Italia

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE PALERMO, SICILIA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hijos:

En este día especial, en el que los peregrinos y devotos del mundo recuerdan la primera aparición de la Divina Señora en Fátima, que de la misma forma, desde hoy y para siempre, Mis hijos de Sicilia recuerden esta amorosa visita de su Madre Celeste al sur de Italia.

Por amor e inmensa Misericordia, hijos Míos, he llegado a través del grupo peregrino hasta Sicilia para que este pueblo alcance la Piedad de Dios y el Perdón de Mi Hijo Jesucristo, sabiendo que su pueblo fue testigo, y sigue siéndolo, de acontecimientos de la vida social y humana que no cumplen los Mandamientos de Dios, inclusive dentro de la Iglesia.

Por eso, hijos Míos, como Madre de la Gracia me aproximo a ustedes para que sientan Mi Amor maternal y escuchen atentamente Mis palabras, a fin de que perciban que este encuentro de hoy es único y que dependerá de todos Mis hijos de Sicilia que el mismo se vuelva a repetir.

Todos ustedes, hijos de Sicilia, saben que están muy necesitados de amor, de perdón y especialmente de penitencia. Porque por medio del ejercicio de estos atributos en la vida diaria, ustedes alcanzarán la Gracia Divina para que a través del camino de la conversión se vuelvan dignos hijos de Dios.

En este tiempo, hijos, todo es posible. Si sus esfuerzos e interés por cambiar sus hábitos y modos de vida fuesen verdaderos y no aparentes, le demostrarán al Universo que ese urgente cambio de la consciencia sucederá y que, amorosamente, serán protegidos por los Brazos de Dios.

Vengo hasta Sicilia para que la forma de vida que hoy llevan pueda cambiar y que sus corazones arrepentidos puedan ser tocados por la divina Misericordia de Dios.

Como Madre me presento, como en otros lugares del mundo, para darles una advertencia. Y esa advertencia es que aún están a tiempo de poder vivir ese cambio de vida y de consciencia para que no solo ustedes, hijos Míos, sean permeados por los Divinos Atributos, sino también sus familias y conocidos sean ayudados por el Amor de Dios.

Este cambio que hoy les pido, como Madre, no es un cambio religioso ni se refiere a una conversión hacia alguna institución. Yo les hablo, hijos, del cambio de la forma de vida que desde décadas llevan adelante y sé que comprenderán de lo que les hablo.

MENSAJE PARA LA APARICIÓN DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ Y SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS DE SIRACUSA, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE PALERMO, SICILIA, ITALIA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Hoy, hijos, vengo a este lugar, en un día tan importante para Mí, para traer las Gracias y las bendiciones que puedo verter sobre el mundo, por medio de las oraciones de Mis hijos, para que esta nación se redima y este pueblo se libere de las cadenas del error y del pecado.

Hoy vengo a secar Mis lágrimas con el Sol que se enciende en Fátima por las oraciones victoriosas de todos los orantes que se unen a Mi Inmaculado Corazón. Vengo a expandir Mi Reino de Paz entre las naciones para que los hombres ya no estén bajo el yugo de la oscuridad, sino bajo la Luz de Mi Amor.

Vengo hasta aquí, en este día, no solo para derramar lágrimas, sino sobre todo, hijos Míos, para entregarles una advertencia y una oportunidad de redención.

Arrepiéntanse de sus pecados y clamen por Misericordia. Retornen, en oración, al Corazón de Dios mientras haya tiempo. Pidan perdón al Padre por todo lo que fue vivido hasta ahora y decídanse a renovar sus caminos y sus almas.

Como su Madre Celeste, vengo a este lugar con Mi Cetro de Luz y con la potencia de Mis Espejos Celestiales, Universales y Divinos para liberar y curar todo lo que Me permitan con la sinceridad de sus oraciones.

El milagro que vengo a realizar en este día es espiritual, un milagro de redención y de reconciliación con Dios para que reconozcan en Mi presencia, la presencia divina y, ante el Padre, clamen por el despertar.

Oren Conmigo para retirar de la esencia de los mares el sufrimiento y el dolor de las almas que allí se perdieron y que lloran, constantemente, por no conocer la paz. Oren Conmigo para encender aquí una Luz Divina, para abrir el camino hacia el Cetro de la Voluntad de Dios, liberando la potestad del mal y del engaño para que así, hijos, no pierdan la oportunidad de conocer el amor y el perdón.

Vengo no solo a evidenciar sus faltas, sino a mostrar el camino para redimirlas. Escuchen a Mi Inmaculado Corazón y clamen Conmigo. Si tan solo abren sus corazones y se arrepienten sinceramente, Yo podré interceder, por ustedes y por todas las almas, ante Cristo para que vuelvan a conocer la paz.

Aspiren, en este día, a recobrar la pureza que se corrompió en sus corazones y a fortalecer la fe y la unidad con Dios.

MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LA PAZ EN LAS NACIONES, TRANSMITIDO POR MARÍA, ROSA DE LA PAZ, RECIBIDO EN LA CIUDAD DE PALERMO, SICILIA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Soy la Señora de las Lágrimas de Siracusa. Vengo en este día para decirles, hijos Míos, que Mi llanto por este pueblo de Sicilia nadie lo ha calmado y que espero todavía el gran momento de la conversión de los pecadores que se encuentran en esta isla.

Es así que hoy Me presento a ustedes como la Señora de las Lágrimas, porque a través de Mis lágrimas dejo en este lugar el mensaje de que este pueblo del sur de Italia aún no acepta la redención y de que, por medio de las apariencias, creen que todo está bien y que lo seguirá estando.

Yo llamo a Mis hijos de Sicilia para que se arrepientan de corazón, para que pidan perdón al Padre Celestial, porque así Él les concederá Su Misericordia y no Su divina y poderosa Justicia.

Así, Mis hijos, el pueblo de Sicilia, con la oración de todos, alcanzará una gracia extraordinaria y esa gracia repercutirá también en los miembros de la Iglesia de Mi Hijo.

Vengo hasta Sicilia para que el pueblo del sur de Italia no olvide que la Señora de las Lágrimas lloró y que aún está llorando porque Sus hijos más necesitados de amor no la quieren escuchar.

Vengo para retirarlos del poder que creen tener en sus manos.

Vengo para ofrecerles Mi Corazón maternal como un camino para su conversión final.

Pero también vengo al sur de Italia, como la Señora de las Lágrimas, por una de las crisis más graves de este siglo XXI, que es la migración de Mis hijos de África y de Medio Oriente hacia Europa, a través del mar Mediterráneo.

Es así, hijos Míos, que la Señora de las Lágrimas también llora por la gran indiferencia de todos los europeos, ante la falta de acogimiento y de amor para con los refugiados.

Este es el tiempo y es la oportunidad de que no solo Italia, sino también toda Europa, tengan la gracia de poder revertir sus deudas a través del servicio a los refugiados.

Yo, como Madre de todos, los llamo a la fraternidad y a salir de sí mismos para que el que más sufre y escapa de los conflictos y de las guerras ocupe el primer lugar en sus vidas. Así, aprenderán a conocer la Misericordia Divina.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN GIOVANNI ROTONDO, FOGGIA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que la Luz de Dios convierta y modifique todo lo que sea necesario redimir.

Que esa Divina Luz colme los espacios más profundos de la consciencia y haga de cada estado, un principio de redención.

Que la Divina Luz convierta y transforme cada aspecto de la vida y se realice el Plan del Creador.

Siéntete libre, hijo, de las cadenas que aprisionan, porque llegará el momento de dar el gran y último paso a la Vida Divina.

Mientras tanto, sigue luchando con toda la fuerza del corazón, porque en el corazón se guarda el amor suficiente que hará de cada aprendizaje una oportunidad de perdonar.

Camina en el sendero de Mi Hijo, Él ofrece el camino de la perseverancia y de la pacificación.

En el cambio de la consciencia se encuentra la oportunidad de la elevación y de hacer de cada etapa de la vida una gran experiencia de amor y de trascendencia, todos los días.

Vivamos en estos tiempos el cambio, esperémoslo con alegría, porque será una buena nueva.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL MONTE GARGANO, FOGGIA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Si la Naturaleza fuese más amada y respetada tal vez el mundo no se purificaría, ni tampoco la humanidad. Eso evitaría que la Creación fuese alterada todo el tiempo por la mano del hombre.

Si la Naturaleza fuese más amada y cuidada por la humanidad, reinaría la paz y habría mayores tiempos de gozo, de alegría y de júbilo.

Si la Naturaleza fuese más amada y no destruida, no habría causa ni motivo para haber ideas de guerras, ni de llevarlas adelante, porque no sería necesario sufrir ni padecer.

Si la Naturaleza y los Reinos Menores fuesen amados y contemplados, tal vez no sería necesario vivir la transición de la Tierra; no tendría sentido comenzar una nueva humanidad.

Si en verdad esta humanidad actual no sacrificara tanto a los Reinos, si la Naturaleza fuese más amada y los Reinos más protegidos, no sería necesario vivir una definición, porque todo estaría en armonía y en unidad con la vida creada.

Si la Naturaleza y los Reinos fuesen verdaderamente amados no habría necesidad de sufrir, de aprender, ni de morir, porque todo estaría en equilibrio con el Universo.

Si la Naturaleza y los Reinos fuesen considerados como parte de la Consciencia Divina, el mal no estaría en el mundo y tampoco actuaría en la mente humana, porque cualquier criatura podría estar unida a la Fuente del Creador.

Pero la humanidad ya escogió lo contrario y ha decidido continuar por el camino del dolor y no por el camino del amor. Por eso, el cambio en la humanidad será tan semejante y grande a la deuda impagable que la raza ha generado con los Reinos de la Naturaleza. Es así que ese movimiento universal destrabará la cadena de evolución espiritual de los últimos tiempos.

¡Les agradezco por contemplar con amor a los Reinos de la Creación!

Los bendice siempre,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE ASÍS HACIA SAN GIOVANNI ROTONDO, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

El poder de la fe es capaz de concebir en los corazones altos grados de devoción y de confianza en el Creador, porque la fe concibe un estado de unidad con la Fuente Suprema de la Creación.

La fe es capaz de atraer hacia sí mismo el estado de Gracia que permite convertir y redimir todas las cosas. En este sentido, la fe va de la mano de la energía de la Gracia, porque los dos principios representan para el ser humano la posibilidad de alcanzar todos los días la unión con su universo interior.

La fe también es portadora de la esencia del amor, porque la base espiritual de la fe se encuentra en el amor y en la unidad. Así la fe, como energía, permite corregir los estados corruptos de la consciencia, y coloca al alma en el camino de la pacificación, del bien y de lo positivo.

La fe permite generar la condición de la elevación de la consciencia y ella equilibra la falta de confianza en la Voluntad Divina.

La fe lo es todo para la vida planetaria, ya que la fe, como atributo, vuelve a erguir la consciencia humana.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE ASÍS, PERUGIA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Con el amor de Mis hijos Yo podré siempre llevar adelante las Obras del Creador.

Con el amor de Mis hijos Yo podré finalmente traer la paz al mundo.

Con el amor de Mis hijos, aunque imperfecto e inmaduro, Yo podré llevar adelante todo lo que Me pide Dios.

Con el amor de Mis hijos Yo puedo gestar en Mí la Nueva Humanidad, y así verla nacer en un tiempo cercano.

Con el amor de Mis hijos Yo puedo redimir al mundo y derramar Mis Gracias sobre aquellos corazones y vidas que más lo necesitan.

Con el amor de Mis hijos Yo puedo ayudar a la esencia divina de los Reinos de la Naturaleza, a fin de que se lleve adelante la restauración y la cura de todas las secuelas ocasionadas a ellos desde el principio de la Creación.

Con el amor de Mis hijos Yo tengo el permiso para ingresar en los infiernos de este mundo herido y sometido por la guerra, la indiferencia y la omisión.

Con el amor de Mis hijos Yo puedo acoger en Mi Corazón Materno el alma de las naciones y todo lo que en ellas habita, de esa forma, su Madre Celeste puede llevar adelante la Operación Rescate.

Con el amor de Mis hijos Yo puedo vivenciar en los corazones simples la existencia del Proyecto de Dios, y en los corazones humildes puedo revivir todos los días la Presencia misericordiosa de Mi Hijo.

Ya no importa cuántas veces caigan o se equivoquen, lo que importa, hijos Míos, es que aprendan todos los días a ser perseverantes y buenos. Eso ayudará a que Yo pueda seguir sirviéndome del amor de Mis hijos, porque lo que debe redimirse en ustedes, el propio amor que Me tienen lo transformará.

En el amor de Mis hijos veo la Tierra Prometida.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice y los consagra,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE PALERMO HACIA NÁPOLES, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

En la hora de Mi Misericordia hago descender los méritos de la Pasión, a fin de que las almas tengan una oportunidad de despertar y de redención.

Por eso, la hora de Mi Misericordia es importante para su Maestro y Señor porque en ese momento, el Redentor y las almas tienen la oportunidad de revivir no solo el sacrificio del Cordero de Dios, sino también los potentísimos poderes alcanzados a través de la Pasión, la Muerte y la Resurrección de su Señor.

Vengo en esta hora para conceder a Italia la Gracia extraordinaria y expiatoria de poder reconciliarse con Dios y con todo su Plan de Amor y de Perdón porque sé que las almas necesitan mucha Misericordia para poder recapacitar y cambiar, así como Dios lo necesita de todo el pueblo italiano.

Si al menos un grupo de consciencias italianas hicieran el cambio que el Cielo está implorando, Italia, como nación, sería perdonada de muchísimos errores y esta patria alcanzaría un alto grado de conversión y de redención.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO DURANTE EL VIAJE DESDE DESDE LISBOA, PORTUGAL, HACIA ROMA, ITALIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Hijo:

Siéntete en las Manos de Dios, a pesar de las dificultades y de las adversidades, porque el Amor de Dios y el de Su Hijo siempre triunfarán y en el momento más culminante, toda oscuridad desaparecerá y todo se convertirá en luz y en paz, como en este momento.

Sé que cumplir Mi Proyecto de Redención a través de las peregrinaciones significa, para los que dicen estar enteramente Conmigo, un momento de superación, de confianza y de entrega incondicional, sabiendo que cada etapa que se cumple en una nueva peregrinación significa y representa el “sí” verdadero y luminoso de todos los que suplican y claman por la Gracia.

Ahora, le llegó el tiempo a Europa porque es la que más le debe a Dios y a otras naciones. Por esa razón llevo Mi Misericordia hacia los más miserables y necesitados de redención porque este es el momento de seguir los pasos de su Señor, además de los pedidos realizados y de los acontecimientos.

Llegar a Italia, nuevamente, significa hacer algo por un universo de almas perdidas en la ilusión y en las modernidades.

Desde Italia podría surgir el impulso, de parte de todos Mis seguidores, para que esta peregrinación finalice y nada sea alterado.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Su Maestro y Señor, Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos