MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La Rosa Mexicana...

He aquí la Rosa Mexicana, la Rosa que emana aromas de paz y de confraternidad.

He aquí la Rosa Mexicana, la Señora de los Pueblos que apareció en lo alto del Monte Tepeyac.

He aquí la Rosa Mexicana, la que trajo el mensaje de unión y de respeto entre los simples y los conquistadores.

He aquí la Rosa Mexicana, la Mujer mestiza con rasgos de una cultura sagrada y milenaria.

He aquí la Rosa Mexicana, la Madre del Sol y de todo el Universo, la Señora que se encendió como el Sol, envuelta en todos los astros y estrellas.

He aquí la Rosa Mexicana, la Virgen que le encomendó a Juan Diego que alzara una pequeña Iglesia para atraer hacia todas las razas el Reino de Dios.

He aquí la Rosa Mexicana, el Espejo de la Justicia y la Sierva incansable e incomparable al servicio de Sus hijos de la humanidad.

He aquí la Rosa Mexicana, la que es Abogada y Madre, mediadora e intercesora ante los casos imposibles.

He aquí la Rosa Mexicana, la Guadalupana, la Señora que bajó al Tepeyac para anunciar el tiempo de la paz y de la reconciliación entre los pueblos y las culturas.

He aquí la Rosa Mexicana, la Virgen que revela la cosmovisión, la Señora que trae la vida y la existencia del Universo a través de Su Manto de Luz.

He aquí la Virgen de Guadalupe, la Madre defensora de los pueblos humildes, la Sierva de los esclavos y de los condenados, la Madre que libera de las cadenas a los que quedaron prisioneros de espíritu.

He aquí la Rosa Mexicana, la Señora que trae el esplendor del Cielo reflejado en la tilma de Juan Diego como un mensaje universal, un impulso que, a través de los tiempos, despierta el interés por la revelación del misterio divino.

He aquí la Rosa Mexicana, la Señora que está más allá de toda filosofía y ciencia, la Madre que expresa Su Amor por todos Sus hijos, más allá de su raza, de su cultura o de su condición.

He aquí la Rosa Mexicana, la Madre que hoy es honrada y amada por todo el pueblo de México y del mundo, por todos los hijos de la Tierra que reconocen su filiación con lo Alto.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE MAR DEL PLATA, BUENOS AIRES, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Como Madre del Sol y Madre del Universo vengo al mundo para derramar sobre las almas los principios fundamentales de la redención, los mismos principios y atributos que una vez Mi Amado Hijo experimentó durante Su Vida pública, Su Muerte y también durante Su Resurrección.

Estos principios en forma de preciosos códigos de luz son los que traigo en Mi Corazón Materno, para que las almas que tomen contacto con Mi Inmaculado Corazón reciban esta potentísima Gracia de conversión y de piedad.

En este tiempo el camino de la oración ayudará a las almas decididas a reencontrarse con ese importante legado crístico, el que las formará para los tiempos venideros.

Por eso, hijos, es importante tener presente que cada nuevo momento de oración y de comunión en sus vidas puede ser culminante, ya que tendrán la Gracia de volver a contactar esos altísimos grados de Amor.

Hoy dejo para el mundo el recuerdo latente de que los méritos divinos alcanzados una vez por el Sagrado Corazón harán que esta humanidad sea rescatable.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice de alma y corazón,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO EXTRAORDINARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN​​

Abre tu mente para que ella sea impregnada por la energía del corazón.

Abre tu consciencia y participa de los cambios del mundo.

Abre tu espíritu y percibe la hora decisiva de la consagración a Dios.

Abre tus ojos internos y observa la batalla entre los Reinos.

Abre tu intuición interior y reconoce a los Ángeles y Arcángeles trabajando por la redención.

Ábrete profundamente porque nada será como era antes, quien no pueda sentir esto podría quedarse atrás.

Para eso la Madre del Sol prepara a Sus pequeños y brillantes soles para que ellos ingresen definitivamente en los ejércitos marianos. Serán consciencias preparadas por la oración y por la comunión para enfrentar el Armagedón.

La humanidad creía que esto demoraría en suceder, pero en verdad llegó el tiempo en el que todo el planeta definirá de qué lado se quedará.

Es por eso que la Gobernanta del Universo activa los espejos del corazón para que los autoconvocados se dispongan a apoyar la transición de los tiempos.

La Madre del Sol trabaja incansablemente para que todos despierten a la realidad de servir plenamente al Plan de Dios. Así, las amarras de muchos serán desatadas para que alcancen la libertad de caminar en Cristo y de servirlo según Sus preceptos.

Es de esa forma que los redimidos están siendo llamados para cumplir tareas que no estaban previstas. Esto es la ciencia de la Creación, la de revelar a los soldados sus verdaderos principios y ayudarlos conscientemente para que ellos cumplan la Gran Misión.

Desde el Universo, todos los soles están siendo reunidos para que juntos enciendan la llave de la redención, llave que vibra en sus corazones, llave de Luz que abrió las puertas para todos los Maestros. Los astros conjugan sus elementos para que los depositarios del Llamado despierten, así como está previsto.

Llegó el momento de socorrer a la humanidad que está inmersa en el caos y en los placeres. Llegó la hora de rescatar los valores de antaño, los códigos que hicieron del planeta una consciencia sagrada.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY,TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA MADRE DEL SOL, LA VIRGEN MARÍA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Yo Soy la Madre del Sol, porque Soy Aquella que da vida a las criaturas del mundo.

Soy la Madre del Sol, porque Soy Aquella que nace cada día, amaneciendo en la vida de los que viven en la oscuridad.

Yo Soy la Madre del Sol, porque Soy Aquella que se esconde por detrás de las tempestades y provocaciones de Mis hijos, esperando que vivan su aprendizaje, para traerles otra vez el calor a sus vidas.

Yo Soy la Luz que ilumina el mundo.

Soy el anuncio de un nuevo ciclo.

Soy la manifestación de un nuevo tiempo, porque de Mi vientre provienen los arquetipos Divinos de la Creación.

Yo Soy el Corazón Materno de Dios, enviado al mundo para hacer renacer a los que están muriendo en vida, para resucitar a los que se entregan a la muerte de espíritu que este mundo les ofrece.

Ahora les preguntaré:

¿Quien abrirá las puertas y las ventanas de la morada interior, para dejar ingresar Mi Luz?

¿Quién velará por un tiempo mayor de Paz, para esperar la llegada del rey Universal?

¿Quién soportará el miedo, al verse delante del Divino y de lo inusitado en su vida?

¿Quién sustentará el espíritu, al ver que se derrumban las estructuras de la vida material?

¿Quién querrá renacer a la Luz del Sol de un nuevo día?

¿Quién se dejará elevar y cruzará los portales de un nuevo tiempo?

Hijos Míos, Mis palabras ya no son solo letras escritas en un papel, o sonidos que se disipan en el infinito. Mi Verbo transformó vuestras vidas y vuestros corazones y sigue realizando verdaderos milagros por el mundo. Pero hoy vengo a decirles que el Poder de Mis manifestaciones, aún está por empezar. Vengo a pedido de Dios para disolver las capas de ilusión de la vida material y esclarecer a los ojos de los hombres toda la vida del espíritu que no fueron capaces de encontrar durante toda su existencia.

Hablo para los que Me escuchan y también para los que jamás Me conocieron. Ellos buscarán y encontrarán, en Mis palabras escritas en el pasado, todos los acontecimientos que vivirán en el presente.

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos