MENSAJE DIARIO DE MARÍA, ROSA DE LA PAZ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, PAYSANDÚ, URUGUAY, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN

La Última Alianza

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando, y cuando eso suceda, el Señor Todopoderoso probará su fe para saber si en verdad han comulgado de la Palabra de Dios.

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando, y cuando eso suceda, será el momento culminante en donde el Sol se pondrá y se elevará la Luna Roja, la que anunciará el último y esperado ciclo.

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando, y cuando eso suceda, será el momento en donde su amor deberá estar expandido hacia todos los lugares; será el momento en donde su servicio y su sacrificio por la humanidad deberá ser más grande, a fin de congregar a las almas que están sedientas en la búsqueda de Dios.

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando, y cuando eso suceda, la Madre de Dios se recogerá en el desierto a la espera de que el gran y último abismo se abra, momento en el cual el Juicio Universal habrá comenzado.

Pero todos los sellados con el signo del Amor Crístico estarán protegidos y, a pesar de que el mundo esté en su mayor purificación, la paz en esos corazones no faltará; nada ni nadie podrá alterarla, porque será una paz que vendrá del espíritu inmaterial de cada ser.

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando, y cuando eso suceda, deberán testimoniar y defender de sí mismos todo lo que han vivido Conmigo, porque eso hará despertar la fe en los hombres ateos y en los que dirigen las naciones del mundo. La fe de los testigos de María permitirá cerrar muchas puertas inciertas y la última Gracia de la salvación se dará para todos.

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando y este dictado no son solo palabras; cuando eso suceda deberán hacer avanzar Mi Obra de Paz en el mundo y no podrán detenerse ni retroceder. Que su fe no sea pobre ni oscilante.

Al contrario, hijos, cuando Yo ya no esté más entre ustedes todos los tesoros de la instrucción deberán estar despiertos y activos en cada uno.

Mi tiempo entre ustedes ya está acabando, y cuando eso suceda, verán la señal del Universo aproximarse a la Tierra, será un fenómeno indescriptible y desconocido; ese será el momento de la gran redención planetaria.

MENSAJE ESPECIAL DE CRISTO JESÚS PARA LA 61.ª MARATÓN DE LA DIVINA MISERICORDIA, TRANSMITIDO EN LA CIUDAD DE SAN PABLO, BRASIL, AL VIDENTE FRAY ELÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Primer Mensaje

Por Voluntad expresa de Mi Padre, hoy Yo estoy aquí para anunciarles que Soy el Señor del Eclipse, el que por medio de los fenómenos del fin de los tiempos anuncia los tiempos definitivos para la humanidad.

He venido a traerles este anuncio especialmente.

He descendido de la Casa de Mi Padre hasta aquí para compartir con ustedes Mi Palabra y Mi Mensaje del fin de los tiempos.

Por medio de Mi Corazón, Yo les anuncio la Verdad y abro los oídos de la consciencia para los que quieren escuchar.

El último fenómeno sucedido no solo fue físico, sino también espiritual y universal; y aunque no todos participaron de él, el planeta está dentro de ese contexto y de esa realidad.

Lo que el eclipse anuncia es el cambio de un ciclo, el pasaje hacia un nuevo estado de consciencia y hacia un nuevo tiempo de purificación.

El último eclipse anuncia el fin del fin de los tiempos. Ya no habrá que esperar más, todo se desencadenará rápidamente.

Por eso vengo en esta noche para anunciárselos, porque en la noche los Gobiernos Celestiales actúan más profundamente y el Universo Espiritual se aproxima para darles esa revelación.

No quiero que sientan inquietud con lo que les estoy revelando.

Cada anuncio que Yo les hago es para fortalecer su compromiso Conmigo y para testimoniar el retorno del Señor al mundo por segunda vez.

Los fenómenos del Universo se reflejan en fenómenos internos.

Todo lo que sucede en el Universo también sucede dentro de los seres. No hay nada que esté desconectado.

Es hora de atravesar el umbral hacia el nuevo ciclo. Porque los compromisos se transformarán en responsabilidades y, si su responsabilidad fuera firme, el Maestro y Señor del Eclipse podrá contar con ustedes de manera incondicional.

Después del eclipse llega un nuevo tiempo, una nueva realidad, y el Universo espera que la humanidad se dé cuenta de lo que eso significa.

Los acontecimientos ya no serán abstractos ni tampoco serán para pocas consciencias.

MENSAJE DIARIO DE SAN JOSÉ, TRANSMITIDO EN EL CENTRO MARIANO DE AURORA, A LA VIDENTE HERMANA LUCÍA DE JESÚS​​​​

Queridos compañeros de Mi Casto Corazón:

Hoy los llamo al despertar de la verdadera fe, aquella que nace de la unión del espíritu con Dios y que no se alimenta de milagros o recompensas de ningún tipo.

La fe para la cual los invito es la fe en lo invisible, para que puedan confiar y así, vivir las instrucciones de los Mensajeros Divinos.

Sé que para muchos es difícil despertar la fe en el corazón, cuando ella es puramente espiritual. Muchos creen en la Presencia de Dios entre los hombres, por medio de las Apariciones actuales de los Sagrados Corazones, pero la creencia proviene de la aceptación de la mente y la fe es la adhesión del espíritu a la Voluntad de Dios.

Una fe que nace como consecuencia de fenómenos y milagros es una fe que puede ser tan pasajera, como tales fenómenos; pero la fe que nace en el corazón de aquel que cree sin ver, es una fe que jamás se extinguirá y que lo conducirá a encontrar la verdadera vida del espíritu.

Aquel que mantiene su fe, incluso en lo invisible del corazón, podrá encontrar a Dios, que no es visible a los ojos humanos y superará los límites de la materia y de los sentidos, para ingresar en una realidad que trasciende la existencia material. Es para eso que los Mensajeros Divinos vienen al mundo en este tiempo, por medio de este grupo de almas.

A lo largo de la existencia humana, Dios intentó despertar a los hombres de muchas formas, pero siempre que fueron despertados por medio de los sentidos, jamás pudieron salir de los límites del propio sentido material, concreto.

Los devotos y fieles de Dios en el mundo entero casi siempre están aspirando simplemente a las cosas que se refieren a la vida material y en ningún instante vislumbran la verdadera existencia, que comienza después que trasciendan las ilusiones de esta vida.

Muchos creen en Dios, oran y buscan vivir en paz, pero casi siempre esto enfoca solamente el bien personal y el éxito de la propia vida material.

¿Comprenden que el Plan de Dios no comienza y no termina en esta pequeña Tierra?

Quiénes somos

Asociación María
Asociación religiosa cristiana y ecuménica que tiene por finalidad difundir el mensaje universal de amor y de paz que Cristo Jesús, la Virgen María y San José transmiten a los monjes de la Orden Gracia Misericordia, estimulando el crecimiento espiritual a través de la oración y del servicio altruista.

Contacto

Mensajeros Divinos