MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Mis queridos hijos:

Mi caricia es como el pasar del suave viento.

Mi regazo es como recibir el cálido calor del Sol en el invierno.

Mi Amor es como la ternura de una madre con su pequeño hijo.

Mi oración es como la lluvia que cae constantemente.

Mi esperanza es como la flor que se abre a los rayos del Sol.

Mi fe es como la bóveda celeste en la noche.

Mi súplica es como el llamado del Universo a todos los seres.

Mi devoción es como el fuego de la noche.

Mi paz es como las olas que golpean armoniosamente en los océanos.

Mi cura es como el rayo del Sol que penetra la tierra oscura.

Mi unidad es como el equilibrio y la armonía del Universo local.

Mi luz es como el Sol en el amanecer hasta que alcanza su punto más alto.

Mi alegría es la consagración de los hijos de Dios.

Mi júbilo es la concreción de la vida sacerdotal.

Mi paciencia es como el fruto que madura lentamente en el árbol.

Mi dulzura es como la fruta más dulce del planeta.

Mi misión es como el servicio abnegado de los que sirven a Dios sin cansancio.

¿Y cómo son, hijo Mío, tus virtudes?

¿Has encontrado la semejanza de tus acciones en la Creación?

Deja que fluya en ti ese principio del Don de Dios.

Permite que despierten los talentos de estos tiempos para que la Tierra sea repoblada de simples, pero verdaderos valores.

Anímate a decirle "sí" a la virtud del corazón.

¡Les agradezco por responder a Mi llamado!

Los bendice,

Vuestra Madre María, Rosa de la Paz

MENSAJE PARA LA APARICIÓN MENSUAL EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, ARGENTINA, TRANSMITIDO POR MARÍA, MADRE DE DIOS DE LA MISERICORDIA, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Que el Poder de Dios descienda a la Tierra para que las almas sean liberadas de las presiones de la vida material.

Que el supremo Don del Amor de Dios encarne, como verbo y energía, en todas las esencias que se rehabilitan mediante el perdón y la oración.

Que los reinos de oscuridad se disipen de la faz del planeta para que las corrientes del Amor Divino, que vienen en auxilio de la humanidad, hagan restablecer la misión espiritual de cada criatura.

Que hoy los Portales del Cielo se abran para que descienda el poder de la cura y la nueva Aurora encienda nuevamente los corazones heridos a través de la reconciliación mayor.

Que la inocencia original de las almas pueda volver a despertar para que el espíritu de la Hermandad guíe el propósito de los autoconvocados.

Hoy se escucha la Voz de la Mensajera de Dios en el universo, porque el Plan y el infinito aspiran vivir en lo profundo de los corazones que fueron llamados.

Se elevan al Cielo todas las torres espirituales que han caído y el sol del universo alumbra los caminos de los que dieron el gran “sí” a Dios. Los reyes del Cielo se congregan y celebran la eterna comunión redentora con Jesucristo, el Señor y Maestro del Amor.

Nadie en este mundo dejará de escuchar el llamado, porque la fuerza del amor de Dios promueve la unión inquebrantable de las almas con el Reino Superior.

Alégrense los que reencontraron el camino que una vez perdieron, porque la Portavoz del Cielo los convoca a la rehabilitación. Así, suelten de vuestros seres las riendas y las amarras del pasado para que surja, entre los corazones, el espíritu de la paz.

Recojo en Mi Corazón todas vuestras necesidades. Dios contempla la pureza de los justos y la misericordia de los buenos. Ya es hora de abrazar la oportunidad y de no retroceder.

El Corazón del Gran Maestro los llama a la unidad mayor, porque la vida suprema debe gestarse en los seres redimidos.

Sostengan en vuestras manos la llama divina que los alumbra, y no dejen de mirar el firmamento que los acompaña.

MENSAJE PARA LA VIGILIA DE ORACIÓN EN CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, TRANSMITIDO POR LA SANTÍSIMA REINA DE LA PAZ Y DEL AMOR SUPREMO AL VIDENTE FRAY ELÍAS

¡Escúchame hijo!, ¡escúchame hija!, retira de Mi Corazón la Luz que te pertenece, así fortalecerás en la noche oscura a tu pequeño espíritu. Reúne en tu interior los sabios poderes de la oración y participa de los comandos del Cielo. Deja de llorar frente a Mí, sabes que Soy Tu Poderosa Madre del Universo, sabes que Soy Tu Estrella incandescente que brilla perpetuamente por el bien y la paz del mundo entero.

¡Escúchame con atención!, sabes que Mis poderes son emanaciones del Infinito Amor, sabes que Mi Luz proviene de una célula de la Luz de Dios. Yo Soy la Madre de todas las almas, Yo Soy el Lucero que alumbra a los náufragos durante la noche, Yo Soy la Patrona de las naciones del mundo entero.

Ingresa ahora en el Universo de Mi Paz, quédate allí sin esperar nada a cambio, porque el Señor te revelará Su Preciosa Voluntad Mayor. Que en este día tus brazos estén abiertos, para que Yo, Tu Madre, pueda abrazarte y aproximarte a Mi Inmaculado Corazón en donde solo existe la Paz, la Pureza y la Misericordia.

Quédate cerca de Mi Espíritu y siente el soplo y la brisa del Ave Luminosa, la que a través de Sus rayos divinos trae los signos vivos de la Misericordia, del Perdón y de la Conversión.

Puedes dirigirte a Mí con plena confianza, siempre seré Tu Escudo contra los asechos innumerables de la vida. Sumérgete ahora en Mi Fuente Reparadora, deja que Tu Inmaculada Madre lave tu rostro y tus pies, para que pronto pueda renacer el nuevo ser ante los Tronos del Altísimo.

Camina a Mi lado, porque así Yo caminaré a tu lado; así podré indicarte los pasos seguros, cuando tan solo recuerdes unirte a Mi Corazón en la oración. Quisiera hoy decir este mensaje para todos Mis hijos, pero muchos han perdido la fe absoluta en la Madre Universal.

Por lo que he dicho, que ningún corazón se entristezca sino que se alegren por poder estar conscientes de Mi gran tarea maternal.

Sigue los pasos que Mis pies descalzos están dando, entra ahora en el Templo Sagrado del Corazón de Dios y recibe en este tiempo el Amor que curará tu pasado y tu corazón.

Recuerda, Yo Soy Tu Preciosa Madre. Mi belleza proviene del Amor Divino de Dios, Mi pureza proviene de la esencia sublime de las rosas celestiales, Mi virginidad proviene del primer proyecto de Dios.

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

Aquellos que con alegría Me recen un Misterio del Santo Rosario frente al sagrado pesebre el 24 de diciembre y además enciendan una vela, estarán dando el permiso universal para que Yo retire del eterno sufrimiento terrestre a las almas que más desesperan y que se han condenado a sí mismas al Purgatorio mundial.

Por eso, el 24 de diciembre será algo más que un simple pesebre. Si sus corazones se mantienen unidos a Mi Precioso Corazón durante ese día, los Códigos Crísticos que están grabados en la Sagrada Sangre de Cristo también serán depositados sobre aquellos corazones que Me abran la puerta interior.

Yo deseo durante ese día reinar entre los hombres y Dios, porque a los corazones que Me reciban con humildad a través del mensaje del pesebre, Yo les daré a conocer Mis sagrados Dones de unidad y de redención.

Yo los invito a que en verdad se preparen para ese día; Dios Me ha dado el permiso de volver a consagrar a los corazones que más se separaron de Mí por alguna causa. El 24 de diciembre Yo vendré al mundo como el nuevo lucero de la noche, el que brillará en el firmamento interior de cada ser.

Celebren en Dios los Misterios Divinos del nacimiento de Cristo, abriendo las puertas de sus moradas internas. Agradeceré a las almas devotas por unirse por un instante a Mi mayor Tarea, así el mundo nuevamente será aliviado por la acción de Mi Divina Misericordia.

Guarden sus vidas en el Sagrado Pesebre del Señor Jesús.

Bajo el Bien Mayor del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por celebrar Conmigo el Nacimiento del Cristo Interior.

Cristo Jesús de la Misericordia

Fray Elías del Sagrado Corazón: Al final del mensaje diario, Cristo nos entregó un acto de consagración para ser recitado al final del Santo Rosario en la víspera de la Natividad del Señor.

Acto de Consagración

a la Sagrada Familia de Nazaret

Rayos Divinos descienden del Cielo

sobre la querida ciudad de Belén.

Los ángeles anuncian a los pastores

el Nacimiento del Rey de la Humildad.

Jesús es conocido por Su Sagrado Nombre.

Él es el Príncipe que nació de la familia del Rey David,

MENSAJE DIARIO DE CRISTO JESÚS, TRANSMITIDO AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

¿Qué esperas, alma Mía, para entregarte a Mis Dones?

Deja que el Amor perpetuo que brota de Mi Corazón te inunde hasta el punto de que sientas una devoción ardiente por Mi Ser.

Camina a Mi lado, segura de que estás dando los pasos hacia Dios. Olvida todo lo que oprime tu corazón y eleva tu consciencia hacia Mi Reino Interior.

Aquella que busca los Cielos, es el alma que se une a la Fuente del Amor. Si ya te has desposado Conmigo, permíteme que ahora, tu Esposo fiel, te acoja y te guíe por el camino del Propósito. Quédate durante la noche en Mis Brazos y siente la plena seguridad de que siempre estarás bien a pesar de las circunstancias.

Búscame en todo momento, siéntete observada, alma Mía, por los dulces Ojos de tu amado y fiel Señor. Acepta que ya es hora de iniciar un nuevo ciclo, un ciclo que será impregnado por Mis Gracias Celestiales.

Acércate a Mí, ya no tengas miedo de contarme cuántas veces has caído a Mi lado. Mira con atención, tu Compañero te está tendiendo Su Mano para levantarte. Derrama tus lágrimas de luz sobre Mi Pecho, siente el calor supremo de Mi Compasión y deja que el pasado se inunde de cura y de perdón.

Mira la Gran Estrella en el firmamento de la noche, ella te está indicando el brillo de Mi Divina Misericordia.

¡Oh alma Mía!, que has dejado de ser tan tentada por el mundo para volverte una flor en Mi Jardín Eterno. Yo siempre te agradeceré por haberte abandonado a la pasión amorosa de Mis Brazos porque ya has ingresado en la confianza de Mi Corazón.

Alma esposa, vive el júbilo del gran encuentro y sigue adelante para alcanzar Mi Eternidad.

Bajo la Luz del Padre, sean bienaventurados.

Gracias por abandonarte en confianza a Mi Corazón.

Cristo Jesús

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos