MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Ábreme la puerta, hijo Mío, hija Mía, porque ingresaré dentro de tu cárcel espiritual para poder quitarte de allí y librarte del constante cautiverio.

Deja que Mi Corazón disuelva las cadenas que te mantienen preso.

Hoy vengo para darte la libertad interior que tanto buscas.

No creas ni pienses que te quedarás allí para siempre. Anímate a desvincularte de tus apariencias, de todos los aspectos de la vida superficial que te llevan al error.

Cree en el poder de la reconciliación y en el poder de la cura. Acepta con gratitud esa libertad interna que Mi Corazón Inmaculado te puede ofrecer.

Deja que tu Madre Celeste derrumbe la existencia de esa vieja prisión de la consciencia y, a partir de allí, comienza a volar alto hasta que alcances el último Cielo, en donde encontrarás a Jesús, sentado a la mesa de la Celebración Eucarística; para que, así, recibas Su Cuerpo y Su Sangre como símbolo de reparación interior y de fortalecimiento de la alianza con Su Divino Espíritu.

Recibe, entonces, Su más amorosa bendición e imítalo, para que en este próximo tiempo todo sea renovado.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Eleven sus corazones. Aspiren a los Cielos. Sepan que Yo soy vuestra Madre que los regocija y los ama al igual que amé a Jesús. Que desaparezca de ustedes todo desespero; que puedan en este momento encender Mi Paz Maternal en sus pequeños corazones.

Aspiren el perfume de Mis palabras, Yo soy la Reina de la Paz que acoge a todos los hijos de Dios. Yo soy para el alma la Mensajera del Espíritu Santo que quiere llevarlos hasta el Redentor.

No se desanimen por nada en la vida; renazcan ahora delante del Creador. Acepten los cambios que se aproximan; vivan hoy el Verdadero Amor del corazón. Dios escucha las plegarias cuando la oración es sincera porque ella adquiere la fuerza del Amor del corazón.

Levanten los brazos, Mis queridos hijos, que el Redentor Jesús llega de nuevo a sus vidas.

Sé que el mundo clama por la paz; Dios envía a Su Sierva para proclamar el amor en Mis hijos y el perdón de todo el pasado. Sientan en vuestros corazones la unión para que sean partícipes del nuevo espíritu de paz que está emanando desde Mi Inmaculado Corazón para el mundo.

Sepan que los conozco a todos muy bien, así como Mi Corazón de Madre conoce a Jesús. Sé qué necesitan y en qué ustedes deben madurar. Por eso, hijos Míos, sean verdaderos para que vuestros ojos puedan ver de cerca las huellas del retorno del Pastor del Amor.

Preparados como para una gran cena, vuestros corazones se alegrarán cuando escuchen el llamado que Mi Corazón proclamará.

Retornen todos los días a Dios para que Mis estrellas de la paz y de la anunciación sean la guía para sus consciencias. Vigilemos en oración para que todos sean partícipes de Mi Luz Maternal.

Los amo y los espero en oración.

¡Les agradezco!

María, Madre de la Divina Concepción de la Trinidad

MENSAJE DIARIO DE MARÍA, MADRE DE LA DIVINA CONCEPCIÓN DE LA TRINIDAD, TRANSMITIDO A FRAY ELÍAS

Queridos hijos:

Que la compasión infinita de Mi Hijo fortalezca sus corazones para así poder caminar en la vida hacia Dios Padre. Hoy los llamo a la reflexión mediante el ejercicio de la oración.

Pequeños Míos, en este tiempo, debemos elevar a la humanidad y a las almas a través de la oración contemplativa. Hoy, Mis queridos niños, les enseño cómo deberán contemplar:

Primero, donando el corazón al Señor.

Segundo, abriendo la fuente misericordiosa de la oración.

Tercero, orando con compasión y piedad por todos los hermanos.

En este ejercicio les aseguro, Mis pequeños, que sus corazones estarán profundizando en la unión con Dios a través de una oración que aliviará los dolores del mundo.

Sus corazones son partícipes de Mi Presencia Maternal; por eso, Yo los invito a vivir dentro de Mi Inmaculado Corazón. En ese Reino que pertenece a Dios, sus almas encontrarán resguardo, protección y renovación de la vida.

El Señor, en Su Inmensa Gracia, quiere renovar sus corazones para que, en este último ciclo del mundo, ellos vivan la vida a través de una comunión verdadera con Cristo. Ustedes, Mis pequeños corazones, deben amar cada momento de encuentro con Mi glorificado y bondadoso Hijo. Allí, en esa cena que cada día ustedes deben celebrar, podrán beber de Sus prodigios y podrán comer en humildad de la compasión y de la Misericordia que Su Santísimo Corazón les estará irradiando.

Ha llegado el momento de que aquello que Juan el Apóstol escribió como mensaje se cumpla como una Buena Nueva en todos los corazones del mundo.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS GLORIFICADO, TRANSMITIDO EN EL BALNEARIO EL CÓNDOR, RÍO NEGRO, ARGENTINA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Desde los Universos Superiores, su Maestro ya ha comenzado a descender por segunda vez hacia la Argentina, dentro de esta trayectoria de la Peregrinación por la Paz.

Desde esos Universos, su Maestro y Señor se aproxima a la Tierra en compañía de las esferas celestiales provenientes de regiones lejanas del Universo Local.

Toda esta coyuntura prepara el momento en que el Señor del Universo se unirá al gran terafín espiritual de todos los tiempos.

Ese será el momento en que el Sacerdote Mayor tomará con Sus Manos el Santo Cáliz para volver a celebrar con los Suyos la cena de la transición planetaria.

Por esa razón, compañeros, el Universo Local y el Universo Espiritual silenciosamente acompañan la llegada del Pastor hacia el sur de la Argentina, en donde tendrá sede la ceremonia de la comunión y de la elevación de la consciencia, a fin de reposicionar el propósito de la Argentina dentro del Proyecto del nuevo Edén de América del Sur, preparando, ardientemente, el surgimiento de una Nueva Humanidad, libre de los errores y de las fallas de todos los tiempos.

¡Les agradezco por guardar Mis Palabras en el corazón!

Los bendice,

Vuestro Maestro, Cristo Jesús

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que siempre quede un gran espacio en sus corazones para que Mi Luz Redentora pueda ingresar y preparar una nueva morada para Dios.

Hoy, con celestial alegría y regocijo, desciendo en Espíritu de Verdad sobre estas preciosas sierras, con la misión espiritual de consagrar a la Argentina a Mi Sagrado Corazón. En este día de gloria, los Sagrados Corazones depositarán Sus Reliquias Celestiales en este lugar, para que un nuevo ciclo de misericordia y de piedad pueda nacer en las almas que más necesitan de Mi Redención Espiritual.

Yo reúno en este día a todos los rebaños de diferentes orígenes y los llamo con alegría para celebrar Conmigo la nueva cena del amor y del perdón, la cena que los preparará para Mi Regreso, tan esperado en todo el Universo.

Derramo Mis Rayos de Luz sobre este Centro consagrado al llamado de Mi Santísima Madre, y dedico Mi especial atención a los corazones que, con fe y valentía, se animarán a llevar adelante la actividad de este nuevo espacio de luz y de hermandad consagrado a la Jerarquía Divina.

Mi Corazón de pastor se ennoblece por ver el esfuerzo de Mis discípulos. Entre pruebas, desafíos y triunfos en la vida diaria, Yo los invito a caminar sin miedo a Mi lado, y sabiendo que Mis Pasos de Luz siempre les indicarán el momento de proseguir o de meditar con sabiduría y atención. 

Siempre invoquen el poder del escudo de Mi Corazón para que los Universos Superiores sean la Estrella Guía que los ilumine durante la noche y los proteja. Sepan que Mi Corazón está con ustedes y que Mi Divina Misericordia hoy se vierte sobre el mundo entero, especialmente sobre esta, su Morada Sagrada del Padre Celestial.

Que el Espíritu Santo los inspire y que Él sea el guardián interior.

Bajo el Amor Infinito de Dios, sean bienaventurados.

Gracias por guardar Mis Palabras en el corazón para que ellas crezcan como luz en sus pequeñas consciencias.

Cristo Jesús Misericordioso

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Y cuando finalmente se cumpla el tiempo de los 144 mil apóstoles de Mi Divina Misericordia, Yo reuniré al mundo entero para una nueva Cena de Redención en la que se proclamará, a viva voz, la Victoria de Dios por intermedio del Hijo Primogénito. Y ya no existirá dolor que no sea aliviado, enfermedad que no sea curada ni conflicto que no sea resuelto, sino que habrá resurrección para los que esperan estar en Mi Eterna Gloria.

Pero antes, con la minoría, Mi Corazón hará grandes pero silenciosas obras de conversión y de aproximación a Mi Reino Celestial, en los que estuvieron lejos de Mí.

Y los valientes, aquellos que lucharán contra la impunidad y establecerán la Divina Justicia, batallarán con la espada de la fe y con el escudo del amor. Y los que alguna vez estuvieron muertos en vida resucitarán de la noche a la mañana. Ninguna consciencia en todo este gran e infinito universo quedará sin saber, de alguna forma, que el Hijo de Dios ha retornado para buscar en luz y en amor a los Suyos.

Las palabras misteriosas del ayer serán reveladas, y todos comprenderán la nueva filosofía de Mi Eterno Corazón. A aquel que haya persistido más allá de sí mismo a lo largo de los tiempos y de los años, Yo le prometo, ante Mi Supremo Padre, que verá Mi Misericordioso Rostro transfigurado y reconocerá la Ley de Mi Amor.

¡Ay! de aquellos que negaren el mensaje que Yo he enviado a través de los desconocidos, de quienes no colocan oro ni poder sobre las cosas; porque en la hora del Juicio Universal, Mi Corazón, el Templo de Mi Sabiduría, mostrará la Verdad Suprema a los que no creyeron en Mi Mensaje preparatorio de fin de tiempo.

Un buen discípulo Mío guarda las palabras en el corazón y las cultiva como sabiduría, para crecer en el amor y en la verdad interior.

Cuando vuelva, no solo Me sentirán en el corazón, porque Mi Regreso será un gran fuego que iluminará de oriente a occidente para que el mundo vea, finalmente, la Gloria de Dios.

Bajo el Bien Mayor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por escuchar y guardar Mis Palabras en el corazón.

Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Fundada en diciembre de 2012, a pedido de la Virgen María, Asociación María, Madre de la Divina Concepción es una asociación religiosa, sin vínculos con ninguna religión institucionalizada, de carácter filosófico-espiritual, ecuménico, humanitario, benéfico, cultural, que ampara a todas las actividades indicadas a través de la instrucción transmitida por Cristo Jesús, la Virgen María y San José. Leer más

Contacto

Mensajeros Divinos