Viernes, 21 de enero de 2022

El Sagrado Llamado
APARICIÓN DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO EN FÁTIMA, PORTUGAL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, PARA EL SAGRADO LLAMADO

Hoy, retorno desde el Sol, para que la realidad planetaria y la humanidad reciban la urgente Gracia del alivio.

Este alivio que hoy les concedo es para el espíritu de cada uno, a fin de que Mi solemne Esencia Solar los abrace, los transmute, los purifique y los redima.

Ante tanta desigualdad e indiferencia en este mundo, hoy vengo por los descartados, por los desfavorecidos, por los refugiados; pero también vengo por los explotados, por los heridos y por los enfermos.

Mi Esencia Solar llega, en este momento crucial, como preámbulo del desarrollo culminante del Armagedón, ya que no solo Mis servidores y consagrados atraviesan este Armagedón, sino también toda la humanidad y los Reinos de la Naturaleza.

Este es un momento previo al fin de la desigualdad, del sufrimiento del planeta y de los Reinos de la Naturaleza. 

Todo lo que Yo he profetizado en los Evangelios se está cumpliendo y, con ardor en Mi Corazón, desearía que nunca hubiera sucedido. Pero el compromiso que algunos seres humanos establecen con fuerzas del mal, desfavorece a todo el planeta y no permite que este naufragio planetario termine.

Por esa razón, toda la Divinidad reunida en los planos espirituales y cósmicos llegó a un consenso. Ese consenso busca alternativas que eviten que ciertos acontecimientos en el mundo, regidos por fuerzas contrarias, caigan sobre los más vulnerables y desprotegidos, en todos los pueblos y naciones más pobres.

Un Cónclave se formó y se estableció en el Real Tiempo presente, para que, desde los Arcángeles y sus Huestes de Luz hasta todas las Consciencias de Luz de buena voluntad se unan, para intentar disolver, desde los planos invisibles, el mal de la consciencia del mundo, todo lo que, en este momento, a nivel planetario se desencadena de una manera nunca antes vista por Dios desde el diluvio universal.

La falta de los valores de la ética, de la igualdad, de la economía, del verdadero compromiso y de la verdad, son principios corrompidos por la sociedad y por los dirigentes de hoy, dirigentes que dejan a la humanidad en una congelada prisión sin salida. Esto provoca mucha indignación, desánimo y miedo.

Así, el colectivo de la humanidad, en este momento, se comporta como una gran puerta incierta, por donde fuerzas cósmicas contrarias a la evolución y a la paz ingresan al mundo, tomando la potestad y la propiedad espiritual sobre millones de personas.

Este efecto también repercute sobre la naturaleza, la que es transgredida y altamente disociada por esas fuerzas contrarias, provocando inundaciones desmedidas, calamidades públicas, miseria, pérdida de bienes materiales y, sobre todo, más desequilibrio mental colectivo.

¿Qué hacer en este momento?

No existe otro camino que elevar la consciencia y permanecer en Mi Corazón en neutralidad, pero no con indiferencia.

Ustedes están en el mismo momento que Mis apóstoles estuvieron cuando, en altamar y en la noche más oscura, la barca que llevaba a su Maestro parecía que iba a naufragar y, en ese momento, a través de un decreto y de una afirmación, todo pasó.

Cuando les hablo de Mi Esencia Solar es para que, en este momento, a través de sus esencias, ustedes se puedan elevar y sustentar un pensamiento positivo, optimista y esperanzador, un pensamiento y un sentimiento elevado que sea capaz de ayudar a los Arcángeles y a las Jerarquías, para que esta situación planetaria se tranquilice y el orden universal pueda beneficiar a todos. Esto no significa que el mundo se liberará rápido de todos los males. 

Cuanto más conscientización, valores y oraciones sean ofrecidos, mayores serán las posibilidades de que la Divinidad de Cristo les otorgue, por sus méritos, una expiación global, que coloque fin a todo lo que se está viviendo y se está atravesando.

De esa forma, en la preparación previa a la próxima Sagrada Semana de 2022, sus corazones deberán ejercitar decretos y afirmaciones que están disponibles en todas las oraciones transmitidas por los Mensajeros Divinos en los últimos doce años.

Todos los tesoros de la Instrucción, del Conocimiento Divino y Cósmico, así como todas las oraciones entregadas, tienen el fin de que ustedes cuenten con esas herramientas para aprender a sobrellevar el Armagedón y para que, amorosamente, ayuden a los desfavorecidos y oprimidos.

Mientras tanto, este escenario mundial refleja una falta de sentido común, de discernimiento y de credibilidad.

El año 2022 representa, para ustedes, el ciclo del propio Calvario, de aprender a soportar la cruz, teniendo presente que el Padre no los abandonará. Él quiere la paz, la cura, el bien y la felicidad para todos Sus hijos, solo que la mayoría lo sustituyó por dioses e ídolos artificiales. Pero, ustedes saben que Mi Corazón de Amor está abierto para refugiar y amparar a todos.

No se desanimen porque, más que nunca, estoy con ustedes, ahora y hasta el fin de los tiempos.

Les dejo Mi cálida y amorosa bendición paternal, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

¡Adelante, Mis apóstoles!