MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La Unión entre los Credos

Llegará un momento para el planeta en donde todas las religiones se deberán unir en el espíritu de la paz y del amor crístico.

Esa unión profetizada permitirá que las almas que caminaron por diferentes senderos espirituales lleguen a encontrar la Fuente Mayor, el gran Manantial del Corazón de Cristo.

En ese momento Jesús será reconocido por todos como el Redentor, no solo de los cristianos, sino como el Liberador del mundo entero a través de los impulsos de amor que Él mismo está entregando en estos tiempos.

Esa hora se aproxima a la consciencia planetaria.

Mientras esa profecía de unión entre los credos se pueda realizar entre todos los pueblos y no solamente entre los cristianos, las naciones se opondrán las unas a las otras y las diferentes filosofías humanas intentarán derrumbar lo que otros, con amor, intentan construir por el bien común de todas las almas.

Ese tipo de juicios y de calumnias emergerán como una fuente de impulsos humanos que solo llevarán a debilitar la unión entre las consciencias y los pueblos.

En el momento más crítico y agudo del planeta la fe de las consciencias será puesta a prueba, no porque Dios lo determinará, sino por la acción destructiva que las voces de los filósofos del mundo realizarán contra todo lo que se considera obra de paz y de luz.

Pero finalmente Mi Inmaculado Corazón triunfará en el mundo y fuera de la Iglesia.

Ante los ojos de los que gobiernan las religiones, Yo les abriré la gran puerta de la redención y todos podrán reconocer que, por detrás de toda obra de Luz estaba presente Cristo.

En este tiempo intentarán hacer callar la voz de los Mensajeros Celestiales, así como lo intentaron en otros tiempos, pero al final de todo, muchos se darán cuenta tardíamente de la justa y verdadera causa.

En este ciclo todo estará permitido, los grandes errores como las mayores victorias; eso será así para que las almas, en su libertad, puedan escoger antes del juicio final cuál camino recorrerán, si el camino del error de los injustos o el camino de la paz y de la fraternidad.

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos Míos:

Si se han lanzado a la oración por todas las almas, es señal de que se debe continuar el camino. Nadie pierda la esperanza de compartir el camino del sacrificio para que, así, cada hijo pueda reconocer que en la verdadera entrega está la salvación del corazón.

Cada paso que es dado debe estar en las Manos de la Voluntad de Dios; así sus vidas podrán reconocer las señales de Misericordia que Él, en Su Gloria, les enviará.

Estoy aquí, entre vuestros corazones y el mundo para sanarlos de todo mal, perturbación o dolor. Por eso crean en el poder del perdón que Dios Me ha entregado como Gracia para ser derramado sobre ustedes, Mis pequeños niños.

Alegren la vida delante de cada prueba que el Todo les envía. Es preciso madurar para expandir la humildad en el corazón. Así se protegerán del mundo y podrán, junto al acto amoroso de la oración, corregir las indiferencias de la vida para que ella sea consagrada al Dios Creador.

El Altísimo los tiene a todos en Su Reino, pero es necesario que perdonen y que sean perdonados entre ustedes como humanidad, como familia y como seres amados. Eso aliviará el peso de la traición que muchos corazones viven por prevalecer la competencia.

Si estuvieran constantemente en oración, el Cielo daría todo por resuelto. Y si ustedes confiaran en lo que Dios dicta a sus corazones, estarían difundiendo Mi Reino de la Paz.

Todos Mis hijos deben llegar a vivir la conversión del corazón. Si ustedes convierten lo que aún no se ha convertido, convertirán al mundo entero en Luz, y así Mi Inmaculado Corazón triunfará.

No teman, soy la Madre de la Paz.

Los adoro profundamente.

Gracias por responder a Mi llamado.

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

 

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Compañeros:

Con el poder y la fuerza de Mi Luz Celestial, cada vez que Me presento ante el mundo exorcizo y libero a la humanidad de una gran presión planetaria, a fin de que el plano psíquico sea aliviado de las corrientes del conflicto y de la perturbación.

