Monasterio de la Divina Trinidad, San Pablo, Brasil. al vidente Fray Elías del Sagrado Corazón

 

El grupo se reunió en el Monasterio de la Divina Trinidad, en Granja Viana, San Pablo, para orar y recibir la Aparición de la Madre Divina.

Al comienzo del trabajo de oración, Madre Shimani introduce al grupo y da algunas actualizaciones sobre los últimos días y los pedidos de la Madre Divina.

 

Madre Shimani: Buenas tardes a todos. Queríamos compartir con ustedes algunas reflexiones sobre por qué hoy estamos aquí.

Estos últimos días, la Madre Divina nos ha mantenido muy ocupados. Cada día que le decimos que sí a algo, nos pide dos cosas más, así que tenemos que tener mucho cuidado (muchas risas).

Esto nos llevó, después de las últimas apariciones, hasta el Santuario de Nuestra Señora Aparecida en el día de ayer. Ella nos había pautado desde el mes anterior, al pequeño grupo que trabaja en las apariciones, a un grupo reducido, que fuéramos a visitar Nuestra Señora Aparecida.

Entonces, en los últimos días, mientras estábamos en Figueira, sentimos la necesidad de convidar a todo el Monasterio para que nos acompañara y pedimos permiso a Nuestra Señora. En medio de todo eso, se nos ocurrió la idea de poder extender la invitación a la Comunidad de Figueira y así lo hicimos.

Entonces, además de ir representantes de todas la Comunidad Figueira, muchas otras personas se sumaron; se sumó el Núcleo de Belo Horizonte, Crer-Sendo, representantes de la ciudad de Carmo da Cachoeira, miembros de los grupos de San Pablo y fuimos todos juntos hasta nuestra Señora Aparecida. Éramos más de 200 personas y nuestra Madre Divina quedó muy contenta.

Y eso determinó otras cosas. En esos días en que nosotros trabajamos muy intensamente, Ella nos informó que el Padre le había dado permiso para ingresar a lo más oscuro de lo oscuro. Y Ella eligió venir a San Pablo, a ayudar a esta ciudad, porque dice que esta nación del Brasil le ha abierto los brazos y ha colocado a las personas en Su Corazón.

En un momento, en una visión que tuvimos en el viaje a Nuestra Señora de Aparecida, nuestra Madre Divina aparecía con el mapa de Brasil en Su Corazón. Ella espera que esta nación pueda ayudarla a elevar muchas almas en todo el planeta.

Cuando fuimos a Nuestra Señora Aparecida, llegamos al medio día, y todos los que fuimos participamos de la misa del medio día. Para nuestra sorpresa, cuando se fue a realizar la comunión, las personas que están encargadas de organizar la comunión -que es para mucha gente- pidieron si cinco monjas de la Orden Gracia Misericordia podían acompañar al grupo organizador de la comunión y colaborar en repartir la comunión a las personas. Eso nos causó mucha sorpresa y fue muy bello y fraterno, muy ecuménico. Así, de esa forma fraterna e inesperada, nuestra participación fue mucho más allá de lo que pensábamos.

Después de la misa, todo el grupo se retiró hacia una capilla y combinamos hacer una oración de 150 Ave María; fue muy importante y muy fuerte porque todos oramos como una sola voz y un solo corazón. En ese momento la Madre Divina transmitió un mensaje que vamos a compartir con ustedes.

 

Mensaje para el día 28 de abril de 2012.

 

Como Señora Aparecida les doy Mi Paz y Mi bendición desde del Corazón Misericordioso de Mi Hijo Resucitado.

Hoy los llamo, queridos hijos, a vivir la llama de la redención a través de este día de oración y de paz, que para estos tiempos es necesaria para poder vivir una verdadera conversión. Hoy también, Mis pequeños hijos, les agradezco por haber respondido a Mi llamado, pues Dios Omnipotente, por medio de la presencia de Mi Inmaculado Corazón, les envía la plenitud del Perdón y de la Gracia por reencontrar el camino, mediante el llamado de la Sierva Fiel de Dios.

Quiero decirles, hijos Míos, que el Señor Cristo gracias a la respuesta de todos, está derramando Su Infinita y Divina Misericordia sobre algunas naciones que necesitan del absoluto perdón. A través del sí de todos Mis queridos hijos y por la intercesión de Mi Inmaculado Corazón, he recibido el permiso de Dios, para que millones de almas perdidas a lo largo de este último tiempo, puedan ser tocadas por la luz de Mi Corazón Maternal.

Una vez más, queridos hijos, y por la respuesta de esta parte de la humanidad, Mis planes de Paz están descendiendo sobre el mundo. Eso significa, hijos Míos, que la oración sincera de todos ustedes y de todos los fieles a Mi Inmaculado Corazón, ha permitido otra vez la victoria de Mi Inmaculado Corazón y el triunfo del Plan de Dios dentro de este ciclo de tribulación.

Por todo esto, queridísimos hijos, Yo los llamo a que visiten de cuanto en cuanto y según las posibilidades de cada corazón, este Santuario de Aparecida dedicado a la honra humilde de Mi Inmaculado Corazón.

Vengan a Mí a través del Santuario de Aparecida, porque en este camino estarán colaborando con la salvación de los que están más perdidos y lejos de Dios.

Únanse al principio consolador de Mi Corazón, para que en la renovación de la fe de todos Mis hijos, los corazones lleguen al mismo Reino del Padre, que es igual y humilde para todos, es donde reina el amor de Mi Hijo.

Lleven en sus vidas la fortaleza de Mi Corazón y que este atributo les dé la oportunidad de vivir el estado eterno del perdón.

Gracias hijitos por responder a Mi llamado.

Les agradezco en la Paz de Mi Corazón para sus corazones.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad.

La Bendecida Aparecida del Brasil.

 

Madre Shimani: Como vemos, la Madre nos dio una tarea más. Va a quedar a cargo de las Hermanas de la Oración, de la Red Fraternidad de Oración, el organizar los grupos que, no sabemos si serán semanales o cada quince días, harán la misma tarea que hicimos nosotros en el día de ayer en Nuestra Señora Aparecida. La tarea consiste en compartir la Santa Misa, con humildad, y después retirarse a la capilla a orar 150 Ave María.

Los grupos pueden ser pequeños, grandes, muy grandes o podemos ir de forma individual. ¿Qué significa esto desde el punto de vista espiritual?

Cuando nosotros vamos a un lugar como el Santuario de Nuestra Señora Aparecida, que es un gran canal mariano, todo lo que nosotros hagamos en unión y por amor, multiplica ese canal y crea un espacio seguro para que la Jerarquía pueda trabajar con muchas almas que necesitan de esa transmutación y de esa redención, que fue lo que sucedió en el día de ayer.

Cuanto más conscientes nosotros estemos de la tarea de colaboración que hacemos con la Madre Divina, más importante será el alcance de lo que Ella pueda realizar. Si bien Ella no necesita específicamente de nuestras consciencias para hacer Su tarea, sí necesita que representantes de la humanidad digan sí para ampliar esa tarea. Entonces, con nuestra colaboración, Ella tiene un permiso mayor de Dios para profundizar Su tarea.

¿Por qué funciona así? Porque Dios al mirar hacia Sus criaturas, recibe de ellas el interés por lo que verdaderamente sucede, porque la gran dolencia de esta humanidad delante de Dios es la indiferencia y eso es algo que nosotros necesitamos revertir.

Quien mira desde el universo hacia aquí, lo que ve es una humanidad a la que no le interesa lo que sucede con la propia humanidad; entonces, cada uno de nosotros, y todos juntos como grupo representando a parte de la humanidad, decimos que sí, que nos interesa lo que le sucede a la humanidad y que no queremos vivir más en este proceso que estamos viviendo hasta hoy. Que queremos que la Misericordia de Dios descienda sobre aquellas personas que están lejos de Dios, que están perdidas.

Esa es nuestra tarea, intentar revertir la indiferencia de la humanidad, porque eso puede cambiar mucho los acontecimientos que están previstos, verdaderamente mucho, algo que no podemos imaginar. Por lo tanto, necesitamos ser conscientes de que los acontecimientos pueden cambiar si nosotros hacemos algo por ello.

Por eso estamos todos aquí, para que Nuestra Señora pueda ayudar a esta gran ciudad, para que algunas cosas que están previstas que sucedan, en realidad no sucedan. Y si todos nos reunimos aquí para orar de forma periódica y permanente, podríamos incluso revertir todas las cosas que están previstas, solo que nosotros no creemos en eso; entonces probablemente tendremos que pasar por algunas situaciones para poder comprender.

Necesitamos saber que todos fuimos avisados y fuimos entrenados de cómo hacer para revertir algunos acontecimientos. Durante la oración de ayer en el Santuario, pudimos comprobar cómo el grupo responde perfectamente a la tarea operativa de la oración. Fue muy importante lo que sucedió y muy bueno, por lo tanto todos tenemos que unirnos a esa oración operativa que la Madre Divina y este mundo necesita de todos nosotros, los seres humanos.

Ahora vamos a orar para esperarla como dignos hijos de Dios.

 

Comienza la sintonía de oración y cánticos a la espera de la Madre Divina.

En un determinado momento Fray Elías se coloca de pie, se escuchan las 33 campanadas y “Momento de aparición, contemplemos con el corazón”.

Después de un nuevo momento de silencio, Fray Elías transmite las palabras de la Madre Divina.

 

Fray Elías: Vamos a repetir la siguiente oración que fue transmitida por un ángel del Arcángel Gabriel y que la Señora está pidiendo que repitamos.

Esta oración fue encomendada para el Orandio de la Pasión y la Transfiguración de Jesús1; es la que corresponde a las primeras siete cuentas. En especial, dijo el ángel, esta oración es dedicada a la consciencia de las ciudades y de los pueblos en todo el planeta.

Oremos, oremos, hijitos.” -dice la Señora.


¡Oh!, Sangre de Cristo,
derramada sobre el mundo,
purifica nuestra alma,
alivia nuestro corazón.
Ten piedad de nosotros Señor.

Amén.


Todos oran algunas veces esta oración.

 

Fray Elías: La Madre Divina dice:

 

Queridos hijos: con esta oración guardarán sus hogares, sus corazones y sus familias. Este es un llamado a la reparación del Corazón de Mi Hijo, el que es ultrajado en el centro de los pueblos. Por eso, con esta reparación, la promesa de Mi Hijo, el retorno de Su Gloria, volverá para los corazones que lo quieran ver, escuchar y recibir.

Hoy vengo aquí, queridos hijos, para pedirles paciencia y más oración, ya que Mis Planes de Redención y de Salvación están llegando a todos. Por eso, la fuerza de vuestra oración será importante queridos hijos. Yo los necesito a todos durante estas horas, en el centro de Mi Inmaculado Corazón, contestando a Mi llamado y dando respuesta a los pedidos de Dios.

Sepan, queridos hijos, que muchos corazones están siendo tocados cuando Mi manto pasa por este mundo, como en este momento y en tantos otros lugares donde se necesita la luz para que la paz de Dios se pueda establecer.

Hoy los llevo a todos Conmigo hacia Mi Reino; elevo a cada una de sus familias hacia el centro del Corazón de Dios, para que estén resguardadas y en la promesa del Retorno del Redentor todos puedan estar preparados para recibir Sus prenuncios y Su única Voz, la que sonará desde el universo hasta la Tierra.

Hoy estoy con la luna debajo de Mis pies, anunciando un nuevo tiempo que llegará para todos durante la hora de la conversión que sus corazones deben vivir por intermedio de Mi absoluta paz. Yo los tengo a todos, no solo en Mis brazos, sino también en Mi Corazón, conociendo cada situación interior que necesita de reparación y de auxilio de parte de Mi Corazón, el de Mi Hijo y principalmente de Dios.

Si continúan, queridos hijos, en la oración reparadora que todos están ejercitando, el fin de la guerra (Corea-Asia) acontecerá y nada sucederá en este plano donde todos ustedes, como única humanidad, viven y experimentan el perdón, el amor y la redención necesaria para este tiempo. Por eso si están en Mí, tendrán la fortaleza que necesitan, Mi Corazón los iluminará y seguirán los pasos que Mi Hijo ha marcado hacia el Reino de Dios.

Para que viva la paz en ustedes, deben iniciar el camino en la oración, perseverar día a día, construir día a día las columnas hacia los Cielos; esas fuertes columnas de paz y de amor son sus corazones que deben hablar a Dios de forma simple y humilde como Yo lo hice. Él los escuchará y les responderá con Su Gloria en sus corazones.

Así podrán seguir los nuevos caminos que muchos no podrán seguir. Pero si perciben la luz de Mi Corazón y persisten en la oración, muchos podrán ser rescatados de las faltas irreparables que día a día comete esta humanidad a través de sus pensamientos y de sus sentimientos.

Por eso Yo los invito, hijos Míos, a purificar sus corazones y a consagrar sus almas a través del Orandio de la Pasión y de la Transfiguración de Jesús, porque no solamente retornarán al principio de su existencia, a lo mayor que vivió Jesús, sino también encontrarán el camino que sus vidas tanto buscan.

Hoy extiendo Mis brazos donde no existe la Paz, porque la verdadera Paz está en muy pocos hijos. Por eso quiero, hijos Míos, que esa Paz se propague hacia todos Mis hijos, los más distantes de Dios, los que necesitan ser escuchados, asumidos y ser acompañados por vuestras manos, vuestros corazones y vuestra paz. Así, hijos Míos, estarán dando testimonio de Mi Hijo a través del amor de sus corazones y de sus sanas palabras, las que puedan ayudar a aquellos que más necesitan y que están en el sufrimiento desde hace tiempo.

Sepan que los Cielos es la promesa de Dios para todos Sus hijos en el mundo. Es que aún, queridos hijos, mucho no se han dado cuenta de esta hermosa promesa que Dios tiene para todos.

A través de Mi Corazón de Misericordia, Yo los bendigo, hijos Míos; por eso vayan en paz, transmitan esa Paz que nace desde el puro corazón que responde a Mi Llamado y escucha Mis palabras a cualquier hora.

Quiero dejar aquí una semilla de Mi Presencia universal, dentro de estos corazones que han construido esta parte de la Comunidad en la Nueva Era de la Redención. Y recuerden, queridos hijos, que siempre que vengan aquí, no solo vendrán al Hogar de María, sino al sitio de oración que Yo necesito en esta hora y para esta ciudad.

Mano sobre mano construirán un lugar para Mi Corazón en este lugar. Así podrán saber que Yo siempre estaré aquí cuando me llamen y se unan a Mí en la simple oración del corazón.

También Yo los espero unidos a Mí en Portugal, porque sepan hijos Míos que muchos de Mis hijos que se han alejado de Mi Inmaculado Corazón y de Mi Hijo y más aún de Dios, serán congregados como nuevos rebaños para que vivan la Paz y brote desde ellos la semilla que Cristo dejó hace tanto tiempo. Así podrán, todos los que son llamados, retornar al corazón de Mi Hijo y Su Corazón será aliviado por el reencuentro de Sus hijos con Él, el Redentor.

Mis palabras transmiten Gracias para sus corazones; eso les dará hijos Míos la valentía para poder continuar en esta senda que es infinita para cada una de sus vidas. Mi mano misericordiosa se extiende hacia vuestras manos, para sostenerlos fuertes y caminar hacia Mi Hijo.

Les agradezco por responder a Mi llamado.

Mi Luz Maternal sea vida en sus corazones.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Aún, Yo no me he ido. Deben alegrar sus corazones a través de Mi Presencia. Quiero escuchar, desde sus corazones, la voz de “Revelaciones de Aurora”. Gracias.

 

Es entonado el cántico Revelaciones de Aurora.

 

Madre Shimani: Gracias Madre por cuánto nos da.

 

Todos repiten.

- Fin de la Aparición -

 

Madre Shimani: Ahora vamos a compartir un pequeño relato de algunas cosas que se percibieron durante toda esta tarea.

Fray Elías: Las apariciones que se dan dentro de edificios son más íntimas y más cercanas. Es como si María realmente estuviera caminando dentro de la casa, compartiendo Sus sentimientos y Su amor con todos.

Hoy la aparición fue especial, porque la ciudad de San Pablo fue muy ayudada por Ella. Hubo un gran proceso de liberación de almas, que los ángeles que venían con la Señora auxiliaban. Desde la última aparición en Figueira, la Señora ha manifestado mucha gratitud.

Sentimos que Ella está encontrando algo en nosotros que es verdadero y sincero, que no sabemos de qué se trata, pero que Ella conoce y en lo que confía. Solo sabemos que nace a partir de la oración y de lo que cada uno va colocando día a día. En verdad, comprender el llamado de la Señora es un poco difícil para la capacidad de nuestra mente y de nuestro corazón. Lo que ha permitido construir todo esto a lo largo de este tiempo, es la obediencia, el obedecer sin comprender.

Así, poco a poco, Ella va revelando los pasos que hemos seguido como grupo desde el año 2007 y un poco antes también.

Hoy la aparición consistió en esa liberación de almas y cuando nuestra Señora ingresó, Su presencia era muy potente, porque Ella nos reveló Su Inmaculado Corazón, el que todos conocemos a través de la imagen.

Ella se aproximó y comenzó a transmitir Sus palabras. La gratitud que Ella transmitía era muy grande, parecía un manantial de energía que invadía todo el lugar la fuerza de Sus palabras.

Presencias involutivas fueron retiradas y una parte de San Pablo fue tocada por la energía de la Madre, principalmente en aquellos lugares donde existe la soledad de muchos seres y también sufrimiento. Mientras Ella estaba aquí dirigiendo sus palabras, gracias a un permiso celestial, Ella podía llegar a todos los hijos que no estaban aquí.

Al principio y al final de la aparición, hizo dos pedidos importantes. El primero es: que el día martes, la aparición diaria será a la hora 12.00 aquí, en el Núcleo. El segundo pedido fue que la misma imagen que existe en Aurora de la Madre de la Divina Concepción de la Trinidad, sea colocada en la Colina de las Apariciones en Figueira y aquí.

Ella quiere que consagremos, mediante de esa imagen, este pequeñísimo punto de San Pablo al triunfo de Su Corazón a través de todos ustedes. Ella también nos pidió que esa imagen fuera totalmente blanca, que representara esta aparición y que fuera colocada dentro de la Casa de Oración.

También nos invitó para que, cuando sea colocada esa imagen dentro de la casa, se realizara igual que en Figueira y en Aurora, una oración de tres en tres horas con un motivo especial. Dicho motivo es: la reparación del Corazón de Cristo por medio de la oración de todos, para que esta ciudad, en el final de los tiempos reciba la Gracia de la Protección.

Gracias.

 

Madre Shimani: ¿Saben lo que significa la Gracia de la Protección para una ciudad como San Pablo? No, no sabemos.

Pero como dijo nuestra Madre Divina, vamos a obedecer sin comprender. Entonces el día martes nos reuniremos nuevamente para esperarla y seguramente que con esta nueva venida, Ella hará otra incursión sobre la ciudad y reafirmará aquello que hoy comenzó.

Por eso la tenemos que acompañar y a medida que cumplamos con lo que nos pidió, colocar una estatua con Su imagen y comenzar a orar de tres en tres horas. El canal que se comenzará a plasmar en este lugar, irradiará la ciudad y por intermedio de esa irradiación y de ese canal, probablemente todas las huestes celestiales comiencen a hacer una tarea que hoy no están pudiendo hacer en San Pablo. Así que es responsabilidad de todos nosotros.

 

Fray Elías: Hay un pedido más para Portugal. Si los hermanos de Portugal están escuchando, en especial los de la Comunidad Corazón Sagrado. Todos saben que la aparición de los días 12 y 13 de mayo será en Portugal, en Oporto. Allí se van a congregar muchas almas y muchos hermanos. También sabemos que los hermanos que están allá están preparando el Encuentro.

La Madre Divina pidió que de la misma forma que están preparando el encuentro para los días 12 y 13 de mayo, tendrán que preparar para los día 25 y 26 de mayo, pues habrá también aparición en Fátima. Pidió que todos los peregrinos y los hermanos orantes sean acogidos y acompañados de la misma forma que serán recibidos en los días 12 y 13 por los hermanos que están allá en Portugal.

 

Madre Shimani: Muchas gracias a todos por estar con nosotros, y a todos los que puedan o sientan, nos vemos el martes a las 10.30.

Gracias a todos.

 

***

 

1 Más informaciones en www.divinamadre.org

 

***