Por esa razón, en la Hora de la Misericordia, su Maestro y Señor concede oportunidades únicas para la redención y la conversión de los corazones.

En la Hora de la Misericordia se abren los grandes espacios de la Conciencia de Dios para que las almas sean sumergidas en el océano del Amor y así se puedan curar espiritualmente.

Que en la Hora de la Misericordia sea recordada la Pasión de su Maestro, a fin de que todos los méritos de Su Muerte, de Su Resurrección y de Su Gloria sean depositados como bálsamo de reparación y de alivio interior en la humanidad, para que las almas encuentren el camino para vivir su salvación.

Que en la Hora de la Misericordia sea vivificada la presencia del Hijo de Dios para que, por los méritos de Su Pasión, la redención interior se irradie al mundo.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE SEMANAL DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO EXTRAORDINARIAMENTE EN LA CIUDAD DE FLORIANÓPOLIS, SC, BRASIL AL VIDENTE FRAY ELÍAS

Que hoy vengan a Mí los que se sienten cansados.

Que hoy vengan a Mí los que se sienten agobiados.

Que hoy vengan a Mí los que están sin consuelo.

Que hoy vengan a Mí los simples de corazón.

Que hoy recuesten el rostro sobre Mi pecho los que han errado.

Que hoy sientan el latir de Mi Corazón los que han pecado.

Que hoy vengan todos Mis amados hacia Mí. Yo Soy el que Soy, Yo vengo del Gran Sol y del Sol Universal proviene la Fuente de Vida y de Reparación.

Que vuestros seres no se preocupen, sino que vuestros corazones se alegren, porque el Rey de la Humildad hoy los ha colocado bien cerca de Su pobre trono de Luz, para que sientan Mi Infinita y Perpetua Misericordia.

Abran los brazos para recibir Mi Consuelo; de manera especial a este grupo de almas Yo lo he acompañado amorosamente como Buen Guardián de los corazones.

Querido siervo Mío: Deja tus perturbaciones en Mi Corazón, tú sabes que Yo lo puedo todo ahora y siempre, camina a Mi lado, aunque Me hayas fallado. Yo vengo en este tiempo para resucitar el espíritu de tu corazón y la unión predilecta que debes tener Conmigo.

En Mis Pasos sencillos se encuentra tu senda; en Mi Caminar, se encuentra tu liberación; en Mi Sencilla Mirada se encuentra tu unión con Dios. No temas nunca mirarme a los ojos, Yo Soy el que Soy, Soy el que proviene del Sagrado Templo Creador, Soy la Estrella Guía que desciende del universo mayor para guiar tus pasos.

Aún aguardo que te abandones a Mi Corazón; aún espero abrazar tu pequeña alma y llevarte en espíritu al corazón de Mi Reino; aún aguardo que Me abras las puertas de tu corazón para que Yo pueda entrar.

En esta semana medita respecto del tiempo que hace que estás unido a Mí; quiero ser Vida en tus células, quiero ser el Fuego de la devoción para tu corazón. No Me abandones, Yo Soy todo tuyo, recuérdalo bien.

Yo Soy el que Soy, Yo Soy el Amor de Dios manifestado, quiero estar en tu camino para siempre.

¿Me aceptas como Tu Maestro y Rey? Te espero en el Sagrario para que conversemos. Te espero en el silencio del corazón.

Bajo el Amor del Padre, sean bienaventurados.

¡Agradezco a las almas presentes por haber confiado en Mi convocación!

Los bendice,

Cristo Jesús de la Misericordia

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Yo golpeo a tu puerta, ¿puedo entrar?

Déjame estar contigo y hablarte de las maravillas de Dios.

Estoy aquí para escucharte, sabes que tendrás todo Mi Consuelo.

No te decepciones, tómate de Mis Manos para proseguir en la senda del sacrificio.

Aquiétate, y en el silencio dime lo que necesitas.

No perturbes más tu corazón, solo concentra tu mirada en Mi Sagrado Corazón y siente el pulsar de Mi ritmo celestial.

Quédate en Mí y procura vivir la gran experiencia de Amor redentor Conmigo.

Busca la calidez de Mi eterna compañía y ve en todo lugar la luz de Mi Omnipresencia.

Reúnete con tus amigos para hablar de Dios y solo hazlo en perpetua oración.

Nútrete de Mi Palabra de Vida y, ante cualquier necesidad de auxilio, llámame porque Yo te escucharé.

Quédate en Mi Reino, vive en Mi Reino y siéntete parte del Océano Infinito de Mi Misericordia.

Vacía tu corazón del pasado y serás libre de las cadenas que te oprimen para que resurja la luz del verdadero ser.

Piensa en Mí.

Haz todo en Mi Nombre para que tus acciones sean sagradas y caritativas para con los que necesitan alivio.

Estoy aquí, llamando a la puerta de tu casa. Estoy llegando en el silencio y en la Gloria de Dios, tu eterno Padre Celestial.

Bajo el bien de Dios, sean bienaventurados.

Gracias por vivir Mis Palabras con el corazón.

Cristo Jesús, el Pastor

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Tú que te desesperas, mírame a los Ojos.

Tú que te perturbas, mírame a los Ojos.

Tú que vives el calvario de la vida terrenal, mírame a los Ojos.

Tú que sientes que todo está perdido, mírame a los Ojos.

Tú que piensas que no serás salvado por Mí, mírame a los Ojos.

Tú que pierdes las fuerzas y el valor de seguirme, mírame a los Ojos.

Tú que estás en el camino de la transformación, mírame a los Ojos.

No dejes de contemplarme y mírame a los Ojos.

Confirma tu permanencia en Mí y mírame a los Ojos.

Sacia la sed de tu espíritu en Mi Corazón y mírame a los Ojos, porque Yo te confortaré y contigo sostendré la cruz que debes cargar hasta el fin de la meta.

Siempre búscame y mírame a los Ojos.

Estoy aquí, mírame a los Ojos.

Fortalece tu fe y pierde tus miedos, mírame a los Ojos y siempre dime sí, a pesar de tu soledad, de tu cansancio, de tu inquietud.

Mírame a los Ojos, porque conocerás el poder de Mi Misericordia para ti.

Mírame a los Ojos y no te olvides de Mí.

Mírame a los Ojos y encuentra la Luz Salvadora de Mi Corazón.

Mírame a los Ojos y confiésate Conmigo, Yo te conozco muy bien.

Mírame a los Ojos y abandónate en Mí.

Bajo la Gracia del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por recibir Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE FIGUEIRA, MINAS GERAIS, BRASIL, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS

Un alma, que se sentía perturbada por no conseguir contener el flujo de sus pensamientos al orar, cuestionó al Señor, diciéndole: "Señor, cuando me detengo para estar ante Ti y orar, mis pensamientos siguen agitados, las palabras de mi oración se confunden con el verbo incesante de mi mente y no encuentro paz. ¿Cómo puedo, Dios, purificar mis pensamientos para estar en paz ante Ti?".

Y el Señor le respondió: "Alma pequeña, tu mente es un espejo de todo lo que recibes y consumes del mundo. Aquello con lo que tienes contacto durante tu día es lo que estará en tus pensamientos cuando llegue el momento de orar. Para que alcances la paz, no hay una fórmula, sino una actitud que se debe transformar dentro de ti, una decisión de no buscar ya determinadas cosas que solo contaminan tu mente y toman espacio en tu corazón.

Si hicieras lo contrario, y, en lugar de alimentar tu mente con las cosas del mundo, la alimentaras con las cosas del Cielo, verás cómo la oración será para ti un momento de profundización interior y no de eterna y constante autotransmutación. Pero, para eso, debes escoger pensar y sentir correctamente, cortar los pensamientos degenerativos, detenerte delante de los impulsos que te conducirán hacia la oscuridad y escoger siempre estar en Mí y pensar en lo que te conduce a Mi Corazón".

Que este diálogo, hijos, les enseñe cómo estar en Dios y permanecer en Él, construyendo en cada instante de sus días, a través de las pequeñas elecciones, su momento de oración. 

Tienen Mi bendición para esto.

San José Castísimo

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos